Tipos de espadas

Existen diferentes tipos de espadas

Como ya sabréis, las espadas son unas armas blancas cortantes que suelen tener una empuñadura y una guarnición. Las hemos visto millones de veces en películas y series romanas, de fantasía, medievales, asiáticas, vikingas, de piratas, etc. ¿Pero os habéis fijado en que no todas son iguales? Eso se debe a que han ido evolucionando con el paso del tiempo, dando lugar a diferentes tipos de espadas.

En este artículo vamos a hablar precisamente sobre este tema. Comentaremos un poco la historia de las espadas y enlistaremos los diferentes tipos más destacables que han existido estos últimos milenios.

Historia de las espadas

Los diferentes tipos de espadas dependen de la cultura y de la época

Las espadas aparecieron aproximadamente 4.000 años antes de nuestra era. Inicialmente eran muy débiles, pues sus hojas se fabricaban con cobre. Después empezaron a surgir las hojas de bronce, luego de hierro y finalmente de acero templado. Tanto la fabricación como el manejo de estas armas varía entre periodos y culturas, dando como resultado diferentes tipos de espadas, tanto en diseño como en objetivo de la hoja.

A partir del siglo XIII a.C. se hacen más comunes las espadas hechas de hierro. Los herreros fueron perfeccionando la técnica hasta conseguir una aleación mejorada, conocida a día de hoy como acero.

Espadas medievales

Fue a partir del siglo XI cuando las espadas normandas comenzaron a desarrollar la cruz o los gavilanes. Este tipo cruciforme se mantuvo tiempo después, durante las Cruzadas, con ligeras variaciones que afectaban sobre todo el pomo. El diseño de estas espadas medievales hacía de ellas unas armas cortantes, pero poco a poco se fueron haciendo más habituales las puntas. Estos son dos ejemplos de tipos de espadas medievales:

  • Bracamarte: Se trata de una espada curvada en la zona superior, muy cerquita de la punta. Es de un solo filo.
  • Estoque: El estoque posee una hoja angosta. Esto significa que se va haciendo más ancha desde la punta hasta la empuñadura. La punta siempre es afilada y tiene mínimo tres lados de la hoja, también llamados mesas. Por lo tanto, se utilizaba menos de corte y más de punta.

Espadas del Renacimiento

Después de la época medieval, ya en el Renacimiento, volvió a cambiar la espada, sobre todo su empuñadura. Esta pasó a ser más larga para que se pudiera manejar de forma ambidiestra. También la hoja se alargó y pasó a llamarse “Spadone” o “Langes Schwert” (viene del alemán y significa “espada larga”). Una variante de esta nueva espada eran las de tipo estoque, diseñadas para perforar armaduras. Aquí algunos ejemplos:

  • Ropera Lazo o Ropera Taza: Este tipo de espada, actualmente conocida como estoque, surgió en España con el nombre original de Tizona (no debemos confundirla con la famosa espada de El Cid). Se usan con una mano y sus hojas son largas y rectas. Le deben su nombre al hecho de que se usaban sobre todo por motivos estéticos de moda, pero también para defensa personal.
  • Rapier o estoque: También conocida como estoque, la espada Rapier se originó a partir de la ropera española. La principal diferencia de estas nuevas variantes es que no es un arma militar, si no que está pensada para el uso civil. Con el objetivo de proteger la mano, la cruz tiene forma de cesta.
  • Smallsword: Traducido signifca “espada pequeña” y se convirtió en un accesorio esencial durante los siglos XVII y XVIII (Barroco), al menos en el Nuevo Mundo y en Europa. La gran mayoría de oficiales militares y hombres ricos llevaban una.

Otros tipos de espadas

Los diferentes tipos de espada han ido evolucionando con el tiempo

Ahora que ya sabemos un poco más acerca de las espadas, hay que destacar que empezaron a perder importancia a principios del siglo XIX. El motivo por el cual cayeron en desuso como arma fue la aparición de las armas de fuego. No obstante, las espadas se siguen utilizando incluso a día de hoy, pero su uso se limita a ceremonias militares. Aún así, muchos ejércitos conservaban toda o gran parte de sus armadas de caballería pesada incluso después de la Primera Guerra Mundial. Ya hemos mencionado algunos tipos de espadas anteriormente, pero veamos cuáles más hay:

  • Alfanje: Se trata de una espada de hoja curva y ancha. Sólo uno de los lados tiene filo, o contrafilo en el último tercio.
  • Bastarda: También se conoce como espada de mano y media. Realmente es un nombre genérico que hace referencia a muchos tipos de espadas europeas cuya hoja es recta y larga. Estas se pueden blandir tanto a dos manos como a media mano.
  • Claymore: El nombre completo es Viperus Claymore. Este término proviene de la lengua británica y significa “gran espada”. El nombre le viene al pelo, pues se requerían de dos manos para poder blandirla. La Claymore se afiliaba por ambos vertientes de la hoja y tenía una empuñadura muy larga que equivalía como mínimo a una cuarta parte del arma entera. De este manera, la persona que la usaba podía sustentarla sin tener que forzar las maniobras.
  • Cimitarra: Este tipo de espada es muy fina, ligera y refinada. Posee una empuñadora protectora y un único filo. Resulta un arma muy cortante.
  • Espadín: A día de hoy se conoce al espadín como el arma predecesora de la espada y es una de las tres hojas que se suelen usar en esgrima. Antiguamente era un arma ligera y dura, cuya hoja solía pesar alrededor de 750 gramos.
  • Falcata: Esta es una espada de hierro que proviene de Iberia. Está estrechamente relacionada con las poblaciones indígenas de la Península Ibérica anteriores a la conquista del Imperio Romano.
  • Florete: El famoso florete cuenta con una hoja de sección rectangular y destaca por ser largo y flexible. Generalmente está hecho de acero inoxidable. Su peso se encuentra alrededor de los 500 gramos y suele medir unos 110 centímetros de largo.
  • Jineta: Se trata de una espada de origen nazarí. Durante la época musulmana fue introducida en la Península Ibérica por los Zenetes.
  • Khopesh: También se conoce como jepesh o kefresh. Es un sable cuya hoja es curva, similar a un hoz o con forma de “u”, según el periodo del que provenga. El filo se encuentra en la parte convexa. Se utilizaba mucho en el Antiguo Egipto, en la zona de Canaán y en el Oriente Próximo.
  • Mandoble: Es una palabra compuesta por “mano” y “doble”. Esto ya da a entender que se trata de una espada grande que se blandía con las dos manos.
  • Montante o espadón: Se trata de una espada ancha cuyos gavilanes son muy largos. Era necesario usar ambas manos para blandirla. La forma moderna y coloquial de llamar al montante es espadón. Sin embargo, ambos términos hacen referencia a espadas grandes medievales y renacentistas.
  • Sable: Esta espada es curva y posee un solo filo. Habitualmente se utilizaba en caballería y fue empleada por oficiales tanto en el siglo XIX como en el siglo XX.
  • Schiavona: El nombre de este tipo de espada deriva de los soldados mercenarios llamados Schiavoni. Posee una empuñadura de canasta y es originaria de Italia.
  • Sica: Se trata de una espada curva procedente de Tracia. Hay que destacar que su borde interno, el único que corta, está extremadamente afilado.
  • Verduguillo: El verduguillo es realmente un estoque muy delgado. Se usa normalmente para descabellar al toro.

Tipos de espadas romanas y griegas

A parte de los tipos de espadas que hemos enlistado hasta ahora, hay otros que han sido muy famosos y utilizados a lo largo de la historia, pero por otras culturas. De estas, podemos destacar la greco-romana. Veamos tres ejemplos de espadas provenientes de estas regiones:

  • Gladius: Realmente es el término romano para referirse a “espada”. No obstante, hoy en día le da el nombre a la típica espada proveniente de la Antigua Roma, aquella que utilizaban las legiones. La hoja de esta era ancha y recta y poseía un doble filo. Normalmente solía medir alrededor de medio metro, pero era frecuente hacerla a medida del propietario.
  • Spatha: Durante el periodo de invasiones bárbaras y de decadencia, la Spatha era el arma blanca usada por el ejército romano. En el siglo I se originó a partir de su antecesora, la espalda gladius. Le dieron un mayor tamaño (hasta cien centímetros de hoja) para que fuera más eficaz si la usaba la caballería.
  • Xiphos: Se trata de una espada corta que utilizaban los griegos antiguos. Era de una mano y doble filo.

Tipos de espadas asiáticas

La katana es muy famosa

Con el paso de los años, también algunos tipos de espadas asiáticas se han vuelto muy populares, especialmente la katana. Comentaremos tres ejemplos:

  • Iaito: Se trata de un sable largo que se usa para practicar el Iaido, que es un arte marcial japonesa. Este arte marcial consiste básicamente en envainar y desenvainar la espada Iaito.
  • Jian: La Jian es la espada más representante de China. Tiene una hoja recta, doble filo y de longitud moderada. Se lleva utilizando desde el segundo milenio antes de Cristo.
  • Katana: Finalmente nos queda por destacar la famosa katana, o catana. Es un sable curvado con un único filo y una punta aguzada. Tradicionalmente la usaban los samuráis. Suele tener aproximadamente un metro de longitud y su peso ronda el kilo.

Ya sabéis un poco más sobre los diferentes tipos de espadas, al menos las más destacables. ¿Cuál os gusta más?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.