¿Ha llegado el momento de que incrementes el número de miembros de tu familia con la adquisición de un cachorro? Entonces te felicitamos, porque un pequeño perrito va a traer a tu hogar mucho cariño, horas de juego y esparcimiento, pero te aseguramos que debes tomar varias precauciones para cuidar un perro que aquí te recomendaremos.

cuidar-un-perro-1

¿Cómo cuidar un Perro?

Cuidar un perro de la forma adecuada no es tan sencillo como lo puedes pensar, y debido a ello hemos querido hacer en este post una especie de guía con la intención de que tengas en cuenta todo lo que necesitas saber para que tu cachorro y tu familia tengan una vida plena, ya que son múltiples las actividades y los requerimientos que se deben cumplir.

Por eso, tenemos la intención de mencionar algunos consejos, pero también queremos hacerte una pregunta clave. ¿Tienes la intención de instruirte sobre lo que necesitas saber acerca de cuidar un perro? Si la respuesta es afirmativa, entonces no te llevará mucho tiempo leer este artículo y ser más sabio al momento de Te llevará unos pocos minutos leer toda esta información, pero aprenderás todo lo necesario para cuidar perfectamente a tu cachorro, para que sea un perro que crece con salud y con felicidad.

Elije el más adecuado para tu hogar y para ti

Si ya tomaste la decisión de adoptar o de comprar a un perrito, tienes que tomar en cuenta que no todos los cachorros son iguales, porque cada raza de perros posee unas particularidades propias y eso es lo que tienes que analizar para valorar si se trata de una raza que pueda crecer feliz en tu hogar.

El caso es que si tu hogar se encuentra en un apartamento pequeño, lo más práctico es que tomes como mascota a una raza de perros pequeña en longitud, debido a que un perrito de raza de gran tamaño, probablemente no se sienta cómodo en un espacio limitado a medida que vaya creciendo. Un aspecto que debes tener en consideración es que los cachorros crecen muy rápidamente.

Otro elemento que es importante es el clima en el que va a vivir el perrito. Si tu hogar se encuentra en un lugar en el que hace calor, no es lógico que adoptes o adquieras un perro de una raza que sea peluda, que sea más propio de climas nórdicos.

Además, si tienes familia, en particular niños, lo más adecuado es que adquieras un perro que sea de una raza que tenga un carácter calmado y tranquilo, para que los niños se encuentren seguros. Debes evitar adquirir un perro que provenga de una raza muy activa, o que sea muy nerviosa y mucho menos, que provenga de una raza que pueda ser considerada como peligrosa.

En efecto, no es igual la experiencia de adquirir un cachorro de una raza de pinscher, que se parece a un perro de la raza del doberman pero en pequeño, que un cachorro de dogo o un mastín, que son razas de perro muy grandes. Por ello, es importante elegir de forma adecuada la raza del cachorro que vayas a adquirir o adoptar, para evitar conflictos a futuro.

Prepara tu hogar para su llegada

Cuidar un perro necesita que tomes algunas previsiones en tu casa, para que el cachorro no sufra ningún accidente o se vaya a lastimar. Hay que tomar unas precauciones parecidas a las que se toman cuando va a llegar un niño pequeño, el cachorro siempre va a querer jugar y morder todo lo que se encuentre a su alcance, así que tenemos que convertir nuestra casa en un sitio seguro para cuidar un perro.

Un aspecto con el que debes tener cuidado es los electrodomésticos y los cables, que no puedes dejarlas al alcance de los cachorros, porque ellos tienen la tendencia a jugar con todo y a morder de todo, porque son curiosos, inocentes y no le tienen miedo a nada pero seguro que correrán el peligro accidentes por electrocución.

