Las cruzadas cristianas  fueron una serie de acontecimientos de tipo religioso, donde estuvo involucrada la iglesia católica durante el periodo de la edad media; conoce más de este tema leyendo el siguiente artículo.

Cruzadas-cristianas-1

Cruzadas cristianas

Durante una gran parte de la edad media se llevaron a cabo una serie de conflictos armados  donde estaban involucrados los llamados cruzados. Estos combatientes eran una especie de soldados que  buscaban de algún modo recuperar  la cristiandad en toda la región oriental, la meta era establecer de nuevo el cristianismo en tierra santa.

Los cruzados hicieron votos de forma temporal y uno de sus beneficios era que se les otorga indulgencia y perdón de sus pecados por dichas acciones, ya que estaban salvando al patriota de Jesús. Por toda Europa Occidental existían señores feudales que tenían dominio  sobre muchos reinos; estos conflictos se desarrollaron entre los años 1095 y 1291, lo que representa casi dos siglos de guerras.

Sin embargo las cruzadas no terminaron con la conquista de esos territorios, posteriormente continuaron los conflictos religiosos en las regiones de España y algunas zonas de Europa oriental; los responsables de llevar a cabo  todo el proceso llamado cruzadas, fueron los dignatarios más importantes de la iglesia católica; las operaciones más importantes se llevaron a cao  con la finalidad de derrotar a los gobernantes musulmanes en tierras españolas, los pueblos paganos prusianos y lituanos.

El siguiente artículo sobre Persecuciones cristianas, te permite apreciar también algunos comportamientos sociales de la humanidad por temas religiosos.

Origen

El nombre como tal proviene de la palabra cruz, la cual representaba la imagen de la crucifixión de la figura de Jesucristo, por tal motivo la cristiandad tomó la cruz como un símbolo de liberación, en la cual  todos los soldados deberían llevar en su ropa (en la parte frontal) una cruz, la cual los identificaba como los cruzados.

Aunque la definición tiene algunas argumentaciones por parte de los historiadores, se cree que para el año 1090, ya se había establecido el término cruzada y el  símbolo de la cruz como un movimiento de recuperación de la tierra santa, de manera que se llevará a cabo un proceso de guerra contra los musulmanes para buscar la recuperación de los territorios ocupados por los turcos.

Cruzadas-cristianas-2

A principios de la Edad Media el término fue utilizado para denominar las guerras que llevarían a consolidar el cristianismo en el mundo, obligando a los paganos y no creyentes a realizar votos por el cristianismo. Estas guerras se basan en la persecución de islamistas, paganos, cristianos ortodoxos, quienes tenían el dominio de los territorios santos desde el siglo VIII.

Preámbulo

Los acontecimiento ocurridos en Constantinopla allá por el año 1000 de nuestra era, fueron los que determinaron que las cruzadas existieran; esa región era muy próspera  pero también con mucho poder, se encontraba ubicada en la parte occidental de Asia, se llevaban a cabo grandes negocios y los comerciantes invierten en cualquier cantidad de rubros.

Las rutas comerciales más importantes pasaban por Constantinopla, la cual estaba políticamente en manos del imperio bizantino. La toma de los territorios había sido gracias a las campañas del emperador Basilio II Bulgaroktonos, quien expulsó a todos los habitantes y  seguidores del movimiento de esas tierras.

Después de la muerte del emperador Basilio, el imperio quedó en manos de gobernantes no muy eficientes, sin embargo los turcos estaban tomando fuerza y ya habían invadido algunas regiones. Por lo que tardaron en llegar a territorio de Constantinopla; sin embargo la mayoría de las corrientes turcas, no tenían tierras fijas y Vivian como nómadas, pero también eran simpatizantes del Islam.

Los turcos

Los llamados turcos selyúcidas, quien tenían como líder a Selyuq, deciden invadir Constantinopla, y para el año de 1071 logra derrotar al ejército imperial tomando la región, de esa forma ya bien incluyeron algunas regiones de Asia menor, de manera que casi  toda Constantinopla haya quedado en manos musulmanas.

