Taxonomía del Cocodrilo: Descripción y Clasificación

Los Cocodrilos, son reptiles ovíparos que pertenecen a la familia Crocodylia, son animales semiacuáticos. En cuanto a la Taxonomía del cocodrilo, son pocos los cambios que han presentado en su morfología.

taxonomia del cocodrilo 1

Los cocodrilos aparecieron en la tierra hace más de 200 millones de años y su cambios morfológicos han sido pocos. La morfología externa se ha conservado en el pasar del tiempo en lo que evolución se trata. Son reptiles que en la actualidad están conformados por familias, son grandes como depredadores e integran la cadena alimenticia dentro de un ecosistema marino-costero.

Esta especie esta amenazada por el hombre, contribuyendo a la contaminación del hábitat, la venta de sus pieles, la caza por sus escamas. Las investigaciones de la taxonomía del cocodrilo, pueden impactar positivamente en los programas de preservación de la especies amenazadas en riesgo de desaparición, como la reproducción en cautiverio y el  descubrimiento de híbridos; para así evidenciar la taxonomía de los cocodrilos y sus necesidades.

Taxonomía del cocodrilo en la actualidad

Es un contexto que ocasiona discrepancia en las investigaciones metódicas de la especie. Según las actuales revisiones de la taxonomía del cocodrilo, una reciente revisión taxonómica de los cocodrilos de la actualidad se planteó una sistematización estable en cuanto a la Clasificación taxonómica de los animales.

Existen varios géneros de Cocodrilos, los cuales fueron divididos en cuatro géneros,  Cocodrilo del Nilo – C. Niloticus, Alligator o aligátores es un género de saurópsidos, a este género se incluyen las cuatro especies de cocodrilos del Nuevo Mundo, el género Oopholis para las especies de cocodrilos asiática, australianas y para la africana O. Suchus el género Oxycrocodylus.

Los cuatro géneros mencionados están reunidos en la tribu Crocodylini. A la tribu Mecistopsini pertenecen los géneros Osteolaemus,  Mecistops. En la tribu Gavialini, los géneros Gavialis y Tomistoma.

taxonomia del cocodrilo 5

El género Oopholis en el presente es subdividido en subgéneros, con el subgénero Philas para los cocodrilos de agua dulce de apariencia menor dentro de Oopholis. Actualmente, nuevas especies de cocodrilos de agua dulce o dulceacuícolas han sido descritas, entre ellas el cocodrilo O. Adelynhoserae conseguido para el sur de Nueva Guinea, hay antecedentes donde estaba calificado como una variante de la especie O. Novaeguineae.

Otra nueva especie de cocodrilo de agua dulce es la especie O. Jackyhoserae, ubicado para el norte del territorio de Australia y considerada primeramente como una variante de O. Johnstoni.

Clasificación de su Taxonomía

En el presente, la taxonomía de los cocodrilos se fundamenta en una sistematización de listados estable, con sus respectivas divisiones superiores. Las veintisiete (27) especies evidenciadas en la actualidad de cocodrilos, están agrupadas en las familias Crocodrylidae y Alligatoridae dentro del orden Crocodylia.

El grupo Crocodrylidae está dividido en tres familias Crocodylini, Mecistopsini y Gavialini, y en su total contienen los ocho géneros citados en los párrafos anteriores. La familia Alligator por su parte, está dividida en dos subfamilias, Alligatoridae con el género Alligator y Caimaninae con los géneros Paleosuchus, Caiman y Melanosuchus.

Las taxonomía del cocodrilo del Nilo Crocodylus Niloticus es una de las más conflictivas en el este género. La historia taxonómica de C. Niloticus comprende once (11) especies minimizadas, referidas  históricamente y siete (7) subespecies propuestas inicialmente.

En el día de hoy la especie se registra como única C. Niloticus, sin embargo algunos estudios moleculares demuestran lo contradictorio proponiendo a C. Niloticus como una comunidad que integra a su ancestro mezclado por especies ambiguas. Adicionalmente, se ha revelado que las poblaciones africanas están diferenciadas geográficamente.

taxonomia del cocodrilo 2

Características generales del cocodrilo

Los cocodrilos se distinguen principalmente los siguientes rasgos:

  1. Su cuerpo es alargado.
  2. La coloración varía según la especie. Varía del verde al negro o ambos se combinan entre sí.
  3. Sus feroces mandíbulas, que poseen un cuarto diente inferior el cual sobresale con la boca cerrada. Son más grandes y largos que los demás.
  4. Los cocodrilos no mueven la lengua porque la tienen pegada al paladar.
  5. Todo su cuerpo está cubierto de escamas.
  6. Tragan piedras para ayudarse en la digestión. También les sirve de lastre para hundirse con más facilidad.
  7. En el tronco de la cola tiene una hiela de placas óseas.
  8. Las patas de los cocodrilos son cortas y palmeadas, lo que le ayuda a ser un buen nadador.
  9. En el agua los cocodrilos pueden alcanzar velocidades de entre 10 y 15 Km por hora.
  10. En tierra se arrastran minuciosamente sobre sus barrigas para buscar comida o relacionarse con otros cocodrilos. Aunque no son muy ágiles en tierra, poseen una gama de movimientos especializados para huir, atacar y saltar pequeños obstáculos.

