Características del Tiburón Ballena, Hábitat y Más

Desde hace más de 60 millones de años no ha existido algún animal de tal magnitud como el tiburón ballena, esta especie es considerada el pez más grande del mundo. Sin embargo, debido a la caza de la industria pesquera y el uso de su carne en medicinas, este se encuentra en peligro de extinción. Por ello, es útil saber las Características del Tiburón Ballena, su hábitat, alimentación, reproducción y mucho más.

características del tiburón ballena

Características del Tiburón Ballena

Una de las características más destacada de esta especie es su vientre completamente blanco y su lomo de un tono grisáceo bastante oscuro en comparación de otros tipos de tiburón, el cual tiene una infinidad de manchas y líneas blanquecinas o de un color amarillento. Debido a que estas marcas son únicas en cada tiburón ballena, pueden ser utilizadas para diferenciarlos y lograr realizar un censo de la zona en donde residen. La piel de un tiburón ballena puede llegar a medir 10 centímetros de grosor, por ello es cazado en muchas partes del mundo para gastronomía local aunque sea penado por la ley.

El cuerpo de este escualo es hidrodinámico, es decir, su cuerpo está diseñado para disminuir la resistencia al agua. Además, tiene una forma alargada y robusta, con diversos resaltes longitudinales en la cabeza y lomo. La apariencia de la cabeza del tiburón ballena es ancha y aplanada, a los laterales se encuentran sus dos diminutos ojos y detrás de estos están situados los espiráculos (orificio respiratorio de algunos animales), lo que hace referencia su nombre.

A pesar de ello, el tiburón ballena respira de una manera bastante peculiar que lo diferencia de una ballena normal. Las ballenas respiran aire y, con frecuencia, salen a la superficie para conseguir oxígeno. De no ser así, estas pueden ahogarse dentro del agua. Por otro lado, los tiburones ballenas consiguen oxígeno filtrando el agua mediante sus branquias, este tipo de tiburón inclusive puede asfixiarse estando fuera del agua. Esta especie consta de cinco pares de branquias con hendiduras enormes.

Al igual que las branquias, su boca es gigantesca, llegando a medir alrededor de 1,5 metros de ancho, lo que significa que está capacitado para alojar hasta una foca entera dentro de su boca si así lo desea. Otra característica que diferencia a esta especie de las ballenas, es que tienen en su mandíbula una gran cantidad de dientes diminutos. No obstante, estos no juegan un papel muy importante en el proceso de alimentación del tiburón ballena.

Estos disponen de un par de aletas dorsales y aletas pectorales muy potentes e inmensas, en especial las últimas. La cola de estos escualos rebasa los 2,5 metros en ambos lados. Generalmente, en los ejemplares jóvenes la cola superior es mucho más grande la aleta inferior. Por el contrario, la cola de los tiburones ballenas adultos tiene una forma de media luna, la cual le proporciona una gran propulsión al nadar.

características del tiburón ballena

Sin embargo, esta especie no es tan hábil nadando debido a que utiliza todo su cuerpo para hacerlo, una práctica poco frecuente entre los peces. Este comportamiento trae como consecuencia que se desplace a una velocidad aproximada de 5 kilómetros por hora (km/h), velocidad muy lenta considerando que es un escualo de gran magnitud. He allí el porqué de cómo se alimenta, este no caza sino que absorbe con gran tranquilidad los alimentos que necesita.

Generalmente, los tiburones no duermen y este escualo no es una excepción. Estos necesitan mantenerse en movimiento para continuar con el flujo de agua en sus branquias. No obstante, en ocasiones los tiburones ballenas sí descansan puesto que una parte de su cerebro entra en un modo de reposo. El ejemplar más grande observado en la historia del que se tuvo registro fue aprehendido el 11 de noviembre de 1947, en una localidad cercana de Karachi, Pakistán en la isla de Baba. Este tiburón ballena medía 12 metros de largo y tenía un peso de más de 21 toneladas.

Pese a ello, existen un montón de testimonios sobre tiburones ballenas mucho más grandes con un largo de hasta más de 18 metros. Estas son muy populares en la literatura de muchas regiones del mundo, pero en ningún momento han existido registros científicos que avalen tal aseveración. Un botánico irlandés llamado Edward Perceval Wright, en el año 1868 observó algunos tiburones de ballena en las islas Seychelles, y garantizó haber visto a varias que tenían una longitud de entre 15 y 21 metros.

Por otra parte, Hugh McCormick Smith, ictiólogo estadounidense, aseguró en una publicación de 1925 que durante su estadía en Tailandia en 1919 vio a un gigantesco tiburón ballena que se encontraba atrapado en una trampa para peces hecha de bambú. Según Smith este ejemplar medía unos 17 metros y su peso era de alrededor de 37 toneladas, para luego exagerar aún más la cifra y decir que pesaba unas 43 toneladas.

