Libro de Marcos: El segundo de los evangelios del nuevo testamento bíblico. Estos evangelios poseen su propio enfoque sobre la identidad de Jesús. Marcos lo presenta como el siervo e Hijo de Dios y en su tiempo escribe para una audiencia romana.

libro-de-marcos-2

Libro de Marcos

El evangelio según San marcos es uno de los primeros registros de la vida de Jesús. Sobre este texto se tiene, según las tradiciones históricas cristianas, que se encuentra vinculado con un escriba de nombre Juan Marcos, el cual fue un colaborador de Pablo, según lo escrito en colosenses 4:10. Así como fiel compañero del también apóstol Pedro, que escribió en 1 Pedro 5:13 (TLA)

13 Los seguidores de Cristo que están en la ciudad de Roma les mandan saludos. Ellos, igual que ustedes, forman parte del pueblo que Dios ha elegido. También les manda saludos Marcos, a quien quiero como a un hijo.

Sobre Juan Marcos también escribe Papías, un historiador de la iglesia primitiva cristiana. Éste afirma que este Juan Marcos había recogido las memorias y el testimonio presencial directamente de su mentor Pedro, discípulo de Jesucristo. Luego de recolectada la información, Marcos ordena y redacta lo que hoy se conoce como el evangelio o libro de Marcos.

El evangelista estructuró y organizó cuidadosamente los relatos sobre la vida de Jesús. Marcos inicia su relato haciendo la presentación de Jesús, declarando sobre la identidad de quien era Jesús, Marcos 1:1 La Biblia de las Américas (LBLA)

1 Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.

¿Cuál fue la idea de Marcos?

La idea principal de Marcos fue escribir sobre el evangelio de Jesús y darlo a conocer a una audiencia específica, el pueblo romano. En ese tiempo se puede decir que Israel se encontraba secuestrada en su propia tierra, por el imperio romano. Pero se observa muy claramente que la idea de Marcos era dirigir su evangelio específicamente a los romanos. Por lo que el evangelista escribe con una mentalidad romana, de hecho, su libro no contiene muchas citas del Antiguo Testamento, debido a la audiencia a la cual estaba dirigido. Marcos entonces inicia presentado a Jesús como el Mesías. Y más adelante lo hace ver como un Mesías poderoso y revestido de Gloria.

Se debe resaltar que los romanos eran una civilización donde la gloria y el poder eran de gran importancia. Por eso Marcos en este contexto argumenta su narración, de forma de atraer a los lectores. El evangelista presenta a Jesús como el Mesías, el Hijo de Dios, y logra asombrar a la audiencia sobre como Él llegaría a ejecutar su obra o misión. En ese punto el evangelista muestra a Jesús como el siervo sufriente e Hijo de Dios.

El carácter del acento no judío y las claras referencias sobre las costumbres romanas, determina sin duda que Marcos escribió con el objetivo de evangelizar al pueblo romano. En una época que el imperio romano perseguía a los creyentes cristianos, y de esta forma poder imprimirles animo dentro del sufrimiento por la persecución.

Autor y fecha del Libro de Marcos

En ninguno de los cuatro evangelios del nuevo testamento, los autores llegan a suscribir sus manuscritos, como lo hicieron los escribas de algunas de las epístolas neo testamentarias. Sin embargo por las tradiciones históricas, así como testimonios de los líderes de la iglesia primitiva, se conoce que el autor del libro es Juan Marcos. En cuanto a esto Papías historiador y obispo de Hierapolis escribe aproximadamente en el año 140 después de Cristo, lo siguiente sobre el evangelio:

“… El presbítero (refiriéndose al apóstol Juan) dijo esto: Marcos, habiéndose convertido en el intérprete de Pedro, escribió con precisión lo que recordó…»

Por otra parte, en el año 150 después de Cristo, Justino Mártir, uno de los primeros apologistas cristianos; se expresa sobre el evangelio de Marcos como las memorias del apóstol Pedro.

¿Dónde fue escrito?

De igual forma, Mártir afirma que Juan Marcos escribió estas memorias estando en Roma. Dicha afirmación coincide con lo expresado por las tradiciones primitivas. Estas costumbres establecían que Marco escribió su evangelio estando en esa región de Italia, para dar ánimo a los cristianos romanos.

