La historia de Taylor Swift y Kanye West da para una buena película de sábado por la tarde.
La historia de Taylor Swift y Kanye West da para una buena película de sábado por la tarde.

La historia de Taylor Swift y Kanye West es un drama de titulares, Twitter, Instagram, llamadas de teléfono, escándalos y serpientes que ya dura 11 años. Y que no tiene visos de terminar pronto. Más aun si tenemos en cuenta que Kim Kardashian está en medio de la polémica. El último capítulo de la guerra entre Taylor Swift y Kanye West nos llegó hace unos días a cuenta de la filtración de un vídeo con una llamada telefónica entre las dos estrellas. En dicha grabación se descubre que Taylor Swift no mintió: Kanye no le había avisado de que le insultaría en su canción famous. 

Historia de Taylor Swift y Kanye West resumida cronologicamente

HWC Trading Taylor Swift A4 Sin Marco Regalo De Visualización De Fotos De Impresión De Imagen Impresa Autógrafo Firmado por Aficionados A La Música
  • Un Ellos REALMENTE AMOR - Ser un bateador sintonía con esta firma, sin marco, foto impresa de Taylor Swift! Un topping de la carta presentes para ellos y de múltiples puntos presentes dador de platino a usted!

A continuación en Postposmo te hacemos un resumen de toda la historia polémica entre la protagonista del documental Miss Americana, Taylor Swift y el mejor rapero que ha dado Chicago, Kanye West, creador del no menos polémico Jesus is King.

RebajasBestseller No. 1
RebajasBestseller No. 2
Bestseller No. 3

Pero antes de empezar, un aviso. ¿Te acuerdas de cuando Nicki Minaj insultó en directo a Miley Cyrus cuando a ésta le tocó ser presentadora de los MTV Video Music Awards 2015? Quizás sin quererlo, Miley Cyrus reveló (a medias) el secreto que explica la historia de la guerra entre Taylor Swift y Kanye West y, en resumen, todas las supuestas polémicas del mundo del espectáculo. Concretamente, entre cantantes pop y hip hop.

Todo forma parte de la industria de la música. Todo es show y espectáculo que, al final del día, se traduce en tweets, stories, titulares y clics. Notoriedad. Que hablen de ti. Aunque sea mal. Ninguna publicidad es mala. Bien merece la pena no tomarse nada de esto demasiado en serio.

2009: VMA, el inicio de la guerra en la historia de Taylor Swift y Kanye West

El corte que le metió Kanye a Taylor mientras ésta recogía su premio a mejor vídeo del año sigue siendo la interrupción más famosa de todas. Un momento a la altura del nipplegate (cuando Justin Timberlake descubrió el pezón de Janet Jackson en la Superbowl) o del famoso beso entre Britney Spears, Madonna y Chirstina Aguilera.

Corría el año 2009. Taylor Swift sólo tenía 19 años, y el vídeo de You belong me venció al de Beyoncé en la categoría de Mejor vídeo femenino de los MTV VMA. Irónicamente, ninguna de ellas es la VERDADERA responsable de sus videoclips. Pero qué más da. Lo importante aquí es que Kanye West saltó al escenario, le arrebató a Taylor el micrófono y espetó:

«Yo, Taylor, estoy muy contento por ti, te dejo terminar, pero Beyoncé tuvo uno de los mejores vídeos de todos los tiempos».

Incluso el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, se pronunció al respecto de la polémica historia de Taylor Swift y Kanye West. No fue en un discurso, sino más bien un micrófono abierto con una entrevista a la NBC donde llamó «payaso» (jackass) a Kanye. Merece la pena recordar que, por entonces, Kanye West y el marido de Beyoncé, Jay-Z, eran como hermanos. Kanye había producido numerosas canciones de Hov, y ambos habían colaborado en canciones, siendo la más relevante de todas Niggas in Paris, lanzada años después de este incidente con Taylor Swift.

2010: Kanye pide perdón a Taylor

No sólo el rapero se disculpó sino que borró su cuenta de Twitter. Por entonces todavía el público no estaba acostumbrado a esta clase de arrebatos por parte de Kanye. Una década después, todos estamos más que acostumbrados a la estrafalaria y errática actitud de un Kanye West que llegó a declarar durante un concierto que iba a presentarse a la candidatura para ser presidente del Gobierno. Algo de lo que, por cierto, nunca más se supo. Quizás su inesperada amistad con Donald Trump tuvo algo que ver al respecto. Quién sabe.

