Tráfico de Especies: ¿Qué es? Datos Espeluznantes y más

Gracias al tráfico de especies, hoy en día, una gran variedad de especies se encuentran en serio peligro de extinción y no solo eso, debido a este mismo tema, muchas ya se encuentran extintas. Lamentablemente todo esto es causado por el hombre y al parecer, por mucho esfuerzo que se haga, no parece que vaya a terminar pronto.

Comercio legal de especies

Actualmente existe una organización en la cual se registran todas aquellas especies que pueden ser comercializadas legalmente, la misma recibe el nombre de “Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres” (CITES), en este, se encuentran alrededor de 5.600 especies que no pueden ser comercializadas de ninguna manera, ni ellas ni nada que les pertenezca a las mismas, pues estas se encuentran protegidas por diversas restricciones.

Toda salida, entrada de cualquier especie animal deberá contar con una permisología especial que, será únicamente otorgada por las autoridades competentes para estos casos.

El Centro de Monitoreo de la Conservación del Ambiente (UNEP-WCMC) es el encargado de llevar un exhaustivo monitoreo sobre cuáles son las especies que se encuentran dentro de los acuerdos para poder ser comercializadas de manera legal. Estos datos serán manejados y enviados por cada uno de los Estados miembros que forman parte de dichos convenios. Además, los mismos están en la completa libertad de rechazar alguna especie si creen que la misma pueda afectar su ecosistema o que se encuentre en estado vulnerable.

La comercialización de especies no solo se refiere a la importación o exportación de animales vivos, sino que, también engloba a todos los recursos derivados de estos animales, es decir, incluye e comercio de sus pieles, carnes y demás recursos obtenidos de animal.

Actualmente, no se posee una información exacta sobre la cantidad de especies salvajes que han sido comercializadas de manera internacional y que no se encuentran dentro de los datos manejados por CITES, sin embargo, esto no quiere decir que el comercio sea ilegal, pues el mismo puede estar supervisado por los entes gubernamentales de casa una de las naciones implicadas.

En algunos países, existen normas y reglamentos que se deben cumplir a la hora de realizar producciones, ya sean alimenticias o de uso personal, que provengan de los animales que se encontraban en estado salvaje. Para poder realizar dichos productos, se deberá contar con permisos especiales de caza y pesca y con todos aquellos permisos y papeleos que acrediten legitimidad de estas acciones y las regule de manera legal para que las especies puedan ser conservadas y protegidas.

Tráfico de especies o comercio ilegal

El tráfico de animales es un tema que compete a todo el mundo en general, pues el problema, actualmente, no solo afecta a cierto grupo de ecosistemas, sino que, terminó afectando al planeta en general.

Estos comercios ilegales, son un inminente riesgo para la conservación de todos los patrimonios naturales de las naciones del mundo, especialmente para todas aquellas especies que actualmente se encuentran vulnerables o en peligro de estar extintas.

Una de las principales razones por la que existe el tráfico de animales en peligro de extinción es por la creencia errónea de que los animales salvajes pueden ser criados como mascotas o que pueden ser usados como medio de entretenimiento para el ser humano, además de ello, también es causado por el deseo de obtención de trofeos, los cuales, por lo general, siempre son el cuerpo, o parte de este, del animal cazado e incluso podemos incluir las tendencias de moda que aún usan pieles reales de animales, objetos creados con algún recurso del mismo e incluso el consumo de su carne o parte de su cuerpo ya sea para alimento o como “medicina”.

Según la World Wide Fund for Nature (WWF), la mayor causa del aumento de la caza ilegal para obtención de “productos medicinales” se debe a la mala información, creencias, mitos y las falsas creencias de que estos productos pueden aliviar o curar ciertas enfermedades, cuando la realidad es que, ninguna de estas supuestas medicinas, han logrado demostrar de manera real que, de hecho, si sirven para lo que se cree. Solo existen testimonios de personas asegurando que les funcionó, pero hasta la fecho, no existe ninguna prueba real que demuestre este hecho.

El tráfico ilegal de especies es un peligro

Cuando nos referimos al tráfico de especies o el comercio ilegal de especies, hablamos de toda aquella importación o exportación de los mismos que violen los convenios realizados por el Comercio Internacional de Especies amenazadas de Fauna u Flora Silvestres o que, en su defecto, no cumplan con la cuarentena o las normal estipuladas que se crearon para la regularización del comercio de las especies o de sus productos derivados.

En la actualidad, el tráfico de especies se encuentra posicionado dentro de los 5 comercios ilegales con mayor rentabilidad en todo el planeta, junto con este, se encuentran el tráfico de armas, drogas, personas y la falsificación de productos. Además de ello, el comercio ilegal de especies, también se encuentra siendo considerado como la segunda amenaza más importante que ha ocasionado serias amenazas en la conservación y protección de la diversidad biológica de todas las especies del mundo.