Cruzadas-cristianas-3

El ejército turco siguió avanzando hacia otras regiones sobre todo hacia el sur donde se encontraba Siria y Palestina, de manera que para mediados de 1075 , casi todas las regiones habían sido dominadas por los musulmanes turcos. En estas invasiones había entrado Jerusalén, la cual era considerada la tierra santa para los cristianos.

Reacciones

Toda Europa estaba conmocionada por estas acciones turcas y muchos temían que los territorios europeos cayeran en manos de los musulmanes. De manera que el mundo cristiano estaba en peligro, se llegaron a escuchar rumores de las barbaridades que hacían los turcos  hacia los peregrinos y cristianos, asesinando y  sometiendo por la fuerza a una gran mayoría de fieles.

El comienzo

Las cruzadas comienza cuando el papa Alejandro II había comenzado unos años antes a  notificar sobre el peligro de las invasiones turcas y el dominio que querían implantar los musulmanes en Asia menor y Europa. Para el año 1065 se habían producido invasiones a las regiones de Sicilia y en el año 1064 sobre las regiones Ibéricas, de manera que el precedente de una guerra santa se avecinaba, Por lo que el papa Alejandro II ofreció indulgencia a quienes deseaban  intervenir en la guerra.

Para el año 1074, se hace una convocatoria a los soldados de Cristo por parte del papa Gregorio VII, quien los denominó «Milites Christi»,  solicitando que fueran a la ayuda del imperio bizantino, el cual había caído bajo las armas de los turcos. Este llamado no fue tomado en cuenta por muchos gobernantes quienes incluso hicieron una gran oposición.

Las rutas comerciales hacia Jerusalén fueron cerradas y muchos no deseaban establecer un conflicto con los turcos, Durante cinco años hubo algunos intentos de los turcos por entrar a Europa pero fueron repelidos, sin entrar en conflictos mayores, Sin embargo para el año de 1081, asume el mando en el imperio Bizantino el emperador  Alejo Comneno.

La participación bizantina

Este dignatario había decidido hacer frente al ejército turco, pero viendo su poderío decidió buscar ayuda en occidente. Sin embargo la mayoría de los gobiernos habían roto relaciones después de algunos conflictos ocurridos durante el año 1054, no obstante el emperador Bizantino esperaba contar con la ayuda de esas fuerzas para sacar a los turcos del territorio.

Alejo había solicitado al papa Urbano II su intervención para reclutar hombres en forma de mercenarios para que pudieran hacer frente al ejército turco. El papa había dado muestras de poder en asuntos militares cuando promulgó la «Tregua de Dios»,  la cual decía que ningún soldado cristiano podía combatir desde el viernes al atardecer hasta el lunes en la mañana.

Las rutas

Para el año de 1095 el papa Urbano II convocó al concilio de Lascencia, donde expuso la propuesta del emperador Bizantino Alejo, esta no tuvo importancia debido a conflictos  ideológicos y personales de los asistentes con el Sacro emperador romano alemán Enrique IV, lo que dejó a un lado la petición.

El Islam a través de los ejércitos turcos, se había consolidado y representaban un gran peligro para Europa. El islam estaba bien preparado para la guerra, y muchos gobiernos europeos también estaban listos para enfrentar una posible invasión. Estas situaciones fueron cogiendo cuerpo y las autoridades cristianas decidieron dar comienzo a la recuperación de las tierras.

Cruzadas-cristianas-4

Los turcos comenzaron a avanzar pero fueron repelidos por el ejército de la cristiandad quienes tenían el apoyo del ejército europeo. Como el de Venecia, Francia y algunos ejércitos germanos. Sin embargo, el primer conflicto de los cruzados se llevó a cabo en la península ibérica.

Diversas cruzadas

el desarrollo de los acontecimientos llevaron a un periodo de más así 200 años de conflictos guerras, donde hubo muerte, tortura y mucha sangre derramada, estas cruzadas lucharon por la reconquista de los territorios ocupados,  fueron levadas a cabo a través de diversas regiones, se cree que el primer llamado de las cruzadas sucedió el 27 de noviembre de 1095.

