Virgen de Luján: Historia, Milagros, Oración y Más

Los países del mundo se han caracterizado por poseer símbolos de unión espiritual, físicos y morales, entre ellos se destacan uno de los principales símbolos religiosos de Argentina, este símbolo es conocido como la Virgen de Luján conozcamos aquí en este artículo un poco de su historia.

virgen de lujan

Virgen de Luján

El cristianismo es una de las principales religiones que existen en el mundo, tiene como fundamento principal las enseñanzas de Jesús de Nazaret, quien es considerado el Mesías y el salvador de la humanidad, siendo su figura central nació en Belén hace más de dos mil años, centrándose el resto de su existencia en enseñarle a las multitudes distintas enseñanzas en parábolas que se reflejan en las escrituras, luego de su muerte en la cruz del calvario donde fue llevado por todos los pecados de la humanidad.

Hoy en día, la iglesia católica está dirigida por el papa, donde tiene su sede principal en Roma, se encuentra constituida por un conjunto de concilios y una estructura jerárquica de sacerdotes. Presenta un gran conjunto, de diversas creencias centradas en el cristianismo como la adoración de santos y la devoción a la Virgen María, a tal punto que se destacó por desarrollar una de las principales corrientes marianas enfocadas en dar a conocer toda la importancia sobre la Virgen María.

En este caso, se desea destacar la Virgen de Luján que corresponde a una de las principales expresiones marianas siendo gran Patrona de Argentina, tiene un tamaño característico, mide aproximadamente de 38 cm de alto y es bastante sencilla, siendo muy reconocida por los hechos sucedidos a mediados del siglo XIX. Por ello, es muy reconocida y venerada en tierras argentinas siendo parte de la cultura del país.

Historia

A mediados del año 1630 un hombre portugués conocido como Antonio Farías Sáa que era uno de los hacendados más destacados de la zona provincia de Santiago del Estero en Argentina, tenía el profundo deseo de poder construir una capilla dedicada exclusivamente para el honor de la Virgen, por ello estaba decidido a conseguir una de las representaciones de la virgen.

Por ello, decidió solicitar a uno de sus compatriotas que se encontraba viviendo en Brasil conocido como Juan Andrea, dedicado a la marina, ya que se encontraba próximo a realizar un viaje le solicitó que le trajera una imagen de la Virgen específicamente la Inmaculada de la Concepción para ser adorada en la tierra Argentina. Su amigo decidió no solo llevarle una imagen sino dos versiones de la Virgen María.

virgen de luján

La primera imagen era exactamente la solicitada representando a la imagen de la Purísima Concepción, mientras que la segunda era completamente distinta a la solicitada debido que se encontraba titulada como la Madre de Dios que tenía a un niño Jesús entre brazos. Juan Andrea decidió conservar las imágenes lo más posibles, almacenándolas dentro de dos cajones bien acondicionadas para conservarlas.

Fueron trasladadas desde San Pablo hasta el puerto de Buenos Aires, una vez allí fue colocada en una carreta, pasando por tres días de viaje y empezaron a ser trasladadas en una caravana donde la carreta hacia pausas cada cierto tiempo debido que la altura del traslado era de 10 leguas hasta la ciudad de Luján; a medio camino se tuvo que realizar una parada en el paraje de Zelaya para poder pernoctar, tomando la decisión de pasar allí la noche.

Al día siguiente, a primera hora de la mañana se tomó la decisión de continuar el viaje, los bueyes que se encargaban de arrastrar la carga, no lograban mover la carreta que trasladaba las imágenes, logrando avanzar en cierto momento pero con mucha dificultad, por ello, tomaron la decisión de bajar uno de los cajones que trasladaba la carreta y luego de eso la carga pudo continuar siendo llevada sin ningún problema ni conflicto.

Todos se extrañaron de lo sucedido así que decidieron revisar lo que se encontraba dentro de los cajones, al abrirlo se dieron cuenta que era una imagen de la virgen muy pequeña pero de arcilla cocida muy similar a la inmaculada concepción, al observar este hecho lo consideraron como un milagro y un acto de la Virgen María. Por eso, tomaron la decisión de entregar la imagen a Don Rosendo, dueño de la casa donde pasaron la noche en Zelaya; la segunda imagen si siguió su camino hasta su destino original.