2010: Swift lanza Innocent

Taylor Swift podría haberse quedado callada y, quizás, todo esto habría terminado. Pero no. La joven lanza el sencillo Innocent, cargado de dardos con un claro destinatario:

«Treinta y dos y todavía madurando/Quien eres no es lo que hiciste/ Aún eres un inocente».

Según la BBC, Kanye West escuchó esta canción y acto seguido rectificó con su disculpa y la retiró, acusando a Taylor Swift de haber usado el momento de los MTV VMA para ganar notoriedad pública. A la historia de Taylor Swift y Kanye West aún le quedaba lo mejor por llegar.

2013: Kanye se justifica en una entrevista

Durante una entrevista con el periódico The New York Times, Kanye culpó a la presión para justificar sus disculpas hacia la cantante de Shake it off. La historia de Taylor Swift y Kanye West está repleta de momentos como éste en los que cada uno se justifica por sus acciones. Y añadió: «Si alguien está leyendo esto a la espera de algún tipo de disculpa total por lo que sea, deberían dejar de leer esto ahora mismo».

2015: West, Swift y Kardashian juntos… ¿¡se están abrazando!?

TODO el mundo dio por hecho que el abrazo entre los tres protagonistas de este embrollo durante la ceremonia de los MTV VMA 2015 era sinónimo de que la guerra había acabado. Todo el mundo estaba equivocado. ¿Lo sabrían ya Taylor Swift y Kanye West? ¿Sabrían la de titulares que les aguardaban en el futuro?

2016: una bomba atómica llamada Famous

Un año después del abrazo entre Kanye, Taylor y Kim Kardahsian, el rapero lanza su canción Famous, incluida en el disco Life of Pablo. El famoso vídeo filtrado esta semana con la conversación telefónica de 25 minutos entre el rapero y Taylor alude a una línea muy famosa incluida en esta canción.

«Siento como si Taylro y yo todavía podríamos tener sexo. ¿Por qué? Yo hice famosa a esa zorra».

En el vídeo filtrado esta semana podemos ver al rapero notablemente nervioso, llegando incluso a alargar el momento de la revelación de la línea en al que habla de Taylor al asegurar que su esposa al principio no estaba de acuerdo («le pareció una locura») con la inclusión de la frase «Taylor Swift me debe sexo». No obstante, también asegura que ahora a Kim Kardashian le gusta tanto la frase que es «su parte favorita».

Cuando salió la canción, los representantes de Taylor Swift la tacharon de misógina y aseguraron que Kanye West no le había avisado a Taylor de que iba a llamarla puta. Aseguraron que sólo llamó a Taylor para pedirle que fuese ella quien lanzase la canción en su cuenta personal de Twitter (algo a lo que se negó educadamente).

En los 25 minutos de llamada no hay rastro alguno de la línea de la polémica: «I made that bitch famous». Lo que sí podemos escuchar es cómo Kanye le pide a Taylor que sea ella la que tuitée en exclusiva el lanzamiento de la canción, la cual incluso le ofrece poder escuchar en primicia. No es descartable que, ante la negativa de Taylor, el de Chicago incluyese la polémica línea en la que le ofende tan gravemente.

2016: Taylor ataca en la ceremonia de los Grammy

Taylor saca el fusil de asalto y no deja prisioneros. «Habrá gente que se interpondrá en tu camino y que tratará de recortar su éxito o llevarse parte del mérito por tus logros o tu fama. Pero si sólo te concentras en el trabajo y no permites que esas personas te distraigan, algún día cuando llegues a donde te propusiste, mirarás a tu alrededor y sabrás que fuiste tú, y las personas a las que quieres, los que te pusieron ahí. Y ésa será la sensación más maravillosa del mundo».

2016: Kim Kardahsian se une a la pelea

La historia de Taylor Swift y Kanye West gana con la entrada en escena de Kim Kardashian, quien asegura que Taylor dio su consentimiento a su marido para que la llamase puta. Como hemos podido comprobar esta semana, es falso que Taylor estuviese al tanto de que Kanye iba a insultarla tan gravemente en FamousDurante una entrevista en GQ, Kim Kardashian reveló la existencia de la grabación, y dijo que los abogados de Taylor Swift le habían pedido que la borrase.