Cuando en una sesión pública llevada a cabo durante el concilio de Clermont en Francia, el papa se dirigió a la multitud para solicitar a todos los cristianos y fieles congregados a emprender la guerra contra los turcos. El papa explicó a los asistentes que los musulmanes estaban  maltratando a los peregrinos en todas las regiones cristianas de oriente.

Ofreció además el perdón de los pecados quien acudiera a tan grande misión de salvar a esos pueblos, los interesados debían estar preparados para recibir la ira divina. Inmediatamente la multitud comenzó a gritar de júbilo y se escuchaban los gritos de ¡Dios lo quiere!, ¡Dios lo quiere!’miles de fieles comenzaron a arrodillarse ante el papa Urbano II, solicitando unirse a las cruzadas sagradas, de manera que la primera cruzada legal se llevaría a cabo entre los años 1095 y 1099. Desde ese momento empieza una etapa que marcó la historia del cristianismo.

Las guerras ideológicas también forman parte de la historia del hombre, en el artículo Quién fundó la iglesia cristiana te mostramos de qué forma se llevaron a cabo esos acontecimientos.

Todas las cruzadas

Después de la declaración de Urbano II comenzó la captación de fieles que estaban dispuestos a luchar para defender el cristianismo. Los primeros grupos fueron liderados por el predicador Pedro de Amiens el Ermitaño juntos algunos caballos franceses; fue denominada en sus comienzos como la cruzada popular, la de los pobres o la de Pedro el Ermitaño.

Cruzadas-cristianas-5

La primera cruzada

Este primer grupo estaba compuesto por personas muy humildes pero con un corazón guerrero. Se dirigen en primer lugar y de forma muy desorganizada hacia Oriente, donde  asesinaron a miles de judíos. Estas tropas fueron repelidas en 1096 por  el ejército del Rey Colomán de Hungría; los primeros cruzados causaron estragos en Hungría.

Sin embargo el rey Coloman mantendría una actitud hostiles hacia los cruzados que se mantenían en otras zonas. El odio crecía ya que los ejércitos cruzados habían asesinado en un primer momento a más de 4000 húngaros; Coloman derrotaba igualmente a los ejércitos cruzados que intentaban seguir avanzando en tierras húngara

El sacerdote Gottschalk fue uno de los pocos que pudo entrar en esas tierras  con su ejército de cruzados, junto a grupos de alemanes, quienes posteriormente fueron expulsados por el ejército de Coloman .La lucha era encarnizada y el rey húngaro  busco la opción de firmar un tratado en el cual, los cruzados se comprometían a pasar por territorio turco sin cometer ningún tipo de atrocidad o muerte. Sin embargo al llegar a tierra turca, el ejército de cruzados fue derrotado fácilmente por el ejército musulmán.

La cruzada de los príncipes

Era un ejército más organizado y según los historiadores fueron considerados realmente como la primera cruzada, estaba constituida por soldados y fieles de Francia, Sicilia y de los Países Bajos, creado en el año 1096. Estas tropas fueron dirigidas por nobles de segunda entre ellos Godofredo de Bouillón, Raimundo de Tolosa y Bohemundo de Tarento; durante su estadía en Constantinopla juraron devolver el imperio Bizantino a los cristianos.

Este ejército marchó desde Bizancio hasta Siria, sitiando la región de Antioquia y conquistado todos sus territorios, sin embargo después de recuperar el territorio Bizantino, no lo devolvió a os c cristianos y su líder  llamado Bohemio creó un principado en la región de Antioquia.

Con esta conquista terminará la primera cruzada, que solo sería un preámbulo a finales del año 1000 para dar paso a nuevos conflictos y nacimiento de la segunda cruzada llamada la del 1101, que tampoco tuvo mucho éxito y fue derrotada por los turcos cuando intentaban entrar en territorio tomados por los islamistas.