La Ermita de la Virgen

Una vez se dio a conocer esta historia por todo Buenos Aires, muchas personas decidieron acercarse al lugar donde se encontraba la virgen y venerarla, cada día era numerosa la cantidad de personas que se acercaban a conocer a la virgen, don Rosendo habilitó una habitación decorada y exclusiva para su adoración y respeto, pero el número de peregrinos era mayor cada día.

virgen de lujan

Debido a eso con el tiempo los dueños de la casa, decidieron levantar una ermita en honor y respeto a la virgen, tardando algunos años para tenerla lista aproximadamente 3 años, al culminarla fue abierta al público principalmente por aquellos que eran fieles seguidores de la Virgen que se acercaban al lugar para presentar sus honores.

La ermita fue construida de una forma muy rustica, siendo un modesto hogar construido con piedras lisas y pulidas, con su campanario, paredes de barro, techo de paja y con un piso de tierra, dentro se encuentra una pequeña habitación pintada de blanco, ubicado en el centro un pequeño altar muy sencillo y natural, donde estaría ubicada la imagen de la virgen, debe destacarse que la ermita es muy sencilla y pequeña, pero hermosa por su grandeza.

Algunos de los visitantes del lugar fueron personajes muy reconocidos como en el caso del mercenario Pedro de Santa María quien indicó lo siguiente sobre la ermita:

“La Santa Imagen estuvo en lo de dicho Rosendo, en un Oratorio muy corto y muy venerada la Imagen de todo el Pago. Y dicho Rosendo dedicó un negro llamado Manuel al culto de la Imagen, quien cuidaba de la lámpara de dicha Señora, que incesantemente ardía”.

Hoy en día se mantiene el lugar de la ermita conocido también como el lugar del milagro, además de un convento y también una pequeña capilla, manteniendo siempre las características originales para mantener sus condiciones primitivas. Considerándose como la primera morada de la Virgen  que actualmente se llega a considerar como un punto turístico y colonial de las tierras norteñas argentinas.

Ana de Matos

La ermita llegó a ser conocida como el lugar del milagro, siendo muy popular como lugar turístico y de adoración de la virgen. A mediados del años 1671 una mujer viuda conocida como Ana de Matos del capitán español Marcos de Sequeira; era dueña de una gran propiedad muy acomodada ubicada cerca del río Luján, mujer altamente reconocida en las tierras de Buenos Aires y muy devota a la adoración de la Virgen ubicada en los alrededores.

virgen de lujan

Con el pasar del tiempo la imagen y el lugar donde se ubicaba estaba muy deteriorado y trasmitía mucha soledad, la señora Ana Matos observó con mucho dolor la situación de abandono en la imagen, por eso, decidió acercarse a la catedral y hablar con el presbítero Juan de Oramas que era medio hermano de Diego Rosendo, acercándose con ellos solicito que se la entregaran o vendieran y ella se encargaría de darle honra y una condición más favorable para la virgen.

Cuando falleció Don Rosendo, las autoridades eclesiásticas tomaron la decisión de entregarle la imagen a Doña Ana de Matos,  y ella realizó el pagó para la cesión de la imagen; debido a ser una zona montaña construir una capilla era muy complicado y por eso decidió construir un oratorio y un albergue para los peregrinos que desearan pasar la noche en el lugar y poder permanecer en la estancia de la Virgen de Luján.

A mediados del año 1677 se inició la obra de construir la capilla en las zonas de Doña Matos, siendo elaborada con ladrillo cocido y se pudo concluir en el año 1685, realizándose una celebración por el traslado de la virgen a su nuevo hogar el 8 diciembre, donde participaron autoridades del gobierno Argentino y autoridades de la iglesia católica local, entre las declaraciones realizadas por Doña Ana de Matos expresó o siguiente:

“Porque tengo mucho amor a la advocación de Nuestra Señora de la Limpia Concepción y a su Santa Imagen hago gracia y donación a dicha Imagen de todo el sitio que necesitare para la fábrica de su capilla…”

Al fin Doña Ana estaba feliz de haber podido cumplir su propósito y al día siguiente de la celebración se dirigió al oratorio para rezar pero al llegar al lugar dedicado a la virgen, no se encontraba en el altar y al buscarla desesperadamente, la volvieron a conseguir donde ocurrió su milagro inicial. Al inicio se creyó que era resultado de uno de los cuidadores de la imagen pero al traerla nuevamente y fijarla al altar, a los días volvía a suceder lo mismo, considerándose este hecho como un milagro.

virgen de lujan

El Negro Manuel

Cuando se inició la ermita ubicada en los terrenos de Don Rosendo se llegó a dedicar un negro esclavo conocido como Manuel que venía dentro de la caravana que trasladaba a los dos vírgenes y fue testigo de lo sucedido al no lograr arrastrar la carreta para trasladarlas. El patrón observó la pasión con que veneraba a la virgen, decidió entregarlo al servicio de la ermita dedicándose exclusivamente al cuidado de la virgen hasta su muerte.