Inclusive, en ocasiones ha habido anuncios donde se resalta el largo de tiburones ballenas de 23 metros. Mientras el barco Maurguani se encontraba navegando al sur del océano Pacífico en el año 1934 se cruzó con un ejemplar de tiburón ballena, el cual lo golpeó e hizo que quedara atrapado. Luego de este suceso, los tripulantes de dicho barco aseguraron que el escualo medían en torno a los 17 metros pero, de igual manera, al no existir ninguna documentación que lo avale esto sólo queda en la historia como leyendas del mar.

características del tiburón ballena

Comportamiento

Uno de los comportamientos más resaltantes del tiburón ballena es que este es un animal bastante solitario, es inusual encontrarlos en grupos grandes. Sin embargo, en zonas donde hay mucho alimento para esta especie, como el krill o las algas, pueden llegar a estar entre tres y cuatro en el mismo lugar. En las ocasiones donde este escualo ha tenido contacto con buzos, se desmiente el mito de la agresividad de los tiburones hacia las personas, estos aseveran que no sólo es sumamente dócil sino que también son bastante juguetones y dejan que los acaricien.

Además de esto, no existe mucha información acerca del comportamiento del tiburón ballena, puesto que son muy tímidos y escurridizos. Como consecuencia de la caza de este espécimen, la cual está ocasionando que estén en peligro de extinción y se vaya reduciendo la cantidad de su población, junto con las enormes extensiones de agua en donde habitan, se convierte en una práctica cuesta arriba para los científicos el seguimiento de esta especie.

Hábitat

Los tiburones ballenas, suelen habitar en aguas cálidas puesto que prefieren los mares y océanos cerca de los trópicos, en pocas ocasionas se alejan de estas zonas. Pese a ello, a veces se pueden observar ejemplares de esta especie en lugares más fríos y al norte, como en las costas de Nueva York. En líneas generales, estos viven entre los meridianos ubicados en los 30 grados tanto al norte como al sur. Aunque hay informes que aseveran que el tiburón ballena posee ciertos patrones migratorios, aún no se sabe con certeza cuándo y para dónde migra.

Esta especie es considerada peces pelágicos, es decir, una especie que habita en aguas medias o cercanas a la superficie. El mayor agrupamiento de tiburones ballenas se lleva a cabo en Filipinas entre enero y mayo, en temporadas de calor y muy secas. Debido a las condiciones climatológicas que se presentan en el lugar existe abundancia de alimento para este tipo de tiburones, por ello, estos deciden trasladarse a las costas de este país.

Como consecuencia de su patrón migratorio incierto, en algunas temporadas del año recorren grandes distancias hacia localidades costeras como; Batangas y Donsol en Filipinas, Utila en Honduras, Tanzania, las penínsulas de Yucatán y Baja California, la isla de Holbox en Quintana Roo, Ningaloo Reef en Australia Occidental, el archipiélago de las Perlas en Panamá y las costas de Venezuela (Ocumare de la Costa).

características del tiburón ballena

No obstante, hay zonas menos frecuentes de verlos como lo son; el Golfo de México, el Mar de Cortés, Hawaii, Papúa Nueva Guinea, norte de las Galápagos, Cocos, Malpeco, las islas Maldivas, el mar de Andamán, Indonesia, Sudáfrica, Natal y el mar Rojo. Pese a que es más común encontrarlos en mar adentro a 700 metros de profundidad, también pueden estar en lagunas, atolones de coral y cerca de las desembocaduras de los ríos.

Migración

Existen estudios científicos los cuales se han encargado de observar los patrones migratorios del tiburón ballena en México. Se han realizado dos estudios en paralelo, uno en el sureste de este país y otro en el noroeste, en los cuales se comprobó que no hay patrones determinados en cuanto a su proceso de migración. Alrededor del 20% tiburones ballenas jóvenes que arriban al golfo de California luego se reparten entre la bahía de La Paz y la bahía de los Ángeles. Estos hacen un recorrido de aproximadamente 2000 y 5000 kilómetros.

Estos animales realizan el recorrido y procuran mantenerse dentro del golfo para salvaguardar su vida de los depredadores y, de igual manera, conseguir alimento. Por otro lado, los tiburones ballenas adultos machos se trasladan al sur y las hembras que se encuentran embarazadas se marchan del golfo de California. Asimismo, se llevo a cabo otro estudio financiado por National Geographic Society en el Laboratorio Marino Mote, el cual tuvo 9 meses de duración y se logró hacer un mapeado provisional vía satélite de las rutas migratorias de esta especie.

