Probablemente has escuchado hablar de las garrapatas en perros, pero no estás consciente del daño que estos animales pueden causarle a tu mascota. En efecto, son animales, pero que tienen una vida tipo parasitaria, lo que quiere decir que su modo de alimentación es a expensas de otros animales, pero al mismo tiempo les ocasionan enfermedades. A continuación te presentamos más información en relación al tema.

garrapatas-en-perros-1

Garrapatas en Perros

Las garrapatas en perros son capaces de causar muchas dolencias, sobre todo en lo que se refiere a las enfermedades de tipo inmunológico y dermatológico a nutro amiguito. Al tener que enfrentarnos a esta clase de parásitos, lo que podemos recomendarles a todos es que conozcan las razones por las que surgen.

Hay que saber que existen tratamientos que se encuentran a disposición de los dueños de perros y tienes que saber que hay medidas preventivas que hay que utilizar, unas más complicadas que otras, pero en este artículo queremos que te enteres de todo lo que debes hacer. Lo primero que hay que tener en consideración es que tenemos que poner mucha atención a nuestra mascota para excluir las garrapatas en perros.

Por principio, sabemos que siempre vas a intentar que todo lo que se encuentre alrededor de nuestra mascota se encuentre higiénicamente perfecto, que todo en su entorno se encuentre limpio, pero esto es no es una situación que sea realista en todo momento.

Esto es así, porque no puedes impedir que tu mascota corra, se revuelque en el suelo, salte y se tire en lugares en los que la higiene no sea concretamente lo que domina. Y estos parásitos acostumbran aprovecharse de estos momentos para adherirse a tu perro.

Se trata de un muy incómodo arácnido al que le gusta en particular atacar a los canes, por lo que debe ser combatido desde el primer momento. Si no lo haces de esa manera, te  informamos que ella produce una cantidad de dolencias que se le asocian y que enferman a nuestros perros.

Por eso, queremos que te llegue por medio de este artículo toda la información relacionada con las garrapatas en perros, para que sepas lo importante que es que los mantengas alejados de estos parásitos.

¿Qué es una garrapata?

Cuando hacemos referencia a una garrapata, estamos hablando de un ácaro que tiene una vida parasitaria a expensas del cuerpo de los animales vertebrados que tienen la sangre caliente. Su meta primordial es encontrar su fuente de alimento de manera incesante, porque de ello depende su vida.

Las garrapatas pueden ser clasificadas en dos clases de grandes familia, las garrapatas que son de contextura dura y las garrapatas que son de contextura blanda. Las que tienen una contextura dura tienen una particularidad y es que posee un caparazón y se consiguen en casi todos los rincones del planeta, mientras que las que tienen la contextura blanca no poseen una caparazón y su área preferida para instalarse son las orejas de los perros.

Los perros probablemente son los huéspedes ideales para esta clase de parásitos, con independencia de cuál sea el tipo de garrapata al que nos estemos refiriendo, porque se adhieren a su piel y tienen la capacidad de chuparles la sangre sin que ellos sientan molestias ni picores.

La razón por la cual nuestra mascota es el huésped ideal para este tipo de parásitos suele ser que nuestra más querida mascota tiene la costumbre de corretear por el suelo, por la tierra, que normalmente estarán llenos de plantas y arbustos, que son los sitios indispensables en los que se encuentran estos parásitos. Por esa razón, tenemos que estar siempre atentos a los lugares en los que entra y juega tu mascota.

garrapatas-en-perros-2

¿Cuándo es temporada de garrapatas?

Las garrapatas en perros tienen una temporada especial y es que salen en los momentos en los que nos encontramos en las estaciones que son más calurosas durante el año. Comienzan con su ciclo de vida anual con la primavera, cuando estos insectos van a tratar de reproducirse en la piel de los vertebrados de sangre caliente a los que puedan tener acceso.

Por ello es relevante que a partir de ese momento estés muy atento cuando pasees a tu mascota, en qué lugares la paseas y las plantas que se encuentren alrededor. Igualmente, es importante que revises a tu perro cuando regresen de estos paseos, para verificar que no se les ha adherido nada. Lo peculiar es que cuando llegan los meses más fríos, en las épocas heladas del año, se termina la temporada de las garrapatas.