A mediados del año 1638 contrajo matrimonio con una mujer criolla de la zona conocida como Beatriz y perteneciente a la familia González Filiano; fue un matrimonio muy sencillo y humilde que se celebró en la ermita de la Virgen de Luján, convirtiéndose fielmente en la compañera de Manuel y también apoyándolo en mantener el culto a la Santísima Virgen que se encontraba en la ermita de Luján.

El nombre de Manuel es muy popular al hablar de la Virgen de Luján, siempre destacando el hecho de su calidez y disposición para llevar a cabo la labor, a pesar de la muerte de su esposa en 1670, nunca perdió la devoción por servir a la Virgen de Luján. Siempre dedicado a ser el conductor de las imágenes, además que dedicarse al sebo de las velas para la presencia de la virgen.

A mediados del año 1681 la imagen de la Virgen de Luján se encontraba trasladada al oratorio de la Doña Matos empezaron a ocurrir eventos milagrosos donde se encontraba a la virgen bañada completamente en rocío en las mañanas, además también se encontraba con plantas y hojas compuestas con frutos rodeada con flores, asumiendo que la propia virgen le decía que era hora que ella saliera del nicho, debido que el lugar era muy estrecho no podía obrar con todas sus maravillas.

El negro Manuel murió en el año 1686 donde las autoridades eclesiásticas declararon lo siguiente:

“Murió el Negro Manuel en santidad, por cuyo mérito es tradición que logró su cuerpo sepultura detrás del Altar Mayor del Santuario, descansando a los pies de su bien amada Imagen de Nuestra Señora de Luján. El negro Manuel vestido de un costal a raíz de las carnes, y criando barba larga a manera de ermitaño..»

virgen de lujan

El Padre Montalbo

A mediados del año 1684 el Padre Pedro Montalbo muy dedicado a la obra de la iglesia, un día enfermo gravemente debido a crisis de asmas que fue empeorando gravemente su situación no dándole mucha seguridad de vida, por ello, decide ir a visitar el pequeño templo levantado por Doña Mato a la patrona de Argentina pero sin ánimos de pedir su intercesión sino de morir en la compañía de su presencia y en lugar de adoración.

Mucho antes de poder llegar al lugar de oratoria tuvo que trasladarse y ver que era muy difícil el viaje, por lo que al llegar era tan deteriorada su físico y salud que lo dieron por muerto, ayudándolo todos los de la comunidad lo llevaron donde se tenía el altar a la Virgen de Luján y el negro Manuel lo ungió en el pecho usando el sebo de la vela que se encontraba en la lámpara y luego de un momento volvió en sí el padre  Montalbo.

El negro Manuel le dijo que tuviese fe, que creyese que de verdad sanaría de su terrible enfermedad, porque la virgen no lo dejaría perecer y abandonar su gran labor, deseaba que fuera el capellán y tenía que ser de esa manera, indicándole en todo momento que se mantuviese fuerte y firme que no perdiera las esperanzas. Manuel al observar que el Padre había reaccionado pero aún no se encontraba del todo estable y firme.

Decidió tomar los abrojos, flores, plantas, semillas, raíces y espinos que crecían constantemente en el vestido de la virgen, normalmente los guardaba para decorar el altar con el hermoso milagro de la virgen, decidió despedazarlo y lo mezclo con el barro que se despedía de las fimbrias y los coció al fuego con un poco de agua hasta que se formó un jarabe. Una vez listo, se lo entrego al cura para que lo ingiriera peor que lo realizará en el nombre de la Santísima Virgen.

El padre obedeció a lo que el negro Manuel le dio y lo consumió en nombre de la virgen, una vez culminado el brebaje y con solo este remedio el padre va a quedar libre de todos sus ataques y ahogos, levantándose completamente sano, luego de eso el padre en agradecimiento se quedó en el capellán de la Virgen de Luján sirviendo para la obra de la ermita por diez años, entregándose con esmero, gran devoción y tomando el control de la capilla.

virgen de lujan

Una vez el padre Montalbo toma el control de la capilla de la Virgen de Luján fue a mediados del año 1685, tomo la decisión de colocar la imagen en la nueva capilla en el futuro se conoció como la capilla de Montalbo. Hoy en día se conoce como uno de los lugares más empleados para intercesión siendo muy característico y popular en el país. El padre Montalbo falleció el 1 febrero en el año 1701.