La segunda cruzada

Esta segunda guerra comenzó a partir de 1140 y es un proceso que se llevó a cabo después que los estados musulmanes estaban más consolidados. Sus reinos se expandieron hacia el mediterráneo y el espíritu de la guerra santa crecía, mientras que la fuerza para mantener las cruzadas estaba decayendo lo que se temía por perder algunos territorios.

Muchos caudillos lograron unir a los estados musulmanes y decidieron lanzarse a la conquista de los reinos cristianos. El primero en ser atacado fue el estado Franco que recibió a los ejércitos de Mosul y de Alepo en 1144, la debilidad de los ejércitos cruzados no fue tan importante lo que llevó al papa Eugenio III a formalizar la segunda cruzada.

El abad de Claraval, llamado Bernardo y autor de la doctrina de los templarios comenzó la predicación para que se lleve a cabo esta segunda cruzada. En esta etapa participaron reyes de la cristiandad como el rey Luis VII de Francia y el emperador germano Conrado lII, sin embargo sus diferencias no permitieron lograr su objetivo de atacar Edesa, sino que atacaron Damasco un estado aliado de Jerusalén.

Por lo que la cruzada representó todo un fracaso, después de tomar la ciudad solo duraron dos semanas y posteriormente regresaron a sus países, esto ocasionó que Damasco cayera en las manos de Nur al-Din, un líder musulmán que poco a poco estaba invadiendo territorios europeos; de esta forma y con el ataque de Balduino III termina la segunda cruzada.

La tercera cruzada

Comienzan hacia el año 1174, con la aparición de Saladino en Egipto, el cual fue enviado por Nur al-Din para que se hiciera cargo de ese territorio, pero no solo  gobernó este país sino que se apoderó de toda la zona, sobre todo entre Siria y parte del medio oriente, para dar comienzo a la dinastía Ayubí. La idea de Saladino era expulsar a todo cristiano de esas     zonas y sobre todo de Jerusalén.

Con la muerte de Balduino IV gobernante de Jerusalén el estadio se dividió, y su nuevo     gobernante Guido de Lusignan asume el poder. Este gobernante tuvo muchos inconvenientes internos y externos que lo llevaron a consolidar una guerra con Saladino, la cual pierde  al igual que la ciudad.

Posteriormente se destacan conflictos y enfrentamientos para sacar a Saladino de Jerusalén pero fueron infructuosos. Saladino asesinó a uno de los líderes cristianos más importantes como Reinaldo de Châtillon que intentó tomar Jerusalén y quien fue derrotado en 1187. Los ejércitos cristianos fueron derrotados, dejando el reino indefenso, de manera que Jerusalén estaba totalmente sitiada por los musulmanes.

Esta situación  trajo mucha indignación en toda Europa, ya que Saladino había decretado la eliminación del estado de Jerusalén, lo que llevó al papa Gregorio VII a  convocar una nueva cruzada en el año 1189. En ella participaron reyes de importancia como Reinaldo de Châtillon de León quien era hijo de Enrique II, también Felipe II Augusto de Francia y el emperador Federico I Barbarroja

Barbarroja partió hacia Germania buscando llegar al imperio bizantino, pero no lo logró, sin embargo  los otros reyes buscaban llegar a Jerusalén, Felipe II fue uno de los que pudo llegar a Jerusalén y contaba con más de10.000 hombre procedió a tomar la ciudad, pero decidió a última hora no entrar en conflicto, sino de firmar un tratado con Saladino, donde se permite libre acceso de los peregrinos desarmados a la Ciudad Santa.

Saladino murió unos meses después y la tercera cruzada terminó en otro fallido intento por tomar ciudad santa, sin embargo algunos conflictos continuaron en otras regiones que dieron pie a la última cruzada.

La cuarta cruzada

Después de firmar la tregua que dio final a la tercera cruzada en 1193, las regiones de oriente estuvieron un tanto calmadas, los estados Francos se convirtieron en colonias comerciales muy prósperas, pero la recuperación total de Jerusalén aún estaba en pie. De manera que en el año 1199 el papa Inocencio III convocó una nueva cruzada para aliviar la situación de los estados cruzados.