Durante el año 185 después de Cristo, Ireneo obispo de la ciudad de Lyon escribe sobre Juan Marcos como

“Marcos el discípulo e intérprete de Pedro”

Al referirse a este libro como la predicación o el evangelio de Pedro acerca de Jesucristo.

libro-de-marcos-6

¿Quién era Juan Marcos, según el Nuevo Testamento?

Juan Marcos fue un seguidor de Cristo muy cercano al apóstol Pedro. Este personaje es frecuentemente nombrado en el libro de los Hechos. Donde se le nombra como Juan, llamado también Marcos, son algunas citas del libro de Hechos 12:12, 12:25; 15:37, 15:39. Juan Marcos era además el vástago de una señora pudiente de la ciudad de Jerusalén. Fue precisamente a la casa de la madre de Juan Marcos en Jerusalén, hacia donde Pedro se dirigió una vez que fue liberado de la cárcel, en Hechos 12:12 (LBLA)

12 Al darse cuenta de esto, fue a la casa de María, la madre de Juan, llamado también Marcos, donde muchos estaban reunidos y oraban.

El evangelista además también fue colaborador de Pablo y primo de Bernabé, como lo escribe el apóstol en Colosenses 4:10 (LBLA)

10 Aristarco, mi compañero de prisión, os envía saludos; también Marcos, el primo de Bernabé (acerca del cual recibisteis instrucciones; si va a vosotros, recibidle bien)

Mientras que en Hechos 12:25 y 13:5 se puede leer que el evangelista Marcos, acompañó a su primo Bernabé durante el primer viaje misionero de Pablo. No obstante Marco no completa el viaje,  desertando en Perge y desde allí hace su regreso a la ciudad de Jerusalén, según está escrito en Hechos 13.13. La molestia de Pablo sobre este apartamiento de Marcos, se puede apreciar, en el momento que Bernabé le dice a Pablo para llevarlo con ellos al segundo viaje misionero, y el apóstol se niega.

De este roce se produce un desacuerdo entre Pablo y Bernabé, seguido de la separación de ambos. Partiendo Bernabé con Marcos por un lado embarcando con destino Chipre, y por el otro lado partiendo Pablo junto con Silas, desplazándose por Siria y Cilicia para confirmar a las iglesias., ver Hechos 15:38-41.

El fortalecimiento y la madurez de Marcos en la fe

Pero más tarde, la fluctuación inicial en la fe, produjo en el evangelista una gran fortaleza y madurez espiritual. Probando ser un fiel a la obra de Jesús, por cuanto se puede leer lo que Pablo escribió en Colosenses 4:10, citado textualmente con anterioridad arriba. El apóstol llega a referirse de Marcos como uno de sus colaboradores en la carta a Filemón en el verso 24 (RVR 1960):

24 Marcos, Aristarco, Demás y Lucas, mis colaboradores.

Posteriormente Pablo le habla a Timoteo lo siguiente en 2 Timoteo 4:11 (RVR 1960):

11 Sólo Lucas está conmigo. Toma a Marcos y tráele contigo, porque me es útil para el ministerio.

Esto comprueba la madurez espiritual de Marcos, aprobada por el apóstol Pablo. Madurez que quizás alcanzó al lado del ministerio de Pedro. Entre ambos evangelista hubo una estrecha relación hasta el punto en que Pedro lo llegó a considerar como a un verdadero hijo (1 Pedro 5:13). Pedro, entonces fue un personaje clave en la vida del joven Marco y lo ayudó  a salir de la fluctuación de su juventud. Posteriormente, lo pudo guiar al fortalecimiento y la suficiente madurez espiritual para seguir el llamado que Dios tenía sobre él.

Marcos entonces fungió como intérprete y escriba de Pedro, registrando los sucesos escuchados de viva voz del apóstol de Cristo. Por lo que, aunque haya sido escrito por Marcos, no deja de tener parte de razón el antiguo obispo de Lyon al asegurar que estas escrituras representan el Evangelio según Pedro.

Hay que hacer notar que Marcos no escribió en el orden exacto, los relatos sobre los mensajes y obras de Jesús, por no haber convivido con él. Así pues, se dedicó a escribir de acuerdo a lo escuchado de Pedro, sin omitir nada y a ordenar según las necesidades de sus oyentes.

libro-de-marcos-3

¿Cuándo se escribió?