Se pudo observar que entre los meses de mayo y septiembre, en una zona al noreste de la península de Yucatán, se agrupan hasta 800 tiburones ballenas. Estos animales inclusive vuelven a ese lugar pasados 6 años o, regresan anualmente para luego dividirse en pequeños grupos en las cercanías. No obstante, hasta el día de hoy no se sabe con certeza qué hacen y dónde habitan durante las épocas más frías del año. Pese a que se puede ver este espécimen en doce localidades más, como en Australia, Indonesia o Belice, no hay comparación con la cantidad que se encuentra en la región caribeña.

Alimentación

El nombre de este escualo, tiburón ballena, también hace referencia a su forma de alimentarse. Pese a la creencia general de que los tiburones pueden llegar a alimentarse de humanos, estos no resultan de gran peligro para nuestra integridad física. Al igual que el tiburón peregrino y el tiburón boquiancho, el tiburón ballena se alimenta mediante un mecanismo de filtración del agua que absorbe a distintas especies marinas.

características del tiburón ballena

A pesar de que posee una numerosa dentadura, esta no influye de ninguna manera en el proceso de alimentación. Este tipo de tiburón se alimenta de forma pasiva, en otras palabras, no es un animal que cace. A diferencia de otros, este pez permanece en un estado de absoluta quietud y bombea una gran cantidad de agua, para luego filtrarla por sus peines branquiales. Durante este corto lapso de tiempo cuando cierra la boca y despliega sus branquias, el plancton queda atrapado en los dentículos dérmicos (estructuras que se encuentran en la superficie corporal de los peces y que en los tiburones sustituyen a las escamas).

Mientras se lleva a cabo este proceso todo lo que mida más de 2 o 3 milímetros es instantáneamente devorado, por otro lado, se evita el paso de cualquier fluido entre las branquias del animal. En el dado caso que suceda una obstrucción, los tiburones ballenas tienen un mecanismo en el cual a través de una especie de tos o regurgitación, intentan deshacerse de la acumulación de diminutos trozos de alimentos en las branquias.
La manera de localizar peces y aglomeraciones de plancton de los tiburones ballenas es a través de su olfato. El bombeo de agua se realiza a una velocidad de 1,7 litros por segundo (l/s), luego es capaz de filtrar hasta 6 mil litros a la hora. Los principales alimentos de esta especie son; krill, necton, macro algas, fitoplancton. Sin embargo, no es un animal tan selectivo, puesto que en ocasiones también se alimenta de crustáceos, como las larvas de  cangrejo, calamares y, de bancos de peces pequeños, como las sardinas, anchoas, caballa y atún.

Reproducción

Los tiburones ballenas son animales ovovivíparos, es decir, animales que cumplen su desarrollo embrionario dentro de un huevo, estos permanecen dentro del cuerpo de la madre hasta que el embrión esté completamente desarrollado y pueda eclosionar. Según un informe científico realizado en 1910, mediante observaciones de una hembra de esta especie se concluyó de manera errónea que se trataban de seres vivíparos.

Posteriormente, en 1956 se realizó otro estudio en México, en el cual nuevamente se determinó erróneamente, que eran animales ovíparos. No obstante, para julio de 1996 se refutó lo anterior, debido a que en las costas de Taiwán había una hembra de esta especie que llegó a tener unos 300 huevos (el mayor número registrado en la historia), lo que terminó de comprobar que los tiburones ballenas son animales ovovivíparos.

Dicho de otro modo, las crías de tiburón ballena salen del huevo en el interior de la madre, que luego los trae al mundo ya vivos. Los recién nacidos son muy pequeños, suelen medir entre 40 y 60 cm de longitud, sin embargo, esto es todo lo que sabe de ellos, puesto que es poco común que se dejen ver. Por lo tanto, profesionales no han hecho estudios morfométricos para saber cómo es su forma durante los primeros años, ni cómo se lleva a cabo su tasa de crecimiento.
A pesar de ello, si se tiene información acerca de la madurez sexual de esta especie. Se estima que su promedio de vida es de 60 años y alcanzan la madurez alrededor de los 30 años, justo cuando llegan a medir 9 metros y pesar 34 mil kilogramos. La tardía madurez sexual de los tiburones ballenas, trae como consecuencia que sea bastante complicada su reproducción puesto que no se da de manera rápida. Además, esta ocasiona que estén en peligro de extinción debido a la caza indiscriminada de su especie.

Relación entre el hombre y el Tiburón Ballena

La relación entre los tiburones ballenas y los seres humanos se considera bastante buena, puesto que estos animales son sumamente dóciles y muy afectivos con los de su entorno. En ocasiones, debido a su temperamento tranquilo y pacífico suelen ser juguetón con las personas que se encuentren a su alrededor, siempre y cuando no busquen lastimarlo, de ser así, se alarman y se marchan del lugar lo más pronto posible.

