¿Por qué los Perros Orinan Sangre?, Descúbrelo aquí

Si te has preguntado ¿Por qué los Perros Orinan Sangre? en el siguiente artículo conseguirás la respuesta a ello. Cuando tu perro presenta una orina de color rojizo o aparecen gotas de sangre al terminar de orinar, todo parece apuntar a problemas en su conducto urinario. Sus causas más frecuentes son cálculos, tumores e infecciones, las cuales requieren de la evaluación del veterinario, quien indicará el tratamiento más apropiado.

Por que los perros orinan sangre

¿Por qué los Perros Orinan Sangre?

Cuando la sangre se hace presente en la orina de un perro se dice que éste padece de hematuria y usualmente es síntoma de una condición grave que apunta a que la salud del can se está viendo afectada, ya que la orina normalmente no posee sangre. Las causas más frecuentes pueden ir desde el surgimiento de tumores, infecciones en el conducto urinario o cálculos, hasta patologías infecciosas como el parvovirus.

Dicha presencia no necesariamente es visible a simple vista y, a veces solo se puede reconocer mediante ciertos análisis específicos de orina. A ésta se le conoce como hematuria microscópica,  al tanto que cuando se puede ver con claridad la orina enrojecida, nos encontraremos ante un condición de hematuria macroscópica. De tal manera que, de llegar a observarse gotas de sangre en la orina, o una micción demasiado oscura, se debe llevar al animal al especialista lo antes posible.

Este trastorno se le llama hematuria cuando el perro orina sangre completa y hemoglobinuria cuando únicamente es uno de sus componentes, el pigmento rojo de los glóbulos rojos. Esta última condición se presenta cuando los glóbulos rojos son destruidos por alguna enfermedad, con lo que se libera solo el pigmento. Esta circunstancia puede implicar una alteración en la coloración de la orina en diferentes tonalidades entre las que están: rosa claro, rojo, naranja y marrón oscuro, de acuerdo a la cantidad de sangre y de si existen microorganismos infecciosos, como bacterias.

Causas Principales

Las causas que provocan que se expulse sangre con la orina del can son numerosas y muy diversas, de modo que dicho síntoma nunca debe ignorarse. De modo tal que, si llegamos a notar una micción rojiza, aunque el animal no manifieste ninguna otra señal de alarma, debemos llevarlo con veterinario para que se le realicen los exámenes necesarios y precisar si es una enfermedad, si algún órgano se encuentra afectado, etc.

Pese a que la pérdida de sangre sea en ínfimas cantidades, no deja de ser un síntoma de importante gravedad que puede llevar al animal a la muerte de acuerdo a la causa subyacente. Las razones más frecuentes que provocan la aparicion de sangre en la orina del animal son los siguientes:

Por que los perros orinan sangre

  • Cistitis:  Que la vejiga se inflame puede ser resultado de diversas causas pudiendo provocar el sangrado en la mucosa vesical. Esta hinchazón puede deberse a infecciones bacterianas, hongos, quistes o cristales urinarios.
  • Problemas renales: ciertas patologías que afectan a los riñones pueden implicar que aparezca sangre en la orina.
  • Tumores: quistes en algún área del conducto urinario o reproductivo pueden producir un sangrado que observaremos en la orina.
  • Problemas en órganos reproductivos: infecciones a nivel del útero o prostatitis pueden producir esta sintomatología.
  • Traumatismos: golpes o contusiones fuertes que se hayan recibido en el área de los riñones o del abdomen pueden ocasionar sangrado en riñones o vejiga que se manifestará en la orina.
  • Medicamentos/intoxicación: ciertos medicamentos, tóxicos o alimentos en mal estado pueden afectar la mucosa vesical y ocasionar daño renal con el consecuente sangrado.
  • Parásitos: los parásitos que aquejan a glóbulos rojos en particular, como Erhlichia, destruyen a los glóbulos rojos, provocando la aparición de un color rojizo en la sangre.
  • Enfermedades sistémicas: otra cantidad de  enfermedades pueden producir inflamación de la vejiga o daño renal, lo que hace surgir la hematuria, Por ejemplo en el caso de los golpes de calor, patologías parasitarias como Leishmania o diversas dificultades de coagulación.
  • Alteraciones de la sangre: Puede presentar problemas de coagulación que pueden ser originados por una intoxicación por anticoagulantes, hemofilia o alguna clase de medicamento entre otras cosas.

