Virgen de la Caridad del Cobre: Historia y sus Rituales

La Virgen de la Caridad del Cobre, también llamada Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, Caridad del Cobre o Cachita, en lenguaje popular, es la patrona de Cuba y venerada por muchos devotos en otros países por sus grandes demostraciones de amor y protección a los que claman su presencia. Con la lectura de este artículo podrás conocer su historia y mucho más.

VIRGEN DE LA CARIDAD DEL COBRE

Historia de la Virgen de la Caridad del Cobre

En los escritos que se encuentran en las edificaciones del Archivo General de las Indias, en Sevilla, España, se cuenta que entre los años 1612 y 1613, la imagen de la Virgen se encontró en el mar, específicamente en la Bahía de Nipe, ubicada en la costa norte de la región oriental de Cuba por tres esclavos, un niño negro de nombre Juan Moreno y dos hermanos indígenas llamados Juan y Rodrigo de Hoyos, cuando estos buscaban sal.

Mientras estaban en su pequeña embarcación en medio de una gran tormenta, ellos creyeron que se hundirían, pero de repente el mar se calmó y vieron que se les acercaba una tabla que flotaba con una imagen, y que, al rescatarla, se dieron cuenta que la figura era de una mujer que llevaba un niño en sus brazos y que tenía escrita la frase: «Yo soy la Virgen de la Caridad».

Con el transcurrir de los años y al conocerse esta bella historia, a estos jóvenes lo comenzaron a identificar como «los tres Juanes». Además, este descubrimiento fue tan relevante que setenta y cinco años después la iglesia se interesó en recopilar en un documento bajo juramento eclesiástico el testimonio del anciano esclavo Juan Moreno, en lo que este relató todos los detalles de aquel glorioso día en que la Virgen de la Caridad permitió que encontraran su imagen.

En las mismas instalaciones de los Archivos de las Indias, donde se encuentra como se dijo anteriormente, el texto que contiene la historia de los tres Juanes y la Virgen de la Caridad del Cobre, también, se resguarda otro libro que relata la llegada el tres de mayo de 1597 a las minas de la Sierra del Cobre en Cuba, de la estatua de la Virgen de la Caridad, patrona de varias ciudades españolas.

Precisamente de la ciudad de Illesca, España, era el capitán de artillería Francisco Sánchez de Moya, quien fue que llevó a la referida imagen sagrada, cuando él estaba en una misión para defender aquellas costas cubanas de los ataques de los piratas ingleses, y tuvo que cumplir la orden del rey Felipe II de construir una pequeña iglesia, para que los soldados y mineros le pudieran ofrecer sus oraciones a la Virgen.

VIRGEN DE LA CARIDAD DEL COBRE

Proclamación y Coronación

Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, gracias a la petición de los veteranos de la Guerra de Independencia, fue proclamada en el año 1916 como la patrona de Cuba por el Papa Benedicto XV, estableciéndose que su conmemoración se debe realizar cada 8 de septiembre.

Años más tarde, en 1936 el Papa Pío XI resaltó esta advocación mariana con la imposición de la corona, dicha coronación canónica la realizó el obispo de Santiago de Cuba, Monseñor Valentín Zubizarreta,  posteriormente el 24 de enero del año 1998 la imagen sagrada fue coronada como reina y patrona de ese país caribeño por el Papa Juan Pablo II.

Ya en el siglo veinte otros dos máximos jerarcas de la Iglesia Católica viajaron también a la isla de Cuba, para honrar a la Virgen, tocándole la oportunidad al Papa Benedicto XVI el 26 de marzo de 2012, cuando fue condecorada con la Rosa de Oro de la Cristiandad,​ con motivo de celebrarse el cuatrocientos aniversario de la aparición de la imagen. Luego a los tres años siguientes, en 2015 el Papa Francisco con motivo de la conmemoración del centenario de la consagración de Cuba a la Virgen de la Caridad del Cobre, decretó el Año Santo Excepcional de la Misericordia.

Devoción

Durante las guerras de independencia cubana que comenzaron en 1868, las tropas del Ejército de Liberación mostraron una gran admiración por la Virgen de la Caridad y les rogaban con mucha fe para que los resguardaran en todo momento de los peligros que enfrentaban en esas luchas armadas que estaban llevando por su país.

VIRGEN DE LA CARIDAD DEL COBRE

Hoy en día, los fieles devotos que visitan el Santuario generalmente a menudo regresan a sus hogares con pequeñas piedras donde brilla el cobre de la mina, las cuales son colocadas en unos vasos de agua o las llevan en sus bolsillos o carteras como amuletos de protección contra el mal.

