Medusas: ¿qué son y qué tipos hay?

medusas marrones

Hay muchos tipos de medusas en el Mediterráneo, dependiendo de la clase que estemos hablando su picadura puede llegar a ser más o menos peligrosa. En los últimos años, la población de este gelatinoso animal ha aumentado sustancialmente, provocando graves problemas para los ecosistemas marinos y el medio ambiente.

Según los expertos, se baraja que la principal razón del aumento de medusas es la disminución en el número de sus depredadores (las tortugas principalmente) debido a la sobrepesca, la contaminación y el calentamiento de los mares. En este artículo te explicamos los tipos de medusas más abundantes en España y las consecuencias de sus picaduras.

¿Qué son las medusas?

¿Qué son las medusas?

Son animales invertebrados que pertenecen al grupo de los cnidarios (knidé = ortiga, del griego). El grupo de los Cnidarios se clasifica en las siguientes cuatro clases:

  • Hidrozoos: hydra, pequeñas medusas y otras colonias de pólipos.
  • Cubozoos: Cubomedusas.
  • Escifozoos: Medusas grandes. Es la clase que principalmente reconocemos como medusas.
  • Antozoos: Anémonas y corales.

Tienen unas células urticantes, que se llaman cnidocitos, y los emplean para defenderse y cazar presas. Los cnidocitos son muy sensibles. Se encuentran en una cápsula que tiene un filamento enrollado, como si fuera un hilo de pescar y el veneno en su interior. Cuando la presa toca la superficie de la medusa, la cápsula se abre y los filamentos salen y se adhieren a la presa, donde se inyecta el veneno. Desafortunadamente, a veces se activa con nuestro roce, aunque ni de lejos somos el objetivo de las medusas.

A las medusas, también se les llama aguamalas o aguaviva. Y son animales pelágicos, es decir, que viven en mar abierto. Una de sus peculiaridades, es que son arrastrados por las corrientes marinas, aunque pueden propulsarse para cambiar un poco la dirección, gracias a su umbrela.

Son animales radialmente simétricos, siendo el 95% de su composición corporal agua, y sus principales partes son:

  • Umbrela
  • Manubrio (o tentáculos o brazos orales). Son los tentáculos que rodean la boca y le ayudan a alimentarse.
  • Tentáculos urticantes. Son los más externos y los que utilizan para defenderse y cazar.
  • Cavidad gastrovascular. Cavidad interna con una sola apertura que hace a la vez de ano y boca, donde se realiza la digestión.

Pero, ¿cómo comen y se reproducen las medusas?

Pero, ¿Cómo comen y se reproducen las medusas?

Son carnívoras y pueden crecer rápidamente y congregarse en grandes cantidades cuando la comida es abundante. Pero si escasea la comida, pueden volver a encogerse. Estas pequeñas que nos recuerdan un poco a esa masa viscosa de la película Flubber, tienen una anatomía para nada compleja. Incluso se puede llegar a ver a través de su cuerpo transparente su última presa antes de ser digerida. Se alimentan principalmente de zooplancton, pequeños crustáceos y algunos pececillos.

La reproducción de las medusas es de lo más curioso. Las medusas como tal tienen individuos masculinos y femeninos, teniendo una reproducción sexual, mediante la liberación de espermatozoides y óvulos al agua. Esta unión da lugar a la plánula, que son las larvas de las medusas. Las plánulas se arraigan al sustrato marino y forman pólipos. Los pólipos mediante la reproducción asexual, dan fruto a multitud de mini medusas que se llaman éfiras, que con el paso del tiempo y nutriéndose crecerán. Su nombre se debe a que son efímeras, ya que esta fase dura muy poco tiempo.

¿Cuáles son los depredadores naturales de las medusas?

Pez Luna

A día de hoy los depredadores de medusas que se conocen son:

  • Pez luna (Mola mola)
  • Tortugas marinas, especialmente la tortuga laúd (Dermochelys coriacea)
  • Aves marinas, como por ejemplo, los fulmares (Fulmarus)
  • Tiburón ballena (Rhincodon typus)
  • Algunos cangrejos, como los flecha (Stenorhynchus seticornis) y los ermitaños (Paguroidea)
  • Algunas ballenas, como la yubarta o jorobada (Megaptera novaeangliae)
  • Otros cnidarios como las anémonas (Actiniaria)
  • Algunos nudibranquios (Nudibranchia) o babosas marinas ¡Qué encima usan las células urticantes de las medusas para defenderse de otros depredadores!

