Tortuga Laúd o Dermochelys Coriacea

La Tortuga Laúd, es una especie de reptil que corresponde a la más grande de las tortugas marinas. No posee caparazón óseo, puede llegar a medir más de 2 metros de longitud y su peso superar los 900 kilogramos. Se ubica en prácticamente todos los océanos y poder descubrirla es un maravilloso viaje.

Tortuga Laúd

Tortuga Laúd

La tortuga laúd, conocida científicamente bajo el nombre de “Dermochelys coriacea”, es clasificada biológicamente como un reptil dermoquélido, de la familia Dermochelyidae. Se tiene, que de su género Dermochelys, en la actualidad es la única sobreviviente. A lo largo de Latinoamérica se le identifica con los nombres de tortuga dorso de cuero, baula, canaá, cardón o tinglar, entre otros.

Cabe destacar, que de las tortugas marinas registradas, esta es la que desarrolla una mayor longitud y peso. Donde registros han confirmado mediciones de longitudes superiores a los 2 metros. Así como también pesos mayores a los 900 kilogramos, ambos en machos.

Lo que la hace ubicarse como el cuarto reptil con mayor dimensión, después de que ocuparan los tres primeros lugares sus parientes cocodrilos:

  • De agua Salada (Crocodylus pososus).
  • Del Nilo (Crocodylus niloticus).
  • Y Del Orinoco (Crocodylus intermedius).

Se tiene que el peso promedio de la tortuga laúd, normalmente oscila por los 600 kilogramos. En cuanto a su desenvolvimiento, se caracteriza por estar presente en todos los océanos, prefiriendo los mares tropicales, subtropicales y subpolares. Caracterizándose por ser una especie migratoria capaz de recorrer impensables distancias a gran velocidad y contracorriente.

Teniéndose además que, asombrosamente los científicos tienen la opinión de que esta tiene la capacidad de generar su propio calor corporal. Debido a que posee la particularidad de conservar una temperatura corporal de 18°C mayor a la temperatura del agua donde se encuentre.

En cuanto a su nivel de amenaza, es decir, Extinción de especies, la tortuga laúd, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza o UICN. Se clasifica en la “Lista Roja” de extinción, bajo la categoría de “Vulnerable”. En la que el hombre y su comportamiento representan su principal riesgo.

Origen del Nombre de la Tortuga Laúd

¿De Dónde Proviene su Nombre?

Al observar lo que posee por caparazón, que no es óseo, sino solamente una capa de tejido o piel y grasa, en la que se diferencia  claramente siete líneas salientes marcadas a lo largo de esta capa. Hace recordar a lo que describe el laúd, que es un instrumento musical de procedencia árabe.

Este instrumento por demás está provisto de una caja ovalada, con un mástil de corta longitud y cuerdas para ser pulsadas. Siendo entonces todo este conjunto de características o apariencia, lo que le ha dado sorprendentemente el nombre a esta peculiar tortuga marina.

Clasificación Taxonómica de la Tortuga Laúd

En este sentido, la clasificación taxonómica, es aquella que se encarga de calificar científicamente a todos los seres vivos existentes. Siendo indispensable para ello, categorizar sus similitudes, así como también la proximidad filogenética. Teniéndose entonces que para la tortuga laúd, de acuerdo al francés naturalista, zoólogo y anatomista Henri Marie Ducrotay de Blainville, en el año 1816, su clasificación es la siguiente:

  • Reino: Animalia
  • Filo: Chordata
  • Clase: Sauropsida
  • Orden: Testudines
  • Suborden: Cryptodira
  • Familia: Dermochelyidae
  • Género: Dermochelys

Del que su especie de “Dermochelys coriacea”, proviene de años anteriores de la mano del naturalista italiano, Domenico Agostino Vandelli, exactamente del 1761.

Hábitat de estas Tortugas

La tortuga laúd, posee la virtud de encontrarse en prácticamente todos los océanos, mostrando que puede estar en un agua con temperatura cálida. Como en un agua de muy baja temperatura, sin que esta sea o represente una inestabilidad en su comportamiento habitual.

Es común ubicarla en los mares tropicales, subtropicales y subpolares. Por lo que se le cataloga, como la de mayor distribución. Por el contrario, no es fácil que sea avistada, debido a que rara vez se aproximan a la superficie, constituyendo como principal preferencia las profundidades, a normalmente más de 1.000 metros hacia el fondo.