Santuario del Cobre

Hay una historia muy interesante que dice que inicialmente a la Virgen se le construyó una capilla con tablas y la tradicionales hojas de guano, pero según contaron los pobladores de la época, misteriosamente la imagen desapareció en varias ocasiones, por lo que la reubicaron al altar mayor de la iglesia parroquial, pero con la sorpresa que allí también se repitieron las misteriosas desapariciones.

Hasta que un día al observar unas luces en la cima de una colina cerca de las minas de cobre, decidieron que ese era el lugar donde Cachita quería que se le construyera su templo religioso. Tiempo después, su primer santuario se derrumbó en el año 1906, debido al impacto de las constantes explosiones y excavaciones mineras. Más tarde, se construyó el actual Santuario Nacional del Cobre, que se inauguró el 8 de septiembre de 1927, dentro del cual se encuentra un altar de plata maciza y otros adornos muy valiosos.

Este sitio sagrado se encuentra localizado en el Cobre, un municipio de la provincia oriental de Santiago de Cuba, tiene tres naves con una fachada principal simétrica, una estructura central que termina en una cúpula y las naves laterales están adornadas por unas torres donde el campanario domina en un nivel inferior.

En el lugar donde está la Virgen se encuentra la llamada capilla milagrosa, un pequeño recinto donde los creyentes depositan sus ofrendas, como: joyas de oro y piedras preciosas, muletas, entre otros objetos de valor.

Más tarde, este Santuario Nacional de Cobre se proclamó como una Basílica Menor el 22 de diciembre de 1977 por el Pontífice Pablo VI, quien luego envió a Cuba al cardenal Bernardin Gantin, para que fuese el portador de la Bula pontificia, es decir, del documento autenticado con el sello del Papa sobre este acto religioso.

El Santuario Basílica de Nuestra Señora de la Caridad de El Cobre es uno de los lugares de mayor culto cubano, donde los creyentes asisten frecuentemente para conseguir el apoyo espiritual de su amada patrona y la solución de sus problemas.

Hallazgo de la Imagen

A continuación, presentamos un extracto del documento que contiene la historia de la Virgen, mejor conocido como Audiencia de Santo Domingo, pliego número 363, que está resguardado en las instalaciones del Archivo de Indias de Sevilla, España, y que fue encontrado durante una investigación que realizaba el historiador Levi Marrero Artiles sobre textos antiguos de su país natal Cuba.

A continuación presentamos el importante testimonio que quedó por escrito, del testigo presencial Juan Moreno, quien ya anciano contó en detalle cómo ocurrieron los hechos cuando él y los dos hermanos Hoyos, hallaron en el mar a la Virgen de la Caridad del Cobre, y dice así:

En el lugar de las minas de Santiago de Prado, el primer día de abril del año 1687, el Beneficiario Sr. Juan Ortíz Montejo de la Cámara, Curador Rector de la Parroquia de este lugar, Comisionado Juez, por el Sr. Don Roque de Castro Machado, Juez Oficial Provisional y Vicario General de la Ciudad de Cuba y su Distrito, a cargo del gobierno temporal y espiritual de este Obispado.

VIRGEN DE LA CARIDAD DEL COBRE

Reunidos para registrar las apariciones y milagros de la Santísima Virgen María Madre de Dios y Nuestra Señora de la Caridad, hizo parecer Juan Moreno, de quien Dios recibió un juramento y una cruz, que él lo hizo de acuerdo con la forma de la ley, prometió decir la verdad de lo que sabe.

Cuando le preguntaron sobre sus datos personales, él respondió que se llamaba Juan Moreno, que era un negro esclavo, natural de ese lugar, y que tenía ochenta y cinco años. Luego le pidieron que explicara los detalles de lo que sabía sobre la aparición de Nuestra Señora Caridad y Remedios.

A lo cual él les dijo que los diez años de edad buscaba sal en la Bahía de Nipe, que estaba ubicada en la banda del norte de esta Isla de Cuba, y que estando en compañía de Rodrigo de Hoyos y Juan de Hoyos, quienes eran dos hermanos indios naturales, con quienes iba a buscar sal y habiéndose refugiado en Cayo Francés que está en medio de dicha Bahía de Nipe para con buen tiempo ir a la salina.