En esta cruzada no estuvieron involucrado los reyes, estaba dirigida a recuperar Egipto en primer término, de esta forma las rutas se trazaron por el mar entre los líderes cruzados se encontraban El dux Enrico Dandolo, Bonifacio de Montferrato y Alejo IV Ángelo, quienes tenían como primer destino Constantinopla.

Estos reyes tenían como meta llegar a Hungría y tomar algunos territorios, esto no estaba en los planes del papa por lo que cada uno de ellos fue excomulgado. Bizancio es tomada y en 1203 asume el reino Alejo IV, sus conflictos con los cruzados eran terribles y un año después fue depuesto cuando los propios cruzados tomaron el reino el cual fue saqueado y asolado.

El saqueo permitió que llegaran a Europa miles de obras de arte, joyas, libros y reliquias  (que actualmente se encuentran en museos y manos de coleccionistas). El Imperio bizantino quedó totalmente destruido, sin embargo los propios cruzados decidieron establecer el imperio latino. Posteriormente el reino fue tomado en el año 1261 por el imperio de Nicea, con la finalidad de restituir el orden.

Esta cuarta cruzada destruyó muchos reinos y debilitó a varios estados franco palestinos, así mismo muchos cristianos después de la destrucción del imperio Bizantino,  los cristianos   que se encontraban en Jerusalén emigraron hacia el nuevo estado latino, con estos hechos terminaron las cruzadas mayores.

Cruzadas menores

La  dispersión de los cruzados estaba comenzando a apagarse, sobre todo después del fracaso de la cuarta cruzada. Apareció un criterio el cual determinaba que los cruzados más puros debían  tomar realmente la ciudad de Jerusalén, aparecen entonces diversas cruzadas que intentaron tomar Tierra santa.

Una de ellas fue organizada por niños que llamaron la cruzada de los jóvenes, quienes intentaron  tomar por sus propios medios Jerusalén pero fueron capturados y posteriormente vendidos como esclavos. Aparece entonces la proclamación del papa Inocencio III en 1213 donde declara la quinta cruzada.

Quinta cruzada

Se armo uno de los ejércitos más grandes de cruzados y en 1218, y siguiendo la idea de la cuarta cruzada, deciden atacar nuevamente Egipto, las tropas estaban al mando de Honorio III, quien se unió al ejército del rey cruzado Andrés II de Hungría, sin embargo su intento fue fallido cuando intentaron tomar Daniela; fueron derrotados en el año 1221 terminando así con otro fracaso por parte de los cruzados.

Sexta cruzada

La orden del papa después del fracaso anterior, fue ordenar al emperador Federico II Hohenstaufen, una penitencia la cual consiste en liderar el ejército de cruzados, pero al tardar para armar el ejército fue excomulgado. Las tropas se armaron por fin en 1228 a cargo del propio Federico II, a escondidas del papa; el emperador tenía pretensiones de tomar el trono de Jerusalén, partió sin recibir el permiso del papa, de esta forma pudo recuperar Jerusalén en 1229 proclamándose rey.

Séptima cruzada

Para el año de 1244 Jerusalén vuelve a caer pero esta vez de forma definitiva, lo que provocó que el rey Luis IX de Francia, posteriormente llamado por la iglesia «San Luis», organizara una nueva cruzada. Al igual como se hizo en la quinta cruzada se enfiló hacia Daniela, fracasando nuevamente y hecho prisionero en la ciudad de El Mansura, Egipto, terminaba entonces esta cruzada sumando un fracaso más a la lista de intentos.

Octava cruzada

Tuvieron que pasar 25 años después de la séptima cruzada para que Luis IX de Francia organizara nuevamente otra cruzada en 1269. Esta vez el objetivo era tomar Túnez para poder movilizarse hacia Egipto; el rey consideraba reunir tropas en esa región y proceder desde allí a la invasión.

Las cruzadas de esa época no tenían la misma energía que en años anteriores, pero si la misma agresividad, sin embargo al llegar Túnez el país estaba infestado de difteria y la mayoría murió incluso el rey Luis IX, terminando de este modo con la penúltima cruzada menor.