Otro tanto es lo que puede ocurrir con los géneros químicos contenido en los productos que usualmente empleamos para la limpieza de nuestra casa. Y si vivimos en una casa en el campo y lo normal es que tengamos trampas para las alimañas y los roedores, habrá que desarticularlas y quitarlas para que el cachorro no se haga daño o para que no ingiera sus venenos con los que normalmente las cebamos.

cuidar-un-perro-2

También tienes que recordar que si vas a cuidar un perro, este va a hacer sus necesidades por cualquier parte, si aún no ha sido adiestrado, así que mientras aprenden a hacerlo fuera de la casa, tienes que retirar cualquier objeto textil que tengas en el suelo, sobre todo lo que se relaciona con tapices y alfombras que puedan tener algún valor para nosotros, porque lo más probable es que el cachorro las vaya a mear en más de una oportunidad.

Prepara un espacio en casa para el nuevo cachorro

Cuidar un perro, sobre todo si es cachorro, es tarea complicada, por su extrema sensibilidad a las dolencias, parásitos y a las modificaciones del clima y de las temperaturas. Por esa razón, en necesario que convivan contigo en tu hogar hasta que sean adultos, porque si se los deja en el jardín mientras son pequeños, pueden tener graves dolencias en su salud.

Lo que debes hacer es prepararle al cachorro una o dos facilidades para que las usen de cama dentro de la casa. Si puedes prepararle dos, entonces te recomendamos que coloques una en la sala del hogar en la que la familia hace más vida y coloca la otra en tu habitación, junto a tu cama, o en la habitación junto a la cama de la persona que va a ser su compañera.

Lo recomendable es que las camitas para los cachorros sean muy confortables y cálidas, por lo que una simple toalla no va a funcionar, lo mismo que no va a servir que le coloquemos un cojín viejo directamente en el suelo, porque el cachorro no se va a sentir a sus anchas. Por eso, debes escoger camitas que tengan esponja en su interior, porque de esa forma el cachorro se sentirá muy cómodo.

Tendrás que adquirir dos tazones de metal, bien sea de acero o de aluminio, uno de los cuales se usará para que le coloques el agua y el otro para ponerle los alimentos al cachorro. Tienes que asegurarte que el agua siempre esté limpia y se encuentre fresca en todo momento y cada vez que el cachorro quiera beber.

Importancia de los juguetes para un cachorro

Uno de los aspectos que también hay que tomar en consideración al momento de cuidar un perro es con qué va a divertirse, con la intención de que podamos tener al cachorro feliz y contento, por lo que también tendremos que adquirir algunos juguetes con los que pueda trastear por todas partes, pero deben ser juguetes que sean adecuados a la edad de los cachorros. Ten en cuenta que los cachorros poseen unos pequeños dientes que son muy afilados, que son de leche y que van a emplear para morder todo.

Esa actividad es necesaria para que lleguen a tener total funcionalidad en sus mandíbulas, pero al mismo tiempo, juegan y se entretienen, e igualmente les ayuda a sobrellevar los dolores causados cuando cambian los dientes de leche a los dientes definitivos en la época de la dentición.

Será necesario que adquieras varias clases de juguetes para poder cuidar un perro, en particular si aún es cachorro, al que morderán mucho, por lo que hay que poner atención en el material del que están fabricados, siendo lo óptimo que sean fabricados con en látex que no sea tóxico.

Ten en cuenta que esos juguetes que resulten muy baratos son fabricados en plástico de calidad inferior que acaban por despedazarse, y en loa casos extremos pueden llegar a intoxicar al cachorro, por eso debes poner atención a los materiales con los que están fabricados los juguetes.

¿Cómo alimentar a nuestro cachorro?

En esta sección vamos a tratar un punto que es absolutamente relevante, y al mismo tiempo problemático con el que vamos a tener que lidiar, ya que, de una parte, las personas quieren darle de comer a su cachorro con los mejores alimentos que se puedan adquirir, pero de la otras, los mejores alimentos no van a ser los más baratos.

cuidar-un-perro-3

Nosotros no te recomendamos que des de comer a tu cachorro alimentos comerciales que sean de poco costo, porque suelen ser de mala calidad y ello puede traer malas consecuencias. Recuerda que la salud de tu mascota va a estar muy vinculada con la calidad de los alimentos que consuma, de modo que hay que invertir en la calidad de los alimentos, porque si no lo haces, más pronto que tarde se enfermará y será más lo que tendrás que gastar en especialistas y tratamientos.

