Hoy tendrás la oportunidad de aprender por medio de este interesante post todo sobre la cultura de la Vestimenta de Egipto y mucho más. ¡No dejes de leerlo! y te enteraras así como de otros detalles de la moda de la época del antiguo Egipto.

VESTIMENTA DE EGIPTO

 Vestimenta de Egipto: Sus características, clasificación y evolución

Como consecuencia de un clima cálido y diversas actividades laborales bajo el sol, la vestimenta de Egipto era en general ligera y cómoda. Al ser el lino blanco, el más utilizado para realizar outfits con diferentes calidades, que van desde los más elaborados hasta otros completamente lisos.

A pesar de tener lana,  ella es muy utilizada, se utilizó para confeccionar abrigos y ropa de caza. En cuanto a la seda y el algodón, comenzaron a usarse durante el período helénico de la cultura egipcia.

También era costumbre afeitarse la cabeza, sobre todo para evitar los piojos, siendo una característica habitual el uso de pelucas.

Vestimenta de Egipto de acuerdo al sexo

En el Reino Antiguo, como vestimenta de Egipto, los hombres usaban faldas llamadas shenti, atadas con un cinturón en las caderas y plisadas en la parte delantera. Durante el llamado Período Medio, estas faldas se alargaron ligeramente por debajo de las rodillas, y al final de las dinastías helénicas se usaban túnicas largas de mangas ligeras.

En cuanto al vestuario femenino, en un principio se trataba de vestidos largos de cintura alta que, con dos tirantes en los hombros, dejaban al descubierto los senos.

Más adelante el vestuario se hizo largo, pegado al cuerpo y tapando los senos, presentando un escote bajo. En la época helénica, los vestidos se volvieron igual de largos, pero más sueltos.

VESTIMENTA DE EGIPTO

Vestimenta de Egipto de acuerdo al estrato social

La organización social de Egipto estaba estrechamente relacionada con la ropa que usaba la gente. Según el cargo que ocupaba dentro de la comunidad, se distinguían los siguientes estilos de vestimenta egipcia:

Popular

Por lo general, los egipcios humildes y trabajadores usaban shenti, ya que era muy conveniente para trabajos pesados ​​y era resistente al calor, en casos especiales como ceremonias religiosas, usaban pelucas de lana. En cuanto a los sirvientes reales, siempre estaban desnudos.

Nobleza

Los hombres de la nobleza llevaban un shenti algo más elaborado, una capa sobre los hombros para cubrir el torso y los imágenes distintivos del poder como el cetro, las pieles de leopardo, la corona egipcia, el nemes o gorro faraónico, que él fue hecha en tejidos de rayas azules y amarillas, entallada en la parte delantera y drapeada en los laterales.

En cuanto a las mujeres de la monarquía, era fundamental lucir su belleza con vestidos ajustados, acompañados de pelucas de cabello humano, joyas egipcias, sandalias de cuero y maquillaje facial.

Obviamente, se puede concluir que la vestimenta en la cultura egipcia fue otro factor en su nivel de organización exitosa.

VESTIMENTA DE EGIPTO

Detalles de la vestimenta de Egipto en la antigüedad

La vestimenta de Egipto era un resultado directo del clima: cálido y seco, la forma de vida al aire libre. Se utilizaba ropa únicamente elaborada con lino, aunque en un comienzo se recogía caña y fibras de caña, el lino se incorporó por su fama de que era más puro y se cultivaba exclusivamente con fines textiles. El color preferido fue el blanco, aunque podría haber algunos diseños en los bordes.

La lana era utilizada, pero se la consideraba impura, como todas las fibras animales. No fue hasta después del triunfo de Alejandro Magno que la lana empezó a usarse en la ropa de todos los días, pero continuó estando prohibida en los templos y santuarios, donde los sacerdotes debían usar ropa de lino blanco.

Vestuario popular

Campesinos, trabajadores y gente de medios modestos usaban taparrabos, y si se vestían, solo usaban el shenti, usado por hombres de todas las clases sociales durante tres milenios, que consistía en una especie de falda enrollado a la cintura y rodeado por un cinturón de cuero. A lo largo de el Nuevo Imperio, hacia 1425 a. C., comenzó a utilizarse una túnica ligera, o camisa sin mangas, así como una especie de jubón plisado entre los más pudientes.