Pero estando una mañana el mar en calma partieron de allí antes de que saliera el sol los que serán conocidos después como los tres Juanes. Continuó explicando que estando en la canoa y alejados de dicho Cayo Francés.

Vieron una cosa blanca flotando en una tablita pequeña sobre la espuma del agua y que no sabían lo que podría ser, y cuando más se les acercaba primero pensaron que parecía un pájaro o ramas secas, incluso los indios Hoyos dijeron que se parecía a una niña.

VIRGEN DE LA CARIDAD DEL COBRE

Luego cuando la rescataron la reconocieron como Nuestra Señora la Virgen Santísima, con un niño Jesús en su brazo. Además, Juan Moreno contó que en dicha tablita se veían unas letras grandes y que al leerlas el joven Rodrigo de Hoyos decía: ‘Yo soy la Virgen de la Caridad’, además destacó la sorpresa que a ellos les causó el que las vestiduras de esta imagen no estaban mojadas.

Después de este gran hallazgo, los tres jóvenes regresaron muy alegres al Hato de Barajagua, al llegar le contaron lo sucedido al encargado Miguel Galán, quién también se emocionó, y de inmediato envió a Antonio Angola para que le llevara la buena noticia al capitán Don Francisco Sánchez de Moya, para que decidiera lo que se tenía que hacer.

Mientras tanto, se colocó a la Virgen en un bello y muy sencillo altar de tablas que le prepararon con una luz encendida. Luego cuando el referido capitán español se enteró de esta maravillosa aparición de la Virgen, ordenó que se construyera una ermita a Nuestra Señora de la Caridad y que se mantuviera siempre alumbrada con una lámpara de cobre.

En este lugar de veneración hecho con palmas de guano y tablas, ocurrieron cosas muy extrañas, ya que el anciano Juan Moreno, contó que varias noches cuando el indio Rodrigo de Hoyos que estaba muy pendiente que la lámpara estuviera prendida.

Él se percató que algunas veces la imagen no estaba en su altar, pero que aparecía al día siguiente con la ropa mojada, esto le causo mucha preocupación, por lo que enseguida de lo comunicó al mayoral y a otras personas del lugar de lo que estaba pasando.

De esta extraña situación también se enteró el capitán Sánchez de Moya, quien al recibir esta nueva noticia, le encomendó al padre Bonilla, un religioso de San Francisco, fuera al Hato acompañado de muchas personas, se llevara en procesión a la Madre Santísima y la colocara en un altar en la Iglesia Parroquial de este lugar, hasta que estuviera listo su propio santuario con el favor del Espíritu Santo.

Luego, como una manifestación de alegría fue celebrada una misa cantada y sermón, rezaron para que pronto la Virgen amada tuviera su propia iglesia para recibir a sus devotos en la cima de la loma que llaman la cantera, y que fue el lugar que ella eligió previamente al enviar señales de luces que aparecían y desaparecían.

Otra de las preguntas que le hicieron a Juan Moreno, fue acerca de los milagros de la Virgen de la Caridad del Cobre, desde que tenía su iglesia en el cerro de la mina a los fieles que la llaman para pedir sus favores divinos, a lo que él respondió que eran bastantes desde que apareció y estuvo colocada en su modesto altar.

Especialmente, contó cómo le salvó la vida al hermano Mathias de Olivera, cuando este cayó por una mina abismal y en todo este terrible momento siempre llamó a la Virgen Santísima de la Caridad, y tal fue la sorpresa que se encontró con una mata de Magüey, de la cual se agarró fuertemente y empezó a gritar para que lo sacaran de allí.

Y de repente unos trabajadores del lugar lo escucharon y lo ayudaron lanzándole unas sogas, de la que se agarró fuertemente para salir. Luego de que fue salvado, este buen hombre le contó a la gente que gracias a la providencia divina pudo mantenerse vivo en dicha rama.

VIRGEN DE LA CARIDAD DEL COBRE

También habló del milagro de la Virgen de la Caridad del Cobre, relacionado con la curación de graves dolencias de las personas que utilizaban el aceite de la lámpara que alumbraba su altar.

Lo cual se hizo una creencia popular a raíz de lo que contaba el hermano Mathias de Olivera, en cuanto a que algunas veces la lámpara estaba a punto de apagarse porque no tenían aceite que ponerles, y cuando la volvían a revisar aparecía llena, por lo que se mantenía encendida por varios días sin explicación alguna.

Juan Moreno, dijo también que él había escuchado el milagro de la Virgen cuando durante una insoportable sequía, los pobladores tenían que caminar muchas leguas para conseguir agua, la Virgen con su bondad infinita había escuchado las suplicas que le hacían.