Para ubicar el origen del sangrado se requiere atender a otro síntomas y efectuar exámenes de orina y, de ser necesario, de sangre. La causa más frecuente de este tipo de sangrado es la infección de orina, requiriéndose de un tratamiento con antibióticos específicos y, a veces, una alimentación especial si se manifiestan cálculos.

Por que los perros orinan sangre

Presencia de Sangre en la Orina

La aparición de sangre en la orina del can, de acuerdo a la causa subyacente, se puede manifestar de varias formas:

  • En modo de gotas, esto es, el perro suelta gotas de sangre al orinar.
  • Sangre con coágulos, que le proporcionan un color más oscuro.
  • Sangre pura, de forma tal que el perro únicamente orina sangre.

Como es usual que la hematuria aparezca en compañía de vómitos o diarrea, es de gran relevancia estar atentos a todos los signos que el perro pueda manifestar para notificar  al veterinario.

En Forma de Gotas

Cuando el can  aparenta estar normal, es decir, se alimente, juguetea y hace sus necesidades como siempre, pero exhibe un leve tono rojizo en la orina, es normal que numerosos dueños se pregunten si son verdaderamente gotas de sangre o es el color regular de su orina. Indistintamente de la alimentación del animal, el color de la orina siempre debe ser amarillento, de modo que cualquiera alteración en su tonalidad es señal de que algo está mal.

Las situaciones en los que el can muestra dificultades para orinar o exhibe gotas de sangre en la orina, en general, se relacionan a problemas en el conducto urinario inferior, que abarca las áreas de la vejiga, la próstata y la uretra, que corresponder al canal mediante el cual se expulsa la orina. De igual modo, casi siempre son trastornos que implican la oclusión o cálculos en la vejiga, que laceran la mucosa de este órgano provocándole sangrar.

Por esta razón, el color de la orina del animal se ve alterada y toma una tonalidad más bien rojiza. No obstante, estos no son los únicos motivos que explican la aparición de gotas de sangre en la orina del can, ya que los tumores igualmente pueden provocar esta hemorragia, al igual que las infecciones en la próstata si es macho, de forma que solo un profesional puede determinar la fuente del sangrado.

Por otra parte, patologías infecciosas como la leptospirosis o la ehrlichiosis canina, frecuentemente conocida como la enfermedad de la garrapata, provocan igualmente hematuria.

En Forma de Coágulos

Hay que estar atentos a los cambios de conducta de nuestro can, al igual que se les debe realizar con cierta frecuencia exámenes de orina y heces para constatar cualquier valor alterado a tiempo. En aquellas situaciones cuando en la orina del animal aparecen coágulos, debemos verificar otras señales como indiferencia, inapetencia o encías blancas, ya que son síntomas de que el perro padece alguna hemorragia interna o patología infecciosa grave.

En caso contrario, si el can orina sangre en coágulos pero su actitud no muestra cambios, de forma que juguetea y come como siempre, es probable que haya recibido alguna contusión que provocó heridas internas en la vejiga, vulva o pene. Otros motivos que hacen aparecer coágulos podrían ser intoxicaciones o envenenamientos, quistes, cálculos o infecciones en cualquier área del conducto urinario. En caso de que el animal haya ingerido veneno para roedores, la orina con sangre coagulada usualmente es uno de los más resaltantes síntomas, a los que se agregan vómito o diarrea.

De forma general, las razones que explican la sangre en la orina usualmente son los mismos, de acuerdo a la forma en la que se presenta la hematuria se puede vislumbrar cuan grave es. De modo que, los coágulos pueden señalarnos si la infección, hemorragia o patología es de moderada a grave, particularmente si manifiesta otros síntomas como los citados previamente. La sangre coagulada en la orina del animal toma un aspecto viscoso y oscuro.

