San Chárbel: ¿Quién es? ¿Quién fue? Listones y Más

Chárbel Makhlouf, fue un monje asceta y maronita de origen libanés, que se ha convertido en una figura de popularidad en los últimos tiempos, esa imagen de un hombre mayor de barba blanca y túnica de color negro en una posición de oración es la que más conocemos, pero nosotros te queremos invitar a que conozcas aquí, todo sobre San Chárbel.

San Chárbel

¿Quién fue San Chárbel?

Chárbel Makhlouf, mejor conocido como Sarbelio o San Chárbel, nació en Annaya, Líbano, el 8 de mayo de 1828 bajo el nombre de Youssef Antoun Makhlouf, el mismo llegó a convertirse en un asceta y monje maronita. El Líbano es la sede principal de todos los Maronitas, de los Patriarcas y es parte de la Tierra Santa.

Su familia era campesina, y fue el quinto hijo en nacer de la unión de Antun Makhlouf y Brigitte Chidiac, se conoce que perdió a su padre cuando tenía solo 3 años de edad y fue su mamá Brigitte Chidiac, quien le cuidó y le enseñó a él y a sus hermanos cómo tener una vida con ejemplo de virtud y fe. Ella se casó en una segunda ocasión con un hombre bueno y devoto, que llegó a ser también un monje maronita, ya que en esta religión un hombre que esté casado puede tener la oportunidad de ordenarse como sacerdote.

Sus estudios los realizó en la escuela parroquial y también prestaba ayuda a su padrastro cuando hacia el ministerio sacerdotal, fue su padrastro quien le enseño a tener una vida de oración, con 14 años trabajaba como pastor de ovejas, un día se encontró con una cueva, decidió acudir allí, todo los días para sentarse a orar con mucha frecuencia y regularidad. Los otros jóvenes del pueblo se burlaban de Yousseff Makhlouf por su manera de ser. No solamente recibió un buen ejemplo de su madre y su padrastro, sino también de los hermanos de su madre que pertenecían a la Orden Libanesa Maronita, a quienes el visitaba y hablaba con frecuencia.

Sus años como Monje Maronita

Con 20 años de edad  Youseff  Makhlouf ayudaba a mantener a su familia, y aunque ya tenía edad para casarse, él quiso esperar. Cuando tenía 23 años de edad en 1851 Youssef Makhlouf toma la decisión y se traslada a la localidad de Mayfoug, en donde ingresa como novicio en la orden de los Maronitas en el Convento de Nuestra Señora de Mayfouq, allí recibe el nombre de Fray Chárbel, posteriormente va hasta Kfifen en donde obtuvo muchas instrucciones y enseñanzas de quien sería su confesor San Nimatullah Al-Hardini. Estudió filosofía y teología en el Monasterio de San Cypriano de Kfifen.

San Chárbel

Fue en el Monasterio de Annaya en donde pasó toda su vida de monje hasta que murió, sus votos los tomó en el año 1853 y como sacerdote fue en 1859. Durante su vida de monje practicó y se destacó por manifestar su amor a Cristo y la Virgen María y por llevar una vida constante de oración, ayunos y de sufrimientos, además el también predicaba y tenía el don de la Taumaturgia o sanación de enfermos, que de acuerdo a muchos de sus creyentes, siguió haciéndolo aún después de haber fallecido.

Ejemplo de Vida consagrada al Sacerdocio

De acuerdo a la información que se tiene de este santo, cuando tenía 25 años de edad dedico su vida a la liturgia católica, para 1853 hace los votos religiosos de obediencia, pobreza y castidad, y al cumplir 31 años tuvo la ordenación completa por imposición de manos de Monseñor Yusef El-Marid, era el 23 de julio de 1859, quedó consagrado en la sede patriarcal de Bkerke.

A través de su vida de sacerdocio el solamente puso en práctica todas las enseñanzas que recibió de parte de su guía espiritual y maestro en teología, el hoy Beato Nemtala El Hardini, este le había dicho que ser un sacerdote era como ser otro Cristo, y para eso se debía seguir el camino del Calvario, lo invitó a que se comprometiera sin dejarse decaer, ya que el mismo Cristo sería quien le ayudaría.

Fue de esta manera que San Chárbel decidió consagrase religiosa y sacerdotalmente, llevando una vida semejante a la de Cristo, sacrificándose y preparando su misa de tal manera para que fuera el punto central en donde podía llevar una vida de sacerdote ermitaño.

San Chárbel vio que su misión como sacerdote, debía ser como lo describía la Biblia en Génesis 12,1-3, cuando Dios llama a un sacerdote tal como hizo con Abraham debía dejar su tierra y la casa de su padre y llegar al país que este le mostraría, de esta manera Dios le bendeciría haciendo grande su nombre y que a través de él los pueblos de la tierra también serían bendecidos.

