¿Qué es la Metoclopramida? y Dosis para Perros

Existen diversas situaciones donde necesitamos darle algún medicamento a nuestro perro, pero no sabemos si este puede causarle un efecto negativo. En este artículo vamos a referirnos a la Metoclopramida para perros, para qué sirve, cuáles son sus efectos y contraindicaciones. Es por ello que te invito a que continúes leyendo.

METOCLOPRAMIDA PARA PERROS

¿Qué es la Metoclopramida para Perros?

La metoclopramida para perros o para humanos es un medicamento que se utiliza básicamente para tratar los casos en donde los perros presentan vómitos. Este medicamento está determinado por su acción antiemética, con esto nos referimos a que ayuda al control de los vómitos. La metoclopramida para perros va a tener efecto en la prevención de las náuseas y los vómitos que resultan de diferentes estímulos. Se le conoce también una acción procinética, con esto nos referimos a que va a mejorar el tránsito intestinal.

En la administración de este medicamento se puede observar que su absorción se da con mucha rapidez, ya que se distribuye rápidamente en los diversos tejidos y fluidos corporales. Incluso muchas investigaciones realizadas con respecto a este medicamento han dado como resultado, que es capaz de atravesar la barrera hematoencefálica logrando alcanzar de esta manera el sistema nervioso central. Por esto su acción es potente y delicada.

La metoclopramida es un medicamento de administración normalmente común, el cuál es utilizado tanto en la medicina humana como para el uso en la veterinaria. En el caso del uso veterinario la metoclopramida para perros es administrada por vía oral, cuando los perros tengan vómitos. Debemos recordar que antes de administrarle algún medicamento a nuestros amigos peludos debemos llevarlo con un profesional, en este caso con su veterinario. Debemos conocer cuáles son sus indicaciones de uso, sus contraindicaciones y sus posibles síntomas secundarios.

Para qué sirve la Metoclopramida para Perros

La metoclopramida para perros es un principio activo el cual es usado para controlar los vómitos y el tránsito intestinal. Una vez sabemos esto, ya tenemos una idea al momento de que el veterinario decida recetarle dicho medicamento en caso de que haya presencia de gastritis, intolerancia digestiva. Sin embargo, este medicamento también es utilizado en enfermedades como lo es la nefritis crónica. La cual se caracteriza por la inflamación renal, es decir en los riñones, la cual termina afectando también al sistema digestivo.

Cuando nuestro perro vomita múltiples veces durante mucho tiempo, tienden a deshidratarse. El resultado de esto es que pierden mucho más liquido de lo que ellos van a conseguir reponer. Si se llega a este punto tu mascota no solo va a necesitar la metoclopramida, sino que también va a necesitar un tratamiento que le permita recuperar todo lo perdido. Pero para esto es necesario que sea trasladado al veterinario. Ya que este es el que va a saber cuál es el mejor método o tratamiento que requiera para reponer sus fluidos. Llegando a necesitar la medicación por vía endovenosa.

Te recomendamos que debes identificar cuáles son los síntomas de deshidratación en tu mascota para que puedas estar en alerta en caso de que tu mascota padezca de ello. Esto es de vital importancia ya que la pérdida de líquido es muy peligroso para ello sino se atiende con anticipación.

Dosis

Al momento de administrar la metoclopramida en los perros es necesario tener presente utilizar la presentación exclusiva e indicada para el uso veterinario. Normalmente es aquella que viene en presentación de vía oral, la cual es mucho más fácil de darle a tu amigo peludo. Aparte de la vía oral, que viene en una presentación de jarabe, encontramos aquella es en gotas. La metoclopramida para perros en gotas es un líquido viscoso, el cual no va a tener color y en caso de que tenga será de una tonalidad de color ámbar. Esta presentación es mucho más fácil de administrar a tu mascota, ya que solo hay que colocarle algunas gotitas directamente en su boca.

En cuanto a su dosis, va a depender principalmente al peso de tu amigo peludo. También dependerá de las veces que nos indicará su veterinario sobre cuántas veces al día se le debe administrar. Esto puede llegar a ser de 2 a 3 tomas, debes tener en cuenta que jamás debes administrar una dosis adicional si no ha transcurrido las 6 horas desde su última administración. Para que la dosis sea lo correcta es indispensable obtener el peso de tu perro, por ello es que se debe pesar, para que así la dosis sea la más exacta y la más adecuada para su problema.

Se hace bastante hincapié en aquellos amigos peludos de menor tamaño, ya que pueden llegar a intoxicarse muy fácilmente. Si en dado caso, tú le administras el medicamente a tu perro, pero este lo vomita no debes volver a repetirle la dosis. Sino que debes esperar hasta que le toque la siguiente dosis que le haya recetado el veterinario, es importante tener esto en cuenta al momento de comenzar con el tratamiento de tu amigo peludo.