Especialmente cuando la bajaron a la Iglesia Parroquial para hacer un recorrido por el lugar, y en ese momento se produjeron mucho vientos y comenzó a llover tanto que la regresaron a su iglesia y en un instante creció el río y se terminó la sequía.

Dado que son muchos los milagros que ha realizado, por cuanto el aceite de su lámpara sirve para curar las enfermedades. Y que por fallecimiento del hermano Mathías de Olivera, se incorporó el hermano Melchor de los Remedios, quien siempre invocaba a la Virgen Santísima Nuestra de la Caridad y Remedios.

Y así le invocaran para pedir por sus necesidades y en su Santísimo Rosario que le rezan todas las tardes a coros en su iglesia, le invocan Virgen SS.ma. María Madre de Dios y Señora de la Caridad y Remedios. Todo lo cual es la verdad, y así lo afirma como cristiano.

Se leyó la declaración, y dijo que está bien. Juan Moreno no firmó por no saber hacerlo. Juan Ortiz Montejo de la Cámara. Ante mí: Antonio González de Villarroel. Notario Mayor Público.

Peregrinación en 2011

Con motivo de las fiestas de aniversario por los cuatrocientos años del descubrimiento de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), decidió declarar el Año 2012 de Jubileo Mariano, un año de celebración para toda la Iglesia Católica en Cuba.

Por tal motivo organizaron un recorrido religioso por todo el país llevando la imagen llamada «La Mambisa», que está custodiada en la parroquia de Santo Tomás, en la Arquidiócesis de Santiago de Cuba, la cual tiene especial importancia por representar a los cubanos que lucharon contra el colonialismo español.

La peregrinación comenzó el 8 de agosto de 2010 con un viaje por el oriente y se trasladó hacia el oeste, montada en una camioneta equipada para este propósito, que condujo José Armando García Fernández, conocido como «el conductor de la Virgen», durante 29.978 kilómetros, logrando llevar el mensaje de alegrías por esta celebración a las ciudades, pueblos, caseríos, escuelas, hospitales, unidades militares, prisiones, hogares maternos, capillas, conventos, entre otros lugares.

El 17 de julio del 2011, la imagen de la Virgen Sagrada, hizo presencia primero en la Diócesis de Matanzas  y luego en la Arquidiócesis de La Habana, donde muchos devotos celebraron en la comunidad de Niña Sierra.

Desde allí, visitó brevemente El Límite, Entronque y Matadero hasta que fue llevada a la ciudad de Madruga, donde monseñor Juan de Dios Hernández entregó oficialmente la imagen y una estola al cardenal Jaime Ortega Alamino, arzobispo de La Habana. La estola acompañó a todos los pastores durante el recorrido de la imagen y pasó de uno a otro hasta la última celebración.

Unos meses después, en el día en que se celebra su conmemoración en Cuba, la imagen estaba en una importante villa, donde luego visitó diferentes ciudades del país.

El 18 de septiembre, cientos de feligreses la llevaron en catamarán «Río Júcaro» a la Isla de la Juventud donde la recibieron en el puerto de Gerona, luego le dedicaron unas extraordinarias jornadas religiosas de veneración. La madre santísima continuó su viaje por la parte sur de la Arquidiócesis de la Habana. Al final, fue entregada por el Cardenal Ortega al Monseñor Jorge Enrique Serpa, Obispo de Pinar del Río, el día 2 de octubre en El Blanquizal.

El semanario «El artemiseño», reseñó tanto su llegada a la zona como la participación de la banda local de conciertos en su recepción. El día 3 de octubre siguió a la parroquia de Artemisa donde pasó dos días. Luego fue recibida en Candelaria, recorriendo Cayajabos, Soroa y Las Terrazas. Después llegó a San Cristóbal y Consolación del Sur el 12 de octubre, allí visitó el hospital provincial Abel Santamaría y el hospital infantil Pepe Portilla.

El resto del mes de octubre, estuvo en las comunidades de San Luis, San Juan y Martínez, donde debieron detenerse frente a las casas y escuelas para que los niños y sus familiares pudieran contemplar de cerca a la imagen de la Virgen.​ Ya para el día domingo 23 de octubre se encontraba en el Cabo de San Antonio, extremo occidental de Cuba, donde se sitúa el Faro Roncali.

