Los personajes mitológicos griegos se han caracterizado por ser uno de los temas de interés de gran cantidad de investigaciones. Sus mitos son los más mencionados, especialmente por la relación que tienen unos con otros. Conoce en este artículo lo referente al semidiós Perseo.

Perseo

Perseo

Este semidiós perteneciente a la mitología griega, es uno de los más conocidos en lo que se refiere a esta cultura. Se le conoce como semidiós, ya que es hijo de Zeus, al cual se le considera como el padre de los dioses y gobernante del Olimpo. Su madre es la mortal Dánae, quien fue una princesa argiva hija del rey de Argos y Eurídice. Perseo también tuvo como esposa a Andrómeda, la cual era descendiente de los reyes míticos de Etiopia Cefeo y Casiopea. Asimismo, fue padre de 6 hijos.

Nacimiento

Uno de los aspectos más importantes en torno a la figura mitológica de Perseo, es el relacionado a su nacimiento. Como toda historia de la mitología, especialmente la griega, hay ocasiones en que hay diversas apreciaciones en torno a este tema.

De las versiones más conocidas, es la que se refiere a que un oráculo anunció a Acrisio, quien era el rey de Argos, que iba a fallecer a manos de su nieto. Por lo tanto, para prevenir ese hecho, Acrisio dio la orden de que encarcelaran a su hija Dánae en un espacio construido en bronce. De esa manera, ella no iba a poder tener ningún acercamiento con un hombre.

Al tiempo, Zeus se convirtió en lluvia de oro y cayó desde el techo donde se encontraba Dánae, así que de esa forma ella quedó embarazada.

Otra versión del nacimiento de Perseo

También hay una versión que describe Ovidio en la Metamorfosis, donde describe que Preto, quien fue el hermano de Acrisio, conquistó a Dánae y de esa forma tuvo a Perseo. Cuando su padre se enteró, le pareció que ese nacimiento del niño no era divino y los echó al mar junto a un cofre elaborado en madera.

Poseidón, dios de los mares, fue ordenado por Zeus para que calmara el mar. Dánae y Perseo sobrevivieron, llegando a los bordes de la isla de Serifos del mar Egeo, en las Cícladas occidentales. La isla de Serifos, estaba bajo el mando del rey Polidectes y de su hermano Dictis, quien recibió a la mujer y a su hijo, criándolo como si fuese de él.

Intervención de Medusa

Una de las particularidades de la mitología griega, es que las historias se van entrelazando las unas con las otras, así que con la historia de Perseo también van asociados otros personajes.

Al pasar el tiempo Polidectes seguía completamente enamorado de Dánae. Así que, como Perseo ya estaba joven, Polidectes pensó que sería una molestia y quiso deshacerse de él a través de una estratagema. Dijo a todos que conquistaría a la princesa Hipodamía, hija de Enómao, rey de Pisa. Por lo que pidió a los que se encontraban en la isla que le dieran un obsequio para dárselo a la princesa.

Perseo

Sin embargo, Perseo mencionó que entregaría cualquier elemento, así estuviese la cabeza de Medusa, quien convertía en piedra a quienes la miraban de manera fija a los ojos y era una de las tres Gorgonas (monstruos femeninos). Obtén más información de la Gorgona.

Perseo y Medusa

De esta forma, Polidectes tomó como regalos los caballos que le daban quienes se encontraban en la isla, aunque no recibió los de Perseo. Este le ordenó que le llevara la cabeza de Medusa, tal como lo había mencionado. Por lo tanto, Perseo se fue en la búsqueda, orientado por las deidades de Atenea y Hermes, para localizar a las descendientes de Forcis (dios marino). Sus hijas eran las Grayas, deidades preolímpicas, quienes eran hermanas de las Gorgonas.

Las Grayas eran 3 hermanas que nacieron ancianas y con cabellos grises, además solo poseían un ojo y un diente que compartían entre todas. Pero Perseo les quitó el ojo y para devolvérselos, las obligó a que confesaran el lugar donde habitaban las ninfas (deidades menos femeninas), quienes eran sus hermanas.

De esa manera, Perseo consiguió a las ninfas, quienes le darían un zurrón con magia para poder almacenar la cabeza sin ningún peligro. También le dieron unas sandalias aladas y el casco del dios Hades, el cual hacía que todo el que se lo colocara se convertía en invisible.

El final de Medusa

Hermes le dio a Perseo una segadera fabricada en acero, para que pudiese cortar la cabeza de Medusa. Mientras que Atenea le otorgó un escudo con mucho brillo, similar a un espejo.