Don Juan de Lezica y Torrezuri

En la historia de la Virgen de Luján se puede destacar a Don Juan de Lezica y Torrezuri es considerado como un noble muy destacado en la Corona española que logro ejercer sus funciones en el Cabildo de Buenos Aires, ostentando titules reales como alférez, a tal punto de llegar a ser considerado ciudadano de la República de Argentina, pero fue muy reconocido en el país por involucrarse con la Virgen de Luján hasta ascenderla al grado de villa y siendo uno de los principales benefactores para levantar una basílica en su nombre.

El Alférez real Don Juan de Lezica y Torrezuri fue un personaje muy reconocido y respetado a nivel de toda América Latina, haciendo vida en Bolivia y dedicándose a sus negocios y labores de expedición por todo el país y continente. De repente de un tiempo a otro enfermó gravemente y toma la decisión de trasladarse a Buenos Aires pero por todos los médicos era desahuciado sin esperanza de vida alguna.

Con el tiempo escucho de los milagros de la Virgen de Luján, patrona del país argentino; recodando todas la historias populares relacionadas a ella, por ello, se trasladó a su capilla con confianza a buscar un milagro para su vida, al llegar allí quedo completamente sano, luego de ello, se trasladó para Bolivia nuevamente peor volvió a recaer en la enfermedad, por lo que toma la decisión de volver a España a pasar la temporada con su familia, al final del año decide hacer una escala en Buenos Aires y encomendándose a la virgen donde quedó libre de toda dolencia.

Desde entonces el alférez se sintió completamente agradecido debido a que atribuía su salvación a la Virgen de Luján, por lo que decide trasladarse a Argentina y construir un templó en nombre de la virgen. Iniciando los planes económicos, políticos, sociales y administrativos para poder llevar a mano su labor, todo esto lo motivo al observar que la capilla de Montalbo se encontraba muy destruida y no era apropiado el lugar para majestuosa virgen.

La construcción del templo se inició a mediados del año 1754 abriéndose los nuevos cimientos con apoyo de algunas autoridades como el Monseñor Marcelino y Agramonte, cavándose hasta la roca, donde la torre poseía aproximadamente 39 metros de altura, poseía también la cúpula de 66,5 metros de largo donde se incluía un recinto semicircular; 13,2 de ancho y también poseía una nave de aproximadamente 12, 2 metros de altos.

El templo se culminó a mediados del año 1763 y fue inaugurado dos años después, luego se trasladó a la virgen a su nuevo templo donde estaría viviendo por 141 año hasta mediados del año 1904, con todo esto el Alférez Lezica asigno el rango de Villa y además ofreciéndoles total autonomía al santuario de la Virgen de Luján. Con el tiempo la labor fue de gran reconocimiento a al punto de ser llamado alcalde de la Ciudad de Buenos Aires.

Construcción de la Gran Basílica

A mediados del año 1889 el padre Jorge María Salvaire es nombrado como el párroco del templo de Luján, cabe destacarse que cada cierto periodo se nombra un nuevo sacerdote encargado de las funciones de la iglesia y de igual forma se declaraba el capellaje para la virgen siendo asignado el mismo padre Jorge María. Desde entonces, el padre tenía en su corazón hacer crecer el templo de la virgen a una basílica apropiada para su grandeza.

A mediado del año 1890 luego de vencer grandes obstáculos que se opinan pudo concretar iniciar la construcción de la basílica, logrando escoger los trazados y los distintos modelos de diseños, escogiéndose un estilo gótico, siendo un estilo muy desarrollado en las basílicas europeas occidentales en el siglo XII y XVI, de esa forma se dio comienzo al inicio de la basílica y nuevo templo en la que actualmente se encuentra la imagen de la Virgen de Luján.

Se destacaron un gran conjunto de personajes de la época en el área de la arquitectura e ingenieros. Tales como, Alfonso Flamand y Rómulo Ayerza (ingenieros); Ulrich Courtois, Ernesto Moreau, Francisque Fleury Tronquoy, Trouve y Laspe (arquitectos). Iniciando la obra una vez que el arzobispo se encargó de asumir toda responsabilidad de la obra, empleando en todo momento la filosofía de no gastar más de lo que se debía en la construcción que lo que se tenía aprobado.

virgen de lujan

El inicio de la construcción de la basílica generó gran entusiasmo en la comunidad argentina, relatando los avances en revistas y periódicos, motivando al hecho que no hubo ningún aporte por parte del gobierno o el estado sino fue construido con los ingresos que los fieles seguidores aportaban, desde ese momento los distintos cimientos fueron establecidos en tierra y empezaron a levantarse los muros del gran reto que tomo el padre Salvaire.