Cabe destacar que su continuo mantenimiento de calor corporal es lo que hace posible que desenvuelva de este modo, catalogándose como el único reptil que sostiene un comportamiento activo a una temperatura por debajo de los 40 grados Fahrenheit o bien 4,44 grados Celsius.

Características de la Tortuga Laúd

Este poderoso reptil se distingue por tener las siguientes características, las cuales son:

  • Tanto su piel como su caparazón “no óseo”, es de color negro o bien gris oscuro, en la que a su vez presenta manchas de color blanquecinas o rosado claro. Teniéndose que este color se expande desde su cabeza hasta sus aletas traseras.
  • La capa de piel dura (caparazón), es de grosor delgado y gomoso, blindado por miles de placas óseas de tamaño pequeño.
  • Posee dos inmensas aletas delanteras que pueden llegar a medir hasta un promedio de 2,7 metros de longitud, de extremo a extremo, en los machos más prominentes.
  • Sus aletas delanteras no poseen garras ni escamas y sus aletas traseras poseen una particular forma de paleta.
  • Lo que bien parece el caparazón de la tortuga laúd, es simplemente piel y grasa, provista de siete quillas o divisiones bien acentuadas.
  • Puede llegar a medir una longitud de 2,3 metros y pesar hasta un aproximado de 900 kilogramos.
  • La tortuga laúd no posee dientes, sino unos bordes o cúspides, de gran filo dirigidos hacia la parte de atrás, muy parecidas a los espinos. Que le ayuda, tanto para tomar las plantas marina como para sujetar a sus presas hasta comérselas por completo.
  • Su garganta tiene barbas que apuntan hacia adentro, con lo cual se le hace más fácil terminar de tragar el alimento.

Boca de la Tortuga Laúd

Otras notorias características

Aparte de las características ya indicadas, se tienen las siguientes, las cuales igualmente poseen relevancia de mencionar, estas son:

  • Se diferencia por ser el reptil más veloz.
  • La peculiar forma de su cuerpo es lo que le permite desplazarse a gran velocidad, así como también a contracorriente.
  • Se sumerge hasta una profundidad que oscila por los 1.280 metros, manteniéndose bajo el agua hasta un total de 85 minutos. Saliendo solamente a tomar aire cada vez que siente la necesidad durante ese tiempo o cuando se acerca al límite de aguante.
  • Se presume que la tortuga laúd tiene una longevidad que oscila por los 80 años, pero este valor es sólo una suposición porque hasta ahora se desconoce con exactitud tal cifra. Por otro lado hay quienes afirman que vive hasta 30 años, en sí, es todo un misterio la realidad de su edad promedio.
  • La tortuga laúd, posee la extraordinaria virtud de hallarse en prácticamente todos los océanos, teniendo su preferencia en las aguas o mares tropicales, subtropicales y subpolares.
  • Actualmente, es la única sobreviviente de su género Dermochelys.
  • Se caracteriza por ser capaz de mantener su temperatura corporal con 18°C por encima de la temperatura del agua donde se encuentre.
  • Forma parte de los Animales que migran, mostrando total aptitud para viajar impensables distancias.
  • Los machos nunca salen a la orilla, mientras que las hembras sólo lo hacen en el momento en que van a desovar sus huevos. Siendo un comportamiento nocturno, para luego regresar posteriormente al mar.

 

Alimentación de las Tortugas Laúd

Debido a que la tortuga laúd posee una delicada mandíbula, se tiene que su preferencia alimenticia se basa en medusas o aguamalas, que poseen un cuerpo de característica gelatinosa. Así como también numerosas algas marinas.

Aparte de estos, o como dieta complementaria, posee opciones secundarias entre las que se encuentran:

  • Pequeños peces.
  • Crustáceos, como cangrejos, langostinos, camarones y percebes.
  • Erizos de mar.
  • Caracoles.
  • Calamares, entre otros.

Del que se tiene el dato, que en un solo día alcanza a comer su propio peso en medusas, lo que se traduce que podría comer hasta 50 de estos animales marinos. Lo que evidentemente ayuda en el equilibrio ecológico, porque al mantenerlo, se hace posible que se conserve la pesca.

Recordando que las medusas son las responsables de comerse los peces pequeños, haciendo entonces que a futuro que no exista cantidad suficiente que pescar. Pero esto no sucede gracias a la intervención y necesidad alimenticia de la tortuga laúd, que llega a comerse diariamente una sustanciosa cantidad de estas.