Síntomas que ocasionan

En esta sección queremos mostrarte cuales son los síntomas que va a exhibir tu perro cuando haya sido infestado por garrapatas. La primera reacción que vas a notar en tu mascota es que va a querer estar rascándose todo el tiempo de forma muy enérgica cuando tenga garrapatas, con un afán que va a perecerte incontrolable, en algunas ocasiones querrá hacerlo hasta con los dientes, mordiéndose en algunas áreas del cuerpo.

Tu querida mascota va a sentirse incómodo porque sufre de un picor constante en aquellas áreas en las que este ácaro se haya adherido, entonces no va a detenerse en el intento de tratar de rascarse y quitarse esa molestia. Por ello, resulta muy importante que efectúes una revisión de esas áreas en las que tu perro parece tener un gran picor.

Te recomendamos que revises esas áreas en las que la piel de tu perro es menos densa, como es el caso del cuello, las orejas, las ingles y la zona perianal, pero no dejes de lado el revisarle otras zonas.

Las garrapatas tienen predilección por ese tipo de áreas, más que en otras secciones del cuerpo de nuestro animal, debido a que en las áreas donde la piel es más delgada, les resulta más sencillo tener acceso a los vasos sanguíneos de tu perro. Así podrán succionar mejor la sangre sin tener que realizar mucho esfuerzo.

Otra demostración que puede ser una señal clara de que tu perro está infestado de garrapatas, es que muestran derrames o manchas de sangre en la piel. La razón de ello es que una vez que la garrapata se encuentra en contacto con la piel del perro, rompen los tejidos en su búsqueda de alimento, que es la sangre del animal.

Por otra parte, tienes alarmarte, porque cuando se observan este tipo de hemorragias, es porque ese insecto ya tiene algo de tiempo parasitando en el cuerpo de nuestra mascota. Otro probable síntoma que nuestro perro exhibirá, pero en este caso será una señal de algo mucho más grave, es que observes que tu perro sufre de una parálisis de la zona del cuerpo donde se ha adherido la garrapata.

Las garrapatas tienen la capacidad de introducir en el organismo de tu perro su saliva, pero esta saliva posee unas propiedades que hacen posible el adormecimiento y la parálisis de los tejidos a los que pueden llegar a tener acceso.

Enfermedades que provocan

Si le haces esta pregunta a un veterinario, este te informará que si tu perro está infestado con esta clase de ácaros en su cuerpo, no es necesario que te preocupes mucho, lo que sí es de vital importancia es que las garrapatas no permanezcan por un lapso largo de tiempo en la piel de tu animal.

garrapatas-en-perros-3

No obstante, si esta clase de insectos permanece por mucho tiempo en la piel de nuestra mascota, pueden ocasionarles varias enfermedades y tener unos efectos que pueden ser muy adversos para nuestro fiel compañero. De seguidas, vamos a realizar una lista de las dolencias más graves que pueden ser provocadas con un determinado tipo de garrapatas:

Anaplasmosis

Se trata de una dolencia que producen unos síntomas que se asemejan a un resfrío en nuestro perro. Si tiene una fiebre alta, estaremos en presencia de uno de los efectos principales de esta patología, y puede estar asociada a una diarrea, vómitos e inflamación y parálisis de las articulaciones. Esta es una dolencia que es causada por la garrapata de los ciervos y la garrapata americana del perro. Estos parásitos tienen su hábitat en América del Norte.

Babesiosis

Esta es una enfermedad que puede llegar a ser muy peligrosa si no se tiene el cuidado necesario, porque puede producir una anemia gradual en el perro. Otro de sus síntomas particulares es que el perro tenga fiebre o exhiba síntomas de ictericia. Esto último es lo que produce una coloración amarillenta de la piel por la subida de la bilirrubina en la sangre de nuestro perro.

Enfermedad de Lyme

Esta dolencia es causada por una clase de garrapata dura, además se trata de una de las enfermedades que más se conoce y que causan las garrapatas. La enfermedad de Lyme tiene la particularidad de que produce fiebre a nuestros perros y una inflamación en sus articulaciones. Si nuestro can tiene esta dolencia, es probable que tampoco tenga ganas de comer y notaremos que tiene síntomas de debilidad.

Estado de parálisis

Tal y como ya te hemos explicado, los síntomas de las dolencias que pueden producir las garrapatas en perros pueden llevar consigo un estado de parálisis. Este síntoma se detecta en primer lugar, en el área en la que se encuentra localizada la garrapata. Pero si el tiempo transcurre y el ácaro permanece en la piel del animal, es posible que puedas observar que el perro se muestra débil, y, luego la parálisis completa del can aparecerá en poco tiempo.

