El arrebatamiento de la iglesia es un acontecimiento profetizado en las escrituras de carácter apocalíptico. Y precisamente por ser un tema profético, aún para el pueblo cristiano asaltan las dudas de como ocurrirá este evento anunciado para el fin de los tiempos.

el-arrebatamiento-de-la-iglesia-2

El arrebatamiento de la iglesia

Para el pueblo  de Jesucristo el tema el arrebatamiento de la iglesia es la bendita esperanza de encontrarnos y estar para siempre con el Señor. Más, sin embargo, por ser una palabra profética y con mucha simbología a su alrededor es normal que sobrevengan dudas de cómo será este evento anunciado para el fin de los tiempos.

Pero, de algo si se está seguro, y es que el arrebatamiento de la iglesia ocurrirá cuando nuestro Señor descienda del tercer cielo para venir por su pueblo. Un pueblo que él mismo comenzó a reclutar en su ministerio terrenal y que luego se propagaría por los confines del mundo desde el día de Pentecostés para formar el cuerpo o la iglesia de Jesucristo.

Algunos versículos claves de la Biblia en referencia al tema el arrebatamiento de la iglesia son:

1 Tesalonicenses 4:16-17 (NVI): 16 El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre.

el-arrebatamiento-de-la-iglesia-3

Tito 2:13 (NVI): 13 mientras aguardamos la bendita esperanza, es decir, la gloriosa venida de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.

1 Corintios 15:51-52 (NVI): 51 Fíjense bien en el misterio que les voy a revelar: No todos moriremos, pero todos seremos transformados, 52 en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta. Pues sonará la trompeta y los muertos resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados.

Jesús advirtió que regresaría

Jesús mientras permaneció con sus discípulos en la tierra en varias oportunidades les aseguró que el volvería una segunda vez. Pero lo que no les quedaba claro a los discípulos era cuando sucedería, según el evangelio de Mateo, encontramos:

Mateo 24:3: 3 Más tarde estaba Jesús sentado en el monte de los Olivos, cuando llegaron los discípulos y le preguntaron en privado: -¿Cuándo sucederá eso, y cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo?

el-arrebatamiento-de-la-iglesia-4

Importante estar despiertos

A la duda de los discípulos Jesús les responde en varias oportunidades con una advertencia, que lo importante no era saber cuándo. Sino estar permanentemente capacitados, prevenidos, vigilantes y despiertos para cuando el regresara, como ejemplo se citan los siguientes versículos:

Mateo 24:42: Por lo tanto, manténganse despiertos, porque no saben qué día vendrá su Señor.

24:44: Por eso también ustedes deben estar preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen.

Mateo 24:46: Dichoso el siervo cuando su señor, al regresar, lo encuentra cumpliendo con su deber.

24:50: El día en que el siervo menos lo espere y a la hora menos pensada, el señor volverá.

Marcos 13:37: Lo que les digo a ustedes, se lo digo a todos: ¡Manténganse despiertos!

Lucas 12:37 : Dichosos los siervos a quienes su señor encuentre pendientes de su llegada. Créanme que se ajustará la ropa, hará que los siervos se sienten a la mesa, y él mismo se pondrá a servirles.

En la parábola de las diez jóvenes también Jesús hace la advertencia de lo importante de mantenerse despiertos, porque la hora ni el día se conocerán hasta su venida. A través de las parábolas el Señor enseñaba al pueblo y a sus discípulos.

De forma que pudieran comprender el mensaje de Dios y su Reino, a través de historias comparativas, simbólicas, reflexivas y creíbles. Conoce con nosotros las mejores parábolas de Jesús y su significado bíblico.

Jesús consuela a sus discípulos con su venida

El tiempo físico de la segunda venida del Señor no les quedó claro a sus discípulos, pero si entendieron que sería un suceso de tiempo final. Pero el Señor los consoló la esperanza bienaventurada de su regreso.

Juan 14:2-3: 2 En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. 3 Y, si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté.

Posteriormente el mensaje profético de Jesús es confirmado por dos de sus ángeles, a los discípulos. Como lo relata el libro de los hechos de los apóstoles en:

Hechos 1:11: -Galileos, ¿qué hacen aquí mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido llevado de entre ustedes al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo han visto irse.