Teólogos y críticos bíblicos proponen que el tiempo de escritura del libro de Marcos, se corresponde con el periodo entre los años 50 y 70 después de Cristo. El límite superior del periodo establece una fecha antes de la caída de Jerusalén y la destrucción del templo en el 70. Esto es de acuerdo al comentario de Jesús donde predice la destrucción del templo en Marcos 13:1-2

13 Saliendo Jesús del templo, le dijo uno de sus discípulos: Maestro, mira qué piedras, y qué edificios. 2 Jesús, respondiendo, le dijo: ¿Ves estos grandes edificios? No quedará piedra sobre piedra, que no sea derribada.

En cuanto a la fecha, a partir de cuándo pudo ser escrito el libro de Marcos, algunos eruditos piensan que seguramente fue durante la cruel persecución de cristianos ordenada por Nerón, Emperador del imperio romano. Tal persecución se inició posterior al incendio de la ciudad de Roma, en julio del año 64 después de Cristo. Esta fecha también muy cercana a la ejecución del apóstol Pedro.

Mientras que otros estudiosos teólogos parten del análisis de la fecha en que fueron escritos los dos tratados de Lucas, el evangelio y el libro de Los Hechos. Ambos escritos evidentemente posterior al evangelio de Marcos. Probablemente el libro de Los Hechos fue escrito alrededor del año 63 después de Cristo. Por lo que este lado teórico establece un periodo probable de escritura entre los años 50 y 60 después de Cristo.

Estructura del Libro de Marcos

En la forma cuidadosa como Marcos organizo su evangelio se pueden encontrar dos tipos de estructura o división. Una primera en cuanto al lugar de desarrollo del ministerio de Jesús, Según esto, la narración del libro de Marcos se puede decir que se divide en tres partes:

  • Una primera parte que se desarrolla en Galilea. Representa la introducción de Jesús y su ministerio galileo. Marcos 1:1 – 8:26
  • La segunda parte muestra a Jesús en el camino yendo de un lugar a otro. O Jesús en el camino a Jerusalén, Marcos 8:27 – 10:52
  • Una tercera parte, que presenta a Jesús ya en Jerusalén. Esta parte representa lo que va a hacer Jesús en Jerusalén. Es decir la pasión, muerte y resurrección de Cristo, Marcos 11:1 – 16:8

Básicamente se pueden usar estas tres partes como la estructura del evangelio de Marcos. No obstante en cuanto al orden que quiso darle el autor al libro. A fin de manifestar el tema central que es la identidad de Jesús se puede decir que se divide en dos grandes partes:

-¿Quién es Jesús? Vendría a ser la primera parte a desarrollar, Marcos 1:1 – 8:26: Marcos desde el capítulo 1 hasta el 8 verso 26 se enfoca en enseñar sobre quien es en realidad el personaje de Jesús. Enseña que Jesús es el Hijo de Dios, haciendo énfasis en el poder y la gloria que este tenía. Asombrando así a la audiencia romana a la cual iba dirigido el evangelio

-¿Qué vino Jesús a hacer? Sería la segunda parte, Marcos 8:27 – 16:8: En esta segunda parte Marcos llega a asombrar aún más a su audiencia, al enseñar como Jesús llevaría a cabo su obra. Que Jesús vino a dar su vida a morir por los suyos, presentándolo entonces como el siervo sufriente e Hijo de Dios.

libro-de-marcos-4

Marcas o versículos claves en la estructura del Libro de Marcos

Si uno se hace esa división mental al leer el libro de Marcos, según esas dos intenciones mencionadas arriba sobre ¿Quién es Jesús? y ¿Qué vino Jesús a hacer? Es importante definir un punto clave en la primera parte o la primera intención que tuvo Marcos en su evangelio, respondiendo la siguiente interrogante ¿Qué en la vida de Jesús sirve como una marca clave para decir quién es él?