La alimentación si tiene menos de tres meses

Esto es un caso muy especial, porque los cachorros que tengan menos de tres meses de edad, necesariamente tiene que alimentarse con leche materna, por lo que debe permanecer junto a su madre durante esa etapa de su vida. Porque esa es la manera más sana y saludable en que pueden alimentarse.

Pero si, por mala suerte, el cachorro menor de tres meses de edad es huérfano, tendremos que encontrar la manera de conseguir en una veterinaria una leche especial para cachorros, porque ese es el único alimento que el podemos dar, ya que la leche normal de vaca no sirve para ellos, e incluso, les puede hacer daño, ya que tiene lactosa y les provocará dolencias y diarrea.

La edad para destetar a un cachorro es a los tres meses de edad, de manera que se puede empezar a darles un poco de alimento especial para cachorros a esa edad, siempre que se encuentre humedecida y elaborando una clase de puré o papilla con ella, para que sea más fácil para la digestión.

La alimentación si tiene más de tres meses de vida

Los cachorros que tienen más de tres meses de edad, ya podrán ser alimentados con alimentos especiales, incluso alimentos comerciales de calidad. Pero tenemos la obligación de seleccionar una marca de alimentos comerciales para perro adaptada a la edad de nuestra mascota.

Si nuestra mascota es de una raza chica, hay que seleccionar siempre un alimento especial para cachorros de razas pequeñas. Lo mismo ocurre si el cachorro es de raza grande, entonces elegiremos un alimento para razas grandes. Nunca se debe dar una alimentación a un cachorro que no sea apta para él, porque podría atragantarse o intoxicarse, incluso podría fallecer.

La selección de la marca comercial de alimento para nuestra mascota es una elección muy  personal, pero en todo momento te vamos a recomendar que adquieras artículos de gran calidad, para ayudar al óptimo desarrollo y a la salud de tu perro.

¿Cuánta comida debo darle a mi cachorro?

En cuanto a la cantidad que diariamente tenemos que darle de comer a nuestro cachorro, eso va a verse muy modificado, dependiendo de la marca del alimento que elijas y de la raza a la que pertenece el perro. Podrás encontrar que muchas marcas indican la cantidad de gramos que debe consumir diariamente un cachorro, algunas recomiendan que deben ser trescientos gramos diarios mientras que recomiendan que deben ser quinientos gramos.

Por eso es importante tomarse el tiempo para leer las instrucciones de cada marca de alimentos comerciales para perros, y adquieras la que te parezca más adecuada y seguirlas de acuerdo al peso que tenga tu mascota. Una vez que hayas encontrado la información que se adapta a tu perro, esa cantidad no se la debes dar de una sola vez, sino que tendrás que repartirla en varias oportunidades durante el día.

En caso de que el cachorro tenga menor de seis meses de edad, habrá que darles alimento, por lo menos cuatro veces al día, que puedes distribuir entre el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena. Pero si el cachorro tiene más de seis meses de edad, tendrás que darle de comer, por lo menos, tres veces al día, distribuidas entre el desayuno, el almuerzo y la cena.

cuidar-un-perro-4

No olvides nunca colocarle agua fresca y limpia varias veces al día para que esté dispuesta para tu cachorro, no sólo al momento de la comidas, sino también alrededor de las demás horas al día. Es necesario que los cachorros tengan siempre agua a su disposición todo el tiempo, para que puedan beber sin restricciones cada vez que quiera, ya que su alimento puede darles mucha sed luego.

