La mitología griega se ha caracterizado por ser una de las más destacadas en gran parte del mundo y con ella sus personajes. Entre estos se encuentran Eco y Narciso, quienes protagonizan un mito donde se refleja lo vanidoso y también la denominación de algunos elementos conocidos.

Eco y Narciso

Eco y Narciso

Entre los mitos más interesantes de esta civilización se encuentra el de Eco y Narciso, en el cual también están descritos muchos de los dioses pertenecientes a la mitología griega, tales como Zeus, Hera y Némesis.

Conoce el mito de Eco y Narciso, en donde además de estar presente una increíble historia, también derivan las definiciones de términos que se utilizan en la actualidad. Tales como la flor de Narciso y el eco relacionado con el sonido.

Eco

Antes de hablar del mito de Eco y Narciso, es esencial conocer acerca de cada uno de estos personajes de la mitología griega. Eco, es una ninfa de montaña del monte Helicón, conocida por amar su voz y que fue criada por las ninfas (deidades menores femeninas asociadas a un lugar natural especifico) y las musas (divinidades inspiradoras de las artes, donde cada una de ellas se asocia con ramas artísticas y del conocimiento).

Aparte del mito de Eco y Narciso, también destaca el que describe lo que ocasionó que ella solo repitiera palabras al hablar. Eco era una joven muy bella y que tenía una voz preciosa. Además que pronunciaba palabras muy hermosas que nunca se habían escuchado, lo que generaba que quien la escuchara quedara deleitado con ella.

Eco y Narciso

Como su voz era muy bella, la diosa de la Guerra, Hera temió que su esposo Zeus, dios del Olimpo, se enamorara de la ninfa cuando escuchara su hermosa voz. Así que un día, Zeus en el bosque jugando con las ninfas pero apareció Hera quien estaba muy molesta. Eco trato de ayudar a sus amigas, distrayendo a la diosa de la guerra con una agradable conversación para que Zeus escapara.

La maldición de Hera

Sin embargo, la diosa se dio cuenta de que la estaban engañando y condenó a Eco, diciendo lo siguiente: Trataste de engañarme, así que mereces un castigo, desde este momento val a perder el dominio de tu voz. Además como te gusta mucho tener la última palabra, tu condena será responder con la última palabra que escuches, por siempre.

Eco al recibir la maldición de Hera, huyó y se escondió en una cueva, alejada de todos y repitiendo la última palabra que dijera cualquiera. De esta manera, se dice que surgió el eco. Es un fenómeno físico acústico generado al momento en que las ondas del sonido rebotan en una superficie y regresan nuevamente a la persona o al objeto que lo ocasionó.

Asimismo, es muy común encontrar eco adentro de una cueva o entre las montañas. De hecho, una de las curiosidades de este, se encuentra que los navegantes lo utilizan para saber si están cerca de un iceberg en los días de niebla. Conoce más del semidiós Perseo.

Eco y Narciso

Hay animales que hacen uso de él para orientarse. Uno de ellos son los delfines quienes se desplazan en las profundidades del mar debido al eco, ya que el fondo es muy oscuro. A su vez, los murciélagos también lo utilizan para volar durante la noche y no chocar contra los objetos.

Otros mitos donde está presente Eco

Esta ninfa se encuentra en diversas leyendas, una de ellas es en la que aparece como la amada de Pan, el dios de los pastores y los rebaños. Sin embargo, ese amor no es correspondido y sufre por el desprecio de un fauno del que está enamorada. Pan, celoso se venga y ocasiona que ella se desgarre por unos pastores, por lo que su llanto se asocia al eco.

Narciso

Este personaje de la mitología griega, era un joven cazador muy bello que llamaba la atención de quien lo miraba, así que muchos estaban enamorados de él, pero los rechazaba a todos.