Para un completo diagnóstico, se sugiere inspeccionar todo el cuerpo del animal y verificar si existen signos de sangrado en otras áreas, hematomas o heridas. Es relevante que no se confunda la sangre en la orina con el mismo color de la orina, ya que algunos cambios del color no siempre son provocados por la aparición de sangre. Si su orina es marrón o negro, es probable que sea debido al surgimiento de un padecimiento renal grave, el cual únicamente se puede precisar a través de pruebas de laboratorio. Por todo lo anterior, si tu can orina muy oscuro, debes fijarte bien en su color y acudir pronto al veterinario.

Sangre Pura

En caso de que tu perro solamente orina sangre, esto simplemente significa que sus síntomas representan gravedad y requieren de la consulta veterinaria de urgencia. Esta señal apunta a que el can ha sido víctima de un percance, ha padecido un fuerte golpe que ha ocasionado un traumatismo o ha sido envenenado, situaciones en las que únicamente el experto puede indicar el tratamiento a seguir. De acuerdo a la causa y a la cantidad de sangre derramada, puede requerirse de una transfusión de sangre.

Perras que Orinan Sangre

Observar a una perra orinar sangre puede ser señal de que padece alguna trastorno en el conducto urinario inferior, como una infección, hinchazón de la vejiga, cálculos o quistes, o que se haya en temporada de celo. Pese a que este ciclo pueda ser diferente en perras y en mujeres, las primeras igualmente manifiestan un sangrado, que puede ser relativamente leve, particularmente durante la primera etapa del proestro.

Ahora bien, si te has asegurado de que la perra no se encuentra en celo y orina sangre, probablemente puede deberse a una infección uterina, y más aún si el sangrado viene en compañía de secreción blanquecina a través de la vulva (fluido blanco), a cistitis o a una infección urinaria. Si, además de orinar sangre, la perra también vomita, es probable que el problema resida en la función renal, mostrando infección o cálculos. Por todo lo anterior, la presencia ante el veterinario es indispensable.

Perra Esterilizada

En caso de que tu perra orine sangre luego de la esterilización, llévala nuevamente al veterinario por si se ha ocurrido una hemorragia interna o una infección a consecuencia de la intervención quirúrgica o la anestesia. Si la perra sigue orinando sangre mucho tiempo después de la esterilización, como si del celo se tratase, es probable que durante la operación, el veterinario dejase sin intención algún resto o remanente ovárico, el cual podría activar nuevamente el ciclo.

De igual forma, existe la probabilidad de que la perra tenga tejido ovárico ectópico, esto es, fuera de los ovarios, ya que su cuerpo así lo haya producido o por nacimiento. Cualesquiera sea el caso, la presencia ante el profesional es obligatoria para precisar si se requiere volver a quirófano.

Perra Embarazada

Si notamos la aparición de sangre en la orina de una perra embarazada es causa de alerta y de urgente visita al veterinario. De modo general, suele ser señal de que alguno de los fetos ha perecido. Si ello ocurre a lo largo de las semanas iniciales de gestación, el mismo organismo de la perra se encargará de resolver la situación descomponiendo y asimilando el feto, por lo que puede ser normal expeler algo de sangre a través de la orina.

Pero si el sangrado es producido cuando la gestación se encuentra más avanzada, su cuerpo ya no estará en capacidad de revertir dicha contrariedad y, por lo tanto, se debe retirar el feto muerto lo más pronto posible. De no ser así, se le podría desarrollar una peligrosa infección en la perra.

Mi Cachorro Orina Sangre y Vomita

Cuando es un cachorro el que orina sangre y vomita, probablemente se trate del parvovirus canino, una patología provocada por un virus que puede ser mortal para el animal si no se le proporciona tratamiento a tiempo. Los síntomas más resaltantes de esta patología son, justamente, los vómitos y la sangre en la orina, y se presenta con más frecuencia en cachorros, perros de edad avanzada sin vacunar o inmunodeprimidos. Es una enfermedad muy contagiosa, que aqueja a animales saludables en pocos días y que, a causa de su sintomatología, puede ser confundida con otras afecciones o con un mero malestar.