Premios para cachorros

Los premios son pequeñas recompensas que se pueden dar a los cachorros y que pueden ser gomitas o galletas para perros, que hay que regalarles cuando hacen algo que está muy bien, para que el cachorro asocie que cuando tiene un buen comportamiento va a recibir un premio. Esta es la mejor manera de adiestrarlos, por medio del sistema de premios y de refuerzos positivos.

Para ello, tendremos que adquirir unas galletitas especiales para perros y tenerlas siempre a la mano, para el momento en que, pongamos por caso, el perrito hace pis fuera de casa, entonces le premiaremos dándole una galleta. Es una excelente forma de que comience a adiestrarse sobre el hecho de que tiene que orinar fuera de la casa y no dentro, y que si lo hace de esa forma recibirá un premio.

Este método se emplea realmente para mostrarles los buenos hábitos a los cachorros, así como enseñarles a hacer trucos, de hecho, se trata de una técnica normalmente usada para  adiestrar a los caninos en todo el mundo, porque se ha demostrado que es una de las que mejores resultados rinde.

¿Cómo cuidar el aseo de nuestro cachorro?

Cuidar un perro requiere casi que de las mismas actividades que necesitamos realizar los seres humanos para mantenernos limpios. Por eso, se tiene que seguir una serie de pasos que se vuelven sencillas con la práctica para que podamos mantener a nuestra mascota limpia y saludable.

Lo primero que debes adquirir es un cepillo que sea apropiado para el tamaño y grosos del pelo de tu cachorro, porque es una actividad esencial, ya que de esa manera seremos capaces de cepillarles entre dos y tres veces a la semana, para que se les caiga el pelo muerto y alguna suciedad que se le pueda haber adherido.

El baño en cachorros

Darle un baño a un cachorro puede resultar una actividad que debe ser más cuidadosa de lo que podemos pensar, porque hay que darle un baño, por lo menos, una vez al mes, para que el perro se mantenga con buena higiene y libre de malos olores. Hay ser siempre extremadamente cuidadosos cuando bañamos a un cachorro, ya que son extremadamente sensibles.

Tienes que tomarte esta actividad muy en serio, para mantener la buena salud de tu cachorro, porque incluso se requiere que el agua sea preparada previamente, sobre todo, hay que templarla, emplear un detergente que sea especial para perros y tener a mano algunas toallas que nos permitan secarlo de forma adecuada.

Otra técnica que suele usarse es la de emplear un secador de cabello, pero a mínima velocidad, porque se corre el riesgo de que el cachorro se queme, por lo que hay que verificar a cada momento la temperatura a la que está saliendo el aire, porque si está demasiado caliente, hay que detenerse.

Al momento en que estés bañando a tu cachorro, tienes que extremar el cuidado para que no le pase la lengua al jabón, y que no se ahoguen con el agua. Y tenemos que asegurarnos de que el perro ha quedado completamente seco, porque se debe evitar por todos los medios que les de frío, ya que es muy fácil que cojan un resfriado, y como son cachorros pequeños, un sencillo resfriado puede tener graves consecuencias.

cuidar-un-perro-4

Cuidado de las uñas

Cuando se trata de cuidar un perro, otras actividades relacionadas con la higiene que hay que tomar en consideración es que tenemos que aprender  a cortarle las uñas de la manera  adecuada, por lo que vamos a necesitar conocer cómo es la forma de hacerlo, ya que, a diferencia de los seres humanos, los perros poseen terminaciones nerviosas y venas debajo de sus uñas.

Cuidado de los dientes

Aunque los dientes de leche de un cachorro no necesitan que les brindemos mucha atención, esto es algo de lo que debemos preocuparnos a partir de los cinco o seis meses de edad, porque es en ese lapso en el que mudarán los dientes de leche por los dientes definitivos y es cuando las cosas se ponen serias.