El bautismo de Jesús

En la vida de Jesús se ve en este evangelio que el bautismo del Señor es una marca clave, que da inicio a esa primera parte, al comienzo de su ministerio. El bautismo es el evento o punto de partida para Jesús iniciar su ministerio de predicación. Marcos 1:9-11 (RVR 1960) El bautismo de Jesús:

9 Aconteció en aquellos días, que Jesús vino de Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán. 10 Y luego, cuando subía del agua, vio abrirse los cielos, y al Espíritu como paloma que descendía sobre él. 11 Y vino una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.

La confesión de Pedro

Entre las dos partes definidas anteriormente, se puede encontrar en el medio de ellas un punto clave, que les sirve de conexión. Este punto clave es la confesión de Pedro, Marcos 8:29 La Biblia de las Américas (LBLA)

29 Él les preguntó de nuevo: Pero vosotros, ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Pedro, le dijo*: Tú eres el Cristo

De manera que la confesión de Pedro de que Jesús es el Mesías anunciado por los profetas, viene a ser como una especie de articulación que enlaza las dos partes ya definidas del evangelio de Marcos. La confesión de Pedro articula la primera parte de la de identidad del Hijo de Dios con la segunda parte sobre la misión del Hijo de Dios.

La muerte de cruz

El evento en la vida de Jesús que marca la segunda parte del evangelio, y el ministerio de Jesús en Jerusalén obviamente es la pasión, crucifixión, muerte y resurrección de Cristo Jesús:

Marcos 15:1 (RVR 1960): 15 Muy de mañana, habiendo tenido consejo los principales sacerdotes con los ancianos, con los escribas y con todo el concilio, llevaron a Jesús atado, y le entregaron a Pilato.

Marcos 15:37-39 (RVR 1960): 37 Mas Jesús, dando una gran voz, expiró. 38 Entonces el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. 39 Y el centurión que estaba frente a él, viendo que después de clamar había expirado así, dijo: Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios.

Marcos 16:4-6 (RVR 1960): 4 Pero cuando miraron, vieron removida la piedra, que era muy grande. 5 Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, cubierto de una larga ropa blanca; y se espantaron. 6 Más él les dijo: No os asustéis; buscáis a Jesús nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado, no está aquí; mirad el lugar en donde le pusieron

Básicamente estos son los puntos clave usados por Marcos en su evangelio. Pero hay algo importante a recalcar en los versos siguientes

libro-de-marcos-5

Versos 1:10 y 15:38

En el verso 15:38, Marcos usa la palabra “Rasgó”. Esa misma palabra la usa al inicio de su evangelio en el verso 1:10, al referirse que los cielos se abrieron, esa palabra tiene varios significados como: rasgar, abrir, romper. De igual forma, el centurión en Marcos 15:38, reconoce: “en verdad este hombre era Hijo de Dios”. Y en Marcos 1:10, se manifiesta la voz del padre que dice “tú eres mi hijo amado”.

Al usar la misma palabra al inicio, cuando el cielo declara “ese es mi hijo amado” y luego al final cuando el centurión, que además era uno de los enemigos o uno de los que mató a Jesús. Declarando que él era inocente y dice verdaderamente era el Hijo de Dios. Es la forma como el evangelista lleva a la audiencia a darse cuenta de la identidad de Jesús; así como de la misión de Jesús. Esta parte es muy interesante en el evangelio de Marcos. ¿Sabes cómo está estructurada la Biblia? Entre en este artículo, y conoce las diferentes partes de la Biblia, y porqué está estructurada de esa manera.

Los evangelios y el contexto histórico del Libro de Marcos

Como se sabe existe un solo mensaje de Salvación que es el evangelio de Jesús. No obstante el Nuevo testamento bíblico contiene cuatro libros que narran la vida de Cristo, definidos como los evangelios. Entonces puede surgir interrogantes como: ¿Si es una sola vida de Jesús, porque cuatro relatos?, ¿Por qué Dios inspira a cuatro hombres a escribir sobre la vida de Jesús?

Interrogantes que podemos responder, entendiendo lo siguiente. Estos cuatro hombres o evangelistas, se pueden relacionar con cuatro biógrafos o diferentes reporteros que siguen una buena noticia de gran importancia, la cual debe ser difundida. Esa gran noticia es la vida de Jesús y su mensaje, o su ministerio llevado a cabo en la tierra.

