Los Calambres en Perros Causas y Síntomas

Pese a que no parezca normal, los espasmos musculares en perros son muy frecuentes, particularmente en aquellos canes que realizan deportes de forma constante y los que han envejecido. Aunque las contracciones a nivel muscular no son necesariamente mortales, si suelen producir mucho dolor. Su presencia puede ser señal de afecciones de mayor gravedad que requieren evaluación veterinaria. Para conocer más sobre los Calambres en Perros te invitamos a continuar la lectura de este artículo.

Calambres en perros

Los Calambres en Perros

Aunque no son fáciles de reconocer a simple vista, los calambres en canes son más comunes de lo que uno suele pensar. Pese a que esta clase de dolencia muscular puede afectar a cualquier raza canina, tiende a ser particularmente padecido por aquellos que hacen deporte, ya que regularmente se relaciona con contusiones o lesiones provocadas por el ejercicio excesivo. Asimismo son frecuentes en animales de edad avanzada a causa de la degradación natural del tejido de sus músculos, propio del envejecimiento.

En numerosas ocasiones, consideramos a los calambres como un «inconveniente menor», pero las contracciones no voluntarias en los canes podrían ocasionar dolor intenso pudiendo deteriorar su calidad de vida y su capacidad de movilizarse. En los siguientes párrafos te vamos a compartir información acerca de los calambres caninos, sus síntomas, qué los provoca y métodos de prevención.

¿Qué son los Calambres?

Se denomina como calambre a toda contracción repentina e involuntaria de ciertos músculos. Ciertamente  cualquier músculo canino podría padecer de calambres, pero primordialmente suelen afectar los músculos de piernas y patas. Aunque pueden manifestarse espasmos involuntarios sin presencia de dolor, los calambres en canes pueden en ocasiones ser tan dolorosos que el animal se siente incapacitado de moverse por cierto tiempo.

Por otra parte, es de suma relevancia tener presente que las convulsiones caninas, de carácter epiléptico o no, se encuentran conformadas por una multiplicidad de espasmos musculares reiterativos. Tales espasmos se originan debido a la actividad eléctrica del cerebro.

Calambres en perros

Síntomas 

Lo intenso y duradero de los síntomas que un perro puede manifestar al encontrarse acalambrado va a depender, lógicamente, de cuan severos sean los calambres. La sintomatología más característica de los calambres caninos se expresa en:

  • Endurecimiento de los músculos
  • Dolencia muscular
  • Incapacidad para moverse

En los casos más severos el can podría llegar a colapsar y padecer convulsiones, pese a que dichos episodios son inusuales y de poca frecuencia.

Principales Causas

Como ya se ha citado, la más importante causa del espasmo muscular canino usualmente es el ejercicio físico desmedida, o bien la ejecución inapropiada de algún ejercicio. Al realizar un esfuerzo desproporcionado, cualquier músculo se encuentra sujeto a una tensión desmesurada, lo que puede dar origen a espasmos no voluntarios.

Por dicha razón, los perros dedicados a actividades deportivas o que ejecutan rutinas de entrenamiento de gran exigencia suelen verse con mayor facilidad afectados por estos inconvenientes musculares. Sin embargo, asimismo se conocen otras condiciones desencadenantes de los calambres musculares caninos, tales como:

Calambres en perros

  • Sobreesfuerzo: Al un perro jugar o correr muy fuerte o por mucho tiempo, sus músculos suelen reflejar y padecer la intensidad de dicha actividad.
  • Deshidratación, particularmente frecuente en los canes que no se hidratan de forma adecuada a lo largo de su rutina de ejercicio.
  • Lesiones a nivel de patas o espalda, producto de accidentes, traumatismos, contusiones, peleas, etc.
  • Nervio oprimido o punzado: Los nervios sometidos a presión pueden provocar que un perro padezca un intenso dolor, que camine de forma torpe o trate de morder aquella parte de su cuerpo que le ocasiona dolor. Esta situación suele ser producida por la excesiva presión que comprime la zona alrededor del nervio. El dolor puede ser comparado con la sensación de agujas. El tiempo que demora un can para conseguir alivio de un nervio punzado va a depender de la gravedad del mismo.
  • Músculo contraído: Un músculo que se ha encogido y ha acumulado demasiada presión luego de haber sido estimulado para permanecer en acción, particularmente tras un espasmo, con frecuencia suele llamarse músculo contraído o anudado. Los nudos producen muchísimo dolor a un perro, pudiendo provocar que un animal no camine de forma correcta y restringen su rango de movimiento. Como ayuda para que el can consiga alivio de los músculos contraídos regularmente se recomiendan masajes y terapia del calor.
  • Estrés crónico, que usualmente produce una exagerada y duradera rigidez muscular que promueve el surgimiento de espasmos y contracciones.
  • Debilidad en los músculos, que suele estar relacionada con alguna enfermedad preexistente, a deformaciones congénitas, a malnutrición, a la ausencia de actividad física, o bien al mismo envejecimiento que implica la degradación de los tejidos óseos y musculares.
  • Espasmos musculares durante el sueño: En la etapa de sueño profundo, el cerebro del perro suele  experimentar un nivel más elevado de actividad, lo que podría ser la explicación de por qué ciertos perros (y humanos) con frecuencia se retuercen al dormir. Si sospechas que a lo largo de su sueño, el can está padeciendo una convulsión, trata de despertarle con cuidado. De no ocurrir nada, el animal se sacudirá de forma inmediata, pero si está sufriendo una convulsión no epiléptica, costará mucho más despertarlo.

Calambres en perros

Otras Causas

Se conocen otras razones, que aunque desempeñan un rol secundario, podrían igualmente provocar calambres en perros. Ellas son:

  • Espasmos, que pueden surgir después de un trauma o como signo de alguna patología subyacente, como el moquillo o el cáncer canino, de desordenes metabólicos, como la hipoglicemia, o bien a causa de deformaciones congénitas.
  • Tumores en el cerebro y alteraciones neurológicas que implican pérdida de la función nerviosa de modo parcial o total.
  • Dificultades circulatorias, que pueden afectar la oxigenación de los músculos y propiciar el surgimiento  de calambres.
  • Patologías degenerativas que perjudican los huesos o músculos, provocando prolongados lapsos de inmovilización o a la imposibilidad de moverse, como la artrosis canina por ejemplo.
  • Hipoglucemia: Pese a que es un efecto secundario poco usual, un bajo nivel de azúcar en sangre en los perros hipoglucémicos puede ocasionar encogimientos musculares y convulsiones.
  • Envenenamiento: El envenenamiento es frecuente en estos animales, ya que suelen probar sustancias que no se deben consumir. El bamboleo, que es un rasgo definitorio del la intoxicación canina, con frecuencia se confunde con calambres musculares. Al dejarse sin tratamiento, el envenenamiento en los canes puede llevar a falla renales y graves complicaciones

¿Qué hacer si un Perro tiene Calambres?

La forma de tratar los espasmos musculares caninos también va a depender de lo intenso y lo frecuente de los mismos, de su causa particular y de la condición de salud de cada animal. Por lo que, siempre se aconseja llevar al perro a la evaluación del veterinario tras la constatación de inconvenientes musculares reiterativos, como las contracciones y encogimientos musculares no voluntarios.

Si tu can se encuentra saludable, bien entrenado y ha padecido un calambre ligero tras una prolongada sesión de actividad física, lo más factible es que sus síntomas se extiendan por solo unos minutos. En tales casos, es crucial que suspendas de forma inmediata la actividad, hidrates a tu peludo de buena forma y asimismo puedes darle unos masajes muy leves en sus patas para facilitar la oxigenación de los tejidos, calmar la rigidez muscular y ayudarle a reponer su movilidad.