Medusas más comunes en las costas españolas

Seguro que habrás visto medusas marrones alguna que otra vez en la playa, pero ¿cómo se llaman?, ¿su picadura es preocupante? Como sabemos que te asaltan todas estas dudas, sobre todo en los días de verano, te vamos a dar a continuación un listado e información de las medusas más comunes en España. Primero vamos a enumerar las medusas como tal, es decir, las que pertenecen a la clase escifozoo:

Cotylorhiza tuberculata

Cotylorhiza tuberculata

  • Pertenece al orden Rhizostomeae, concretamente a la Familia Cepheidae. Comúnmente se les llama también aguacuajada, medusa huevo frito o acalefo encrespado.
  • Se caracterizan porque son medusas marrones amarillento, con un toque verdoso debido a unas algas simbiontes que tienen en su interior y una protuberancia en medio de un color naranja pardo, y su umbrela es aplanada. Debido a su morfología por eso se le conoce como huevo frito.
  • Tienen un tamaño de uno 20 a 25 cm de diámetro, 8 brazos orales cubierto con una especie de mini tentáculos con unos botones blancos o azulados. Y su umbrela está dividida en 16 lóbulos, subdivididos a la vez en más de cien. En el bordes de su umbrela no tienen tentáculos.
  • Son pelágicas, habitan tanto en mar abierto como en la costa. Aunque suelen haber más en la costa donde pueden arraigarse su pólipos. Es bastante común verlas en el Mar Menor, y en el Mediterráneo durante e verano y el otoño. En invierno más bien están en la forma de pólipo
  • La peligrosidad de su picadura es baja, en parte se debe a que sus tentáculos son muy cortos y porque estos apenas tienen cnidocitos (células urticates). Así que no te preocupes si te pica, sus efectos son muy leves y no suele dar algo más que irritación de la piel y urticaria. No obstante, en algún caso excepcional podría darse una reacción alérgica.

Aurelia aurita

Aurelia aurita

  • Pertenece al orden Semaeostomeae, Familia Ulmaridae. Se le llama vulgarmente como medusa luna. Es la forma que mejor identificamos como medusa.
  • Pueden llegar a medir hasta 25 cm de diámetro.
  • Tienen la umbrela en forma de plato, y los brazos de su boca son festoneados (Ondulados) y mucho más largos que los tentáculos cortos del borde de su umbrela. De su aspecto, es característico que si las miras desde arriba tienen una especie de “flor de cuatro pétalos” de color púrpura-violeta, que son sus órganos reproductores y su color general es transparente manchado de un azul blanquecino.
  • Suelen habitar en aguas poco profundas, en lagunas y zonas costeras, siendo mejor su desarrollo en aguas salobres.
  • No suelen avistarse mucho en las costas españolas, se ven particularmente en las zonas costeras y lagunas como e Mar Menor, fiordos y bahías cerradas donde hay entrada de aguas continentales.
  • En cuanto a su peligrosidad, es muy baja.

Pelagia noctiluca

Pelagia noctiluca

  • Perteneciente al Orden Semacostomeae, Familia Pelagiidae, se les conoce como medusa luminiscente.
  • Pueden llegar a medir más de 20 cm de diámetro. Su umbrela tiene una forma semiesférica, más bien aplanada, que cuenta con cuatro tentáculos orales largos, festonados y bien robustos. Al borde de su umbrela tienen 16 tentáculos que cuando se encuentran desplegados pueden alcanzar ¡hasta más de 20 metros de longitud!. Algo característico de estas preciosas pero altamente urticantes criaturas es que tienen toda la superficie (brazos orales, tentáculos e incluido umbrela) de unas verrugas donde se acumulan cnidocitos. Tienen un color rosado rojizo, lo que las hace bastante llamativas.
  • Son pelágicas y no tienen fase de pólipo como otras medusas. Como viven en mar abierto es donde suelen verse grandes bancos de estos individuos. Siendo sus periodos de reproducción en primavera y otoño, así que estas serán lasa épocas en las que se vean más individuos.
  • Suelen vivir en mar abierto, y si llegan al litoral es porque los temporales las arrastran hasta la costa, suelen bastante común en verano. Y se pueden avistar tanto en el Océano Atlántico como en el Mar Mediterráneo.
  • En cuanto a su peligrosidad es muy alta. Producen mucha irritación y escozor, incluso pueden producir heridas que se pueden infectar. Como tienen unos tentáculos tan largos pueden afectar a una superficie de la piel considerable, esto implica que el efecto del veneno puede incluso provocar problemas respiratorios, cardiovasculares y dermatológicos que pueden durar semanas o incluso meses. ¡Así que mucho cuidado con estas medusas!

