Ecosfera: ¿Qué es?, ¿De qué esta Conformada? y Más

Probablemente no haya escuchado aún el término ecosfera, pero le aseguramos que es una noción en las que muchas mentes brillantes han pensado y están trabajando en ella a escala universal. Es un concepto que sirve hasta para buscar planetas habitables. Le invitamos a leer más sobre este asunto.

Que es la Ecosfera

¿Qué es la ecosfera y qué la conforma?

La noción de ecosfera es holística, lo que quiere decir que comprende una cantidad de cuestiones como un conjunto o totalidad, de forma propia. Si de una parte, un ecosistema consiste en sí mismo una unidad, por tratarse de un sistema creado por la naturaleza, compuesto por seres vivos y un entorno físico, en medio del cual interactúan, su hábitat se convierte en una unidad concreta, que puede ser definitiva por los elementos biológicos y físicos que se encuentran en su entorno.

La ecosfera, no obstante, se trata de un término que está relacionado con las Características de un Ecosistema, pero entendiéndolo desde una perspectiva general, llamado ecosistema planetario, y está conformada por la atmósfera, la geosfera, la hidrosfera y la biosfera, vinculados con la Importancia de la Biodiversidad. Otro concepto vinculado a esta noción es el de la exosfera, que ha sido definido como el espacio que hay entre los planetas, exterior a la atmósfera.

Ecosistemas y biomas

Ese gran ecosistema a nivel planetario, puede ser dividido en ecosistemas de un tamaño más pequeño, por lo que resultará más sencillo estudiarlos, y en ellos será posible que podamos encontrar una cantidad de particularidades que le son propias y que los convierten en inigualables, aunque sin dejar de formar parte de una unidad o entidad superior, que reciben el nombre de biomas y que pueden ser terrestres o acuáticos.

Bioma es una palabra que usamos para definir a un grupo de ecosistemas mayores, es decir, que son más grandes que un lago o que un bosque. Este es el caso de lo que conocemos como zonas de alta mar o pelágicas, sabanas, selvas, estuarios o marismas, que con algunos de los biomas que más se reconocen a día de hoy.

Pero, a pesar de que los seres humanos sean capaces de dividir y clasificar los ecosistemas para tratar de entender cómo funcionan y poder comprenderlos de una manera óptima, poder explotarlos de forma eficiente y también para poder contribuir a su preservación, existe un hecho que es obvio, y es que la naturaleza conforma un todo y, esto es tan cierto, que siempre podremos encontrar una completa, constante e inevitable interrelación entre todos sus elementos, que es precisamente a lo que llamados ecosfera.

El ecosistema global

Dicho de esta manera, la ecosfera puede ser considerada como un ecosistema global en el cual se interrelacionan de forma directa o indirecta los seres vivos. Podemos poner por caso, el de los organismos que realizan la fotosíntesis y con ello logran liberar el oxígeno en la atmósfera y este, a su vez, es empleado por otros seres vivos o, simplemente, intervenir en el ciclo hidrológico, que es el proceso que hace que las aguas se muevan a lo largo de los océanos, la tierra y el cielo, y que constituye un fenómeno esencial para la vida que se produce a escala del planeta.

Esa es la razón por la que se afirma que al cuidar el planeta, nos estamos cuidando a nosotros mismos como especie, porque, al final de los cuestionamientos, este planeta es nuestro único hogar.

La ecosfera de la NASA: un mundo perfecto

También se llama ecosfera a un muy conocido experimento que se llevó a cabo por científicos de la NASA, tomando como base los primeros ensayos de los científicos Joe Hanson y Claire Folsone, en los que se pretendía la construcción de ecosistemas que se tradujeran en una clase de miniatura del planeta.

Dentro de un huevo de vidrio se colocó como sustrato del ambiente marino agua de mar, gorgonias, algas, bacterias, gravilla y camarones. Con ello se pretendía observar cómo se realizaba su interacción biológica, de una manera totalmente aislada, debido a que el contenedor había sido cerrado de forma hermética, si bien seguía recibiendo luz para que pudiera mantenerse el ciclo biológico.

Se lo consideró como un mundo perfecto, porque los camarones lograrían sobrevivir por muchos años, en razón de la demostrada autosuficiencia de su entorno, así como que tampoco se producía contaminación del ambiente, razón por la que no se requería de una limpieza y su mantenimiento es casi nulo.

Este es un experimento que resulta muy interesante para poder comprender que, siempre y cuando se mantenga un equilibrio, que en este caso consiste en mantener estables los factores que son variables como la luz y la temperatura, todo el sistema logra vivir en armonía.

Esto es, que es posible hacer una comparación con lo que está sucediéndole a nuestro planeta, para poder comprender y tomar conciencia de que es necesario que se den unas específicas condiciones para lograr, sostener y no dilapidar el equilibrio ambiental.

Por ello, podemos concluir que, aunque nuestro planeta es una ecosfera que posee mucha más complejidad, los ciclos que necesita la vida igualmente se desenvuelven en una determinada manera y existen factores que son esenciales en juego, como son la luz natura, la vida, la tierra, el agua y el aire. Unos influencian a otros, produciéndose una interacción que crea situaciones que pueden ser organizadas o anárquicas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.