Animales de la Tundra: Características, Tipos y Más

La Tundra es una extensión de terreno salvaje que también es conocida por ser una llanura sin árboles y se caracteriza por ser un medio dominado por vientos fuertes, temperaturas gélidas y poca lluvia, pero eso no significa que no hay vida, por eso en este artículo te mostraremos cuáles son los Animales de la Tundra.

animales-de-la-tundra-1

Características de los Animales de la Tundra

Como ya hemos dicho, la tundra es una zona helada, en la que la vida vegetal es muy escasa, con muy pocas precipitaciones y vientos que se desplazan a gran velocidad. Se trata de un ecosistema que puede ser encontrado en tres zonas de la tierra que son la región Ártica, constituida por Canadá y Alaska principalmente; los Alpes, lugar en el que se encuentran las montañas más altas y no existen árboles; y la Antártica, que incluye parte de sur de Sudamérica.

En razón de su proximidad a los polos de la Tierra, la tundra tiene un clima helado, con temperaturas pode debajo de cero en gran parte del año, por lo que sólo hay una estación que es el invierno. Estas temperaturas pueden llegar a los  -35°C  en los meses de mayor frío y en lo que podríamos llamar el verano, no sube de los 10°C. Además, es posible observar que se presentan nevadas continuas con ventiscas, días sin sol y muy pocas precipitaciones.

Las únicas plantas que pueden subsistir en estas regiones son las plantas de baja estatura, que poseen pocas flores y viven de manera diseminada, como pequeños espacios situados entre las rocas y las nieves.

Animales de la Tundra

En relación con la vida silvestre que habita en este ecosistema, es necesario indicar que se trata de especies de animales que se encuentran perfectamente adaptadas al clima por razón de su piel y la posibilidad orgánica que tienen de almacenar grasas. Muchos de ellos son de color blanco, lo que les permite poder camuflarse en medio de la nieve y, aunque pensemos que eso no es posible, existen muchas más especies de animales de la tundra de lo que suponemos.

animales-de-la-tundra-2

Algunos de los animales de la tundra, que tienen su hábitat en uno de los lugares más inhospitalarios del planeta son:

El caribú

También recibe el nombre de reno, se trata de un cérvido que vive en el hemisferio norte del planeta, y además puede ser encontrado en taiga. Se caracterizan porque los animales de sexo masculino son más grandes que los de sexo femenino y, aunque los especímenes de los dos sexos tienen cornamenta, en los de sexo masculino son de mayor longitud y poseen más ramificaciones.

El pelaje del caribú, como en casi todos los animales de la tundra, se adaptó al medio y es de color marrón con manchas blancas, y es más oscuro y de menor longitud en el verano. Está perfectamente adaptado a caminar sin problema entre el hielo y la nieve debido a que posee pezuñas que sobresalen de sus patas. Su comportamiento varía mucho según el sexo, porque las hembras son gregarias, lo cual quiere decir que viven en grupos, mientras que los machos son antigregarios.

La perdiz nival

Esta ave, que es un pariente de las gallinas, está entre los animales de la tundra y vive en las regiones heladas del Ártico, aunque existen algunas subespecies que viven en las áreas de las montañas de Asia y Europa. La perdiz nival tiene una longitud de alrededor de 40 centímetros, posee una cola de aproximadamente 10 centímetros y cuando se ha logrado medir la envergadura de sus alas al abrirse, se ha establecido que es de 60 centímetros.

Su capacidad de adaptación ha hecho que en invierno sea de color casi completamente blanco, con un plumaje tupido y voluminoso, razón por la cual al observarla nos hará pensar que es más voluminosa y grande de lo que realmente es.

Otra característica es que sus patas también están cubiertas de plumas y deja huellas en la nieve que se asemejan a las huellas que pueden dejar otros animales de la tundra, como es el caso de las liebres. Es un animal que se encuentra activo en las mañanas y sólo puede volar a cortas distancias.

animales-de-la-tundra-3

El lemming

Entre los animales de la tundra se encuentra este roedor de la familia de los léminos que vive no únicamente en la tundra, sino también en lugares conocidos como praderas árticas. Su alimentación se basa en raíces, hierbas y frutos, los cuales logra almacenar en una madriguera que es construida por él.