Una vez que Perseo tuvo todos estos elementos, se dirigió a donde estaban las Gorgonas, también hijas de Forcis. Cuando ellas estaban durmiendo, él se acercó. Para ello, Atenea lo orientó, por lo que él utilizó como espejo el escudo de bronces para poder ver a Medusa, pero evitando mirarla de manera directa.

Perseo cortó la cabeza de Medusa, de la cual nacieron el caballo con alas Pegado y el gigante Crisaor. De hecho, las hermanas inmortales de Medusa fueron en la búsqueda de Perseo. Pero no lo consiguieron debido a que él tenía puesto el casco de Hades y por lo tanto era invisible.

Atlas y Perseo

Posteriormente a la obtención de la cabeza de Medusa, este semidiós se dirigió al lugar donde gobernaba el joven titán Atlas, también conocido como Atlantis. Solicitándole que lo recibiera para quedarse allí.

Pero el titán recordó que un oráculo le mencionó que iba a acercársele un hijo de Zeus y le quitaría los frutos que se encontraban en el jardín de las Hespérides (ninfas que cuidaban un increíble jardín en el occidente).  Así que expulsó a Perseo, pero él utilizó la cabeza de Medusa y convirtió en piedra a Atlas.

Rescate de Andrómeda

Una vez que Perseo llegó a Etiopía, localizó a Andrómeda quien estaba encadenada en una roca. Ella estaba así porque sus padres, quienes eran los reyes Cefeo y Casiopea dieron la orden de que la devorara Ceto un monstruo acuático femenino, enviado por las deidades ya que Casiopea decía que era la más bella de las Nereidas (50 hijas de Nereo y Doris).

Así que un oráculo de Amón, mencionó que se liberarían del monstruo si se le ofrecía a Andrómeda como alimento. Pero Perseo se enamoró de ella y la liberó, luego pidió su mano a los padres y mató con su espada al monstruo. Otra versión del mito describe que petrificó un área del monstruo cuando le mostró la cabeza de Medusa.

Al momento en que se estaba casando este semidiós con Andrómeda, se acercó Fineo, quien era el tío paterno de ella y a la vez era su prometido. Por lo que, se ocasionó una batalla, donde Perseo mató a varios, pero como tenía a muy pocos en su grupo, tuvo que utilizar la cabeza de Medusa para que Fineo se convirtiera en piedra junto a los que estaban con él. Conoce más acerca de los personajes mitológicos.

Perseo

Venganza de Polidectes

Al regresar a Serifos, Disctis y Dánae estaban en un templo, ya que habían escapado del acoso de Polidectes. Así que Perseo fue a donde estaba él y toda su corte, sacó la cabeza de Medusa y petrificó a todos los que se encontraban allí. Seguidamente ocasionó que Dictis pasara a ser el rey de Serifos, le entregó de nuevo a Hermes las sandalias con alas, el zurrón y el casco a Hades y la cabeza de Medusa a Atenea, la cual la colocó en su escudo.

Cumplimiento de la profecía

Con el paso del tiempo, este semidiós regresó a Argos, junto a Dánae y a Andrómeda. Cuando Acrisio se enteró que su nieto se iba a encontrar con él, se dirigió a la ciudad de Larisa en donde se estaban llevando a cabo unos juegos. Perseo se dirigió a donde se realizaban los juegos y decidió participar en el del lanzamiento de disco, pero al jugar lo hizo con muy mala fortuna y terminó golpeando a Acrisio en la cabeza, por lo que lo mató. De esa forma, se cumplió la profecía.

Por la muerte accidental de Acrisio, Perseo no quería gobernar Argos. Sin embargo, intercambio de reino con su tío segundo Megapentes, quien era el primo de Dánae, rey de Tirinto. Por lo tanto, Perseo pasó a ser el gobernante de Tirinto y Megapentes de Argos.

Cuando Perseo falleció, Atenea quien había sido su gran guía, lo ascendió a los cielos, transformándolo en una constelación. Incluso lo mismo ocurrió con Andrómeda y sus padres.

 Hijos de Perseo

Este semidiós tuvo con su esposa Andrómeda 5 hijos, los cuales fueron: Alceo, Heleo, Méstor, Esténelo y Electrion. También tuvo una hija que fue Gorgofone. De hecho, uno de sus hijos más conocidos en la mitología griega fue Hércules.

Como te habrás percatado, la mitología griega está conformada por una amplia cantidad de personajes que a su vez formaron parte de muchos sucesos que fueron los que formaron cada uno de los mitos que se conocen a lo largo de la historia.

Si te interesó la información de este artículo, quizás también te interese saber acerca de los mitos y leyendas del mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here