Los biógrafos o reporteros van a enfocar su relato sobre una misma vida, pero desde puntos de vista diferentes. En este caso cuatro puntos de vista, cuatro evangelistas. De manera que, los cuatro evangelios hacen que la información sea completa. Es decir complementan la historia sobre la vida de Cristo en la tierra.

Los cuatro evangelistas cubrieron la información de la vida de Cristo, pero cada uno se enfocó en diferentes contextos históricos y doctrinas. Por lo que cada evangelista tendría su estilo de enfocar su relato y dirigido a una audiencia en específico. De igual forma es sorprendente ver como Jesús aún en la tierra pudo inspirar a través de su palabra, y posteriormente usar a estos hombres como instrumento para difundir su evangelio. A continuación se puede ver en qué audiencia se enfocó cada uno de estos hombres usados por Dios.

Mateo

El evangelista Mateo escribió pensando como judío. Por tanto su relato fue dirigido a una audiencia judía, para los judíos de su época. Mateo le demostró a su audiencia, judíos religiosos, que lo que realmente necesitaban era al Mesías y no religión. Le hizo ver la necesidad de tener una relación personal con el Mesías, lo imperioso que era conocerlo a través de las escrituras. Porque la fe viene por el oír, oír la palabra de Dios, por tanto no se trataba de una metodología o religión como lo querían hacer ver escribas, fariseos y saduceos en el pueblo judío.

Mateo escribe su evangelio para demostrar a los judíos incrédulos que Jesús era el mesías anunciado por los profetas, así como para dar ánimo a los creyentes judíos. El enfoque de Mateo entonces sobre la identidad de Jesús, fue presentar al Mesías como Rey.

Te invitamos a entra a este enlace si quieres conocer más sobre el Evangelio de Mateo. El primer libro del Nuevo Testamento de la Biblia, escrito después del libro de Marcos.

Marcos

El evangelista Marcos escribió con una mentalidad romana. Los romanos eran una nación acostumbrada a la acción, con una mentalidad de que controlaban al mundo. En verdad en este tiempo representaban el poder, por tanto el pueblo romano estaba acostumbrado al poder y a la gloria. En el contexto histórico claramente se ve que la intención de Marcos, fue dirigir su mensaje a los romanos.

Algo que se puede ver con respecto a esto es que no hace muchas citaciones del Antiguo testamento. Ya que Marcos esta consiente que los romanos desconocen de las escrituras judías, era entonces perder tiempo traerlas a colación. Solo hace pocas citas puntuales del antiguo testamento, como por ejemplo la que hace al principio en Marcos 1:2, sobre lo que está escrito en Isaías 40:3 (NVI)

3 Una voz proclama: «Preparen en el desierto un camino para el Señor; enderecen en la estepa un sendero para nuestro Dios.

No obstante, Marcos si manifiesta abundantemente los milagros de Jesús. Mostrando de esta forma el poder de Dios, para atraer a la audiencia. Debido a que los romanos buscaban poder y gloria.

Marcos les enseña a su audiencia romana que más que poder, el hombre necesita es a un Salvador con el poder de salvarlo. Para él era imperioso que los romanos, reconocieran en Jesús el poder y la gloria que tenía. El cual era superior al poder del imperio romano, así como de la gloria que buscaban. El enfoque de Marcos entonces sobre la identidad de Jesús, fue presentar al Mesías como el siervo e Hijo de Dios. Cumpliéndose lo escrito en Isaías 42:1 (NVI):

42 Este es mi siervo, a quien sostengo, mi escogido, en quien me deleito;

Conoce más sobre el libro de Isaías aquí, un libro escrito en época de iniquidad y apostasía.

Lucas

El evangelista Lucas escribió con una mentalidad griega. Por tanto dirigió su mensaje a una audiencia pensante, los griegos iban tras la sabiduría y el conocimiento. Por tanto Lucas le enseña al griego, al hombre de conocimiento, que solo un hombre podría saciar completamente sus necesidades mentales y espirituales, ese hombre es Jesús. Lucas resaltó el alcance universal del evangelio, presentando a Jesús como el perfecto Dios y Hombre. Verdaderamente el Salvador del mundo.

libro-de-marcos-10

Juan

Juan el evangelista escribe dirigiendo su mensaje con un enfoque universal. De forma de hacer entender al mundo por medio de sus enseñanzas sobre quien es Jesús y lo que representa creer en él. Enfoco su mensaje en todas las cosas que hizo Jesús y que las hizo para que el hombre crea que él es el Hijo de Dios, el alfa y la omega, el principio y el fin.