Continuó su peregrinaje en los poblados de Guane, Mantua, Minas y Santa Lucía. En todos estos lugares fue recibida con gran alegría por sus fieles, en especial, por los prisioneros y un religioso que por circunstancias particulares no pudieron estar presentes en las plazas donde se les rendían los honores a la Madre Santísima.

Mientras que el día 30, fue celebrada la eucaristía en el Estadio Provincial Capitán San Luis, donde fue levantada la imagen por seis de los mejores peloteros de la provincia. La misa fue celebrada por el Obispo de Pinar del Río, el Obispo emérito Monseñor José Siro y los Monseñores Jorge E. Serpa, Bruno Musaró, nuncio del Papa en Cuba, Juan de Dios Hernández, entre otros.

Posteriormente, esta representación mariana conducida a la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Viñales, visitando Puerto Esperanza y San Cayetano, para finalmente por este mes, llegar a La Palma y Bahía Honda.

Ya para el mes de noviembre del 2011, también se realizó un extenso recorrido de la Virgen de la Caridad del Cobre, esta vez, se empleo la imagen de la diócesis de Pinar del Río de la ciudad de Menelao Mora, visitando las instalaciones de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) y el Instituto Médico Tropical «Pedro Kourí», donde las Hermanas de la Caridad atienden a pacientes con VIH.

A solo un mes de culminar su recorrido por todo el país, se realizó una misa antes del amanecer para celebrar su despedida del municipio de Arroyo y luego fue recibida con una eucaristía en el municipio de Marianao.

Desde allí continuó en procesión hasta el barrio de Pogolotti, después de la parroquia de Jesús del Monte, partió hacia la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús y la Iglesia de San Pablo, conocida como «Los Pasionistas».

De allí fue trasladada hasta una casa de religiosas Teresianas en la barriada de Lawton, siendo visitada por miles de personas, luego fue entregada a la cercana Comunidad de Santa Lucía, días después visitó el hospital de San Juan de Dios, la Milagrosa, San Juan Bosco, además, de el hospital Cardiovascular y el Oncológico-Neurológico.

En el último mes de la peregrinación, la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre llegó al Convento de San Juan de Letrán, desde donde fue trasladada al Hospital Universitario Calixto García Íñiguez, y luego a la escalera de la Universidad de la Habana, siendo recibida por una multitud de estudiantes y profesores universitarios, además visitó la sede del Ballet Nacional de Cuba.

Durante los días 6, 7 y 8 de diciembre, la imagen de la Virgen Mambisa permaneció en la Basílica Menor de la Virgen de la Caridad de Cobre, en el municipio de Centro Habana. Luego visitó el Hospital Clínico Quirúrgico Joaquín Albarrán y varios centros reclusión, la comunidad de Tapaste, el Cacahual, lugar donde descansan los restos del Lugarteniente General Antonio de la Caridad Maceo y Grajales y su ayudante Panchito Gómez Toro, hijo del Generalísimo Máximo Gómez Báez.

De igual manera, en el recorrido se incluyó al Santuario del Rincón con su leprosorio; el Wajay, la Plaza José Martí​ y otros sitios. Para el día 23 de diciembre la imagen cruzó la Bahía de La Habana y el 29 de diciembre, en la plaza de la Catedral de La Habana se celebró una velada cultural preparada por un grupo de artistas cubanos como José María Vitier, Amaury Pérez, Carlos Varela, el grupo Compay Segundo, X Alfonso, Omara Portuondo y Augusto Enríquez.

El 30 de diciembre de 2011, con una celebración solemne y masiva en la Avenida del Puerto, se completó la peregrinación. El cardenal Ortega dirigió la celebración junto con el Monseñor Dionisio García, el resto de los obispos cubanos, Monseñor Bruno Musaró, Nuncio apostólico de Benedicto XVI, Arzobispo de Miami, Thomas Wenski, así como la mayoría del clero habanero, religiosos, laicos y consagrados de La Habana y lugares cercanos que asistieron a la celebración.

Estuvieron presentes además funcionarios del gobierno cubano, incluidos el vicepresidente Esteban Lazo, Mercedes López Acea, el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, Homero Acosta y el historiador de la ciudad de La Habana, Eusebio Leal Spengler.

En la celebración, se agradeció a Armando, el conductor de la Virgen, por su dedicación e interés manifiesto para que concluyera con éxitos todo el recorrido establecido para estas festividades religiosas, asimismo, se anunció el reconocimiento y aprobación por la Congregación para el Culto Divino del título de Basílica Menor a la Parroquia de la Caridad de La Habana.