Por este motivo dejó a los 47 años su casa, su familia y su tierra para hacer de su ministerio su verdadera vocación monacal, pidió el permiso para tener una vida de ermitaño, viviendo solo y haciendo oración en la ermita de San Pedro y San Pablo. Al alejarse de todo, solo ingería una comida una vez al día, fue tal su decisión que no quería ni ir a su aldea para hacer las misas ya que sabía que allí estaría su madre. El espíritu que le motivo a tomar esta decisión fue siempre parte de su mística espiritual y lo que se llama hoy día el misterio de su santidad.

Su Muerte y Canonización

San Chárbel murió en el Monasterio Maronita de Annaya, el 24 de diciembre de 1898, a los 70 años de edad, por una enfermedad que le dejó paralizado, sus restos mortales permanecen allí incorruptos. Muchos de los fieles han dicho que de su tumba se ve salir un líquido parecido a sangre, en lo que se ha llamado licuefacción de la sangre o Sangre licuada, que también se ha visto en los cuerpos de San Jenaro de Nápoles, San Nicolás de Tolentino y de San Pantaleón, que se encuentra en el Monasterio de la Encarnación en Madrid.

De hecho también se ha establecido que su cuerpo no tiene la rigidez de la muerte y que tiene una temperatura de una persona viva. En 1950 se le colocó un lienzo en la cara, cuando le fue quitado quedó su rostro marcado como en el lienzo de la Sábana de Turín. Ese mismo año se comenzaron a ver manchas de aceite en el ataúd, el cual fue declarado como milagroso y curativo, y hasta la Iglesia católica lo presenta como una reliquia de este santo.

Su beatificación se efectuó en el año 1965, y no fue hasta 1977 cuando fue canonizado por el Papa Pablo VI,  ese año se abrió nuevamente su tumba y encontraron el cuerpo descompuesto, faltaban pocos meses para la canonización, pero aun así sigue siendo el primer santo católico que tiene Líbano, incluso se le nombró santo antes que su maestro, San Nematalá Hardini.

Milagros de San Chárbel

Popularmente se le han atribuido muchos milagros, las personas que son sus devotos creen que fue Dios el que le dio este poder, tanto en vida como después de su muerte. Después de su muerte se dieron varios testimonios que de su tumba, por cuarenta y cinco días se podía ver una luz con un brillo intenso, ya para el pueblo este era un santo, pero no se aceptó que se le diera tal culto hasta que la iglesia no lo aprobara.

Ante la insistencia de sus seguidores y por todo lo que estaba pasando se procedió a hacer una exhumación de su cuerpo después de los cuatro meses de su muerte, para ver qué era lo que pasaba en la tumba. Su cuerpo se enterró sin un ataúd, de acuerdo a lo que establecía la orden a la que le pertenecía. Al entrar manifestaron asombro al ver que su cuerpo flotaba en el barro que había en la tumba, la cual se había inundado de agua, hacía poco tiempo.

Su cuerpo esta tal cual como el día en que murió, y hoy día así se mantiene, y este exudaba una forma de líquido rojo como sangre, para el día de su canonización se dijo que del cuerpo salía una especie de perfume que se percibía desde cierta distancia, este perfume se le endilgo a un aceite el cual se ha llamado prodigioso.

Su devoción se comenzó a propagar de manera rápida, esto debido a que se le atribuyen milagros por su intercesión. México fue el primer país Latinoamericano que comenzó a venerarlo, por una migración maronita que empezó a finales del siglo XIX. Para muchos Dios ha usado a este santo para que mantenga una armonía entre Oriente y Occidente.

Se le han atribuido más de 20 mil milagros, que han sido objeto de investigación y registro por la Iglesia Católica. Estos milagros se encuentran alrededor del mundo, entre ellos están los países de Líbano, Irak, Brasil, Egipto, Francia, Estados Unidos, Australia, Argentina, Rusia, entre otros. Los milagros más interesantes que se tienen de él son los siguientes:

Nouhad El-Chami: mujer de 55 años de edad y 12 hijos, el 9 de enero de 1993 le diagnostican hemiplejía del lado izquierdo en pierna, brazo y boca. Presentaba fuertes dolores y no se podía movilizar. El día 22 de enero le pidió a Dios a través de la intercesión de San Chárbel que dispusiera de ella. Ella dice que este se apareció en la noche en su cama y colocó su mano en el cuello diciéndole que le iba a realizar una operación para sanarla.

Manifestó que a las dos de la mañana se pudo levantar de la cama, y fue al baño, en el espejo pudo visualizar dos cortaduras en su cuello de unos 12 centímetros cada una, luego se fue al cuarto donde estaba su esposo durmiendo, le despertó, y este asustado le preguntó cómo había llegado hasta allí ella sola, ya que se podía caer y lastimarse, lo cual hubiese sido algo fatal para ella, pero esta le comento lo que había pasado con San Chárbel.