Si notas que presenta síntomas de deshidratación, puedes elaborarle un suero casero para canes deshidratados para que pueda compensar sus niveles de líquidos y electrolitos. Pese a que el cuidado veterinario de urgencia no se requiera cuando hay calambres leves, te sugerimos asesorarte con un especialista para constatar su condición de salud y descartar cualquier posible lesión por sobreesfuerzo. El experto también te ayudará a diseñar una rutina de ejercicios que más se adecué a su edad y condición física, para evitar que surjan nuevos calambres.

De observar que los síntomas continúan, o que el perro presenta dolor muscular o no puede caminar de forma correcta, debes conducirle de inmediato con el veterinario. Estos síntomas pueden apuntar a un calambre de carácter más grave o a una lesión muscular y, tal vez, el perro requiera ser rehabilitado con terapia física (fisioterapia) para recobrar su movilidad.

Por otra parte, si llegas a percibir que tu can presenta contracciones musculares recurrentes, muestra síntomas de debilidad en los músculos, cojera, problemas para moverse o rehúsa apoyar alguna pata en el piso, es importante llevarle de inmediato con el veterinario. Se ha de tener presente que los espasmos musculares pueden derivarse de síntomas de patologías subyacentes, que han de recibir un tratamiento apropiado de acuerdo a los requerimientos y el organismo de cada perro.

Los calambres en canes de edad avanzada igualmente suelen presentarse de forma frecuente, a causa de la degeneración gradual de sus tejidos musculares y óseos. En tales casos, el tratamiento tendrá como prioridad el mejoramiento de la calidad de vida de cada perro, pudiendo utilizarse fisioterapia y terapias alternas, como la acupuntura canina y masajes de relajación para impedir las contracciones súbitas.

Igualmente se hace crucial que el perro disponga de un ambiente confortable y accesible, para que no tenga que verse necesitado de efectuar grandes esfuerzos para desplazarse en el hogar y regocijarse de la compañía de la familia.

Otros Tratamientos para Problemas Musculares

Existe toda una serie de otros métodos para tratar los problemas musculares caninos. Ellos van a depender de cuan grave es el problema muscular, su localización y la cantidad de dolor que está ocasionando. Ten presente siempre asesorarte previamente con el veterinario si vas a auto medicar a tu perro:

  • Hay alimentos especiales que impiden la hinchazón de las articulaciones y los procesos degenerativos.
  • Pueden ser utilizados condoprotectores, como ayuda para mantener el movimiento de las articulaciones.
  • Igualmente se pueden emplear complementos alimenticios que suministran ácidos grasos para favorecer la salud cardiovascular y brindar soporte a las articulaciones.
  • En casos de mayor gravedad, un can podría ser sometido a cirugía para subsanar su problema muscular.

¿Cómo Prevenir los Calambres Caninos?

Para la prevención de las contracciones y espasmos musculares involuntarios en perros, hemos de seguir ciertos patrones básicos, que se listan a continuación.

  • Adecuar la actividad física de tu can, de acuerdo a su edad, complexión física, carácter y condición física.
  • Hacer que tu perro se mantenga siempre bien hidratado, particularmente a lo largo de los paseos y las sesiones de adiestramiento.
  • Brindarle una nutrición integral y equilibrada, aportándole los requerimientos nutricionales que requiere de acuerdo a cada fase de su vida.
  • Es mejor permitir que se ejercite en aquellas horas en las que la temperatura sea más agradable, cuando no haga mi mucho frio mi mucho calor.
  • Practica una rutina de estiramiento previa a las sesiones de entrenamiento así como para después de ellas.
  • Se debe respetar y dar el acompañamiento apropiado a tu perro mientras envejece, proveyéndole las atenciones esenciales para canes de edad avanzada.
  • Concédele una conveniente medicina preventiva a tu fiel amigo a lo largo de toda su existencia, efectuando visitas al veterinario de forma periódica, siguiendo su calendario de vacunación y desparasitación.

Igualmente te recomendamos estos otros interesantes artículos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.