Inclusive, hay vídeos e informes que documentan la práctica de esta especie, de vez en cuando salen a la superficie para que los buzos les acaricien la barriga y así eliminar algunos parásitos. Como mucho, lo más peligroso que puede suceder es que los buzos sean golpeados inconscientemente por sus colas. Por lo tanto, se desmitifica la creencia de que los tiburones son depredadores de personas, este animal no supone ningún peligro para los seres humanos.

Con frecuencia, los buzos y turistas pueden apreciar en pequeñas embarcaciones, ejemplares de este tiburón. En regiones del Caribe como las islas de la Bahía en Honduras, las islas Galápagos en Ecuador y la isla de Holbox en la Península de Yucatán, es muy común poder observarlos. Igualmente, se encuentra en otras partes del mundo; en el Mar Rojo entre África y Asia,  Tofo Beach en Mozambique, Tailandia, Filipinas y la Bahía de Sodwana en Sudáfrica. En lugares de Australia como la isla Navidad y la Costa de Ningaloo, la industria del ecoturismo ha hecho de un buen lugar para la conservación de esta especie.

Estado de Conservación

El primer factor que amenaza el estado de conservación de este animal marino es su tardía madurez sexual, puesto que esto funciona como un impedimento para el reemplazo rápido y natural de los ejemplares fallecidos. No obstante, pese a que a que el tiburón ballena es sumamente inofensivo para el ser humano, este ha entrado a la lista de animales en peligro de extinción debido a su alta demanda de cacería.

La población total de esta especie es incierta, sin embargo, según la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) esta es considerada como una especie con un estado de conservación bastante desesperanzador. Incluso sabiendo que está prohibida y penada por la ley; la pesca, venta, importación y exportación de esta especie, en zonas costeras sigue existiendo la caza indiscriminada de tiburones ballenas. En países como Filipinas y Taiwán se aplican leyes desde hace muchos años contra esta injusticia, puesto que se cazaban anualmente centenares de ejemplares para gastronomía y medicinas.

Importancia de preservar los animales en peligro de extinción

A pesar de que escuchamos constantemente a expertos hablando sobre lo importante que es para el planeta la conservación de especies, pareciera que aún no nos queda totalmente en claro. Nuestro granito de arena para ayudar a mejorar la reproducción de los ejemplares que se encuentran en peligro de extinción es sumamente necesario. Todos los humanos tenemos la responsabilidad de proteger la biodiversidad que nos rodea.

La creencia de que esto no nos afecta como seres individuales podría ser cierta, pero al fin y al cabo este mal si nos afecta gravemente como sociedad. Entre las principales razones donde radica la importancia de la preservación de las distintas especies animales están; la vida animal implica una red de especies imprescindible, la cual está completamente interconectada con nosotros. Además, la vida animal nos brinda servicios naturales primordiales para nuestra supervivencia tales como recursos medicinales, alimenticios y patrimonios naturales.

Recuerda que la biodiversidad es beneficiosa para el desarrollo de los ecosistemas y que amenazar el derecho de los demás a la vida, al amor y sobre todo, al respeto, es estar en contra de su bienestar. En ocasiones nos comportamos de una manera tan ilógica que olvidamos que es esencial proteger cualquier especie animal que nos rodea. No dejemos que el deseo de aumentar nuestro poder, recursos y espacios, evite que demos un cuidado genuino y afectuoso a todo lo que nos rodea.

Tiburón Ballena en cautiverio

Debido a que esta especie tiene un estado de conservación bastante desesperanzador, existen varios ejemplares que se encuentran en cautiverio. En el Acuario de Georgia en Atlanta, Estados Unidos, se resguardan a cuatro tiburones ballenas, dos hembras llamadas Alice y Trixie y, dos machos, Taroko y Yushan. Anteriormente, en este acuario vivían otros dos machos de la especie que fallecieron en el año 2007, llamados Ralph y Norton.

Taroko y Yusahn fueron trasladados al Acuario de Georgia en junio del 2006 con el objeto de analizar el proceso reproductivo de estos escualos. Todos estos tiburones ballenas han sido traídos de Taiwán, en donde son un gran objetivo de caza puesto que su carne se utiliza mucho en la gastronomía local. De igual manera, en Osaka, Japón, el principal foco de atención del Acuario Kaiyukan es un tiburón ballena, el cual reside ahí desde el 2005. Asimismo, en otra localidad  este país se preserva la vida de esta especie con el fin de estudiarla, esto es en el Acuario Churaumi de Okinawa.

 

Otros artículos que pueden ser de tu interés:

Animales Marinos

Características de la Ballena

Características del Tiburón


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.