¿Cómo es la cadena de valor del tráfico de especies?

La cadena de valor que existen dentro del tráfico ilegal de especies comienza con la captura, caza o cosecha de las especies con la que se piensa obtener algún beneficio, luego sigue la disposición de poder transportarlos o comercializarlos, finalmente, llega al consumidor final, que será el que paga por obtener a la especie ya sea viva, muerta o alguno de sus recursos.

La crueldad con la que los animales vivos son transportados, desde el punto de inicio hasta llegar a su destino, es realmente inmoral. Por lo general, estos pasan todo su viaje dentro de recipientes, latas, cajas e incluso dentro de bolsos o maletas a los cuales se les crea pequeños agujeros por donde, se supone, les entra oxígeno. Cabe destacar que, durante todo ese proceso, estos animales no reciben ningún tipo alimentación o hidratación. El viaje se realiza por los diferentes medios de transportes, aéreos, terrestres o acuáticos.

Debido a las condiciones extremas en la que estos pobres animales deben viajar, por lo general, muchos de ellos no llegan con vida a su destino. Siendo este el caso, debemos sumas a las precarias condiciones que, los sobrevivientes deberán recorrer gran parte de su camino con un cadáver a su lado o cerca de ellos. Las estadísticas sobre estos casos arrojan que, de cada diez animales transportados ilegalmente, solo uno es el que sobrevive.

Los delincuentes que, se encargan de realizar estas tareas ilegales, por lo general crean conexiones que les facilita el ingreso de las especies al lugar de destino. En algunos casos, y es muy usual que suceda, estas redes de ayuda que usan los traficantes, son incluso miembros pertenecientes a las diferentes organizaciones gubernamentales que se suponen deben evitar que esto suceda. Algunos otros traficantes, optan por usar vías de acceso diferentes por donde logran evitar los puntos de control que podrían afectarles.

¿Qué es el patrimonio natural y cultural y cómo lo afecta el tráfico de especies?

Cuando nos referimos al patrimonio, estamos hablando sobre un grupo de bienes que se obtienen gracias a una herencia. Por lo que, cuando hablamos de un patrimonio natural o cultural que poseen todos los países y regiones del mundo, nos estamos refiriendo al grupo de bienes naturales, sociales y culturales que los mismos han ido heredando con el pasos de los años.

Es decir que, todos los bienes que pertenecen a dicho patrimonio, son bienes otorgados por la naturaleza. Estos bienes naturales son todos aquellos que podemos observar a nuestro alrededor:

  • Flora y fauna
  • Montañas
  • Minerales
  • Bosques
  • Selvas
  • Mares
  • Ríos
  • Y demás recursos naturales.

Debemos tener en cuenta que, cuando nos referimos a herencia, estamos hablando sobre todos aquellos bienes que, heredamos de las generaciones pasadas y que nosotros ahora debemos proteger si deseamos que nuestra generación futura pueda disfrutarla. Esto quiere decir que, tenemos el deber de proteger y conservar cada uno de ellos, e incluso, podemos trabajar con ellos para que los mismos sean duplicados, siempre y cuando, se haga de forma segura y que no les afecte negativamente.

Patrimonio y tráfico de especies

Como conclusión, podemos afirmar que, el patrimonio natural y cultural es una muy importante herencia que nos han dejado nuestros ancestros y que debemos cuidar y proteger para que la misma pueda seguir pasando por otras generaciones futuras las cuales deberán también cuidarla u conservarla.

¿Por qué las personas quieren a los animales silvestres como mascotas?

Algo que siempre debemos tener en claro cuando hablamos de estos temas es que, existe una gran demanda sobre todos los recursos naturales que nos otorga la vida silvestre. Estas demandas podrían ser muy diversas debido a los diferentes gustos que tienen los consumidores quienes son los que pagan por obtenerlos, además de ello, la influencia de las culturas influyen mucho en estos casos, especialmente en aquellas que se cree que el uso de ciertos recursos pueden ayudar médicamente.

De esta misma forma, existen aquellos quienes creen que tener algunos de estos recursos los hace estar en la cima de la pirámide social. En otros casos, los turistas que no están bien informados, compran souvenirs que están hechos con algunos de los recursos naturales de la zona, aunque hay otros, que aun a sabiendas de ello, hacen la compra sin importarles que están contribuyendo con la ilegalidad de la obtención de estos recursos. El material de los cuernos del Rinoceronte y colmillos del elefante son uno de los más usados para este tipo de souvenirs.