Herramientas usadas en su taxonomía

La taxonomía de los cocodrilos se ha argumentado tradicionalmente en el uso específico morfológicos como algunos caracteres osteológicos, los cuales pueden ser la cintura y las extremidades. La investigación metódica, de los esqueletos craneal y apendicular, se han estudiado como origen de caracteres taxonómicos que puedan mejorar los usados tradicionalmente en la taxonomía de la familia de cocodrilos.

El estudio específico que se realiza en diferenciar las vértebras presacras, conformadas por las vértebras cervicales, torácicas y lumbares de los cocodrilos, demostró la alta variación taxonómica,  vigente en estos caracteres y su uso en la taxonomía de cocodrilos.

El cocodrilo de la India Gavialus gangeticus presenta vértebras presacras conspicuas que pueden favorecer en su identificación. Las vértebras presacras que se describen por región, la interacción intervertebral en este animal le permiten poseer una superior movilidad del cuello, optimizando también sus estrategias de buscar alimento cuando esta sumergido en el agua.

Herramientas moleculares como el código de barras hereditario se ha convertido en una herramienta para el estudio y gestión de datos de la biología, implementada en los estudios de la taxonomía de los cocodrilos. Adicionalmente, otros marcadores moleculares, como la secuencia de ADN en un fragmento, han sido usados en la clasificación de especies iguales en su estructura morfológica y trae como consecuencia el descubrimiento de híbridos.

Estas herramientas moleculares son de beneficio en la taxonomía de la familia, las cuales pueden impulsar estrategias de supervivencia para los cocodrilos en la actualidad. Los genes mitocondriales Citocromo Oxidasa I y Citocromo B, son potenciales marcadores moleculares usados en los estudios taxonómicos para identificar a los cocodrilos.

Necesidades taxonómicas en el grupo

La necesidad en la taxonomía de los cocodrilos se basa en la investigación de aspectos adicionales, los cuales pueden integrar los estudios taxonómicos en esta familia ancestral de reptiles.

Aspectos estructurales, como la morfología de las escamas utilizando equipo de microscopio electrónico de descarte, son potenciales caracteres morfológicos, que pueden perfeccionar la identidad de las especies actuales. A su vez, la anatomía interna es una invaluable fuente de caracteres morfológicos de importe que todavía no fue explorada.

Evidentemente los estudios realizados de biología molecular, son necesarios para poder ampliar los marcadores moleculares llevándolos a cabo en la taxonomía de los cocodrilos, de esta forma tener un buen resultado en los programas de reproducción en cautiverio de especies en peligro de extinción. La identidad taxonómica errada del cocodrilo puede perjudicar a los programas de preservación especialmente en individuos idénticos morfológicamente.

Cocodrilos extintos

En lo relacionado con la taxonomía de los cocodrilos extintos, es justo enfatizar que los cocodrilos, es el símbolo actual de un variado grupo de reptiles, adversarios de los dinosaurios del período del Triásico (Pseudosuchia). Una subfamilia extinta de cocodrilos de la estirpe Crocodylidae fue la Tomistominae. A mediados del año 2008 se registraron fósiles de la especie Gavialosuchus americanus al sur de Costa Rica (Mioceno y Plioceno temprano). Esta clase de cocodrilo solo había sido registrada con precedencia en América del Sur y África, por lo que extiende su distribución antigua.

Conflicto Humano – Cocodrilo

Los ataques de los cocodrilos a los seres humanos no son frecuentes, pero cada año se registran pérdidas de vidas, sobre todo cuando se acercan demasiado y sobre todo en zonas remotas donde habita este reptil. El cocodrilo marino (Crocodylus porosus) se considera como el más peligroso, seguido del Nilo (Crocodylus niloticus), este último come todo tipo de peces y hasta hipopótamos, esta especie también puede sobrevivir en el mar.

En México en los años 80, la caza ilegal dio como resultado la extinción de grandes familias en algunas regiones; pero gracias a labor de grupos organizados de conservacionistas, ambientalistas, las comunidades y protectores de la fauna consiguieron restablecer la especie en todo el país, actualmente se ha superado la cantidad de especies que existía y es natural ver en temporadas lluviosas a los cocodrilos desplazarse por las zonas urbanas inundadas.

La caza del cocodrilo está muy extendida por el valor de su piel, la cual usan para la elaboración de correas, carteras y bolsos de viaje y su carne que es considerada una exquisitez en muchos lugares.

Una medida efectiva es proteger el hábitat donde ponen sus huevos para así preservar la especie. Si por ejemplo, los cocodrilos del Nilo desaparecieran, habría un desequilibrio tal en el ecosistema que se secarían los ríos.

Como cualquier animal silvestre, al estar amenazado su instinto es la defensa, así que lo mejor es no provocarlo, huir en línea recta y nunca en zigzag, porque así es un cazador muy hábil. Nunca se deben pasar por alto las señales que advierten sobre la presencia de cocodrilos, sobre todo en el agua, independientemente del tamaño del animal.

En Estados Unidos Florida, es el hábitat del Aligator americano (Alligator mississippiensis) es numeroso y habitan en zonas donde el humano reside; se registran cinco casos anuales de accidentes por mordedura de cocodrilo.

Hay que tener presente que el conflicto entre humano y cocodrilo existirá por la naturaleza del mismo, ya que la humanidad es la que ocupo su hábitat, solo queda tomar Conciencia ambiental  y las previsiones pertinentes para así evitar accidentes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.