Libro de Números es uno de los cinco textos del pentateuco, en el Antiguo Testamento precede al de Deuteronomio, ambos escritos por Moisés. En este libro se narra el peregrinaje de Israel por el desierto desde el Monte Sinaí hasta las fronteras de Canaán.

libro-de-números-2

Libro de Números

Números es el cuarto texto del Tanaj, Biblia hebrea o Antiguo testamento, como pasó a llamarse a partir del siglo segundo después de Cristo. Para la doctrina judía este texto representa el cuarto de la Torá, conocida también como pentateuco en su denominación griega, para expresar los cinco libros de Moisés. El libro de números se ubica después de Levítico y antes de Deuteronomio.  Pertenece igual que estos dos últimos a los conocidos como libros históricos de la Biblia. Como se puede ver en el siguiente artículo sobre Partes de la Biblia: Estructura, libros y mucho más, al que te invito leer.

En cuanto a esto la historia que narra el libro de Números, son los hechos reales vividos por el pueblo de Israel luego de su salida de Egipto. El cual vagó por el desierto durante 40 años, este libro describe específicamente el peregrinaje desde el Monte Sinaí hasta las fronteras de Canaán, la tierra prometida. Pero el tema central es la relación de Jehová Dios con su pueblo, así como la incredulidad y desobediencia de Israel hacia el Señor.

Autor y origen del nombre

Por la tradición judía, se tiene que el libro de Números igual que el resto del pentateuco fue escrito por Moisés, quien vivió por los años de 1300 antes de Cristo. De acuerdo a los capítulos 22 y 23 del Libro de 2 Reyes del Antiguo Testamento, se conoce que el libro de números fue encontrado por el sumo sacerdote Jilquías durante la reforma del templo en los tiempos del rey Josías, alrededor del año 622 antes de Cristo.

El nombre original del libro en hebreo fue Bəmidbar que se traduce “En el desierto”. Posteriormente en el siglo tercero antes de Cristo, fue traducido en la Biblia griega, la Septuaginta, con el nombre griego arizmoí, que se traduce como números. Este nombre quizás se deba no solo a la cantidad de números que se describen en el texto, sino también a los dos censos que en él se realizan.

El contenido del Libro de Números

El libro números trata sobre el peregrinaje por el desierto del pueblo de Israel luego que Dios lo sacó de Egipto. Específicamente relata la travesía desde el Monte Sinaí hasta las fronteras de Canaán, un peregrinaje de 40 años por el desierto.

El contenido del libro se puede dividir en dos partes. Cada una de estas partes representadas por una generación del pueblo de Israel. Según lo siguiente:

-Primera parte: Capítulos 1 al 25, la generación que salió de Egipto y que no entró en la tierra prometida.

-Segunda parte: Capítulos 26 al 36, la generación que nació en el desierto y pudo entrar en la tierra prometida.

Como estas dos partes se basan en dos generaciones diferentes, cada una se inicia con un censo. En la siguiente imagen podemos leer los textos de Números 1:1-4 y Números 26:1-2 referente a los dos censos

Tema 

El tema central es la relación de Dios con su pueblo, así como la incredulidad y desobediencia de Israel hacia el Señor. Estos fallos por parte del Israel provocan la ira de Dios. Los pecados del pueblo de Israel contra Dios era un claro ejemplo de un pueblo rebelde. Olvidando que Dios los libro de Egipto y que siempre permaneció con Israel.

La simbología de Jesús en el libro de Números

Jesús en el libro de números es la representación simbólica perceptible de algunos acontecimientos que sucedieron en esa travesía por el desierto del pueblo de Israel, luego descritos en el Nuevo Testamento de la Biblia.

Números 12:7

Primeramente se tiene la comparación del texto bíblico de Números 12:7 donde Dios se expresa sobre Moisés como ejemplo de fidelidad, ante lo sucedido con las murmuraciones de María y Aarón sobre él.

Números 12:7 : No así a mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa.

Un pasaje bíblico semejante a este se encuentra en la epístola a los Hebreos en donde se habla de la fidelidad del hijo de Dios, Jesucristo, específicamente en Hebreos 3:1-6. Allí el autor dice que Dios ha levantado a uno sobre toda su casa que es superior que Moisés en fidelidad, mereciendo toda la honra y dignidad por ser el hacedor de la casa

Hebreos 3:1-6: 3 Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús; 2 el cual es fiel al que le constituyó, como también lo fue Moisés en toda la casa de Dios. 3 Porque de tanto mayor gloria que Moisés es estimado digno éste, cuanto tiene mayor honra que la casa el que la hizo.