Lo que deja claro y no solo a ellos en ese tiempo, sino que también a nosotros ahora, los que hemos creído el mensaje de salvación de Cristo Jesús que su regreso será ya no solo en espíritu sino también en forma física y para siempre.

El arrebatamiento de la iglesia: Las epístolas hablan de la segunda venida de Jesús

En las epístolas encontramos varias referencias en relación al acontecimiento conocido como el arrebatamiento de la Iglesia. Y así como queda claro en los evangelios de que entre la primera y segunda venida existirá un periodo de tiempo, en ellas también los apóstoles nos animan a estar siempre listos.

En las cartas los apóstoles enseñan de forma enfática que la segunda venida del Señor acontecerá sin previo aviso. De manera que no debemos desvelar, sino más bien mantenernos en una preparación continua, creciendo en el conocimiento de Dios y en permanente oración.

El apóstol Pablo en su carta a los filipenses enseña lo importante de estar siempre parados en la forma correcta como le es agradable a Dios. Con la idea clara de cuál es nuestra verdadera identidad y ciudadanía.

Tener la suficiente revelación espiritual para entender que aunque estemos en el mundo, pertenecemos al reino de Dios. Por lo que nuestra vida debe manifestar la cultura del reino de Dios, no solo parecerlo sino ser del reino con hechos y palabras.

Solo así podremos esperar con vehemencia, alegría y gozo la segunda venida del Señor. Confiados que seremos parte en el arrebatamiento de la iglesia.

Filipenses 3:20-21 (NVI): 20 En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde anhelamos recibir al Salvador, el Señor Jesucristo. 21 Él transformará nuestro cuerpo miserable para que sea como su cuerpo glorioso, mediante el poder con que somete a sí mismo todas las cosas.

Cuerpos transformados

Cuando ocurra el arrebatamiento de la iglesia, Pablo nos dice que nuestros cuerpos serán transformados. Ya no solo seremos hijos de Dios sino que además seremos semejantes a nuestro Señor Jesucristo.

Si ya en la actualidad gozamos de la identidad de ser hijos de Dios por aceptar a Cristo como nuestro único y suficiente Salvador. Y con esta identidad experimentamos bendiciones del cielo aquí en la tierra para nuestras vidas y familias.

Cuanta mayor gloria será ese momento cuando ocurra el arrebatamiento de la iglesia. Al ser no solo transformados en el espíritu sino también en el cuerpo y poder ver al Señor tal cual como es.

1 Juan 3:2 (NVI): Queridos hermanos, ahora somos hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que habremos de ser. Sabemos, sin embargo, que cuando Cristo venga seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es.

En ese instante glorioso los santos de su iglesia se percataron de la verdadera grandeza de su poder y gloria ¡Aleluya!

Más bien estar en gozo y alegría

Con tanta palabra de promesa y de bendición como nos las muestran los apóstoles en sus epístolas. Como creyentes deberíamos aguardar el arrebatamiento más que con expectación, con alegría y gozo, porque si aún dudamos, las epístolas nos reafirman lo siguiente:

Filipenses 4:5 (NVI): Que su amabilidad sea evidente a todos. El Señor está cerca.

Hebreos 10:37 (NVI): 37 Pues dentro de muy poco tiempo, – el que ha de venir vendrá, y no tardará.

Santiago 5:8-9 (NVI): 8 Así también ustedes, manténganse firmes y aguarden con paciencia la venida del Señor, que ya se acerca. 9 No se quejen unos de otros, hermanos, para que no sean juzgados. ¡El juez ya está a la puerta!

Apocalipsis 22:10 (NVI): También me dijo: «No guardes en secreto las palabras del mensaje profético de este libro, porque el tiempo de su cumplimiento está cerca.

Una forma de mantener el gozo y la alegría en nuestras vidas es adorando al Señor, conoce con nosotros:  ¿Qué es la adoración según la biblia, y cómo se hace? Porque , a pesar de que muchos adoramos y alabamos a Dios, son muchos los que no se han tomado la molestia de estudiar acerca de la alabanza y adoración según las escrituras sagradas.