Novena cruzada

Forman parte de la finalización de la octava cruzada y se unen en un proceso histórico, donde El príncipe Eduardo de Inglaterra, quien después pasaría a ser Eduardo I, decidió unirse a las tropas del rey Luis IX de Francia (Quien  había fallecido anteriormente) para invadir Túnez.

El príncipe decidió continuar con la cruzada a través de un ejército de casi 2000 hombres,  llegó a la región en mayo de 1271, sin embargo la toma no pudo llevarse a cabo por el abandono de otras tropas, fieles al nuevo que papa Gregorio X quien desistió de la idea de seguir con estas acción, el ejército del príncipe Eduardo quedó reducido a un simple campamento de combatientes.

Después de firmar una tregua con las autoridades de Túnez regresa a su tierra, pero, sus enemigos al saber que tenía intenciones de armar una nueva cruzada intentaron asesinarlo  en de junio de 1272. La herida no fue mortal y el príncipe estuvo muy enfermo por varios días, al sanar regresó a Inglaterra.

Eduardo junto a algunos papás intentaron nuevamente predicar nuevas cruzadas, sin embargo no habían conseguido aliados ni seguidores, por lo que los cruzados decidieron en 1291 y tras la caída de Acre, evacuar las últimas posesiones en Tiro, Sidón y Beirut. Terminando de esta forma con ese movimiento que dejó una gran estela de guerra, muerte y atrocidades.

Consecuencias

Después de casi 200 años de guerra y matanza, las cruzadas dejaron una estela de  situaciones que incluso hoy en día se sigue padeciendo, para muchos especialistas este movimiento nunca debió haberse planteado de esa forma, ya que el enfoque dado por las autoridades eclesiásticas para recuperar Jerusalén no permite tener claridad en los procesos.

Jerusalén solo fue recuperada en el año 1099 y sin embargo, se perdió nuevamente unos años después. La guerra, la muerte, la tortura y el saqueo fueron verdaderamente el resultado principal de este proceso, pero veamos otras consecuencias.

De tipo religioso

Consolidó la desunión entre las iglesias latinas y ortodoxas, donde la situación del Cisma en 1054, abrió las cicatrices para generar más divergencias. Así mismo la conquista de Constantinopla por parte de la iglesia latina no fue muy bien vista por la iglesia ortodoxa; el cristianismo presentó a los musulmanes como sus enemigos, por lo que busco por muchos años eliminarlo, lo cual no pudo.

Por su parte los representantes del Islam, dejaron de respetar a los cristianos declarándolos también como sus enemigos. Por otro lado los Judíos fueron perseguidos por los cristianos en todas las regiones Europeas, lo que creo un odio que se mantienen hoy en día.

De tipo Social

Los gobiernos feudales quedaron reducidos a miseria, acabaron con muchos reinos y  algunos emperadores islámicos llegaron a suicidarse al saber que habían perdido todo. Los siervos y vasallos alcanzaron cierta libertad gracias a la toma de muchas tierras por parte de los reyes, las ciudades ricas se beneficiaron con ganancias que provienen de negocios con el transporte y el comercio.

Los franceses, quienes fueron los precursores de las cruzadas, tuvieron una gran influencia en el medio oriente, donde hasta la época actual se siente su participación en situaciones de tipo tradicional y cultural. Muchas regiones del medio oriente incluso mantienen el idioma francés  como lengua principal.

Económico

El comercio se dividió y la mayoría de las regiones de Oriente  tuvieron un progreso importante, gracias a la entrega de los reyes y la apertura de rutas comerciales. Así mismo  el comercio por mar y rio se intensificó de manera que en Europa y oriente se llegaron a comercializar productos entre países como Sicilia, Génova, Venecia, Marsella, Barcelona entre otras ciudades.

Cultural

Los saqueos realizados por los cruzados, eliminaron parte de la tradición cultural de algunas regiones Bizantinas y del mediterráneo, Europa recibió miles de obras de arte, joyas y libros que forman parte hoy día de la cultura oriental que ha permanecido por muchos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here