Entre los distintos planos se planificaron los hornos de ladrillos, también herrería, los talleres de piedras, tipo de carpintería, entre otros detalles. A tal punto que las altas directiva consideraban que era un proyecto demasiado ambiciosos y demasiado grandioso, oponiéndose a algunas de las solicitudes, objetando los planes y retrasando la construcción de la obra, hasta que el arzobispo declaró:

“La virgen desea este templo y el pueblo argentino al saber que trata de su patrona se han vuelto mucho más generoso, además es una obra para resaltar la Madre del Cielo y así tener una iglesia digna para ella”

Al ser aprobados todos los planos de los especialistas Ulrico Courtois y Alfonso Flamand, quienes inician con sus proyectos a mediados de 1890, realizando la excavación  para dar por iniciado la basílica de la Virgen de Luján indicada en los planos de la obra, además de también estar destinados para creación de la cripta, esta área tenía la principal finalidad de dedicarse a realizar bautismos, también misas y otro tipos de ceremonias.

Pero se debe destacar que a mediados del año 1895 se presentaron un gran número de inundaciones, debido que cerca de donde se realizaba la construcción se encontraba el río Luján, por lo tanto, se retrasaron las construcciones hasta mediados del año 1895 que se logró continuar con las construcciones. En este punto se inició la construcción de los pináculos y también de las balaustradas, instalándose rosetones y culminándose los muros del sur.

Lamentablemente a mediados del año 1899 muere el padre Salvaire, donde sus restos fueron sepultados en el crucero oeste que se ubica dentro de la basílica, siendo el padre Brignardello el encargado de sucederlo y tomar el control de la construcción, inicialmente se temía que se paralizara la obra al no estar presente su principal defensor, pero sucediendo lo contrario debido que continuo con el apoyo y el auge por parte de los creyentes.

A mediados del año 1904 se logró afirmar la construcción de las dos terceras partes de la construcción iniciada, llegando a estar compuesta por 14 estatuas que se encontraba destinadas para el altar mayor.   A finales de enseño se culminó la obra y se logró trasladar la imagen de Luján del templo de Lezica al su nuevo camarín, antes de trasladarla se bendijo la tierra y se instaló en su nuevo hogar.

Tricentenario del Milagro

La palabra tricentenario le fue otorgado al cumplir trescientos años de edad de la ejecución del milagro llevado a cabo por primera vez. Destacando el hecho de la aprobación por parte del arzobispo donde asumió toda la responsabilidad muy destacado por no gastar más de lo aprobado para la construcción, llegando a un punto de ser citado en diversas revista y periódicos, como “La Perla del Plata” que fue fundada en el mismo año y también ganando gran popularidad por el seguimiento a la obra de la Virgen de Luján.

Destacando en todo momento el gran entusiasmo, generando un clima de apoyo y gran fervor por todos los feligreses que ser grandes seguidores de las doctrinas marianas, por lo tanto se destacó por celebrar los trescientos años que dio lugar en el año 1630, aquel lugar donde la carreta se rehusó avanzar hasta ser depositada la pequeña virgen cerca del río de Luján, por ello, se realizó una gran celebración en conmemoración de dicho evento.

En aquel entonces se escogió un mes conmemorativo a la Virgen de Luján, siendo octubre el mes más apropiado para celebrar los trescientos años del milagro, siendo dedicada una semana completa para todas las conmemoraciones y solemnidades preparadas para la Virgen de Luján, además de ser relevante por la celebración de la Virgen de Luján y la basílica culminada en su nombre, siendo un año de gran importancia para todos sus grandes seguidores.

virgen de lujan

Llamándose como la Gran Semana Lujanense del Tricentenario, un domingo 5 de octubre, ese mismo día se declaró como día oficial para la virgen, además de proclamándose como gran patrona de las tres Repúblicas del Plata: Argentina, Paraguay y Uruguay. Debido a la gran devoción existente en Argentina se extendió su popularidad de los países vecinos y debido a los grandes convenios políticos y territoriales se logró extender su patronaje.