Sincretismo Religioso

Debido al sincretismo religioso presente en la población cubana, cuyo proceso histórico ha combinado los elementos de las dos religiones diferentes, la Católica y la Yoruba, en la cual la devoción que tienen a la Virgen de la Caridad del Cobre se sincretiza en la creencia con la orisha o santa llamada Oshun. De allí que las festividades en su honor se celebran el mismo día 8 de septiembre.

Oraciones

Las plegarias que se elevan a Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, se pueden hacer ofreciéndoles una vela de color amarillo junto con su estampita o imagen que tengas, para así encomendar todas nuestras necesidades corporales y espirituales, con la confianza que a través de su divina intercesión ante su amado hijo y el Altísimo, nuestros ruegos serán escuchados, así que te invitamos a realizar las siguientes oraciones:

Oración para Casos Difíciles

Cuando tengas una situación que te genera mucha preocupación y necesitas de la ayuda y el consuelo de la Madre Santísima, hazle la siguiente oración para pedirles por la solución de los problemas.

Santísima Virgen de la Caridad del Cobre, Reina de la esperanza, Madre amorosa, que irradias las gracias divinas, y arroja luz sobre quienes sufren, con amor maternal y un corazón bueno y abierto, otorgas generosamente tus favores a quienes se acercan a tu hermosa imagen pidiendo ser escuchada.

No olvidéis, Virgen Santísima de la Caridad, Madre de Dios y de los hombres las tristezas e infortunios de la tierra. Regad bondad a todos los que os solicitan, creyendo en vuestro inmenso poder y con verdadera fe y firme esperanza, ayuda y consuelo para remediar sus preocupaciones.

Adorable madre, flor del cielo, gloria del mundo, auxilio del pobre, dirigid una mirada compasiva sobre los que sufren y luchan con afán contras las adversidades. Soberana Emperatriz del cielo y la tierra, tened compasión de aquellos que sufren y pasan por momentos complicados, tened compasión de los que amamos, tened compasión de los que lloran, y danos a todos auxilio, esperanza y paz.

Oh Santa Virgen, Madre de la Caridad, patrona singular, luz y nuestro consuelo, danos tu fuerza, ayúdanos en las pruebas y tribulaciones diarias, por difíciles que sean, líbranos del mal, la enfermedad y la desgracia, y protégenos de los peligros y enemigos.

Virgen de la Caridad, dulce esperanza, con gran devoción, humildad y alegría, hoy suplico tu poderosa intercesión para que puedas poner tu mano generosa sobre mí, ahora que la dificultad me agobia y me siento sin ánimos.

Virgen de la Caridad del Cobre, por tu compasión y amabilidad, por los muchos milagros que concedes, haz realidad mis deseos, por favor, madre santísima, acompáñame, tú que ves mi sufrimiento, intercede por mi ante el Altísimo, para que se solucionen mis necesidades y problemas difíciles. (Realiza tu petición).

Oh dulce reina, oh poderosa Virgen, abríganos con tu amor, danos protección y ayuda en las solicitudes presentadas, sé nuestro refugio seguro y permite que nuestro clamor llegue al cielo para que el Señor nos asista y nos de su gracia y bendición.

Bendita Caridad del Cobre, celestial y dulce Virgen, escúchanos y únete a nosotros, no dejes, oh madre generosa, que la ansiedad y la tristeza nos invadan, no nos dejes, madre, que pasemos dificultades y sufrimiento, a fin de contar con las cosas necesarias para la vida y podemos dedicarnos con mayor fervor a la salvación de nuestras almas. En el nombre del Padre, del Hijo y de Espíritu Santo. Amén.

Oración para Pedir Justicia

No te desesperes, no sufras, no te lamentes, puede que existan mucha injusticia en el mundo y muy pocos te ayudarán, pero tienes a la Virgen amada, que siempre está para protegerte y brindarte justicia en tus peticiones, reza con fe la siguiente oración:

Virgen de la Caridad del Cobre, tú nunca abandonas a quienes piden tu auxilio. Siempre sientes compasión por quienes sufren o se encuentran en situaciones muy difíciles. Sé que me estás escuchando y que siempre estás a mi lado y de mi familia. Madre Santa, deja que se administre justicia en nuestro caso, que permanezcamos bajo la protección de tu amado Hijo.

Tengo plena confianza en que me ayudaras a proporcionar una solución conveniente a mi difícil situación que tengo en estos momentos, y que se desataran todos los nudos y trampas de los enemigo. También sé que recibiremos la paz, la unificación y la armonía que merecemos después de tantas ansiedades y devastaciones. Amén.