El rapto o el arrebatamiento de la iglesia de Jesucristo

En las comunidades del pueblo de Jesucristo surgen dudas en cuanto a que, si el rapto o arrebatamiento de la iglesia significa lo mismo que la segunda venida de Jesús. Y es que son diversas las interpretaciones que se le dan a los pasajes bíblicos.

En cuanto a cómo ocurrirán los sucesos del fin de los tiempos, así como que sucederá primero y que después. Sobre todo el orden entre el arrebatamiento, la segunda venida y la gran tribulación.

Las escrituras se refieren a la segunda venida del Señor como el tiempo en el que él juzgara al mundo y todos se enteraran.

Mateo 24:27: Porque así como el relámpago que sale del oriente se ve hasta en el occidente, así será la venida del Hijo del hombre.

Como hemos podido observar en todos los versículos citados hasta el momento, Jesús vendrá por segunda vez, como rey y juez por los suyos. Con su pueblo establecerá para siempre su reino.

En las antiguas escrituras los profetas como Daniel anunciaban este reino indestructible y eterno de nuestro Señor Jesucristo. Como se puede ver en:

Daniel 7:13-14: 13 -En esa visión nocturna, vi que alguien con aspecto humano venía entre las nubes del cielo. Se acercó al venerable Anciano y fue llevado a su presencia, 14 y se le dio autoridad, poder y majestad. ¡Todos los pueblos, naciones y lenguas lo adoraron! ¡Su dominio es un dominio eterno, que no pasará, y su reino jamás será destruido!

Además Jesús les enseña a los discípulos que en su segunda venida establecerá juicio. Advirtiendo la necesidad de estar permanentemente despiertos, como está escrito en

Mateo 24:40-41: 40 Estarán dos hombres en el campo: uno será llevado y el otro será dejado. 41 Dos mujeres estarán moliendo: una será llevada y la otra será dejada.

Solo Dios sabe cómo sucederá

De manera que solo el Creador de todas las cosas, nuestro Padre celestial y el Señor Jesucristo saben cómo habrá de acontecer todo. Y por nuestra parte solo nos queda esperar confiados viviendo siempre en la plenitud del Espíritu Santo, dejándonos guiar por él.

Solo así podremos vivir en acuerdo con la voluntad de Dios y con el gozo que llegara el día en que seremos arrebatados por el Señor. Para vivir junto con él en su reino y para siempre.

De igual forma debemos por amor al prójimo desear que muchos también sean arrebatados junto con nosotros. En relación a esto que mejor forma de hacerlo que mediante la predicación del evangelio.

Ven con nosotros y conoce la forma adecuada de predicar el evangelio: ¿Por qué debemos hacerlo? y porque predicar el evangelio es tarea  de todo creyente.

Observa el video de diferencias entre arrebatamiento y segunda venida:

La gran tribulación y el arrebatamiento de la iglesia

La gran tribulación son una serie de acontecimientos que sucederán en los últimos tiempos o tiempos finales. Según la Biblia estos serán tiempos de gran angustia, conflictos, momentos difíciles como jamás se ha visto o vivido en el mundo, en el libro del apocalipsis se puede ver que la gran tribulación se dará en tres etapas:

Primera etapa: Se inicia cuando se abran los siete sellos en el cielo y finalizará con el arrebatamiento de la iglesia de Jesucristo. En este punto dice la Biblia la ramera será arrojada del lomo de la bestia.

Segunda etapa: Sonaran siete trompetas en el cielo, en esta etapa satanás librara una lucha con los que no formaron parte del arrebatamiento. Y que arrepentidos quieren servirle a Dios, al final de este periodo se da la segunda cosecha para Jesucristo.

Podemos ver cuán grande es el amor de Dios que aún en los últimos tiempos le da nuevas oportunidades a las personas para que se arrepientan y vuelvan su corazón a Él. De manera que ignorar la gracia de Dios cuando Él la está dando, es propio de un corazón necio y orgulloso.

Pudiéndose librar de sufrir la gran tribulación, con solo aceptar la salvación al creer en Jesucristo nuestro Señor y Salvador. ¡Gloria a su nombre!

2 Corintios 6:2 : Porque él dice: «En el momento propicio te escuché, y en el día de salvación te ayudé». Les digo que este es el momento propicio de Dios; ¡hoy es el día de salvación!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here