Oración a María Auxiliadora

Existen más de una oración a María Auxiliadora

Son muchos los santos a los que podemos rezar para pedir diversas cosas como salud, protección, dinero, etc. Si bien es cierto que la Iglesia recomienda mostrar devoción durante todo el año, existen algunos momentos puntual es nuestras vidas en los que podemos necesitar más que nunca rezar y pedir un milagro. Entre los personajes más populares a los que rendir culto se encuentra la Virgen María, la madre del niño Jesús. Por lo tanto vamos a dedicar este artículo a citar alguna que otra oración a María Auxiliadora.

A parte de poner tres de las secuencias más populares, también hablaremos un poco sobre el culto que se le rinde a María Auxiliadora. En cuanto a la oraciones, citaremos la bendición de San Juan Bosco, una oración a María Auxiliadora de protección y otra oración de súplica. Ojalá consigáis cumplir vuestro objetivo con la ayuda de estas palabras.

¿Cuál es la oración a María Auxiliadora?

El primero en hacer una oración a María Auxiliadora fue San Juan Bosco

María Auxiliadora, también conocida como la Virgen María, es la madre de le Jesucristo, de la Iglesia y de todos los seguidores de esta fe. La Iglesia Católica celebra cada año a María Auxiliadora, concretamente el día 24 de mayo. Este culto se inició a principios del siglo XVI. Fue en aquella época cuando el Papa Pío V pidió que María, considerada el auxilio de los cristianos, fuese incluida en las letanías.

Después de un siglo, Napoleón aprisionó al Papa Pío VII, el cual prometió que decretaría una fiesta nueva dedicada a la Virgen María, siempre y cuando consiguiera salir de la prisión donde estaba encerrado. Después de esta promesa cayó el imperio de Napoleón. Fue entonces cuando el Papa liberado decretó que el 24 de mayo sería el día dedicar a María Auxiliadora.

La primera persona que incluyó a María Auxiliadora en alguna oración fue San Juan Bosco, un escritor, sacerdote y educador italiano que vivió durante el siglo XIX. De hecho citaremos la famosa bendición de María Auxiliadora, en la cual pide la protección de la Madre de los fieles mediante súplicas. A continuación citaremos la oración que acabamos de decir, otra oración a María Auxiliadora de protección y una más de súplica.

La bendición de San Juan Bosco

Nuestro auxilio es el nombre del Señor
que hizo el cielo y la tierra.

(rezar un Ave María)

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios,
no desoigas las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades;
antes bien, líbranos siempre de todo peligro, Virgen gloriosa y bendita.

María Auxilio de los cristianos.
Ruega por nosotros.

Señor, escucha nuestra oración
Y llegue a ti nuestro clamor.

Oremos:

Dios todopoderoso y eterno, que con la ayuda
del Espíritu Santo, preparaste el cuerpo y el alma
de María, la Virgen Madre, para ser digna morada
de tu Hijo; al recordarla con alegría, líbranos por su intercesión de los males presentes y de la muerte eterna.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.

La bendición de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo,
descienda sobre nosotros y permanezca para siempre.

Amén.

Oración a María Auxiliadora para pedir protección

Con la oración a María Auxiliadora se puede pedir protección

Virgen María Auxiliadora:
Que tu Bendición santísima permanezca en mí noche y día,
en la alegría y en la tristeza, en el trabajo y en el descanso,
en la salud y en la enfermedad, en la vida y en la muerte y durante la eternidad.

Oh Bendición de María Auxiliadora, dichoso quien te la pide, recibe y guarda,
y después de obtenerla aquí en la tierra la lleve a su último suspiro como prenda de vida eterna.
Nuestro Auxilio está en el nombre del Señor que hizo el cielo y la tierra.
Virgencita María Auxiliadora, Acompáñame en mis viajes, en mis trabajos,
y protégeme de males y enfermedades.
María Auxiliadora, dame tu santísima bendición Tú y Tu Santo Hijo,
para mí y para cada uno de mis familiares, en este día y todos los días de mi vida,
Amén.

Oración a María Auxiliadora de súplica

Santísima Virgen, Madre de Dios, yo, aunque indigno pecador postrado a Tus pies en presencia de Dios omnipotente, te ofrezco este mi corazón con todos sus afectos. A Ti lo consagro y quiero que sea siempre Tuyo y de Tu hijo Jesús.

Acepta esta humilde oferta, Tú, que siempre has sido la auxiliadora del pueblo cristiano.

Oh María, refugio de los atribulados, consuelo de los afligidos, ten compasión de la pena que tanto me aflige, del apuro extremo en que me encuentro.

Reina de los cielos, en Tus manos pongo mi causa. Sé bien que en los casos desesperados se muestra más potente Tu misericordia y nada puede resistir a Tu poder. Alcánzame, Madre mía, la gracia que te pido si es del agrado de mi Dios y Señor.
Amén.

Espero que cualquiera de estas oraciones a María Auxiliadora os ayuden a encontrar paz y consuelo en vuestros rezos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.