El lemming es de tamaño muy pequeño, su piel es de tonos marrones, arena y amarillos con un colorido muy brillante, y su ciclo de reproducción, como ocurre con todos los roedores, es bastante corto, razón por la cual se convierte en una gran plaga en un corto período de tiempo.

El búho nival

También llamado búho blanco, se trata de otro de los animales de la tundra, que destaca por su hermosura y por excelente habilidad para poder cazar a sus presas en mitad del vuelo. Su alimento está constituido por  aves pequeñas, roedores, peces o liebres, tal como la dieta del lemming.

Es una característica de esta especie que el macho sea de color blanco puro, mientras que la hembra tiene manchas oscuras en sus plumas. En todo caso, logran camuflarse perfectamente bien entre la nieve y el hielo. Su longitud puede llegar a ser de hasta 150 centímetros de envergadura con alas abiertas y ha logrado adaptarse perfectamente al clima del ártico.

El zorro polar

Entre los animales de la tundra de esta lista se encuentra el hermoso zorro polar que es un cánido que puede ser observado en las montañas del norte de Eurasia y Norteamérica. Tiene unos 55 centímetros de longitud y pesa aproximadamente tres kilos de peso, su pelaje es pardo-grisáceo durante el verano y blanco durante el invierno.

Con la finalidad de impedir la pérdida de calor sus orejas son muy pequeñas, y tiene una cola que es gruesa y alargada; tiene el hábito de enrollarse en su cola para tener calor cuando duerme. Resulta interesante que sea uno de los escasos animales que no hiberna en la estación invernal, su alimento está constituido por pequeños mamíferos y aves, y se reproduce únicamente en el mes de marzo.

La liebre ártica

Entre los animales de la tundra más característicos, se encuentra la liebre ártica, que también ha recibido el nombre de liebre polar, y se trata de una especie de liebre que ha podido adaptarse para sobrevivir a muy en bajas temperaturas.

La liebre ártica puede ser encontrada hacia el norte del hemisferio, en regiones como Groenlandia, Escandinavia, Canadá y Alaska. Este animal puede cambiar el color de su pelaje, en una fascinante capacidad de adaptación, ya que mientras dura el invierno es de color blanco, pero en la estación del verano, su pelaje es azulado.

El armiño

El armiño se trata de un animal muy pequeño, que puede llegar a medir entre unos 17 y 33 centímetros y pesar alrededor de entre 80 y 500 gramos. Puede ser avistado en Canadá, el Norte de Estados Unidos y Eurasia. Su alimentación está constituida por roedores, insectos y conejos pequeños.

El oso gris

El oso gris se encuentra clasificado como una subespecie del oso pardo y puede llegar a convertirse en uno de los más grandes animales de la tundra. Este oso de enorme tamaño tiene su hábitat en Alaska y algunas regiones de Canadá. También es capaz de correr a grandes velocidades en distancias cortas. Su alimentación está constituida principalmente por plantas, roedores, insectos, peces y miel.

animales-de-la-tundra-4

El pato arlequín

Los patos arlequín deben ese nombre a los colores que exhiben y que se asemejan a la ropa que usan los payasos arlequines. Tienen un plumaje negro, atravesado por líneas blancas y en un área de su parte trasera presentan un color rojizo.

El buey almizclero

Entre los animales de la tundra, el buey almizclero es el animal ungulado cuyo hábitat puede estar situado más al norte que el de otros animales. Ha logrado desarrollar una impresionante capa de pelaje, lo que le facilita resistir muy bien el clima helado en todo el año. Pueden ser encontrados tanto en Norteamérica como en Europa y Asia.

Oso polar

El oso polar puede ser definido como una adaptación evolutiva del oso común, logrando convertir al Ártico en su hábitat natural. Su existencia en un territorio tan peculiar como el Ártico y su gran tamaño han hecho que se haya convertido en el más grande depredador de su territorio. Otra característica del oso polar es que ha logrado desarrollar un pelaje blanco, condición ésta que le permite camuflarse ante sus presas cuando se encuentra de cacería.

Como has podido comprobar, resulta fascinante la variedad de animales de la tundra, y son absolutamente interesantes las modificaciones que han logrado por medio de la adaptación evolutiva para poder vivir en una zona tan agreste.

Te recomendamos estos otros interesantes artículos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.