Esa casa somos nosotros si nos mantenemos firme la confianza y el gloriarnos en la esperanza, no solo en haber creído en él, sino de profesarlo, de hacer de Cristo una profesión en nuestras vidas. Como dice el verso arriba: ¡Considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús!

Números 21:4-9

Este pasaje del libro se refiere a lo acontecido luego del desanimó del pueblo de Israel y sus habituales murmuraciones contra Dios y Moisés durante la travesía. Dios en respuesta envía serpientes ardientes, que mordían y hacían morir al pueblo.

El pueblo reconoce ante Moisés que han pecado contra Dios y le ruega clame al Señor. A lo que Dios le indica a Moisés

Números 21:8-9: 8 Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre una asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá. 9 Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía.

En el Nuevo Testamento en el pasaje bíblico del evangelio de Juan en el capítulo 3, hace referencia sobre esa serpiente de bronce como al Cristo en la cruz. Para que todo aquel que en él crea y tenga arrepentimiento de pecado pueda ser salvo en Cristo Jesús.

Juan 3:14-15: 14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, 15 para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Hermanos esto nos recuerda que siempre debemos poner nuestra mirada en esa cruz y no olvidarnos de lo que represento para nosotros ese sacrificio de Jesús. Ante cualquier queja, murmuración o pecado, debemos mirar la cruz. Esa cruz que represento nuestra salvación y no olvidar nunca de donde nos sacó Dios. Para trasladarnos de las tinieblas a su Reino inconmovible, a la vida eterna que es Cristo Jesús.

Números 24:17

En este pasaje se encuentra una profecía que pone Dios en la boca de Balaam, un adivino de las tierras de Balac rey de Moab. Adivino al que Dios le dijo: -No maldigas al pueblo de Israel, porque bendito es-.

Números 24:17 :

Lo veré, más no ahora;

Lo miraré, más no de cerca;

Saldrá ESTRELLA de Jacob, Y se levantará

cetro de Israel, Y herirá las sienes de Moab,

Y destruirá a todos los hijos de Set.

Este texto se compara con el pasaje del evangelio de Mateo capítulo 2. Donde unos magos de oriente llegan a Jerusalén y se presentan ante Herodes y dicen

Mateo 2:2: 2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.

En ellos se puede ver como Dios habla a través de un adivino, una asna y unos magos, para anunciar al Mesías.

1 Corintios 10:1-4

Este texto contenido en la epístola de Pablo a los corintios, el apóstol inspirado por el Espíritu Santo, nos revela claramente que Cristo fue la roca que guardo al pueblo de Israel en el desierto

1 Corintios 10: 1-4: 10 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; 2 y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, 3 y todos comieron el mismo alimento espiritual, 4 y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.

La rebeldía de Israel contra sus líderes Moisés y Aarón fue vista por Dios como una rebeldía contra Dios mismo. Hoy en día nosotros como cristianos debemos velar  de no caer en la idolatría que padeció el pueblo de Israel en los tiempos del libro de Números. Porque esa misma idolatría puede afectarnos también a nosotros y rechazar a Dios de muchas maneras, incluso sin darnos cuenta, pensando que lo que hacemos es correcto.

En el texto continúa diciéndonos Pablo:

1 Corintios 10: 5 : Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto. 6 Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron.

Un ejemplo que no podemos olvidar

Todas estas cosas también sucedieron para nosotros, como una advertencia o ejemplo de Dios para nosotros. De forma que tengamos cuidado de no caer en semejante situación y de no codiciar cosas malas como ellos.

Pablo nos dice en estas palabras que así como existió el peligro para Israel, sigue existiendo para nosotros, el peligro de perecer por el destructor. Por tanto el que piensa estar firme mire que no caiga dice Pablo.

Luego en la siguiente imagen leemos en Hebreos 3:7-9

libro-de-números-3

Hermanos animemos unos a otros a vivir por la fe, de forma que ninguno de nosotros caiga en semejante ejemplo de desobediencia. El peligro de transitar por la misma senda espiritual que ellos transitaron es real, que el Señor nos guarde de vagar en nuestros corazones y de tratar a Dios como ellos lo hicieron

Necesitamos mirar a Cristo todos los días de nuestra vida. ¡Mira la serpiente levantada y vivirás!

A continuación te invito a leer el artículo Cómo estudiar la Biblia y comprender sus enseñanzas. Para que puedas aprender que significan los libros, capítulos y versículos. Así como también Versículos de protección en momentos difíciles, textos que nos recuerdan quién es nuestro pronto socorro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here