Manifestando los milagros de Jesús, confirmaba que él era y es deidad. Su mensaje mostraba que el verbo se hizo carne y habitaba en ellos. Los milagros además establecían la verdad que es la palabra de Dios. Confirmando lo escrito y anunciado por los profetas en el Antiguo Testamento.

Es así como Juan transmite su mensaje con una mentalidad enfocada en el mundo. Ejemplo de ello, Juan 1:29 (NVI):

29 Al día siguiente Juan vio a Jesús que se acercaba a él, y dijo: ¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!

O, también, Juan 3:16 (NVI):

16 Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

El evangelista Juan enseña que toda persona sin acepción en cualquier lugar del mundo necesita conocer y creer en el Salvador. De los cuatro evangelios, el de Juan es el más selectivo, temático y teológico. Con su estilo y lenguaje sencillo, este evangelista logra transmitir los conceptos más profundos de la teología. Juan en su evangelio presenta al Mesías como el Hijo eterno de Dios. El que era, es y será, desde el principio hasta el final, el alfa y la omega.

En Jesucristo se resume todo

Viendo el contexto histórico de los evangelios y sus audiencias, se puede ver lo siguiente:

Los judíos buscaban la luz: Esta luz que buscaba el pueblo judío, Mateo se las presentaba en su evangelio, para ello cita la palabra de Dios en el antiguo Testamento. La palabra de Dios dice: “El pueblo asentado en tinieblas, Luz le resplandeció” Isaías 9:2. La luz que alumbra a todo hombre vino a este mundo, en el mundo estaba pero el mundo no le conoció, Juan 1:9-11. Decía Juan como cumplimiento de la palabra en el Mesías, Jesucristo la luz del mundo.

Los romanos iban tras la gloria y el poder: Marcos muestra a Jesús como un hacedor de grandes prodigios y milagros. Les hacía ver a los romanos la autoridad y poder con la que actuaba Jesús.

Los griegos buscaban el conocimiento: El epicureísmo y el estoicismo griego iban tras la sabiduría y el conocimiento de las corrientes filosóficas de la época. Dios usa a un hombre de ciencias como Lucas de profesión médico para enseñar a los griegos. Estas tres búsquedas se resumen en una sola persona, Jesucristo. La biblia dice en 2 Corintios 4:6 (RVR 1960):

6 Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.

Tal como lo presenta Juan en su evangelio, Jesús el Mesías el Salvador del mundo. De manera que, los evangelios cada uno tenían su contexto histórico y se escribieron conforme a la necesidad que tenía cada una de las audiencias. Adecuando los relatos de la vida de Cristo conforme a esas audiencias.

El evangelio de Pedro

La tradición de la primitiva iglesia cristiana afirma que Marcos fue un escriba e intérprete del apóstol Pedro. En las escrituras se puede encontrar un gran conexión entre Pedro y Marcos, como se puede ver en 1 Pedro 5:13. Donde pedro considera a Marcos como su hijo.

Además de que, Marcos en los primeros pasajes de su evangelio escribe sobre el llamamiento de Pedro por parte de Jesús, ver Marcos 1:16. Y para los últimos capítulos hace mención del mensaje de Cristo que debe ser dado a sus discípulos, haciendo hincapié en Pedro, Marcos 16:7

7 Pero id, decid a sus discípulos, y a Pedro, que él va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, como os dijo.

Mientras que en el medio del evangelio, Marcos presenta un versículo clave del libro. El cuál es la confesión de Pedro de que Jesús es el Mesías, el cristo, Marcos 8:29. Así como a lo largo del libro, Marcos hace mención de Pedro en mucha ocasiones.

El libro de Marcos representa los primeros registros del ministerio, pasión muerte y resurrección de Jesús. En sí lo que fue la vida de Jesús cuando estuvo en la tierra. Más, sin embargo, no se menciona a él mismo, Marcos, como testigo. Pero si muestra en paralelo a la vida de Jesús, a Pedro como testigo de todo lo que relata en su libro.

