Las aves rapaces se dividieron en dos sub-clasificaciones: las que merodean durante el día, o las que salen de caza durante la noche, donde solo los búhos y lechuzas forman parte de la clasificación de rapaces nocturnas. En este artículo aprenderás todo sobre un ave rapaz nocturna, así como sus nombres, ejemplos y mucho más.

Rapaces Nocturnas

La expresión rapaz se emplea en aquellas aves que poseen vigorosas garras y pico punzante, lo que funcionan como básicos instrumentales para cazar otros animales. El calificativo nocturno indica una actividad esencial durante los períodos al anochecer o de la oscuridad. Así, se podía establecer a este grupo como aves depredadoras que llevan a cabo su acción durante la noche.

¿Cuáles son las características de las rapaces nocturnas?

En la actualidad, la totalidad de las aves tienen en común algunos atributos habituales como plumas, alas y son ponedoras de huevos; sin embargo, existen algunas características que diferencian a las rapaces nocturnas, tanto de su género de aves rapaces como de otras aves comunes. Las rapaces nocturnas, también llamadas coloquialmente “búhos” tienen ciertas adaptaciones especializadas y muy peculiares que nos van a permitir diferenciarlas de otras Aves de rapiña.

  • Patas fuertes para enganchar provistas con garras cortantes.
  • Un pico gigante en forma de garfio y visión aguda.

Las rapaces se llaman así gracias a que estas particularidades les permiten actuar como depredadores que cazan para sustentarse. La mayoría de las rapaces son, de hecho, depredadores. Algunas rapaces nocturnas en realidad cazan y consumen otras aves. Pero, aun así, otros miembros de este conjunto, aun así, solo comen animales muertos, llamados carroña.

También ostentan tener óptimas habilidades basadas en sus sentidos desarrollados como perspectiva binocular y oído de lo más perceptible para descubrir posibles capturas.

En otras palabras, presentan una visión única para tener control de sus posibles presas, aunque estén a lo lejos.

Rapaces Nocturnas Características

También se distinguen ya que en su mayoría están profundamente conexas con su perfil de depredador y noctámbulo. La forma oval y con una extensa cabeza es distintiva de las lechuzas y búhos. Estas apariencias “rollizas” no se conciernen con la situación pues todas sus plumas son las que se encargan de proporcionarles este aspecto

Su sentido de la vista se encuentra esencialmente avanzada y acondicionada a circunstancias con muy poca luz. Además, también, ostentan unos grandes ojos dotados de unos iris con una asombrosa facilidad para dilatarse y dejar que ingrese por tanto la mayor cuantía de luminiscencia al ojo y una membrana con gran conjunto de bastones (células capacitadas de atraer pequeñas cuantías de luminosidad).

La visión se encuentra especialmente desarrollada y adaptada a condiciones de baja luminosidad. Así, presentan unos grandes ojos provistos de pupilas con una extraordinaria capacidad para dilatarse (y dejar entrar por tanto la máxima cantidad de luz en el ojo) y una retina con gran cantidad de bastones (células capaces de captar pequeñas cantidades de luz).

También son distinguidas por el giro que son capaces de hacer con su cabeza, unos 260 grados aproximadamente. Así reemplazan la disoluta del campo de perspectiva que les conjetura la frontalización de los ojos y el hecho de que estos no sean redondos y no puedan, por tanto, voltearse dentro de las órbitas.

Las rapaces nocturnas son expertas en las tácticas de ocultamiento. Así, para pasar despistadas durante el día, los búhos ostentan matices en sus plumas muy equivalentes al medio en el que suelen habitar. Algunas especies cuentan además con unos penachos de plumas u «orejas» situados en la parte superior de la cabeza que les sirven para romper su figura redondeada, haciéndoles parecer una rama tronchada.

Hábitos

Los hábitos de la mayoría de estas aves rapaces es que son nocturnos o vespertinos, sin embargo, algunas especies son semi-diurnas.

Diferentes mitos y leyendas

Con el transcurrir de las épocas históricas y en diversas culturas, las rapaces nocturnas han desempeñado funciones esenciales como histriones de lo fascinador o lo aterrador. Muy pocas especies de otros animales han tenido tantas y tan diversas afirmaciones adaptadas en la ilusión de las personas. Han sido tan aborrecidas por unas culturas como respetadas por otras, apreciadas a veces inteligentes y otras simples, coligadas a prácticas como la brujería y la medicina, o concernientes con el tiempo, la creación o el fallecimiento de alguien.