Ahora bien, entrando al tema que deseamos hablar, existen aquellas personas que creen que, los animales silvestres pueden tenerse en casa como mascotas, motivo por el cual, los compran y los mantienen dentro de sus hogares en estado de cautiverio sin saber, o incluso sabiendo, que esto no solo está afectando al ecosistema, sino que también al animal. Este tipo de creencias ha aumentado exponencialmente la venta ilegal de animales exóticos en todo el mundo.

Algo que siempre debemos tener en cuenta es que, los animales, ya sean silvestres o domésticos, son seres vivos que respiran, sienten y padecen al igual que el ser humano, sin embargo, los animales domésticos, son considerados como animales de compañía y que han estado al lado del humano desde hace ya muchísimo tiempo.

Se requiere de la domesticación para que un animal pueda convivir con el ser humano debido a que el mismo ya se encuentra acostumbrado a las costumbres y el trato del hombre. Este proceso fue utilizado desde hace años en todos aquellos animales que hoy son considerados como animales domésticos: perros, gatos, caballos, conejos, cabras, ovejas, ganado, etc.

Caso contrario, ocurre con los Animales salvajes, los cuales han vivido alejados de las costumbres del hombre y su manipulación genética, razón por la cual, estos nunca podrán considerarse como animales domésticos ni mucho menos como una mascota.

Algunas encuentras realizadas en los Estados Unidos reflejaron que, al menos, el 42% de la población, alguna vez llegaron a tener un ave en cautiverio mientras que un 13% admitió haber tenido algún otro animal silvestre. Los mismos encuestados llegaron a admitir que, las razones principales por las que decidieron tener a estos animales como mascotas era debido creyeron que esto sería beneficioso para su familia, porque consideraron que el animal podría ser un buen compañero y porque al final se encariñaron con el mismo. Algunos otros admitieron conservarlos porque fue un regalo importante o porque consideraron que el animal era muy hermoso.

Sabiendo esto, podemos llegar a la conclusión de que, no solo existe una motivación propia inmediata que hace que una persona desee a cierto animal silvestre como mascota, sino que, en estos casos, influyen más los sentimientos, el valor emocional y cultural que el animal puede aportar al consumidor. Dejando de lado el valor monetario que podría darles la obtención de estos animales.

Actualmente, existen diferentes normativas y actitudes que toman los humanos respecto a la obtención de animales silvestres, dependiendo de la especie y el tamaño de las mismas. Pues no se toma de la misma forma que una persona tenga en su haber grandes animales como tigres, gorilas, elefantes, hipopótamos, entre otros, a aquellos que han decidido tener como mascotas reptiles, aves o pequeños mamíferos. Si bien, se necesita un permiso para poder tener estos animales, o en su defecto, adquirirlos en lugares que cuenten con dichos permisos, y no todos los animales pequeños pueden ser cuidados por el humano, se toman diferentes medidas en los distintos casos.

Tráfico de especies silvestres para convertirlos en mascotas

Comercio y conservación de la vida silvestre

La comercialización de las especies silvestres puede traer ciertas consecuencias dentro de la conservación de las especies, sobre todo, cuando hablamos sobre el comercio ilegal o el tráfico de los mismos y esto se agrava exponencialmente si el mismo trafica aquellas especies que son endémicas del lugar de donde serán exportadas.

Por otra parte, hay que ser consciente de que, el comercio de las especies, siempre y cuando sea legal, puede influir de manera positiva dentro de la conservación de las especies que se encuentran vulnerables. Claro, esto puede ocurrir siempre y cuando se haga de la manera correcta teniendo siembre presente lo que es mejor para la especie y el medio ambiente.

Ha habido varios casos donde, una especie que se encuentra en una seria amenaza, que posee una cantidad muy baja de ejemplares con vida en estado natural, ha sido comercializada hacia otros lugares donde, la especie podría vivir de mejor manera y teniendo una mejor calidad de vida, razón por la cual, su comercialización fue aceptada. Luego de un tiempo determinado, se realizaron estudios sobre esta población que fue movida y se llegó a la conclusión de que la misma, había aumentado notablemente.

Consecuencias que trae el tráfico ilegal de especies

La consecuencia que trae consigo el tráfico ilegal de animales y especies silvestres puede ser realmente trágico e irreversible. Actualmente, se conoce que dentro de nuestro ecosistema y población silvestre existe una enorme reducción de la diversidad biológica la cual se conoce comúnmente como “defaunación”, dentro de esta lamentable pérdida, debemos incluir la reducción de variación genética y la diversidad de especies, medios ambientes y los beneficios que se obtienen cuando todos estos interactúan entre sí.

La consecuencia de estas extracciones de vida silvestre son el vacío de los nichos ecológicos que anteriormente se encontraba en un estado saludable pero que, tras el deterioro y extracción, ahora no cuentan con las funciones que anteriormente sostenían dicho ecosistema o nicho. Además de ello, la defaunación ha sido una larga cadena que, se ha deteriorado debido a los lazos que tienen entre sí y los cuales han empobrecido de manera drástica los ecosistemas que antes funcionaban correctamente.