Posteriormente fue a la ermita con toda su familia para darle las gracias al santo, de regreso a su casa el resto de la familia la esperaba, ya que la noticia de su sanación se había propagado por el pueblo, comenzaron a llegar más visitantes de todo el Líbano y después de otros países. Eran tantas las personas que querían verla que su padre de religión le dijo que se alejara de todo para que descansara.

Pero esa misma noche soñó que San Chárbel se le presentaba y le pedía que no se fuera, que así como el la había curado, él quería que ella fuera el testimonio para que las personas regresaran nuevamente a la iglesia y a la fe, que él siempre estaba en su ermita y que nunca se iría, y que debía ir a su ermita los días 22 de cada mes y escuchar la misa, promesa que ella ha cumplido a cabalidad hasta el momento.

Iskandar Obeid: se encontraba en el Hospital del Sagrado Corazón en Beirut, cuando le dieron un alta para que fuera a su casa, a descansar y prepararse para una operación, 13 años antes había perdido la vista de un ojo por un terrible accidente, esto le causaba fuertes dolores de cabeza, y además estaba presentando una severa infección en el otro ojo. De hecho le estaban programando la extirpación del ojo ciego.

Una noche tuvo un sueño en donde se vio parado frente a un monasterio, en donde se le aparece un monje y este le pregunta que le pasaba, él le dijo que le dolía el ojo. En el sueño el monje le colocó un polvo en el ojo, y le dijo que iba a dolerle y que el ojo se hincharía, pero que se curaría, le dijo que no tuviera miedo. Este le colocó un parche en el ojo y después se desapareció.

Al despertar llamó a su esposa y le pidió que buscara la imagen de San Chárbel que tenían guardada, se tapó el ojo sano y pudo ver la imagen del santo con el ojo que iban a extirparle, se hizo la señal de la cruz y le dijo a ella que podía ver ya que había sido curado por San Chárbel. Los médicos certificaron que el iris de su ojo había sufrido daños severos con el accidente motivo por el cual este había quedado ciego, pero que después en las últimas evaluaciones que le hicieron en el hospital, el iris estaba completamente normal.

Sor María Abel Kamary: una hermana del convento de las Hermanas del Sacro Corazón, en donde ingreso en el año 1929, se enfermó en el año 1936 con fuertes dolores de estómago y vómitos, se le hicieron varios exámenes que revelaron que tenía una úlcera gástrica que había causado daños severos en su hígado, vesícula y riñones.

Le realizaron dos operaciones sin ningún resultado y su dolor siguió por 14 años, con presencia de vómitos constantes, dolor de huesos, paralización de la mano derecha y una fuerte irritación en los dientes. La llevaron un día a la tumba de San Chárbel, la cual tocó, y en ese momento sintió como si una corriente de aire fresco pasaba por toda su espalda.

Rezó en la tumba, vio la misma y noto que de la losa con su nombre de San Chárbel había muchas gotas brillantes, como si fueran de rocío, las cuales ella secó con su velo y luego se lo pasó por la zona donde tenía el fuerte dolor, de repente pudo levantarse sin ayuda de nadie, con mucha alegría y felicidad para asombro de todas las personas que estaban con ella.

Dafne Gutiérrez: una madre hispana residenciada en Phoenix, que por una enfermedad muy rara queda ciega, fue revisada por médicos que le dijeron que más nunca podría ver. Por varios meses estuvo en oscuridad, tiempo durante el cual asistió a la Iglesia Saint Joseph de Phoenix, el padre Wissam Akiki le habló del poder de la fe y lo milagroso que era San Chárbel, le dijo que cerrara los ojos para ungirle un poco de aceite de su tumba que había sido traído de Líbano, y que mientras ello hacia le pidiera a Dios que la curara a través de la ayuda de San Chárbel.

Ella pidió con mucha fe un milagro de sanación a San Chárbel y a Dios, dos días después ella se levantó en la madrugada, diciéndole al esposo que le dolían los ojos, y que sentía que algo se quemaba, este le manifiesta que olían a carne quemada, cuando por fin los pudo abrir, le dijo a su esposo que podía verlo.

Lo realmente cierto es que debido a la gran cantidad de milagros que se presentaron y que fueron investigados en su oportunidad por la iglesia católica, se determinó que el mismo debía declarase santo.

Listones de Milagros a San Chárbel

Las personas suelen escribir en listones peticiones a San Chárbel, se los llevan a sus imágenes, que se encuentran en diversas iglesias y se lo presentan con mucha fe. Esta tradición comenzó en México, y lo hacen las personas que saben que no pueden ir hasta el sitio en donde se encuentra su tumba, para pedir el milagro de la sanación, hoy día podemos ver en las imágenes de San Chárbel cientos de listones que le son dejados por sus devotos, los cuales muchos de ellos han manifestado que han recibido sanaciones y milagros del santo.

Te recomendamos leer también estos otros artículos que podrían ser de tu interés:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.