Su habito de volar de noche, cuando el ser humano no está en sus más aptas capacidades, ha sido relacionado a lo inexplorado y sus ululares hacían que los hombres se conmovieran pensando que una muerte era inaplazable o que algún demonio transitaba cerca. En el transcurso del siglo XVIII la ampliación en el discernimiento de la zoología de estas aves domó su enigma y los búhos recuperaron su posición como símbolo de la sabiduría. Sin embargo, aún en nuestros días, su supervivencia se ve amenazada a causa de estas supersticiones en muchos lugares del planeta.

La Lechuza simbolizaba en el antiguo Egipto la penumbra, el frío y el fallecimiento; pero también la clarividencia. El carácter nocturno de estas aves se declaraba en la Inglaterra histórica de la siguiente manera: ésta había despojado la rosa, un emblema de belleza, con lo que fue echada por otras aves a la oscuridad de la noche como castigo. En Polonia se explicaba el hecho de otro modo, asumiendo que las rapaces nocturnas no salen durante el día ya que son tan bellas que otras aves, celosas, las atacarían.

También existen mitos que explican las formas peculiares de estas aves. Así, para los Indios Inuit, la lechuza silvestre era una hermosa joven que fue embrujada y transformada en un búho de largo pico. Al asustarse, voló por la casa hasta chocar con una pared, se le acható el pico y la cara adquirió su actual forma. Frecuentemente se las asocia a la muerte o a extraños sucesos. Así, en las Islas de Escocia se creía que una vaca daría sangre en lugar de leche si era asustada por una rapaz nocturna.

Incluso en Marruecos aún existe el dogma de que el canto de un búho puede asesinar a un niño. En Jamaica, para evitar la condenación que significaba oír el canto de esta ave, se invocaba con la expresión «sal y polvo para tu madre». Para los Indios Apache, soñar con un búho simbolizaba la proximidad de la muerte.

Rapaces Nocturnas Mitos y Leyendas

En Argentina se indica que para evitar la desdicha que anuncia su chillido en la noche hay que responderla con un vocablo grosero. En Borneo se cuenta la leyenda de que el Creador mudó a su mujer en un búho como escarmiento por contarles a las personas sus secretos íntimos. En Malasia se creía que los búhos consumían a los recién nacidos.

De modo más positivo se veía a estas aves en la antigua Babilonia (hoy conocida como Irak) donde se creía que los talismanes de rapaces nocturnas resguardaban a las mujeres durante el parto. También eran santificados los búhos y lechuzas entre los Kalmucks (Rusia) ya que uno de ellas salvó la vida a Gengis Khan.

Era el autillo un espíritu libre del bosque para tribus de Alemania y un espíritu protector de los bravos guerreros los indios de Norteamérica. Uno de los dioses de los Indios Navajos le dijo al autillo posteriormente de su creación que los hombres le escucharían para saber qué les ofrecería el futuro. Los chamanes Cherookes pedían consejo a los autillos para curar enfermedades y, para los Kwakiutl estos eran las almas de las personas y no deberían ser por lo tanto dañados, ya que cuando un autillo moría la persona cuya alma estaba en él, moriría también.

Desglose de la clasificación taxonómica

Hay que destacar que las aves rapaces constituyen dos órdenes taxonómicas de aves. El orden Strigiformes es el que está compuesto por búhos y lechuzas. Aun así, son depredadores que frecuentan la noche que están adaptados para cazar principalmente en este periodo oscuro.

Sin embargo, parece haber un cambio habitual en la taxonomía de las aves basada en nueva información científica. La siguiente clasificación se basa en investigaciones de alto rango científico y puede no coincidir completamente con la clasificación que se encuentra en una guía de campo específica. La clasificación taxonómica de las aves rapaces nocturnas es la siguiente:

Clase: Aves

1. Esta identificación científica de Aves abarca todas las aves.

2. Las aves ostentan tener plumas, alas, picos. También son de sangre caliente, respiran aire y son ponedoras de huevos.

Rapaces Nocturnas Clasificación Taxonómica

Subclase: Neornithes

Esta subclase abarca todos los especímenes de aves actuales.

Orden: Strigiformes – Búhos

1. Los Strigiformes tienen el distintivo pico en forma de ancla con filos cortantes; ceres pulposos (piel suave) en la plataforma de sus picos; garras punzantes y encorvadas, con una cresta exterior alterable; visión perspicaz y son carnívoros (es decir, que comen otros animales).

2. Los Strigiformes tienen órbitas oculares conducentes hacia delante que se orientan en las concavidades; un disco fisionómico y cuellos considerablemente maleables.