Esto también se puede observar claramente al comparar el libro de Marcos con la predicación de Pedro, en el libro de los hechos 10:36-43. La secuencia de este pasaje transcurre simultáneamente a como lo presenta Marcos en su evangelio.

Características y visión general del libro de Marcos

El libro de Marcos es el más corto de los evangelios, fue el primer registro de la vida y mensaje de Jesús en escribirse. De hecho es la base de los considerados evangelios sinópticos. Conocidos con este nombre los evangelios de Mateo, Marcos y Lucas. Ya que los tres cubren la misma información, sobre los hechos que rodearon la vida de Jesús. Pero los tres tenían propósitos diferentes al escribirlos.

Esto hace que mucha información registrada por Marcos se pueda encontrar el los evangelios de Mateo y Lucas. Por tanto el libro de Marcos cuenta con la menor cantidad de material exclusivo. Algunos términos latinos hacen sugerir que Marcos escribió para los romanos. Estas y otras características se muestran a continuación para poder hacer una visión general del libro de Marcos.

Narrativa cargada de acción

Marcos escribió un evangelio cargado de acción, además de ser gráfico y descriptivo, porque escribió para una persona de acción, como el romano. Se encuentra entonces en este evangelio una narrativa rápida y de gran movimiento. Ejemplo de esto es el uso del tiempo presente histórico para narrar lo hechos. Es decir narra algo en presente para referirse al algo que ya pasó, y todo ello pasando además muy rápidamente de un evento a otro.

Para lograrlo se puede citar un ejemplo, el uso de inmediatamente, enseguida, dentro de la palabra en tiempo presente histórico griego euthys. Este término griego Marcos la usa 42 veces en todo su evangelio, solo no la usa en los capítulos 12, 13 y 16. Por lo que es obvio que Marcos tiene el propósito de darle a su relato acción, movimiento y rapidez.

El tiempo cronológico en días

Marcos en cuanto al tiempo terrenal prefiere llevar la narrativa en días. Los datos cronológicos los refiere en días, en mayor grado más que cualquier otro uso de tiempo, Marcos 1:13

13 Y estuvo allí en el desierto cuarenta días, y era tentado por Satanás, y estaba con las fieras; y los ángeles le servían.

Además de las expresiones como en aquellos días, vendrán días, etc. Algunas citas de Marcos con respecto a esto se pueden ver en: Marcos 8:2, 31, Marcos 9:2, Marcos 14:1, 58 y Marcos 15:29

La preferencia del tiempo cronológico en días también le imprime al libro de Marcos una sensación de inmediatez y rapidez. Marcos por tanto no pierde tiempo y le da esa característica de urgencia, un punto muy particular y llamativo del evangelista.

El uso frecuente del conector Y

Dentro de la narrativa del libro Marcos se vale del conector Y con mucha frecuencia, para enlazar una oración de otra. Ese conector en griego es la palabra Kai y aparece un total de 1331 veces dentro del evangelio. De esta forma el escritor hace énfasis en seguir una acción a otra. El capítulo uno del libro sirve de ejemplo, donde repetidamente muchas oraciones se inician con el conector Y. De manera de dar continuidad a la narración, Marcos 1:5-7

5 Y salían a él toda la provincia de Judea, y todos los de Jerusalén; y eran bautizados por él en el río Jordán, confesando sus pecados.

6 Y Juan estaba vestido de pelo de camello, y tenía un cinto de cuero alrededor de sus lomos; y comía langostas y miel silvestre.

7 Y predicaba, diciendo: Viene tras mí el que es más poderoso que yo, a quien no soy digno de desatar encorvado la correa de su calzado.

Un discurso dirigido al pueblo gentil y no al judío

Como ya se mencionó anteriormente Marco escribe su evangelio pensando como romano. Esporádicamente trae a colación citas del antiguo testamento, porque para la mayoría de aquellos a quien escribe no lo conocían. Como tampoco conocían las costumbres judías, es por eso que en ocasiones cuando las menciona, hace una breve explicación de ellas. Esto indica que el evangelio se escribió para los extranjeros no habituados con la vida judía.