Versiones sobre el mito de Narciso

Hay una versión grecolatina de este personaje que describe que Narciso es castigado por los dioses debido al rechazo que hacía a sus pretendientes. Según la historia helénica, el joven Aminias lo amaba pero también fue rechazado de forma muy cruel. Narciso para burlarse de él le entregó una espada y Aminias la utilizó para suicidarse en las puertas de la casa de Narciso, suplicando a Némesis, diosa de la justicia, que Narciso conociera el dolor del amor no correspondido.

Lo cual generó que Narciso al ver su imagen reflejada en el estanque se enamorara de sí mismo y tratando de seducir al bello joven, que en realidad era su propio reflejo, intenta besarlo, pero entristecido de dolor termina suicidándose con su espada y su cuerpo se convirtió en una flor.

Narciso y su trascendencia

Hay otra versión que describe que Narciso era atormentado en el Inframundo contemplando un reflejo que no correspondía a su amor.

De hecho, de este personaje también surge el termino denominado narcisismo, el cual significa el amor que se tiene un sujeto consigo mismo. Aunque hay ocasiones en los que alude a una serie de rasgos propios de la personalidad normal, puede manifestarse como una patología extrema de desórdenes de la personalidad.

Entre ellas se encuentra el trastorno narcisista de la personalidad, donde la persona sobrestima sus habilidades y tiene una elevada admiración y afirmación. Lo que comúnmente se describe como que está enamorado de sí mismo o es muy vanidoso con su imagen o incluso el ego.

Incluso hay tipos de narcisismo, que son:

  • El Dependiente del cariño y admiración, quien tiene miedo de ser abandonado y rechazado. Así que la autoestima es baja.
  • Quien ama exageradamente, porque idealiza el amor y a quien ama.
  • El que se cree poderoso y superior en todos los aspectos, humillando a las personas.
  • Quien le da mucha importancia a su imagen, lo cual se relaciona con su autoestima.
  • Aquel que estafa y utiliza a las personas con su encanto personal.
  • El que inventa, ya que le gusta escapar de la realidad y por lo tanto es muy fantasioso.

Mito de Eco y Narciso

Eco era una Ninfa del bosque conocida por hablar y jugar mucho, lo que ocasionó que distrajera a la diosa Hera, mientras su esposo Zeus, aprovechaba para irse con sus amantes. Sin embargo, Hero estuvo enterada de las infidelidades de su esposo Zeus y le otorgó una condena a Eco, la cual era que no iba a poder hablar por sí misma, ya que únicamente repetiría las últimas palabras de lo que escuchara.

Eco quien estaba maldita y por lo tanto muy asustada, se fue de los bosques en los que se trasladaba permanentemente y se escondió en una cueva ubicada cerca de un riachuelo.

Eco y Narciso

Por otro lado, se encuentra la historia del joven Narciso, quien era muy bello desde su nacimiento y al que el adivino Tiresias predijo que si él llegaba a ver su propia imagen en un espejo estaría perdido. Es por ello, que la madre evitó cualquier espejo que estuviese cerca de él, así como objetos donde se pudiera ver el reflejo.

La historia de amor de Eco y Narciso

Él creció sin saber lo bello que era y además era un joven muy introvertido. Sin embargo, le gustaba caminar mucho, mientras pensaba. Una vez al pasar cerca de la cueva donde estaba Eco, ella al verlo sin que él se diera cuenta, quedó profundamente admirada por su belleza.

Narciso quien muchas veces caminó cerca de la cueva de Eco, no se percataba de que ella lo esperaba y seguía de lejos para admirar lo bello que era. Sin embargo, un día la ninfa mientras miraba a Narciso, pisó una ramita seca y esto hizo un ruido que ocasionó que Narciso descubriera a Eco.

Así que le preguntó a ella por qué se encontraba allí y además siguiéndolo, pero esta solo pudo repetir las últimas palabras. Él seguía hablando y la ninfa repetía sin poder expresar lo que quería.

Eco y Narciso

Con apoyo de los animales del bosque, Eco le confesó su amor a Narciso. Ella estaba muy esperanzada de lo que él iba a responderle, pero lo que hizo fue que burlarse de la ninfa y ocasionó que se rompiera si corazón y se escondiera de nuevo en la cueva mientras lloraba.

