Da 5 Bloods, la nueva película de Spike Lee sobre el racismo de EE UU y la guerra de Vietnam
Da 5 Bloods, la nueva película de Spike Lee sobre el racismo de EE UU y la guerra de Vietnam

Hay una escena que resume de manera formidable e involuntaria lo que es¬†Da 5 Bloods / 5 Sangres / Hermanos de armas (5,5 en FilmAffinity). Tiene lugar al poco de empezar, durante un flashback¬†de la guerra de Vietnam. Nuestros cinco protagonistas negros y un soldado blanco sufren un accidente de helic√≥ptero seguido de un tiroteo. El √ļnico que muere durante este trance es el blanco. El nuevo manifiesto anti racista de Spike Lee no podr√≠a haber venido en mejor momento. Puede que Kendrick Lamar siga sin decir ni p√≠o sobre la muerte de Gerge Floyd y la ola de protestas de la comunidad afroamericana en EE UU. Da igual: Spike Lee este a√Īo viene entusiasmado.

Da 5 bloods: Spike Lee pincha con un panfleto en forma de película

Como sucede con todos los movimientos progresistas mal entendidos de nuestros d√≠as, hay varios momentos de la pel√≠cula en los que Da 5 Bloods no busca igualdad sino revancha. El resto del tiempo, la nueva cinta de Spike Lee (tambi√©n traducida como 5 Sangres) parece una campa√Īa institucional. Da 5 Bloods arrastra el peor de los vicios del m√°s rancio de los movimientos anti racistas, feministas o pro LGTB: no es una pel√≠cula que te haga pensar. Es una pel√≠cula que te dice qu√© pensar.

Da 5 Bloods, la nueva película de Spike Lee sobre el racismo de EE UU y la guerra de Vietnam
Da 5 Bloods, la nueva película de Spike Lee sobre el racismo de EE UU y la guerra de Vietnam

En 5 Sangres, cuatro veteranos de la guerra de Vietnam regresan a Ho chi Minh City (a.k.a. Saig√≥n) para honrar la muerte de un compa√Īero (que muri√≥ tras el mencionado tiroteo). Tras una cantidad excesiva de escenas de atm√≥sfera colindante con la saga de Resac√≥n en Las Vegas, descubrimos que el meollo del viaje es otro: recuperar lingotes de oro enterrados y pertenecientes el gobierno de los Estados Unidos.

Como es de Spike Lee de quien estamos hablando aquí, pronto la película empieza a embadurnarse de cosas raras. Algunas podemos tolerarlas (como el uso inteligente de fotografías reales para documentar ciertos pasajes educativo-históricos en los que al personaje le falta mirar a cámara). Otras no podemos tolerarlas.

A ver, para que se nos entienda: en su primera noche de copas, los negros se encuentran con dos ex vietcongs en un bar. √Čstos, tras invitar a los negros a una ronda, les saludan. Uno de los negros saluda con reticencias. Ergo, el espectador ya sabe que, efectivamente, el negro que ha metido en su equipaje la gorra de¬†Make America Great Again,¬†es votante de Trump, ergo, tonto. El espectador tiene bien claro que √©ste va a ser el que la va a liar m√°s adelante. Esto se llama sobre exposici√≥n. O, peor a√ļn, se llama vagancia y pereza en la construcci√≥n de personajes y trama.

Para alguien como Snoop Dogg (quien recomend√≥ entusiasmado la pel√≠cula en su cuenta de Instagram), esta clase de artima√Īas funcionan. Para alguien como Snoop Dogg.

As√≠ pues, a la media hora, Da 5 Bloods se nos ha convertido en una especie de Ocean’s Eleven salpicada de pasajes concienzudos a los American History X,¬†destellos belicosos (y bochornosamente malos) a lo Apocalypse Now (pero rodados por el Eddie Murphy de¬†My name is Dolomite) y¬†y personajes que van entrando y saliendo seg√ļn conviene: un hijo, una ex amante prostituta, un grupo de desactivadores de minas y un malo (Jean Ren√≥) que, ni que decir tiene, es blanco). Delroy Lindo, Clarke Peters, Isiah Whitlock Jr. (ambos de The Wire) y Norm Lewis completan el elenco principal.

Da 5 Bloods, la nueva película de Spike Lee sobre el racismo de EE UU y la guerra de Vietnam

5 Sangres: Spike Lee quiere ser Tarantino

En defensa del spoiler, evitaremos especificar el momento en el que¬†Da 5 Bloods¬†se convierte en Tarantiniana (que lo hace). Si mencionamos a Tarantino es m√°s bien para otro menester: el ir√≥nico.¬†5 Sangres¬†es una pel√≠cula que pone de manifiesto cuan ir√≥nico puede ser el poso del tiempo cuando en el futuro analicemos el legado que nos dejan Tarantino y Lee. Y racista, a√Īadir√≠a Spike Lee: se tratar√° de un legado racista.

No deja de ser paradójico que el director que posiblemente más haya contribuido por la visibilización del racismo institucional que ha asolado a EE UU haya sido un blanco. El Django desencadenado de Quentin Tarantino ha hecho más por la comunidad afroamericana que la comprometidísima filmografía entera de Spike Lee. 

Con Tarantino pasa como con los Dave Chapelle, Ricky Gervais o Monthy Python: la concienciación viene de la mano del humor. No del panfleto. Es lamentable que en Da 5 Bloods las no pocas escenas de humor sean actos torpes sin sentido, moraleja o razón de ser más allá de la carcajada de relajo entre lección y lección.

El que haya visto la reciente (tambi√©n de Netflix)¬†Triple fronteras puede adivinar m√°s o menos como acaba el asunto del oro (el cual, por cierto, pertenece al gobierno de los EE UU, al que los protagonistas creen leg√≠timo robar en ¬ęvenganza¬Ľ por el racismo institucional).¬†Triple frontera no es mucho mejor que¬†5 Bloods,¬†pero, al menos, es una pel√≠cula honesta en sus ambiciones. Lo de Spike Lee es un brete de dos horas y media que quiere ser demasiadas cosas y termina siendo ninguna.