Rhizostoma pulmo

Rhizostoma pulmo

  • Pertenecen al orden Rhizostomeae, Familia Rhizostomatidae. Se les llama también aguamala, aguaviva o acalefo azul.
  • Respecto a su tamaño, son de las más grande que podemos encontrar, con un diámetro que puede alcanzar los 90 y 100 cm. La umbrela tiene forma de campana de color blanco azulado y con muchos lóbulos a borde de la umbrela, de color violeta, además de tentáculos en su borde. Tienen 8 tentáculos orales fusionados en un manubrio de color blanco azulón. Y este a su vez forma una corona festoneada con 16 puntas, de donde salen 8 bracitos azulados que terminan en forma de maza.
  • Se pueden encontrar tanto en aguas abiertas como someras, aunque son más bien costeras porque necesitan sustrato para sus pólipos, y porque se piensa que dentro de las medusas son las que tienen mayor capacidad sobre su desplazamiento a la hora de ir a regiones donde haya mayor cantidad de alimento.
  • Es una especie autóctona del Océano Atlántico y del Mar Mediterráneo. Así que se pueden ver desde finales de primavera hasta otoño. Puede que las veas tanto solas como en bancos. Y en invierno, están en forma de pólipo en las aguas someras.
  • No son tan peligrosas como Pelagia noctiluca, aún así clasificaríamos su peligrosidad como media. Es curioso porque no producen cuadros dermatológicos graves. Sin embargo pueden producir irritaciones solamente con su presencia en aguas costeras cerradas al mar abierto, no hace falta ni siquiera tener contacto directo con la medusa o algún fragmento de su cuerpo.

Otras medusas, que oficialmente no son medusas

Sí, aclaramos este título, no pertenecen a la clase Escifozoo, por lo tanto, oficialmente no son medusas. Sin embargo, a nuestros ojos por su aspecto, pueden pasar como medusas. Te mencionamos cuales son las más común en las costas españolas:

Velella velella

Velella velella

Perteneciente a la clase Hydrozoo, de color azulado, tiene forma de disco con una “veleta” encima. Son pequeñitas de 1 a 8 cm. Y aunque parece una medusa ¡es una colonia flotante de pólipos! Suelen ir en bancos y es más común en primavera y primeros de verano. Respecto a su peligrosidad no tiene ninguna.

Aequorea forskalea

Aequorea forskalea

Perteneciente a la clase Hydrozoo, son como las medusas, con una umbrela aplanada, transparente y que puede llegar a medir hasta 30 cm. En el borde de la umbrela tiene numerosos filamentos muy finitos que les permite comer. Su hábitat suele ser el Océano Atlántico, aunque raras veces aparece en el Mediterráneo. No obstante, como las condiciones climáticas están cambiando se está empezando a observar en las costas de Cataluña y Baleares. Respecto a su peligrosidad, son totalmente inofensivas.

Carybdea marsupialis

Carybdea marsupialis

Perteneciente a la clase Cubozoo, tienen forma de cubo con cuatro tentáculos, uno en cada esquina. Son de tamaño pequeño, mide entre 5-6 cm de diámetro. De color transparente que se torna entre azul y blanco. Suele vivir en aguas profundas, aunque a veces por las corrientes de agua se pueden observar en superficie, por lo que es complicado verlas en la costa, y menos mal, porque su peligrosidad es muy alta.

Physalia physalis

Physalia physalis

También llamada carabela portuguesa. Pertenece a la clase Hydrozoo, conforma una colonia de pólipos, donde uno de ellos tiene forma de “flotador”, que es el que se ve principalmente y mide entre 30 de largo y 10 cm de ancho. Para su tamaño tiene unos tentáculos muy largos y bastantes cargados de nematocitos lo que la hace altamente peligrosa.

De hecho, el simple roce con alguno de sus tentáculos puede traerte graves consecuencias como un shock neurógeno a consecuencia del intenso dolor, además de quemazón, fuerte dolor y heridas en la piel. Suele vivir en las aguas cálidas del Océano Atlántico, aunque en ocasiones se ha observado en el Mediterráneo.

Aquí te dejamos el enlace de una app que te advierte sobre el avistamiento de medusas en tu zona, para que puedas ir con más tranquilidad este verano a la playa. Espero que esta información te haya sido de utilidad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.