 

Vestuario de la nobleza

En personas de alto rango, la pieza se adornaba con costuras y se colocaba sobre un pantalón o una túnica. Sobre el shenti, las personas distinguidas vestían una especie de falda corta, formando pequeños pliegues, que al salir de la casa se convertían en una túnica con o sin mangas, ambas de fina textura. Para cubrirse la cabeza, ambos sexos llevaban una peluca falsa, y en el caso del faraón, un tocado particular, el nemes, que estaba formado por una lona cuadrada, hecha de una tela rayada.

Cuyos colores más habituales eran azul y amarillo equipado en la parte delantera y con gotas en los lados. El traje real está bien documentado, visten igual que el resto de la ciudad. El faraón usaba un juego de palabras real que a veces se componía de franjas horizontales azules, amarillas y verdes; que estaban separados por franjas blancas, también distinguidas por símbolos distintivos, como el cetro y la corona egipcia.

Vestuario femenino

La vestimenta de Egipto en las mujeres se mantuvo casi igual durante un periodo de tres mil años, modificado solo en ciertos detalles. Las mujeres usaban una falda larga de cintura alta, como un vestido largo, de una pieza y ceñido, sostenido por dos tiras, a veces anchas y que cubrían sus senos. También los más acomodados usaban durante el Reino Nuevo una especie de capa corta y delgada que cubría los hombros. La forma de ponerse las túnicas era muy variada, dando la impresión de constituir prendas diferentes.

VESTIMENTA DE EGIPTO

A veces usaban una muselina muy fina, otras veces formaban parte de los tejidos teñidos y pintados de la clase alta, decorados con varios patrones que, por ejemplo, imitaban un plumaje como las alas de Isis. Los trabajadores vestían ropas más holgadas, algunos incluso estaban desnudos.

Durante la época del dominio romano, en las tumbas de los coptos, se encontraron túnicas de forma romana y con ornamentos similares a los que usaban los cristianos de las catacumbas (los clavi y calliculae), mientras que otras de entre ellos están desprovistos de costuras (vestidos sin costuras).

Calzado

Los zapatos podían ser de uso casero o ceremoniales, que también se usaban en diversos momentos y por determinadas personas.

Utilizaban sandalias hechas de juncos o fibras vegetales, que para reyes y magnates podían estar hechas de otros materiales, como cuero trenzado, y usaban todo tipo de adornos, terminando en una punta curva hacia arriba. La clase religiosa los usó de papiro.

El «perchero de sandalias» era una función administrativa de primordial importancia. El propietario se encargaba de preparar los expedientes, organizar lo necesario antes de un viaje real, recoger las solicitudes en la audiencia, etc. (En nuestro tiempo, este papel es similar al del secretario privado de un ministro o al presidente de un partido).

El que tenía el nombre de portador de sandalias de Faraón era uno de los hombres más prestigioso del país. (Este papel está ilustrado por la novela Ramsés, escrita por Christian Jacq. Ameni, uno de los personajes principales, es el portador de sandalias de Ramsés II).

En la vida cotidiana, el hombre común caminaba descalzo y solo en un evento exclusivo usaba sandalias: cuando tenía que ir a algún lugar, usaba sus sandalias en la mano o las ató al final de un bastón para calzar los zapatos al llegar a destino.

Maquillaje

El uso del maquillaje siempre ha estado bien pensado, incluso tenían un mito que explicaba esta costumbre: cuando Horus peleaba con su tío Seth le perdía un ojo, por eso inventó el maquillaje para devolverle la perfección a su belleza.

El uso de productos cosméticos para reparar los daños ocasionados por el tiempo o los accidentes de la vida útil son, por tanto, legítimos. Esto explica la gran variedad de productos como aceites, kohl, colirios, pintalabios y pómulos.

Diseñados por los primeros egipcios y utilizados muy temprano: se han descubierto restos del siglo IV a.C., y más de 160 recetas que describen su preparación, que en ocasiones llevó varios meses.

VESTIMENTA DE EGIPTO

Los sepulcros a menudo contienen todo lo necesario para la belleza en una canasta: frascos de ungüentos, pinturas, aceites, kohl en tubos de caña y espejos de bronce pulido.

Los polvos fueron utilizados por mujeres para blanquear la piel del rostro. Se utilizaron dos tipos diferentes de rímel para los ojos: un negro para enfatizar y acentuar su forma almendrada, y un verde para las pestañas y cejas.