Hepatozoonosis

Es una dolencia que tiene como síntomas principales una constante fiebre, diarrea, dolor corporal generalizado, anemia y problemas de motricidad. Esta clase de enfermedad es causada por un tipo muy específico de garrapata, que es la garrapata Rhipicehpahlus.

¿Cómo quitar las garrapatas?

Hay múltiples maneras de quitarle a nuestra mascota una garrapata que se encuentre adherida a su cuerpo. Por una parte, se puede hacer de una forma manual, retirando la garrapata con unas pinzas que son específicas para ello.

Sin embargo, también podemos encontrar unos métodos caseros que pueden ser de tu agrado o que te sean más fáciles de implementar en tu hogar o en el lugar en que te encuentres, al momento de quitarle las garrapatas a nuestra mascota. Y en esta sección del artículo te las vamos a mostrar.

¿Cómo eliminar una garrapata de forma manual?

Cuando te hayas asegurado de que tu perro tiene adherida una garrapata, hay que agarrar una pinza específica para poder sustraer a este ácaro. Lo relevante es que lo puedas enganchar lo más cercano posible al lugar en que se encuentra la boca del ácaro y luego tienes que halar de manera sueva hacia arriba.

No se recomienda que lo hagas de manera brusca y además, tienes que evitar retorcer la mano con el movimiento, porque si no lo haces así, es probable que una parte de la garrapata se quede pegada a la piel de tu perro.

garrapatas-en-perros-4

En el momento en que hayas logrado retirar la garrapata, tienes que proceder a desinfectar la zona en la que se quedó la picadura. Usar agua oxigenada es una de las mejores opciones que se tienen para esa clase de desinfección.

Luego de que hayas logrado desinfectar la picadura, lo que te aconsejamos es que lleves a tu perro al veterinario de confianza para que nos diga si hemos podido retirar bien la garrapata y si ha sido posible que nuestro perro se haya contagiado de alguna dolencia por su causa.

Te repetimos que es muy importante que logres enganchar bien la garrapata lo más cerca posible de la boca y halar de ella de forma suave hacia arriba hasta que se suelte.

Quitar garrapatas con manzanilla

Ahora nos estamos refiriendo a un remedio casero que, por lo general, ha mostrado bastante efectivo, debido a que el olor que se desprende esta infusión funciona como un repelente para estos ácaros que tanto molestan a nuestro perro.

Para probar este remedio casero, lo único que tienes que haces es preparar una manzanilla hirviendo y colocar en el vaso de agua de manzanilla unas flores secas. Cuando la infusión haya logrado enfriarse, humedece un paño con el agua de manzanilla y pásalo por encima del parásito y por la zona en que se encuentra.

garrapatas-en-perros-5

Cuando la garrapata se haya soltado de la piel de tu perro, de todas formas tendrás que desinfectar el área en la que estaba adherida la garrapata por un tiempo. Para esa actividad, la propia manzanilla nos puede servir, porque posee unas propiedades antiinflamatorias y antisépticas que son cien por ciento naturales.

Eso sí, el hecho de que la manzanilla pueda tener esa aplicación y no dañe a nuestra mascota, no quiere decir que otro tipo de plantas funcionará de la misma manera, por el contrario, hay plantas que incluso pueden ser tóxicas para nuestra mascota, así que no recomendamos que utilices otra planta que no sea la manzanilla.

Los cítricos también sirven para eliminar garrapatas

Un repelente casero para las garrapatas se puede elaborar con algunos limones y un poco de agua y resulta muy eficaz para que podamos quitarle las garrapatas en nuestra mascota. Pero es un remedio casero con el que debemos ser muy cuidadosos al utilizarlo, porque usarlo de manera inadecuada pueden ser contraproducente para la salud de nuestro animal.

Necesariamente, tienes que emplear un pulverizador como herramienta ideal que utilizaremos para echar este líquido repelente. Cuando lo emplees, debes tener especial cuidado con que la aspersión no llegue a los ojos del perro ni tampoco ser respirado por el can. Si lo usas bien, resulta ser un efectivo antigarrapatas.