Oración para Honrar a la Virgen de la Caridad del Cobre

Con la siguiente oración podrás agradecer a la Virgen por todos los favores recibidos, por su oportuna intercesión cada vez que la aclamamos y pedimos por todos nuestros seres queridos, y demás personas que necesitan que las auxilien, reza con mucha fe:

Virgen de la Caridad del Cobre, tú que llegaste a nosotros con tu mensaje de paz, desde que apareciste en el mar. Venimos a ti, Madre Santísima, para rendirte honores por tu presencia y tu amor. En ti confiamos nuestros deseos y ruegos. Oramos para que intercedas por nosotros ante el Supremo, para que podamos construir un país lleno de paz y unidad, basado en las enseñanzas de nuestro Señor.

Oramos para que nuestras familias vivan con fe y amor. Pedimos que nuestros niños se fortalezcan en espíritu y cuerpo. Oramos para que nuestros jóvenes reafirmen su fe y responsabilidades en la vida. Oramos por los enfermos y por los que sufren. Oramos por la Iglesia y su misión evangelizadora, por los sacerdotes, diáconos, religiosos y laicos. Pedimos por la justicia y el amor de nuestro pueblo. Amén.

Novena

En la novena a la Virgen de la Caridad del Cobre, diriges unas palabras de arrepentimiento y de gratitud a la Santa Madre, por ser la guía de sus amados devotos y ruegas por la protección divina que necesitas para tener una vida llena de fe. Por lo que debes rezar durante nueve días seguidos, iniciando con el acto de contrición y la oración del día correspondiente. Al finalizar la oración de cada día, pedir el favor que se desea conseguir y rezar un Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Oración preparatoria para cada día:

Virgen de la Caridad, recibida sin pecado, intercede por nosotros que nos amparamos en ti (3 veces).¡Oh! Gloriosa celestial princesa, de ti que nunca se ha escuchado decir que no has acudido al socorro de tus devotos, te imploro de rodillas que me ayudes ante esta necesidad ven y escucha mis suplicas, yo sé que no me vas a dejar solo en esta necesidad.

Confió en ti Madre Santísima, para que me protejas, ruega por mi ante el Supremo, yo sé que no estoy libre de pecados pero que humano está libre de ellos; me atrevo a pedirte que me ayudes a aliviar todas las penas que me angustian y me atormentan. No deseches mis oraciones Nuestra Señora de la Caridad. Así sea. Amén.

Rogativas para cada día

  • Nuestra Señora de la Caridad, Madre Santísima, escúchanos por amor.
  • Virgen de la Caridad, luz sagrada, escúchanos por amor.
  • Virgen de la Caridad, divina palabra, escúchanos por amor.
  • Virgen de la Caridad, fuego divino, escúchanos por amor.
  • Virgen de la Caridad, alegría del pobre, escúchanos por amor.
  • Virgen de la Caridad, gozo del mundo, escúchanos por amor.
  • Virgen de la Caridad flor del cielo, escúchanos por amor.
  • Virgen de la Caridad dulce música, escúchanos por amor.
  • Nuestra Señora de la Caridad, semilla del alma, escúchanos por amor.
  • Nuestra Señora de la Caridad, luz del ciego, escúchanos por amor.
  • Nuestra Señora de la Caridad, maternal consuelo, escúchanos por amor.
  • Nuestra Señora de la Caridad, vive en mi pecho, escúchanos por amor.
  • Nuestra Señora de la Caridad, no me abandones, escúchanos por amor.
  • Nuestra Señora de la Caridad, yo te venero, escúchanos por amor.
  • Nuestra Señora de la Caridad, patrona de Cuba, escúchanos por amor.

Primer Día

Bendita Virgen María, Madre Santísima, te adoramos como mediadora del misterio de la Encarnación, porque gracias a la elección que de ti hizo el Omnipotente nos envió a su hijo a este mundo.

Segundo Día

Bendita Virgen María, Madre Santísima, te veneramos como mediadora del misterio de la Visitación de Isabel, porque a través de tu mediación el Altísimo santificó a Juan el Bautista ya en el seno materno.

Tercer Día

Bendita Virgen María, Madre Santísima, te honramos como mediadora del misterio del Nacimiento del Señor, porque has mostrado al Niño Jesús a los Pastores.