A mediados del años 1930, uno de los obispo mayores de la Plata y de Luján conocido como Monseñor Francisco Alberti, reconocido por su gran devoción y trabajo dedicado a nombre de la virgen, solicitó en nombre de los episcopados Argentinos, Uruguayos y también el Paraguayo al Papa Pío XI, la declaración oficial de la Virgen de Luján como la patrona de las tres naciones.

Cabe destacar que al ser considerado un santo o virgen como patrón de la nación, se le entrega la principal adoración a su grandeza, además que se nombra el país como su principal seguidor, representando delante de la iglesia católica como la principal autoridad espiritual en el país, por ello, debido a los continuos milagros, numerosos seguidores y gran trayectoria para la devoción de la Virgen se consideró de importancia otorgar tal título a la Virgen de Luján.

El día 8 de septiembre de 1930, es declarada la Virgen de Luján como patrona celestial ante Dios. Luego de ser declarada se realizó una conmemoración dedicada en su nombre enfrente de la basílica construida y culminada, estando presente por las principales autoridades eclesiásticas involucrados en la obra como el Monseñor Andrea, Monseñor Dionisio Napal se encargaron de tomar el juramento delante de una gran multitud, donde informaban que se aceptaba a la Virgen María de Luján como patrona argentina.

Fue un día de fiesta donde el campanario sonó fuertemente, se declararon himnos de celebración y se proclamaron los himnos de las tres naciones de plata, siendo considerado como uno de los di asmas importantes en el pueblo argentino y muy celebrado por todos los feligreses, cabe destacar que es una fecha muy destacada para los seguidores marianos a nivel nacional y mundial.

Misión de Buenos Aires

Buenos Aires es considerada la capital de la República de Argentina, donde a mediados del año 1960, la gran ciudad celebró días extraordinarios y diferentes a los demás, celebrando primero que todo su gran devoción a la Virgen María de Luján y pidiendo constantemente la misericordia celestial.

Se observaron en la nación el ingreso de numerosas personas entre seguidores, misioneros tanto argentinos como extranjeros donde se acercaron a celebrar la gran devoción que compartía la nación, entre los principales fieles debían centrarse en predicar el evangelio donde se centraban en la gran devoción de la Virgen de Luján y aquellos fieles seguidores de las doctrinas marianas ofrecidas por la iglesia católica.

El 28 de septiembre del mismo año, se inició la celebración cuando la imagen de la Virgen de Luján salió de la basílica como imagen representativa de mujer misionera, destacando la importancia de llevar el evangelio siendo el principal ejemplo. Muchos sectores del pueblo argentino la recibieron con aplausos, distintos cantos, una gran cantidad de bandas e incluso con lágrimas de emoción.

Los pueblo fueron Rodríguez, Morón, Lomas de Zamora, Avellaneda, entre otros, siendo estos pueblos muy característicos debido que nunca se había llegado a esos pueblo, por lo tanto, se consideró un día muy simbólico e importante, siendo el ejemplo de una gran misionera. Destacando el hecho que se reunieron multitudes que se aproximaban siempre para poder ser parte de tal hazaña y motivar a todos a una gran reconciliación con Jesucristo.

Algunos diarios se destacaron por narrar los sucesos en días postreros, donde destacaban que las casas quedaban completamente deshabitadas, donde todos los moradores se abocaban a presenciar el suceso y el momento especial, acumulándose en balcones, ceras. Todo momento mientras estuvieron llevándose a cabo todas las actividades relacionadas a la virgen, siempre gran fervor y algarabía, uniéndose como un solo pueblo y un solo sentir.

Para celebrar el evento donde la Virgen Luján fue llevada como una imagen misionera por los pueblos más alejados de todo Argentina, se suspendieron las actividades como la escuela, , los talleres mecánicos, las carnicerías, los trabajos comunes, entre otros, todo el pueblo argentino se encontraba celebrando su día nacional dedicado exclusivamente para la Virgen patrona de la nación.

Además el evento no era solo transitar aquellos pueblos lejanos, sino que era esperada la imagen en la plaza Mayo, en el momento que llegaba la Virgen a la Catedral Metropolitana sería recibida por una gran multitud. El Monseñor Serafini se encargó de realizar la entrega de la imagen al cardenal Caggiano y también al arzobispo de Buenos Aires. Una vez recibida la imagen con aplausos y gran algarabía, se encargó de pronunciar el discurso de bienvenida para la Virgen.

Entre sus palabras se pronunció el gran deber que poseen las tierras argentinas, que era llevar esta adoración a distintas misiones y evangelios por todo el país, dando a conocer a todos la importancia y relevancia de la gran patrona del país.