Hay dos maneras de limpiar los dientes de nuestro perro, una es con un cepillo especial para perros que se puede adquirir en una clínica veterinarias; y la otra es empleando huesos aptos para perros que limpian sus dientes, logrando eliminar el exceso de sarro.

Cómo cuidar de la salud de nuestro cachorro

Si tenemos que cuidar un perro, hay que poner especial énfasis en el cuidado de su salud, poniendo atención en dos elementos fundamentales, que son las medidas de seguridad y precauciones que debemos adoptar, así como la suerte que tenga en la vida. Por supuesto, los cachorros que han sido bien cuidados serán los menos propensos a adquirir enfermedades.

Las vacunas son algo muy serio, y deben ser colocadas a tu mascota de manera obligatoria para los perros, en particular mientras son cachorros, ya que con ello los ayudamos a estar protegidos contra las enfermedades caninas más comunes y dañinas. Por eso es importante que estés al tanto del calendario de las vacunas de tu cachorro.

cuidar-un-perro-5

Otro aspecto es que le ayudemos a prevenir que sean infestados por parásitos al cuidar un perro, para que se mantenga con buena salud. En este sentido, existen en el mercado collares o pipetas repelentes de pulgas y garrapatas cuyo uso en algunos lugares es obligatorio, y en caso de que no lo sea, es lo más recomendable.

La desparasitación interna es otro procedimiento que habrá que efectuar de forma regular, se hace cada pocos meses, empleando para ello el medicamento que haya sito recomendado por nuestro veterinario.

Ten en cuenta que uno de los inconvenientes de salud más peligrosos para nuestros cachorros son las lombrices intestinales, razón por lo que resulta esencial que el veterinario nos indique la clase y la cantidad de medicación que hay que darle a nuestro cachorro para que quede protegido.

Y cuando el perrito tenga la edad adecuada, es muy recomendable, además de ser un acto de responsabilidad, castrar o esterilizar a nuestro cachorro antes de que cumpla un año. De manera que no va a tener descendencia, aunque si podrá aparearse. Te informamos que existen muchísimos perros esperando un hogar en sociedades protectoras, así que está en tu mano no aumentar esa demografía y esterilizar a tu perro.

Los paseos y el Ejercicio

Cuando ya le hayan sido colocadas las vacunas correspondientes, esto es, luego de que cumpla los tres meses de edad, nuestro cachorro estará listo para empezar a pasear diariamente, para que tome contacto con el entorno que le rodea.

cuidar-un-perro-6

Es absolutamente relevante que el cachorro adquiera comportamientos de sociabilidad de buena manera, que tenga conexión con otros animales y que juguetee con otros perros y otras personas. Es algo que necesita hacer de forma ininterrumpida todos los días, de manera que se acostumbre a ello.

Hay que tomarse muy en serio lo de sacar a pasear a tu cachorro, esto es esencial para su  desarrollo cognitivo y físico, aunque no es recomendable que lo obliguemos a ello si no quiere. Tampoco hay que obligar al perro a que camine o a que corra, ni a ejercitarse si no lo desea hacer.

Es importante que sean los cachorros quienes decidan por sí solos cuánto tiempo desean pasear o jugar en el parque, por eso es importante que no los forcemos, debido a que su fuerza no es tan robusta como la de un perro que ya haya crecido y es probable que les hagamos daños.

La importancia de un buen arnés o collar

Seleccionar un collar o arnés que sea conveniente para cuidar un perro es esencia, porque si seleccionamos uno que le venga ligeramente grande o que le entorpezca las patas, es probable que se le causen daños por rozamiento. De esa manera, si seleccionados uno que no sea el adecuado, se resistirá a que se lo pongamos.