Ahora bien, cuando hablamos de forma individual, debemos conocer que, una vez que un ejemplar es extraído de su medio ambiente, el mismo se considera como un ejemplar muerto de manera ecológica, pues ya no formaría parte de la misma ni cumpliría su rol. Lamentablemente, cuando un ejemplar es extraído se su ecosistema, es casi improbable que el mismo regrese a este, es por ello que se considera que, al no cumplir con su función, este está muerto dentro de ese ecosistema determinado.

Ahora bien, es sumamente conocido que, en muchos casos, aquellas especies decomisadas son devueltas a su medio ambiente y liberadas, no obstante, existen fuertes creencias e incluso motivos precisos que indicas que, esta liberación no es lo correcto, especialmente si tomamos en cuenta el período de tiempo que tuvo el animal en contacto con el ser humano.

Además de todo esto, uno de los peligros más potenciales del tráfico de especies es que, en ocasiones, se introducen especies exóticas en medios ambientes que no les correspondían y estas se convierten en especies invasoras que pueden perjudicar de una u otra manera el ecosistema natural al que han sido introducidas. Estas especies “invasoras” pueden ser extremadamente peligrosas no solo para la especie animal sino también para la vegetal. Por ello el tráfico de animales exóticos es muy peligroso.

Cuando uno o varios individuos son introducidos a un ecosistema que no contaba con esa especie, puede hacer un declive total del todo el ecosistema invadido, esto se debe a que, esta nueva especie ahora comparte un nicho ecológico con los autóctonos o aquello que ya llevan mucho tiempo siendo parte de ese ecosistema, pues ahora los mismos tendrán que, posiblemente, luchar por su comida o recursos. Además, esta nueva especie, podría convertirse en un depredador descontrolado que, pondrá e peligro a las otras especies.

Según lo declarado por la WWF Internacional, el tráfico de especies de manera ilegal trae consigo varios aspectos negativos que ponen en peligro no solo los ecosistemas sino también a todo el entorno en general. Estos aspectos son:

  1. Este tipo de comercializaciones ilegales hacen que los países corran muchos riesgos, esto debido a que, una gran parte de estos productos comercializados de manera ilícita van dirigidos a otros criminales que poseen una gran red internacional, por lo que, lo más seguro es que los beneficios monetarios que adquieren con estos comercios, sean utilizados en la compra ilegales armas, drogas y demás productos de esta índole que traerían conflictos internos al país. Además de ello, puede ser usado para el lavado de dinero. Algo que ha sido comprobado.
  2. Hace que, el crecimiento de la economía del país se vea altamente afectado al igual que el crecimiento social, esto debido a que los mismos ahora estarían claramente vinculados a este tipo de negocios ilegales que traen consigo hechos de corrupción y la violación de las leyes del Estado, lo cual a su vez, daría mala reputación al gobierno que se encuentre ejerciendo.
  3. Afecta negativamente la herencia natural, ya que, podría estarse sobreexplotando a la o las especies involucradas o incluso, se podría estar poniendo en riesgo dichas especies, pues este tipo de comercio ilegal, es una de las principales causas de la extinción de las especies.
  4. Este tipo de actividades ilícitas puede traer consigo diversas enfermedades que no solo afectaría a las otras especies animales o vegetales, sino que también, podría afectar al ser humano. Una especie introducida en un nuevo ecosistema podría tener algún virus o bacteria que, con el transcurso del tiempo, podría afectar negativamente a las otras especies.

Otra consecuencia que este tipo de cosas trae consigo es la pérdida de valores, pues muchas personas comenzarían a perder el respeto por la naturaleza, el patrimonio e incluso la solidaridad de unos con los otros debido a que, notan el beneficio monetario que traen estos negocios ilegales. Además, comenzarían a creen que está bien violar las leyes con tal de poder obtener una buena remuneración monetaria. Algo que, sin duda, terminaría de destruir lo que hoy conocemos como nuestro ecosistema.

Este tipo de actividades no legales, están asociadas con actos ya conocidos que han afectado a nuestro planeta desde hace cientos de años, pues son mucho lo que creen que dañando a un animal o especie, no está haciendo ningún daño pero, debemos recordar que cada uno de los seres vivos son importantes, razón por la cual, la pérdida de aunque sea uno de ello es un hecho que debería traer tristeza en vez de gozo.

El tráfico de especies está totalmente ligado a:

  • Equilibrio ecológico
  • Delito ecológico
  • Caza furtiva

Tres aspectos que, con el tiempo, ha ocasionado un grave deterioro dentro de nuestro ecosistema, no solo nacional, sino también, mundial.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.