La imagen de la Virgen de Luján continuó visitando todas las parroquias cercanas del país, que fueron seleccionadas estratégicamente cerca de la basílica construida, todo este recorrido fue realizado por el mes de noviembre. Debe destacarse el hecho del gran poder de concentración que posee sobre todos los habitantes del país argentino, debido que se observó una gran manifestación por parte de todas las personas asistentes.

Terminando la gran misión misionera por parte de la imagen de la Virgen de Luján, debido al gran éxito obtenido ese día se conmemora en realizar jornadas del 1er congreso mariano internacional, destacando el hecho que es un evento destacado para todos los seguidores de la virgen y de las diversas doctrinas marianas seguidas con gran popularidad por toda América latina.

Luego de culminar  el evento se procedió en trasladarse a los jardines de Palermo para poder levantar en nombre de la Virgen, este lugar fue declarado uno de los principales epicentro para declarar el congreso mariano a nivel internacional.

Visita de Juan Pablo II a la Basílica de Luján

Juan Pablo II es considerado el papa 264 de la iglesia católica siendo nombrado como autoridad de la iglesia en el año 1978 hasta su muerte en el año 2005. Es considerado como el primer papa Polaco nombrado en la historia del cristianismo católico, su pontificado es considerado como el tercero más largo de la historia duró 27 años. Considerado como uno de los líderes más influyentes del siglo XX, teniendo varios lemas características en las temáticas contra el comunismo, contra el marxismo y las diversas teologías de la liberación.

Es considerado como uno de los hombres más influyente en Europa, principalmente por colaborar en poner fin el comunismo en Polonia y de igualmente su colaboración en la liberación de todo el continente europeo; además, se caracterizó por establecer nuevos vínculos de comunicación entre las iglesias judías, ortodoxas y anglicanas. En pocas palabras, se considera como una de las representaciones papales más emblemáticas e influyente de todos los tiempos.

El Papa Juan Pablo II se caracterizó por realizar numerosos viajes y visitas a nivel mundial siempre como una de los emblemas de la iglesia católica, entre ellas se destaca su visita al país argentino como visita a la basílica de Luján en el año 1982; fue recibido en una de las principales estaciones de ferrocarril por uno de los obispo de la Basílica conocido como Obispo de Mercedes y también por el Monseñor Emilio Ogñenovich.

Trasladando al Papa Juan Pablo II a la basílica, pero antes de llegar estaba siendo esperado por una multitud que se estremeció con la multitud  que comenzó agitar las banderas y emitirse vítores y también cantores; luego de presentarse ante la multitud, se adentró dentro de la basílica y se postró ante la Virgen de Luján, fue bajada exclusivamente desde su altar dorado para ser colocada a la altura Papal, se dice que algunas de las expresiones dichas por el Papa fueron las siguientes:

«Vengo a orar por todos aquellos que han perdido la vida: por las víctimas de ambas partes; por las familias que sufren, como lo hice igualmente en Gran Bretaña. Vengo a orar por la paz, por una digna y justa solución del conflicto armado»

Al culminar de orar se puso en pie y le entrego a la virgen un estuche completamente abierto que se encargaba de contener la Rosa de Oro, siendo un obsequio especial por parte de la iglesia católica y en nombre Dios. Esta visita fue considerada un icono en todo el país argentino, por haber sido honrados por una persona tan importante y celebre, destacando como un gran hecho celebre en honor a la virgen.

Homilía del Papa Francisco en Luján 2012

El cardenal Jorge Mario Bergoglio también conocido actualmente como el Papa Francisco, es considerado como una de las figuras más celebres en Argentina, por ser el primer papa de origen argentino. Muy reconocido por su gran cantidad de labores dentro del mundo cristiano y también en el mundo secular siendo profesor en lenguas y psicología, asistente químico y gran activo en la comunidad jesuita.

Es el Papa número 266 y también el actual papa de la iglesia católica, es considerado como uno de los principales presbíteros que estuvo bajo el manto del Papa Juan Pablo II, inicialmente fue considerado como papa luego de la muerte de Juan Pablo II pero fue seleccionado Benedicto XVI, a mediados del año 2013 se realizó un conclave donde se destacaba la renuncia del papa y luego de una elección se escogió al cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio.

