Cuando obras desde al amor, el servicio a Dios se hace placentero y agradable. Descubre en este post cómo hacerlo de manera efectiva y qué recibes a cambio cuando le sirves a Dios.

servir-a-Dios-1

Juan 12-26

«Quien quiera servirme, debe seguirme; y donde yo esté, allí también estará mi siervo. A quien me sirva, mi Padre lo honrará».

¿Qué es el servicio a Dios?

Todos en algún momento hemos sido y somos siervos de Dios, de alguna manera, estamos siempre dispuestos a su disposición. La palabra «siervo», esta expresada en la Biblia para las personas que están al servicio de Dios y de otras personas.

La mayoría de las personas suelen decir que los siervos de Dios son los pastores y lideres religiosos, que el servicio a Dios es exclusivo para personas con ciertos dones especiales y esta concepción no es cierta, todas las personas que le sirven al Señor, se le considera siervo.

Uno de los ejemplos mas claros del servicio a Dios, es hablar de Jesús, en reuniones, conferencias y hasta de manera individual, tener el tiempo necesario para hablar con Dios, para orar y dar gracias, para predicar su palabra, con alegría asistir a la iglesia y eventos cristianos, tener la oportunidad de ayudar a los más necesitados.

Servir a Dios de manera responsable, alegre, agradecido, siempre con un palabra de amor hacia Dios y el prójimo, debemos tener la convicción de tener presente el servicio a Dios en todo lo que pesamos, decimos y hacemos; así, las personas que nos rodean se impregnaran de este sentimiento y fervor, y sobre todo, fe a nuestro Padre celestial.

El servicio a Dios, esta enmarcado en su palabra, en sus mandamientos y en sus mensajes bíblicos, de ser lo contrario, el servicio no tiene validez alguna.

Para obtener la mejor información sobre las santas escrituras y saber como ser un siervo de Dios,  una opción es como leer la Biblia en un año, si realizamos estas lecturas dándole clic al enlace, conocerás todo lo relacionado al tema.

Versículos sobre el servicio a Dios

Deuteronomio 10:12

«Ahora, pues, Israel, ¿Qué pide de ti Jehová, tu Dios, que andes en todos sus caminos, que ames y sirvas a Jehová, tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma”

El Dios padre celestial, necesitaba del pueblo de Israel era que le siguieran con fervor y vocación, pero esta acción debe ser dada desde el corazón, del alma, con la fuerza de la firmeza y convicción para las sagradas y santas escrituras.

Mateo 6:24

«Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas»

Expresa que el servicio a Dios deberá ser exclusivo a Él, es imposible y negativo que una persona pueda servir a dos señores, llegará a inclinarse por uno más que otro, negará a uno y favorecerá al otro, jamás disfrutara de las riquezas que Dios Padre celestial ofrece.

Este servicio debe estar centrado en las enseñanzas de Dios, es el único Ser Supremo, al único que debe obedecer con ojos cerrados y más allá de cualquier cosa.

Hebreos 12-28

«Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia»

Siempre que hagamos el servicio a Dios con amor, con gratitud y esmero y serán aceptadas y efectivas para Dios, cuidando el fervor y el temor, como el único Ser Supremo universal. De  espíritu, cuerpo y alma debemos servir a Él.

Obligaciones del servicio de Dios

El padre de la casa, el esposo y jefe del hogar, debe proveer a su familia y a los suyos. Debe procurar el sustento de todo lo que requiera los integrantes de la familia, de no hacerlo, esta negando la fe, esta en contra de lo que quiere Dios, por ende no esta sirviendo a Él.

1 Timoteo 5:8

 «Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo»

Juan 12-26

«Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará»

Todos poseemos la cualidad de servir, de diferente manera y a diferentes personas, pero si esto lo hacemos con agrado, y siendo felices al hacerlo, esto será efectivo y bien visto antes lo ojos de Dios. Las citas Bíblicas descritas, demuestran que el actuar para servir al Padre Celestial, nos concederá la hermosa recompensa de estar al lado de nuestro señor Jesús, en la morada que no ha prometido y que solos los fieles podremos estar y entrar que es cielo.

Servicio a Dios con justicia

Juan 13-15

«Porque os he dado ejemplo, para que vosotros también hagáis como yo he hecho con vosotros».

1 Timoteo 1-16

«Sin embargo, para esto fui recibido a misericordia, para que en mí, el primero, Jesucristo mostrase toda su extremada paciencia, como ejemplo para los que después hubiesen de creer en él para vida eterna».

Por medio de las santas escrituras, Dios demuestra el hecho haber sacrificado su hijo para salvarnos, lo que quiere decir que sacrifico su tesoro mas preciado por su pueblo. Jesús con toda su misericordia fue crucificado como un siervo por los mandamientos de su padre celestial. Estos son los ejemplo que debemos copiar y seguir.

Para lograr un verdadero servicio a Dios, debemos dar a conocer la palabra sagrada, debemos divulgar lo que el necesita de nosotros, este ejemplo debe ser dado desde la mínima comunidad, como lo es nuestra familia, nuestras amistades y entorno, ser justos ante cualquier situación da a conocer nuestros principios bíblicos.

El testimonio de las grandezas de Padre Celestial y las promesas serán las mejores recomendaciones para que un pueblo siga su camino con fe, y desde el amor comprender la misión que cada uno de nosotros tenemos en la vida, de este modo, podremos dejar huellas imborrables, el testimonio propio siempre será importantes para los que tenemos confianza en padre.

Mentalidad de siervo a Dios sobre todas las cosas

Para comprender mejor este concepto, podemos observar el siguiente Acróstico:

  • S-onreir
  • E-xcelencia
  • R-esponsabilidad
  • V-ida
  • I-deales
  • R-espeto

A partir de lo descrito arriba, podemos observar que la palabra servir enmarca todo el propósito del servicio de Dios, lo que Él quiere para su pueblo, que sigamos su camino.

Para servir debemos hacerlo con alegría, siempre con una sonrisa para los demás, siendo agradable para quienes están cerca. Buscar la excelencia de todo lo que hacemos, buscamos y decimos, siendo impecables con la palabra y, cada día mejores.

Con la responsabilidad de estar seguros que lo que estamos predicando, en la palabra certera de Dios, asumiendo retos de oración y ayuda al prójimo. Dedicar toda la vida plenamente a seguir el camino del evangelio, como única senda a la morada de Dios.

Solo un ideal existe y ese es Dios como figura universal sobre todas las cosas, su hijo Jesús, no debemos rendirnos ante otras espiritualidades y eso lleva a respeto por lo que estamos impartiendo, predicando y hablando con las personas.

Mientras mas estudio y/o  lecturas le dediquemos a las santas escrituras, mas fluido y verdadera será nuestra palabra, para esto es importante tener en cuenta que somos lo que nuestro ejemplo diga y muchas veces al predicar con una sonrisa siempre, damos como ejemplo nuestra misma.

servir-a-Dios-2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here