Por ello lo relevante de asistir al veterinario lo antes posible, ya que en casos como éste la detección temprana puede determinar la diferencia entre vivir y morir. Aquellos casos de perros adultos que orinan sangre y vomitan usualmente se relacionan con dificultades renales, como cálculos o infecciones, quistes en el conducto urinario, infección en la vejiga o la próstata. De nuevo, es el veterinario la persona indicada para precisar de qué se trata y cuál es el más apropiado tratamiento.

Tratamientos para Perros que Orinan Sangre

Debido a que son diversas las razones que explican el por qué un perro orina sangre, el tratamiento va a depender de la causa subyacente, del órgano aquejado, de la patología que provoca la hematuria o del mismo trastorno. De esta manera, únicamente el profesional podrá recomendar el tratamiento más apropiado tras efectuar los exámenes físicos, de imagen y de laboratorio correspondientes.

De tal manera que, el animal puede necesitar de antibióticos por vía intravenosa u oral, y otros medicamentos como analgésicos o antieméticos para mitigar el dolor de acuerdo a su causa o aplacar los vómitos. Cuando existe oclusión de la vejiga y la uretra, hemorragias severas o quistes, el perro puede requerir de intervención quirúrgica. Igualmente es probable que haga falta efectuar una transfusión de sangre si la pérdida a través de la orina ha sido muy alta.

La Importancia del Tratamiento Veterinario

Pese a que los remedios caseros para un can que orina sangre pueden contribuir a mejorar su estado y calmar ciertos síntomas, nunca deben constituirse en la única solución, ya que ciertas causas solo pueden ser tratadas por medio de cirugía o fármacos como antibióticos. Una infección uterina, un quiste en la vejiga o una infección de próstata avanzada, por ejemplo, solo podrán resolverse mediante la extirpación si el experto lo considera apropiado, o a través de medicinas y, de forma complementaria con remedios naturales. De forma tal, que los remedios funcionan como refuerzo al tratamiento veterinario, no como solución definitiva.

Remedios Caseros

En muchas ocasiones, se pueden utilizar remedios naturales para el combate de las dificultades urinarias en los canes que provocan la hematuria. Si el animal padece alguna patología grave, un tumor o un traumatismo grave, solo el tratamiento veterinario podrá curarlo. Ahora bien, si tu veterinario de costumbre, luego de realizar el diagnóstico de tu leal compañero, considera conveniente el empleo de soluciones caseras para favorecer la recuperación de tu can, podrás servirte de las siguientes recetas de remedios caseros:

Hidratación Reforzada

La solución casera que, con mayor seguridad, ayuda tanto a la prevención de los problemas urinarios como para facilitar la desaparición de sus síntomas, es suministrar una apropiada hidratación a tu can. Además, un perro al cual ya se le diagnosticó una infección urinaria se le deberá incrementar su ingesta de líquidos para favorecer la expulsión  de bacterias por medio de la orina.

Vinagre de Manzana

Las cualidades antisépticas del vinagre son muy propicias para impedir la proliferación de microorganismos en el conducto urinario y la acumulación de toxinas. Se puede agregar 1 cucharada sopera de vinagre al agua de tu perro, de 3 a 4 veces por semana. Ten presente de no excederte en las cantidades, pues las sustancias ácidas dañan la estructura dental de los amigos caninos.

Alimentos Ricos en Vitamina C

La ingesta de alimentos abundantes en vitamina C (ácido ascórbico) reduce de forma leve el pH de la orina, haciéndola algo más ácida. Los medios ácidos no solo regulan la reproducción de las bacterias, sino que igualmente operan en favor de su eliminación. Como parte de las frutas que los perros pueden ingerir se encuentran la naranja, el arándano y la fresa, todas ellas brindan una excelente aportación de vitamina C.

Para ser incorporadas de forma fácil a la dieta de tu can, te sugerimos preparar un jugo con la fruta que escojas y mezclarlo en su bebedero. Hemos de recalcar que, en gran cantidad, estas frutas pueden ocasionar diarrea, por lo cual debes ofrecerles apenas ½ taza de jugo por día a tu can.

Otros artículos que igualmente te recomendamos son:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.