Ella estuvo en la cueva sin moverse y únicamente repitiendo las últimas palabras que le había dicho Narciso: qué tonta, tonta. Eso generó que se consumiera y se transformara formando parte de la cueva, por lo que solo quedó su voz en el aire. Conoce también el mito de Apolo y Dafne.

Otras versiones del mito

Cabe destacar, que al igual que muchos mitos griegos, el de Eco y Narciso, también tiene otras versiones. Una de estas es que ella era una ninfa del agua y que si podía hablar al momento en que lo conoció a él. Sin embargo, él pasaba muchas horas mirando su reflejo en el estanque. Por lo tanto, la ninfa le solicitó ayuda a Afrodita, debido a que Narciso la ignoraba.

La diosa afrodita le dijo que iba a ayudarla para que el joven le prestara atención por unos minutos y durante ese tiempo la ninfa tenía que enamorarlo.

Si eso no ocurría, Eco iba a quedar condenada a repetir las últimas palabras, pero la ninfa no lo logró. No obstante, Narciso también recibió su condena, ya que al parecer la diosa Némesis presenció lo ocurrido y ocasionó que mientras él estaba dando uno de sus paseos tuviese mucha sed.

Al tener ganas de beber mucha agua, él recordó que había un riachuelo, cerca de la cueva de Eco, bebió allí e inmediatamente vio su imagen en el reflejo del agua. Así que como se describió en la predicción de Tiresias, su propia imagen generó su perdición, ya que se admiró por su belleza y murió de debilidad.

Versiones más oscuras del mito

Otra versión del mito de Eco y Narciso, describe que él se ahogó porque quería estar con su adorado reflejo en el agua. Así que en el sitio donde murió, se generó una flor que tiene se nombre y que se caracteriza por crecer en el agua y reflejándose en ella.

Asimismo, otra historia del mito de Eco y Narciso y que integra aspectos de las versiones antes mencionadas, es que el joven Narciso por ser muy bello, atraía la atención de todas las muchachas que lo veían y terminaban completamente enamoradas de él, pero este siempre las rechazaba.

Entre sus enamoradas, se encontraba una ninfa de nombre Eco, la cual había recibido un castigo de Hera, ese era que únicamente podía repetir la última palabra de lo que le decían, así que no lograba conversar. Un día el joven Narciso estaba de caza y ella lo persiguió, pero él se dio cuenta de que lo seguían y preguntó: ¿hay alguien aquí?, a lo que Eco respondió: aquí, aquí. Como él no la veía gritó: ¡ven!

Ella salió de entre los arboles con los brazos abiertos, pero él la rechazo de forma muy cruel. Así que la ninfa se fue muy triste a la cueva donde se ocultaba hasta consumirse y quedar solo como una voz.

Sin embargo, por lo que había hecho Narciso, la diosa de la venganza, Némesis hizo que él se enamorara de su propia imagen. Por lo que cuando vio su reflejo en el estanque no podía separarse de su imagen y terminó arrojándose al agua para intentar obtener lo que veía. Además desde ese momento, crece en esa área una bella flor que tiene su nombre.

Significado de la flor de Narciso

Como se describió en algunas de las versiones antes mencionadas del mito de Eco y Narciso, la flor que posee el nombre del joven tiene diversos simbolismos. Uno de ellos es el egoísmo, mientras que otro se basa en que al regalar este tipo de flor se expresa la belleza interna y el cariño a uno mismo.

A su vez, hay corrientes que lo asimilan con el renacimiento, los nuevos inicios y la vida eterna. También algunos consideran que simboliza el amor no correspondido, debido a la historia de Eco y Narciso.

Por lo tanto, hay quienes consideran que quien regala una sola flor de este tipo, está prediciendo una desgracia a la persona. Pero quien obsequia un ramo, significa alegría y felicidad.

Si te interesó la información de este artículo, quizás también te interese saber acerca del resumen de Helena de Troya.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here