Cuarto Día

Bendita Virgen María, Madre Santísima, te exaltamos como mediadora del misterio de la Adoración de Jesús por los Reyes Magos, porque tú la has presentado al Niño Jesús.

Quinto Día

Bendita Virgen María, Madre Santísima, te adoramos como mediadora del misterio de la Representación de Jesús, porque has puesto al niño divino en los brazos del anciano Simón.

Sexto Día

Bendita Virgen María, Madre Santísima, te glorificamos como mediadora del misterio del cambio del agua en vino en las bodas de Caná, porque a través de tu mediación Jesús obró su primer milagro.

Séptimo Día

Bendita Virgen María, Madre Santísima, te adoramos como mediadora del misterio del Calvario, porque allí estuviste como mediadora entre el Todopoderoso y los hombres, y el Señor nos la reveló como Madre.

Octavo Día

Bendita Virgen María, Madre Santísima, te admiramos como mediadora del misterio del Descenso del Espíritu Santo, porque has llamado al Espíritu divino de la consolación a este mundo por el poder de tu oración.

Noveno Día

Bendita Virgen, Madre Santísima, te adoramos como mediadora en el cielo, porque consideramos cierto que a través de tu mediación el Omnipotente nos da todas las gracias.

Rituales

Con el siguiente ritual podrás hacer tus peticiones y recibir todas esas energías espirituales que necesitas, para ello puedes colocar una figura de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, flores amarillas, una palma, una vela de color amarillo, naranja o dorada, así como un vaso o cualquier recipiente de vidrio o de cristal al que le pondrás miel.

Pero recuerda algo, si no tienes algunos de estos elementos simbólicos, entonces puedes visualizarlos, por lo que no dejes de hacerlo, aquí lo importante es la fe y el fervor que pongas, ya que tus suplicas de seguro serán atendidas y pronto veraz grandes resultados.

Este ritual consiste en colocar sobre una mesa todas las ofrendas que te indicamos. Comienzas dando gracias por las bendiciones recibidas, y le dices que esa miel es para que endulce tu vida, tus anhelos y los de tus seres queridos.

Primero moja el dedo y dices que, así como comes esa miel, bella Virgen de la Caridad del Cobre, así quieres que tus palabras y tu vida se endulcen, para que puedas tener buena salud, una familia maravillosa, amistades sinceras y armonía (o lo que quieras pedir).

Segundo, vuelve a tocar la miel con tu dedo y pásalo por tus los labios y pides por el amor. Tercero, coloca un poco de miel en tus parpados y expresas que eso lo haces para que puedas ver todo con dulzura y puedas fortalecerte de las experiencias vividas. Cuarto, deberás decir que, así como colocas la miel detrás de las orejas, así quiere que se perfume tu vida y que sirva para alejar todo lo malo.

Ya por quinta vez, le dices a la Virgen amada, que, así como frotas tus manos con esa miel, que todo lo que toques fluya en beneficio tuyo y de tu familia. También puedes decir que puedas ayudar a otras personas y mantener un empleo prospero. Después, coloca los cinco trozos de canela dentro del recipiente con la miel y pides por tu amor de pareja, para que estén unidos y exista buena comunicación entre ustedes.

Finalmente, pon tus manos sobre las cinco monedas, y pídele por tus finanzas, para que puedas compras los alimentos y todo lo que necesites, y puedas cancelar tus deudas que tengas, asimismo que aleje las mala inversiones, termina diciendo que te traiga abundancia siempre. Termina este maravilloso ritual prendiendo un incienso y ruega para que la Madre Santísima limpie y purifique tus energías, la de tu hogar, tu trabajo y lo demás que desees. Amén.

Otro Ritual a la Virgen de la Caridad del Cobre, es para pedir un préstamo durante tiempos difíciles, para hacerlo necesitas los siguientes materiales: cinco monedas, cinco velas amarillas o doradas, una estampita de esta advocación de la Madre Santísima.

Lo primero que tienes que hacer es colocar en una mesa las cinco monedas y la estampita al lado de la vela. Diariamente deberás encender una vela amarilla y dedicársela a Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, durante cinco días seguidos. Luego, mientras la vela se quema, debes pedir ayuda para obtener   generosidad y bondad, para que logres conseguir el préstamo lo más rápido posible.

Esta petición puede ser escrita en un trozo de papel marrón y quemada en la llama de la vela al final de los cinco días. Una vez, que recibas el préstamo, deberás hacer oraciones de agradecimiento a Nuestra Señora de la Caridad del Cobre.

Te invitamos a leer los siguientes artículos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.