Nadie sabe quién ha sido el responsable de la filtración del vídeo de hace unos días, pero está claro que si ha beneficiado a alguien, ese alguien es Taylor Swift. Baste decir que uno de los temas que fueron tendencias (¡y en plena crisis del Coronavirus! fue el hashtag #kanyewestisoverparty, que signifca algo así como «Kanye West se ha acabado»).

2016:Taylor Swift desnuda en el videoclip de la polémica

El vídeo de Famous es fácilmente uno de los vídeos promocionales de música que más ruido ha hecho en toda la industria discográfica. El único vídeo de Taylor Swift desnuda. En esencia, es un vídeo 100% autoconsciente de los formatos que hoy día más viralidad son capaces de cosechar; un vídeo que emula la técnica de las grabaciones amateur de sexo (que, irónicamente, catapultaron a Kim Kardashian al estrellato de lo efímero, pero estrellato al fin y al cabo).

Todos desnudos y en la cama en modo post polvo. El momento más loco de la historia de Taylor Swift y Kanye West Son figuras de cera, pero es que no podrían parecer más reales. Además de Kanye West y Taylor Swift desnuda, aparecen Kim Kardashian desnuda, George W. Bush, Donald Trump, Anna Wintour, Rihanna, Chris Brown, Ray J, Amber Rose, Caitlyn Jenner, y Bill Cosby.

Todos sin ropa y compartiendo una cama gigantesca. Se ven hasta los pechos de Taylor Swift. Pocos documentos son capaces de evidenciar mejor la sed de protagonismo a la que desde siempre ha sucumbido Kanye. Incluidos los tiempos en los que hacía buena música (The College Dropout, Late Registration y Graduation, sus mejores discos).

2016: Kim Kardashian saca toda la artillería contra Swift

La Kardashian tuitea un mensaje repleto de serpientes claramente dirigidas a Taylor Swift. En su Snapchat, Kim Kardashian publica parte del vídeo con la conversación entre Kanye y Taylor previa al lanzamiento de Famous. Se trata de un vídeo intencionalmente editado. Según la Rolling Stone, Taylor Swift tuiteó (en unos tuits que han sido borrados) lo siguiente:

«¿Dónde está el vídeo de Kanye dicéndome que me va a llamar «esa zorra» en su canción? No existe porque nunca sucedió. No puedes controlar la reacción emocional de alguien a la que han llamado «esa zorra» delante del mundo entero».

2017: Taylor Swift lanza vídeo de Look what you made me do

El videoclip de Look what you made me do (del disco Reputation) incluye claras referencias al asunto, como los cuerpos apilados o las serpientes. Y la letra tampoco se queda atrás:

«No me gustan tus jueguecitos, no me gusta tu escenario trucado / El papel que me hiciste interpretar, no me gustas / No me gusta tu crimen perfecto, Cómo te ríes cuando mientes / Dijiste que la pistola era mía / No mola, no, no me gustas / Pero me he vuelto más lista, me he vuelto más dura rapidísimo, cariño, He vuelto de los muertos, lo hago todo el tiempo/ Tengo una lista de nombres y el tuyo está en rojo. La compruebo una vez, la compruebo dos vece / Oh, mira lo que me has hecho hacer.»

2020: se filtra la grabación completa

Como ya te contamos en nuestro artículo sobre la historia de Taylor Swift y Kanye West, hace unos días se filtró la grabación completa de 25 minutos de conversación entre ambos, con el productor Rick Rubin presente en la sala con Kanye.

C años después de la primera publicación del corte editado por Kim Kardahsian, hemos conocido la verdad del escándalo. En resumen, la historia deja a Taylor Swift como ganadora: sí, Kanye le llamó para informarle del contenido de su canción Famous (del disco Life of Pablo), pero se le olvidó mencionar la polémica y misógina línea causante de todo este embrollo: «I made that bitch famous» (yo hice famosa a esa puta).

Taylor Swift tuiteó que había dormido de fábula «al saber que tenía razón», y Kim Kardashian dijo sentirse confundida porque «el vídeo no mostraba nada nuevo». Además, le ha criticado haber lanzado de nuevo este asunto en medio de la crisis del Coronavirus:

Por el camino, tanto Taylor Swift como Kanye West se hicieron inmensamente millonarios.

Más millonarios de lo que ya eran en 2009.