Se puede observar a través del discurso de Marcos, en la segunda parte, en lo que se refiere a la misión del ministerio de Jesús. Que el evangelista muestra al Hijo del hombre como siervo sufriente del Padre, que morirá para la expiación de los pecados de su pueblo. Un pueblo, que Marcos hace ver como que los que eran considerados fuera, pasaba a estar adentro por la fe. Y los que se consideraban estaban adentro pasaban a estar fuera, por ser los de la ley, el pueblo de Israel. El pueblo que estaba lejano es traído a experimentar una relación con Jesús. Toda esta característica viene a ser la Salvación Gentil que manifiesta finalmente el libro de Marcos.

Otras características del Libro de Marcos

Algunas otras características no menos importantes, dentro del propósito que tuvo el evangelista al exponer su evangelio, se mencionan a continuación:

  • El lenguaje usado es sencillo, porque fue escrito para el hombre común. Marcos utiliza expresiones de la calle, coloquiales. Expresiones que quizás representaban el estilo del evangelio o enseñanza de Pedro.
  • Marcos hace uso de una narrativa con descripciones vívidas de eventos y de personas
  • Se hace énfasis de Galilea como lugar para la primera parte del ministerio de Jesús
  • De igual forma enfatiza en la autoridad con que Jesús actuaba. Tanto en las enseñanzas como en los milagros, todo lo ejercía con autoridad. Ante ello Marcos también hace ver como respondía asombrada la gente ante esa autoridad
  • Marcos enfoca en gran manera los desafíos de las fuerzas malignas de satanás para con Jesús y la victoria de Jesús sobre ellos.
  • En este evangelio se encuentra un extenso relato de la pasión y la muerte de Jesús. Marcos se enfoca sobre todo en la crucifixión de Cristo Jesús.

Carácter de Dios en el libro de Marcos

El evangelista Marcos en diferencia a Mateo, no menciona la vida de Jesús antes del inicio de su ministerio. Tampoco se dedica a hablar sobre la genealogía de Jesús y su descendencia Judía, como si podía estar dentro del propósito de Mateo en su evangelio.

Marcos entonces más bien se propone enfocar su evangelio en lo que representaba Jesús. En quien era y a que venía, por lo que muestra a Jesús como deidad. Se enfoca en que Jesús es el siervo sufriente de Dios. Así como en las acciones de humildad llevadas a cabo por Jesús, el papel del Señor como Siervo, Marcos 10:45

45 Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

Otras características de Dios mostrada por Marco son:

--Dios es accesible, tenemos libre acceso al trono de la gracia, por medio de Jesús, Marcos 15:38

38 Entonces el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo.

--Dios es uno, Marcos 12:29

29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.

Importancia del Libro de Marcos en la Biblia

Como se mencionó anteriormente cada uno de los evangelios posee un propósito en particular. Según el interés que haya tenido el que lo escribió o por el contexto histórico en el cual se escribió. De acuerdo a esto en particular y ya para finalizar, en conveniente hacernos una pregunta personal. ¿De qué forma en particular me sirve a mí el evangelio de Marcos?

En este sentido el libro de Marcos nos puede orientar, guiar o ayudar a afrontar la sociedad o el mundo en que vivimos. Estando plenamente seguros que Cristo Jesús, vino a la tierra a padecer, sufrir, a dar su vida y morir por nosotros. En respuesta a este sacrificio de expiación, a nosotros nos corresponde la tarea de servirle plenamente a él. Que nosotros como sus discípulos debemos caminar tras sus pisadas.

Sabiendo que no solo será un camino de rosas, que también habrá espinas, humillación y padecimientos. De la misma forma como paso Jesús antes de recibir la gloria. Esta es la gran contribución que nos enseña Marcos con su evangelio. Como nos lo recuerda el apóstol Pablo en su carta a los filipenses 1:29

29 Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él,

Marcos en su libro nos hace ver como debe ser la naturaleza de un verdadero cristiano. Como resumen final de lo que representa el libro de Marcos se cita textualmente el siguiente comentario expresado por la Biblia de la herencia reformada, sobre este evangelio:

«Jesús el poderoso mesías e hijo de Dios sufre obedientemente como siervo del Señor para pagar el precio del rescate por los pecados y como un modelo de sufrimiento y sacrificio para que lo sigan sus discípulos.»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here