3. Los strigiformes se les conocen usualmente como aves rapaces. Se le llama a un grupo nocturnas porque efectúan su acción de caza durante la noche, en medio de la oscuridad. Las aves parecidas a los halcones también son aves de presa, pero cazan mientras haya luz del sol, es decir que son un tipo de Ave rapaz diurna.

Familia (hay dos familias en el orden Strigiformes)

  • Tytonidae – Lechuzas normales: Esta familia está conformada por 10 especies. Se pueden encontrar en todas las distribuciones, menos en las áreas extremas del norte. La lechuza normal es el miembro más apreciable de esta familia. Las lechuzas, o familia de este tipo presentan un cráneo mayor, con pequeñas esferas oculares y un pico alargado, recto y angosto.

Los oídos son asiduamente irregulares en dimensión y forma, siendo normalmente el derecho de mayor tamaño. En la pezuña del carpo más largo se valora un borde dentado en forma de púa. Los huevos son largos.

  • Strigidae – Búhos (típicos): Esta familia contiene más de 100 especies en todo el mundo. Se distribuyen en todo tipo de hábitats alrededor de todo el mundo, menos en la Antártida y algunas islas arcaicas. Los grandes búhos cornudos, los búhos de orejas cortas, los búhos chillones del oeste y los búhos de sierra del norte se encuentran ubicados en esta familia.

Los integrantes de esta familia tienen un cráneo ovalado, con grandes ojos y un pico corto, curvado y ancho. El oído suele ser simétricos en forma y tamaño, quedando el izquierdo a mayor altura que el derecho. El carpo más largo presenta en su uña un filo liso. Los huevos son ovales.

Género y especie

134 especies en todo el mundo se encuentran en el orden Strigiformes. De las cuales, casi 20 de estos especímenes se razonan que son búhos de américa.

Todos los nombres de rapaces nocturnas

A parte del esplendoroso búho real y la ligera lechuza común, coexiste una gran diversidad de especies nocturnas. A continuación, se detalla una lista con los nombres comunes y científicos de estas aves:

  • Búho real (Bubo bubo)
  • Búho real americano (Bubo virginianus)
  • Búho ceniciento (Bubo cinerascens)
  • Búho del Cabo (Bubo capensis)
  • Búho de franjas (Bubo shelleyi)
  • Búho real de Bengala (Bubo bengalensis)
  • Búho corniblanco (Lophostrix cristata)
  • Búho manchado (Strix occidentalis)
  • Búho nival (Bubo scandiacus)
  • Búho chico (Asio otus)
  • Búho de Guinea (Bubo poensis)
  • Búho filipino (Bubo philippensis)
  • Búho del desierto (Bubo ascalaphus)
  • Búho moro (Asio capensis)
  • Búho magallánico (Bubo magellanicus)
  • Búho de Verreaux (Bubo lacteus)
  • Gran búho cornudo o ñacurutú (Bubo virginianus nacurutu)
  • Lechuza común (Tyto alba)
  • Búho campestre (Asio flammeus)
  • Gran Búho malayo (Bubo sumatranus)
  • Lechuzón orejudo (Pseudoscops clamator)
  • Lechuzón de anteojos (Pulsatrix perspicillata)
  • Lechuzón negruzco (Asio stygius)
  • Mochuelo europeo (Athene noctua)
  • Mochuelo costarricense (Glaucidium costaricanum)
  • Mochuelo de Blewitt (Athene blewitti)
  • Mochuelo perlado (Glaucidium perlatum)
  • Mochuelo de madriguera (Athene cunicularia)
  • Mochuelo de jungla (Glaucidium radiatum)
  • Mochuelo andino (Glaucidium jardinii)
  • Mochuelo de los saguaros (Micrathene whitneyi)
  • Mochuelo peludo (Xenoglaux loweryi)
  • Mochuelo amazónico (Glaucidium hardyi)
  • Mochuelo alpino (Glaucidium passerinum)
  • Mochuelo canela (Aegolius harrisii)
  • Mochuelo boreal (Aegolius funereus)
  • Mochuelo pechirrojo (Glaucidium tephronotum)
  • Chuncho (Glaucidium nana)
  • Autillo guatemalteco (Megascops guatemalae)
  • Autillo pacífico (Megascops cooperi)
  • Autillo chóliba (Megascops choliba)
  • Cárabo gavilán (Surnia ulula)
  • Cárabo café (Strix virgata)
  • Cárabo del Himalaya (Strix nivicolum)
  • Tecolote californiano (Strix occidentalis)

Lista de rapaces nocturnas españolas

En tierras españolas se pueden hallar de forma segura 8 especies de rapaces nocturnas. Una de ellas pertenece a un segmento de la familia tytonidae y los siete restantes a la parte de los strigidae.