Reproducción de esta Especie

Cabe destacar, que la edad reproductiva, es decir, en la que la tortuga laúd alcanza la madurez sexual, es aproximadamente a los 10 años de vida. El acto de apareamiento de estas se produce en el mar y lo realiza la tortuga hembra cada 3 o cuatro años. Aunque hay estudios que contradicen este registro, diciendo que lo pueden ejecutar anualmente.

Se caracterizan por ser animales polígamos, lo que significa, que la tortuga hembra se apareará con varios machos, lo que a modo científico es realizado para alcanzar una esperma de superior calidad. Después de fertilizadas las hembras, estas se dirigirán a la costa de la misma playa donde nacieron, para desovar sus huevos.

Este ritual, que se lleva a cabo en las horas nocturnas, que es el lapso en que pueden soportar la temperatura ambiental, donde las hembras escarbarán en la arena y desovarán. Luego los taparán con la arena, arreglando el lugar para que no sean violentados por los depredadores y se dirigirán nuevamente al mar.

En el desove tendrá la capacidad de poner más de 100 huevos, de los que se tiene que aproximadamente 70 huevos, serán los más grandes y fértiles. Mientras que los restantes aparte de tener un menor tamaño son estériles, siendo los que proporcionaran la protección para los que tendrán la oportunidad de eclosionar.

Es importante hacer mención que la temperatura del nido es lo que establecerá el sexo de la cría. En el que, a mayor temperatura eclosionarán hembras, mientras que en un ambiente fresco o frío, eclosionarán machos. El tiempo de incubación es de aproximadamente 60 días, donde las crías romperán el cascarón y se dirigirán por sus propios medios al mar. Teniendo que luchar para no ser devoradas por las aves y los reptiles.

Comportamiento de la Tortuga Laúd

La tortuga laúd se distingue por ser un reptil con una actuación solitaria. A pesar de su gran tamaño, no muestra signos de violencia. Sus movimientos son normales ante la presencia de los humanos, con lo que cada vez que alguna de estas llega a la orilla, es completamente factible investigarla. Al igual que tocarla, medirla y hasta revisarla.

Claro está, la única medida preventiva que se toma en consideración es mantenerse un poco alejado de su mandíbula, sólo por prudencia o cautela. Por lo que los turistas son los primeros en fascinarse cuando una de ellas se acerca a la orilla. Porque constituye una oportunidad en la que pueden observarla, tomarle fotos y acercarse a tocarla sin que represente un peligro a evaluar.

Se tiene que, en el mar presentan el mismo comportamiento calmado hacia la presencia humana, de confianza y tranquilidad. Por otra parte, con respecto a lo que es su interacción o comportamiento entre la misma especie, se tiene que se caracteriza por tener contactos aislados y de pocos minutos.

Donde su conducta da a entender que normalmente experimenta el contacto sólo durante el apareamiento. Porque de resto prefiere la soledad, la calma, buscar alimento y trasladarse de un lugar a otro sin restricción alguna.

Amenazas Latentes de las Tortugas Laúd

Esta especie de animales, tiene como principal amenaza al peor de los depredadores, que es el ser humano, donde se tiene que:

  • Contamina las aguas con la basura que termina por quitarles la vida, porque al ingerir bien sea una bolsa, por confundirla con una medusa o un objeto, consigue la muerte.
  • Recolecta los huevos desovados para principalmente consumirlo como afrodisíaco o bien como alimento de subsistencia.
  • Contamina las playas en la que las tortugas hembras van a desovar sus huevos.
  • Con las luces cercanas a las playas de anidación, llega a desorientar a las crías que eclosionan, que en vez de dirigirse a la playa, se orientan hacia las carreteras donde son atropelladas.

 

Por otra parte, se encuentran las amenazas naturales, entre las que se distinguen las siguientes:

  • Las crías tienen la casi imposible tarea de sobrevivir en su travesía para llegar al mar, porque en su camino le esperan los diversos Tipos de aves, los reptiles como lagartos, las mangostas y hasta los mapaches. Todos al asecho del mejor de los festines, que no les permite sobrevivir a muchos.
  • Cuando las crías logran llegar al mar, el peligro no deja de atemorizarlos, porque les están esperando otros depredadores. Como lo son los tiburones y peces de mayor tamaño que incluyen en su dieta a estos recién eclosionados.
  • Las tortugas laúd adultas también tienen a quienes les ocasione la muerte, entre los que se destacan los tiburones de gran tamaño y las orcas.