Existe otra presentación de la cual se comercializa la metoclopramida para perros y es la inyectable. Esta presentación es un líquido incoloro, tipo solución, donde su dosis va a estar regulado por el peso de tu mascota. También se encuentra relacionada la dosis con las veces que se va a administrar durante el día y lo que dure el tratamiento.

METOCLOPRAMIDA PARA PERROS

Contraindicaciones

Como todos los medicamentos que existen, este va a tener una serie de contraindicaciones. Aún cuando la metoclopramida para perros es segura, se debe siempre seguir las recomendaciones del prospecto del medicamento y también las del veterinario. Este último es el que conocerá el estado en que se encuentra tu mascota y si el medicamento le será de utilidad para su condición y tratamiento.

También se encarga de recetar a tus mascotas las indicaciones  y dosis exactas para cumplir a cabalidad su tratamiento. Sin embargo, debemos tener en cuenta que la metoclopramida para perros se encuentra contraindicada en las siguientes situaciones: Cuando el perro es alérgico al fármaco, cuando hay presencia de una obstrucción intestinal, en las hemorragias. Cabe destacar que tampoco debe ser administrado cuando hay sospecha de perforación gastrointestinal. Incluso cuando hay alteraciones en el hígado y en los riñones y sobre todo cuando tu amigo peludo sufra de epilepsia.

Por otro lado, aún cuando no hay investigaciones muy a fondo en cuanto a las interacciones de este fármaco en los perros. No se recomienda su uso en aquellas perras que se encuentran en su periodo de gestación o de lactancia. Para este tipo de situaciones solo el veterinario es el que tiene la potestad de evaluar. E incluso valorar las ventajas y desventajas que puedan surgir si se decide administrarle dicho medicamento. Solo él es el que se encuentra capacitado en saber si el medicamento es útil en la situación de tu amigo peludo. Por ello no debes administrarle nada, sin antes haberlo consultado con él.

Efectos Secundarios

La metoclopramida podría tener una serie de reacciones adversas al momento de ser administrada en los perros, pero a pesar de esto, estos efectos son poco frecuentes por lo que se recomienda este medicamento para tratar los vómitos en ellos.

Los efectos secundarios que podría presentar la administración de este medicamento son: descoordinación, adopción de posturas corporales anómalas, inquietud, postración, temblores y agresividad. También se presentan síntomas de vocalizaciones, somnolencia, diarrea, así como el aumento de la presión arterial en los perros que presentan tumores ubicados en las glándulas suprarrenales. En caso de la administración de este medicamento en un perro se debe tener presente estos posibles efectos secundarios.

Pero a pesar de todo, estos efectos adversos son transitorios y llegan a desaparecer al suspender el medicamento. Solo debemos mantener a nuestro amigo peludo en un ambiente tranquilo y calmado hasta que los efectos desaparezcan. Los efectos no suelen durar mucho tiempo una vez se pause el tratamiento ya que la metoclopramida se va a metabolizar en el hígado y de ahí se va a eliminar del organismo con mucha rapidez. Gran parte de la dosis que se le administra a tu amigo peludo se encontrará fuera de su sistema las primeras 24 horas, a través de la vía urinaria.

Recomendaciones de Uso

En caso de que la metoclopramida al haber sido administrada a tu mascota comience a producir efectos adversos, debemos inmediatamente informar al veterinario que atiende a tu mascota. Otra recomendación que se le realiza a todos los dueños de mascota, es que no se le debe administrar la metoclopramida conjuntamente con otros fármacos. Esto de vital importancia tenerlo en cuanta ya que pueden causarle graves daños a tu mascota.

Es importante que tengas en cuenta que sin tener conocimiento sobre cómo funciona cualquier fármaco, no debes adminístraselo a tu amigo peludo. Es por ello que en este artículo recalcamos la importancia de llevar a tu amiguito con su veterinario en caso de que presente algún malestar o problema de salud. La metoclopramida para perros a pesar de no tener un grado elevado de toxicidad, puede causarle graves problemas a tu amigo peludo.

En el caso de que suceda que tu perro no quiera ingerir el medicamento que le estas dando, puedes incentivarlo a que lo haga a través de premios. Si lo acostumbras a esto puede que al momento de que le toque su dosis lo asocie que debe realizar una buena acción, que en este caso sería  ingerir el medicamento, para poder recibir su premio. Evitando de esta manera que bote o escupa la pastilla que le estés dando.

METOCLOPRAMIDA PARA PERROS

Si te interesó este tema sobre la metoclopramida para perros, también te invito a que continúes leyendo los siguientes artículos que podrían ser de tu interés:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.