Tytonidae

  • Lechuza Habitual: Es un ave de dimensiones promedio (unas 15 pulgadas de altura y casi 25 pulgadas de extensión). Fácilmente identificable por su coloración blanca casi completa y por su característico disco fisonómico, en forma de corazón. Sus ojos son negros.

Lista de Rapaces Nocturnas Españolas Lechuza Habitual

Strigidae

  • Autillo Europeo: Es la más pequeña toda la serie de estas aves, que son de una dimensión menor que el mochuelo y con un peso que normalmente no pasa de los 95 gramos. Posee unos exclusivos copetes y sus plumas excepcionalmente oscuras la hacen que casi no se note.

Lista de Rapaces Nocturnas Españolas Autillo Europeo

  • Búho Real: Es la más grande de las aves de este tipo, españolas, presentan unas dimensiones de 55-75 cm, un peso cerca de más de kilo y medio, así como una amplitud cercana a los 120 cm. Enfatizan sus grandes copetes y el iris color anaranjado de sus ojos.

Lista de Rapaces Nocturnas Españolas Búho Real

  • Mochuelo Europeo: es una de las más pequeñas, que es bastante graciosa por su forma regordeta. Su tamaño es de 11 pulgadas con una extensión de unas 25 pulgadas y apenas 120 gramos de peso. No presentan los copetes distintivos, su disco facial está poco concreto y tiene unas características cejuelas blancas.

Lista de Rapaces Nocturnas Españolas Mochuelo Europeo

  • Cárabo: presenta unas dimensiones muy parecidas a la de la Lechuza acostumbrada, pero mucho más vigoroso ya que puede alcanzar un peso de más de medio kilo. De forma regordeta, no posee copetes y tiene los ojos negros.

  • Búho Chico: Especie del mismo tamaño que el espécimen anterior, aunque de físico difiere bastante. Se determina por sus grandes copetes de plumas, que pueden evaluarse desde que es un polluelo y sus ojos distinguidos de color anaranjado o ámbar.

  • Búho Campestre: se parece en dimensiones al Búho Chico, con el que se puede involucrar en estos terrenos donde habitan. El color blanquecino de su disco fisonómico, sus ojos ambarinos y sus cortos remates son sus principales tipologías.

  • Mochuelo Boreal: En la oscuridad de la noche, el pequeño mochuelo boreal cobra vida en los bosques de abetos y abetos del norte de América del Norte y Europa. Este búho de ojos brillantes y cara cuadrada se sienta y espera en una percha por pequeños mamíferos y aves antes de deslizarse por las garras primero para agarrarlo. Desde finales del invierno hasta la primavera, sus sonidos rápidos y huecos a través del bosque oscuro cuando el macho pide pareja. Pasan el año en bosques boreales, y ocasionalmente se dirigen más al sur en años de escasez de presas.

Otros ejemplos de rapaces nocturnas

A continuación se detallan ejemplos de algunos de los especímenes de estas aves:

Gran búho cornudo

Se trata de búhos de amplias dimensiones con un cuerpo rollizo con dos sobresalientes mechones de plumas situados en su cabeza. Las alas son extensas y ovales. En vuelo, la cabeza oval y el pico corto se disponen para crear una silueta de cabeza roma.

Búho de orejas cortas

Este es un cazador de campo siendo uno de los búhos más expandidos por todo el mundo y uno de los más habituales a la luz del día. Las características más atrayentes son sus ojos ambarinos de borde negro que miran desde un empalidecido disco fisonómico. Estas aves corren sigilosamente sobre los prados con alas anchas y elípticas, especialmente al amanecer y al atardecer. Utilizan su oído agudo para cazar pequeños mamíferos y aves.

Mochuelo amazónico

Esta es un ave pequeña, que como su nombre lo indica se encuentra en tierras amazónicas, incluyendo bordes de la selva y bosques lluviosos. Su cabeza gris hace contraste con las franjas anchas castañas con tintes rojos de su vientre blanco. La cabeza esférica sin mechones y la parte inferior mayormente blanca le distinguen de los tecolotes.

Búho filipino

Este es un búho común que es endémico de Filipinas, donde generalmente se encuentran en los bosques o en los bordes de los bosques. Es una de las dieciséis especies de búhos que se encuentran en Filipinas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here