Es normal que todos los cachorros forcejeen al momento en que se les va a colocar el collar o el arnés por primera ocasión, ya que no les gustará sentirse amarrados en principio. Pero hay que insistir y acostumbrarlos para que se pueda emplear la correa o el arnés, por medidas de seguridad, no sólo al pasearlos, sino también hasta para que se pueda cruzar la calle.

cuidar-un-perro-7

Cuando vayas a adquirir el collar o el arnés, tienes que tomar en cuenta que los cachorros van a crecer, y es necesario que aquel que adquieras pueda ir ajustándose a medida que vayan creciendo, para que no los sujete demasiado fuerte y les dificulte la respiración.

Otra medida de seguridad que se debe implementar, y que en algunos lugares es obligatoria, es la implantación de un microchip, que es un dispositivo de tamaño reducido, parecido a un  grano de arroz, en el que se puede introducir todo lo relacionado con los datos del propietario o cuidador del perro y los del perro.

De esa manera, si nuestra mascota se extravía, la persona que lo encuentre será capaz de ponerse en contacto con nosotros y devolverlo. Por eso, te recomendamos que le solicites a tu veterinario que le coloque el chip a tu mascota al momento en que tenga los tres meses de edad, además no le va a doler.

La Educación y el Adiestramiento

El adiestramiento y la educación de un cachorro deben comenzar cuando haya cumplido los tres o cuatro meses de edad. A partir de ese momento, se podrá empezar a enseñarles el comportamiento que deben tener, pero debes armarte de mucha paciencia, debido a que a esa edad, lo más importante para ellos será comer, dormir y jugar.

Hay que empezar con comportamientos que sean fáciles para nuestro cachorro, como concederles un premio cuando hagan sus necesidades fuera de la casa y felicitarlos mucho, que es lo que recibe el nombre de refuerzo positivo. Pero si hacen sus necesidades dentro de la casa, no hay que regañarles, sólo tienes que ignorarlos y no darles ningún premio ni felicitación alguna.

Te recomendamos que comiences enseñándole a tu cachorro algunos trucos básicos como dar la pata, que aprenda a sentarse o a echarse cuando se le ordene, pero siempre tendrás que tener mucha paciencia, sobre todo en los inicios, y no obligarlos a nada.

¿Cómo cuidar de un cachorro por las noches?

Los cachorros son capaces de dormir prácticamente la mitad del día, pero lo hacen en lapsos cortos. Por lo general pueden echar hasta unas veinte siestas durante el horario diurno, por lo que comprenderás que no van a dormir la noche completa.

También es usual que los cachorros lloren durante las noches por muchas razones, provocando que nos despertemos y hasta que nos molestemos con ellos, pero no debemos dejar que eso pase. Por ello, te vamos a dar algunos consejos para que cuando tengas que cuidar un perro, sobre todo cachorro,  evites que llore en la noche:

  • Coloca su cama junto a la tuya, para que sepa que vas a estar muy cerca.
  • Hay que colocar en la camita del cachorro una bolsa de agua templada, para que se asemeje a la temperatura de su madre.
  • Puedes poner debajo de su cama un reloj que tenga manecillas, para que cuando haga su movimiento, simule el latido del corazón de su madre.
  • También se recomienda colocar en la camita del perro una manta para que se sienta más cómodo y no pase frío.
  • Es recomendable dejar una pequeña luz encendida, para que si tu cachorro se despierta en medio de la noche, no se asuste con la oscuridad.
  • Lo más importante de cuidar un perro es darle mucho cariño.

Es importante que le des al cachorro muchas caricias, que juegue contigo, que pasee y se divierta. Hay que hacer que el cachorro sienta que es parte de la familia, recordando que nunca debes pegarle, debido a que eso va a crear una confusión en el, así como miedos que le pueden ocasionar traumas.

Los perros son animales extremadamente inteligentes, son capaces de recordar aspectos de su infancia aunque tengan más de diez años de edad, así que si se les cuida de buena manera, con mucho respeto, él siempre va a cuidar de ti y te mostrará respeto. Cuidar un perro es convertirlo en parte de tu familia, por ello te recomendamos que los trates como tales.

Si te ha interesado el contenido de este artículo, es posible que quieras leer también:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here