El cardenal Jorge Bergoglio se destacó por muchas de sus actividades desarrolladas en Argentina donde ejercía sus funciones como sacerdote, donde participaba fielmente en la celebraciones de la Virgen de Luján, destacando una de sus últimas predicaciones que fue dedicada en su honor a mediados del año 2012 durante una peregrinación juvenil, antes de ser nombrado el actual pontífice, dedicando una homilía en la peregrinación número 38, que es resumida de la siguiente manera:

Hoy damos por culminado esta peregrinación a la Casa de la Virgen y como se realiza cada año y en cada  una de sus visitas, guardaremos silencio ante su Imagen. Debemos saber que está muy cerca de nosotros, ella que nos recibe en su Casa este año, ésta Casa que gracias a ustedes la adornan mucho más linda. Por eso estamos tan agradecidos a todos aquellos que han puesto su esfuerzo para esto. Pero sobre cualquier cosa tenemos esta necesidad de rezar, pedirle y contarle a nuestra Madre todo aquello que es parte de nuestras vidas y principalmente para todos los peregrinos en el camino.

Ahora, es necesario que escuchemos el Evangelio que nos relata aquel momento en el que Jesús nos deja a su Madre para que nos proteja, ese momento se llevó a cabo en la cruz y con mayor razón nos aferramos a ello, la compañía de la Virgen y también la de Jesús. Donde nuestros caminos están protegidos por ellos dos. Además a nosotros los católicos que nuestra fe está en ellos y principalmente aquí en esta es la Casa de la fe de nuestra Patria! Por eso presentemos nuestros rezos y también sentimos como nuestro corazón porque estamos en la Casa de nuestra Madre, en la Casa de la fe de nuestra Patria.

El día de hoy que nos encontramos dentro de la Casa de nuestra Madre, le decimos: que nos enseñe a trabajar por la justicia. ¿Saben ustedes a quién se le ocurrió hacer este pedido? A ustedes mismos. Sí, porque en las oraciones que escriben cuando visitan Luján fue apareciendo esta oración que hoy es el lema: “Madre, enséñanos a trabajar por la justicia”.

Este debe ser un lema que late en el corazón de los peregrinos de la Virgen y que siempre debe estar reflejado como una oración. Peregrinos los hijos de esta querida patria nuestra. Tu nuestra querida Luján es la Casa de todos los hijos de la Virgen y por eso venimos haciéndote el siguiente pedido: que nos enseñe a trabajar por la justicia,  y que nos enseñe a trabajar por ser personas justas en la vida.

Oración a Nuestra Señora de Luján

Toda expresión mariana posee días de celebración, canticos especiales, himnos de entonación, entre muchas otras dedicatorias, pero se destaca principalmente las oraciones levantadas en su nombre, conozcamos una de las oraciones dedicadas a la Virgen de Luján:

Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra. Nuestra Señora de Luján, Tu oh queridísima Patrona de nuestra Patria; venimos ante ti alzando nuestros ojos y nuestros brazos hacia tí… gran Madre de la Esperanza, de los pobres y de los peregrinos, escúchanos…

Hoy te pedimos por Argentina, por nuestro pueblo. Te pedimos que ilumines nuestra querida nación con el sol de justicia, que la luz de una mañana nueva, peor que siempre sea la luz de Jesús. Por favor, Enciende el fuego nuevo del amor entre nosotros los hermanos argentinos.
Nosotros que nos encontramos unidos bajo la celeste y blanca de nuestra bandera, y los colores de tu manto, pero principalmente te decimos que un día como hoy hace falta el pan material muchas casas, pero principalmente hace falta el pan de la verdad y la justicia en muchas mentes. Te pedimos que traigas el pan del amor entre hermanos y falta el pan de Jesús en los corazones.

Te pedimos madre Luján, que sobre todo extingas el odio, que acabes las ambiciones desmedidas, que no permitas el ansia febril de los bienes materiales y derrama sobre nuestro suelo, la semilla de la humildad, de la comprensión. Quita la mala hierba de la soberbia, erradica a los Caín que pueda plantar su tienda sobre nuestro suelo, pero te pedimos que ningún Abel inocente bañe con su sangre nuestras calles.
Tu madre ayúdanos a vernos como hermanos, que nos encontramos bajo un mismo cielo, y bajo una misma bandera. Que compartimos las mismas penas pero también las mismas alegrías. Llénanos de tu esperanza, alivia nuestra pobreza material y espiritual y que tomados de tu mano digamos más fuerte que nunca: ¡ARGENTINA! ¡ARGENTINA, CANTA Y CAMINA!

Esperamos que este artículo haya sido de su agrado, a continuación le dejamos los siguientes enlaces que otros que podrían ser de su interés:

Niño Jesús de Praga

Misterios del Rosario

San Jerónimo


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.