Tortuga Laúd en Peligro de Extinción

La tortuga laúd, constituye una especie que se encuentra en la “Lista Roja” de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza o UICN, bajo la lamentable categoría de “Vulnerable” de extinción. Teniéndose entonces, como principales razones, las siguientes:

  • Pérdida de su hábitat, mediante la intervención del hombre, en el momento en que invade su territorio con la edificación de centros hoteleros. Donde la hembra se ve severamente afectada, cuando busca el sitio adecuado para desovar sus huevos.
  • Contaminación de las aguas marinas, donde el hombre también interviene tras permitir que las grandes cantidades de basura lleguen a la orilla y sean arrastrados tras la entrada y posterior retirada normal del mar. La principal basura que le afecta son las bolsas plásticas, que al estar en el agua la tortuga laúd la confunde con las medusas que es su principal alimento. Por lo que las ingiere y muere, aparte de constituir un severo problema para el medio ambiente.
  • Pesca accidental, con la que se ve afectada esta tortuga al encontrarse apresada de manera inexplicable entre las redes. Cuando es tomada otra fauna marina para la comercialización que practica el hombre. Por otra parte se encuentran las también redes abandonadas, donde estas llegan a enredarse hasta que finalmente pierden la vida.
  • Robo de sus huevos, donde esta práctica ha constituido un comportamiento habitual, ejecutado por el ser humano. En la que algunos lo hacen para alimentarse, mientras que otros a gran escala lo ejecutan para venderlos en lo que se denomina el “mercado negro”. Debido al mérito que le han conferido de ser un poderoso afrodisíaco. Teniéndose que esta venta es totalmente ilegal, pero igual se sigue realizando sin que exista un control y erradicación por parte de las autoridades competentes.

Estado de Conservación o Tratados

Actualmente a la tortuga laúd, en lo que se refiere a las Agencias de Protección Animal de los Estados Unidos de América, se le categoriza con el renglón de especie “En Peligro”. Lo que significa que en un futuro no muy lejano se encontraría en gran riesgo de dejar de existir.

Esto es indistinto de lo que ha establecido la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Que la ubica en la “Lista Roja”, bajo la categoría de “Vulnerable”, para lo relativo al resto del mundo. Lo que a ciencia cierta igualmente no deja de representar un riesgo para su existencia.

Por otra parte existen tratados o convenios, que también se pueden establecer como acuerdos a nivel mundial donde se le confiere a la “Dermochelys coriacea” la protección que necesitan. Tanto en lo que se refiere principalmente a su pesca accidental, así como también al abandono de basura por parte de visitantes o turistas en las playas.

No obstante, esto es un tema de conciencia humana o de sentido común. Porque para ejecutar una pesca comercial no hace falta afectar al resto de la fauna. Al igual que para disfrutar de un día de playa, no es necesario ver al ambiente como vertedero de basura, por la comodidad e irresponsabilidad de no utilizar el contenedor adecuado.

Es por ello que lamentablemente los tratados o convenios, no tendrán relevancia ni incidencia, mientras sea el ser humano quien le falte al ecosistema. Así como también a la biodiversidad del Planeta Tierra.

Registro de Ejemplares

El registro que se maneja actualmente de la tortuga laúd a nivel mundial, proporciona que se estima la existencia de entre 20.000 y 30.000 individuos de la especie. Cifra que es alarmante, cuando se compara con los datos científicos aportados para el año 1982, donde se estimaba la existencia de 115.000 de estas.

Teniéndose entonces, que los diversos investigadores y científicos suponen que en un lapso que oscilaría por los 30 años, esta única sobreviviente de su especie quedaría extinta del globo terráqueo.

Paralelamente, se tiene que la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica, conocida como NOAA, por sus siglas, ha dado a conocer un informe. Donde manifiesta que se calcula una cifra que oscila por las 640 muertes de estos ejemplares en edad adulta anualmente. Producto de la pesca catalogada como accidental, por parte de las empresas comercializadoras de alimentos provenientes de la fauna marina.

Aparte, se tiene que en la Isla Nueva Guinea, ubicada al Norte de Australia, practican la caza de esta especie para consumir su carne como alimento, en platos de la alta gastronomía. Es por ello, que sin lugar a dudas, todo lo que envuelve a este maravilloso, solitario y tranquilo reptil es un tema de conciencia y Política ambiental. Que de no evaluarse y corregirse a tiempo dará como resultado la extinción paulatina y posteriormente definitiva de la especie.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.