La manera en la que se elabora este efectivo antigarrapatas cítrico es cortar dos limones y echarlos en una olla que haya sido llenada con un litro de agua. Ponerlo a calentar y debe estar en ebullición por lo menos un minuto y, de inmediato tendrás que bajar la temperatura, para luego dejar que siga hirviendo por un lapso de una hora. Cuando hayan transcurrido esos sesenta minutos, debes dejar enfriar la mezcla para introducirlo después en un pulverizador.

garrapatas-en-perros-6

La garrapata se puede quitar con vinagre de manzana

Como puedes ver, hay muchos remedios caseros que se pueden emplear para quitarle las garrapatas a tu perro. El vinagre de manzana es otro que puedes usar, porque posee un sabor muy agrio, y se trata de un producto perfecto para eliminar este tipo de parásitos.

Lo que tienes que hacer, para utilizar el vinagre de manzana como repelente antigarrapatas, debes mezclar vinagre de manzana y agua a partes iguales. Lo que debes hacer a continuación es tomar una gasa limpia y extender el líquido resultante de la mezcla sobre la garrapata y la zona cercana al área en la que se encuentra adherida. Por supuesto que en este caso también debes tener extremada cautela con los ojos, el hocico y las zonas sensibles de tu mascota.

Aceites naturales: una buena forma de retirar la garrapata a tu perro

Resultan ideales, porque los aceites suelen ser un producto perfecto para eliminar estos  incómodos ácaros de nuestras mascotas. Sin embargo, tienes que asegurarte de que se trata de verdaderos aceites naturales, que no contienen ningún compuesto químico que pueda tener algún tipo de incidencia en la piel del perro.

Estos aceites funcionan como repelentes gracias a su olor, que no es agradable a las garrapatas. Por esa razón, el éxito de esta clase de remedio casero se encuentra en el aroma que se desprenda del aceite que utilices.

¿Cómo prevenir las garrapatas?

Ya te hemos comentado las razones por las que ocurren las infestaciones de garrapatas, así como la época en la que aparecen, y algunas técnicas para extraerlas, así como remedios caseros que puedes utilizar para quitárselas a tu perro, luego de lo cual siempre te vamos a recomendar que los lleves al veterinario, para que le haga a tu mascota una revisión, pero hay algunas medidas que pueden ayudarte a evitar que se adhieran al cuerpo de tu perro.

Revisar a nuestra mascota tras salir de paseo

Lo usual es que el perro tenga alguna libertad para divertirse y moverse en los paseos que efectúa todos los días. El hecho de que disfrute de esa libertad puede ser la causa eficiente para que aparezcan las garrapatas en tu perro. Por esa razón, es recomendable que le revises el pelo a tu mascota luego del regreso de sus paseos, porque de esa forma será posible encontrar si se le han adherido algunas garrapatas.

Otro aspecto al que debes poner atención en el pelaje del perro, es tocar esas áreas por las que pueden haberse subido los ácaros, en particular las patas y las orejas. En este sentido, realizar un examen a contrapelo es la técnica más eficaz y la que nosotros te aconsejamos.

Buena protección antiparásitos

En esta sección debemos informarle que hay en el mercado geles y champús que son específicos como repelentes y que evitan la aparición de estos ácaros en la piel de nuestra mascota. Para estos fines, lo que conviene es solicitar el consejo de tu veterinario, para que puedas adquirir el producto que más se adapte a las características del pelo de tu perro.

Porque si haces una mala elección del gel o del champú, puede llegar a tener un efecto contrario al que buscas, como puede ser el caso de que se atraiga a las garrapatas, y lo más probables es que le cauce caspa en el pelaje a nuestro can.

Empleo de peine para pulgas

Le recomendamos que peine frecuentemente el pelaje de tu perro con un peine especial antipulgas. Gracias a esta herramienta, es posible que sean eliminadas las ninfas y las garrapatas adultas que todavía no han comenzado a picar a nuestra mascota. Se trata de un procedimiento que puede ser laborioso, pero que al ser preventivo, al hacerlo podrás evitar que tu mascota sufra de algunas dolencias que pueden afectar seriamente su salud.

Recuerda que, en caso de cualquier duda, siempre puedes consultar con tu veterinario, sobre algo tan serio como las garrapatas en perros, ya que siempre te recomendaremos obtener la ayuda de un profesional especializado en éste o en cualquier otro tema relacionado con la salud de tu mascota.

Si te ha resultado útil este artículo, es probable que también te interese leer:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here