El maquillaje de ojos fue utilizado tanto por hombres como por mujeres. Al triturar la galena, los egipcios obtuvieron un tinte negro, en el que el tinte variaba según la finura del polvo: cuando se reducía a un polvo muy fino, el tinte era de un negro muy oscuro; si se aplastaba con menos precisión, tenía reflejos metálicos.

Con este polvo, hicieron kohl. El maquillaje de ojos era de malaquita y se utilizaba ocre para lograr el color rojo con el que las mujeres también se pintaban los labios y las mejillas.

Todos estos productos se han mezclado con grasas animales para compactarlos y obtener una mayor vida útil. Los egipcios eran las personas de la antigüedad que más practicaban el arte del maquillaje, nadie lo usaba tanto. Los cosméticos comenzaron a usarse para protegerse contra los efectos del clima cálido y seco de Egipto.

Por lo tanto, el kohl protege y cura la conjuntivitis y los aceites perfumados sirven, y aún sirven, para humedecer la piel y devolverle su flexibilidad. Las uñas y las manos también se pintaron con henna. Solo las personas de bajo estatus llevaban tatuajes.

No sabían de la destilación y  por lo tanto, no elaboraban ningún perfume con alcohol. Sin embargo, cultivaron flores para dar sabor a otros productos.

El Fayum (región alrededor de un lago del desierto, alimentado por un brazo del Nilo) era la principal zona de producción, especialmente en el Reino Nuevo, cuando las inundaciones estaban reguladas por diques.

Los diferentes elementos de las flores fueron clasificados, pasados ​​por un colador y transformados en pastas aromáticas. En las pinturas de las tumbas se representan los ungüentos que los egipcios usaban para su cabello y que se aplicaban mediante conos blancos colocados.

Peinado

El afeitado de cabeza era común entre los hombres, para cubrirse usaban pelucas postizas, y las mujeres un peculiar tocado (craft) que se formaba con una lona cuadrada, confeccionada con una tela rayada, ceñida a la frente y con cae a los lados.

Los nobles llevaban una peluca, común a ambos sexos, era el peinado más común. Se realizó con pelo natural y crin, con otros componentes decorativos incorporados. Además de esto, los elegantes a veces usaban pequeños vasos llenos de perfume.

Las cabezas estaban afeitadas; Los egipcios son los primeros en eliminar el vello de forma sistemática. Para ellos, representaba a la humanidad en relación a la animalidad simbolizada por los cabellos, a tal punto que los sacerdotes incluso se depilaban las cejas y las pestañas antes de los rituales.

Joyas

El principal motivo de llevar joyas es su función estética. Los egipcios vestían con mucha sobriedad el lino blanco y las joyas ofrecen la posibilidad de contrastar.

La preferencia de Egipto fue por el uso de colores brillantes, piedras brillantes y metales preciosos. El oro se ganaba en grandes cantidades en el desierto oriental de Egipto, pero también procedía de Nubia, que durante siglos fue colonia egipcia.

Por el contrario, la plata era escasa y se importaba de Asia. Por lo tanto, la plata a menudo se consideraba más valiosa que el oro. El Desierto Oriental también fue una fuente importante de piedras semipreciosas de colores como la cornalina, la amatista y el jaspe.

En el Sinaí, tenían desde las primeras dinastías minas de turquesas, el lapislázuli azul debe haber venido de lejos, Afganistán. El vidrio y la loza (esmalte sobre piedra o núcleo de arena) fueron los favoritos para reemplazar las rocas, ya que se podían producir en muchos colores.

Era una ciudad que amaba las joyas, utilizadas por todas las clases sociales, aunque las de los campesinos eran más sencillas y baratas, en loza, hueso o piedras de colores. Las joyas eran grandes y pesadas, lo que parece denotar una influencia asiática.

Las pulseras también eran grandes. Las piedras más utilizadas fueron el lapislázuli, la cornalina, la turquesa y los metales mucho más abundantes cobre, plata y oro. Se consideraba la carne de los dioses.

Una creación egipcia especial era una especie de volante, hecho con un juego de discos de metal y usado directamente sobre la piel, o sobre una camisa de manga corta, y anudado en la espalda. Los gobernantes también llevaban elaboradas coronas y ellos y los nobles, pectorales.

A continuación le dejamos algunos enlaces de su interés:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here