¿Cómo hacer repelente casero para perros?

¿Tu adorada mascota se hizo donde no debía? ¿Necesitas un ahuyentador? Has sido sumamente paciente para educar a tu cachorro, pero por descuido tuvo un accidente, mantén la calma que seguro está arrepentido y descubre cómo hacer repelente casero para perros a fin de evitar que el incidente se repita.

Aprende cómo hacer repelente casero para perros

Si nos sucede a los seres humanos, ¿cómo juzgar a un animal porque se haga pipí o caca en un lugar indebido? Simplemente los accidentes ocurren por muchas circunstancias y lo importante en el caso de nuestras mascotas es que las personas son las responsables de evitar que esto se vuelva costumbre.

Es desagradable encontrarse con esta clase de sorpresas en casa, el mal olor de la orina o las heces pueden hacer que pasemos un mal día y perdamos la paciencia, pero no todo termina allí. El reto es lograr que este tipo de eventos no suceda de nuevo más adelante, debido a que el olor puede estimular a tu amigo a repetir la gracia.

En este sentido, se recomienda entre otras cosas, apoyarte con un repelente para perros casero, que sin duda será un gran aliado en este proceso.

Más adelante te ofrecemos recetas caseras y sencillas para hacer estos ahuyentadores con ingredientes naturales, pues no sólo importa erradicar el dramático aroma sino preservar la salud y calidad de vida de tu mascota.

Consejos a considerar antes de hacer repelente para perros

Todo espacio sucio requiere ser aseado a la brevedad posible, especialmente si se trata de orina o heces de nuestras mascotas.

Cuando se trata de deposiciones accidentales en lugares prohibidos se debe actuar con mayor rapidez, considerando que las superficies pueden impregnarse del olor y complicar su desinfección absoluta.

Para una limpieza óptima, se sugiere el uso de productos enzimáticos (ecológicos) y evitar la legía o cualquier otro producto que contenga amoníaco, ya que ésta sustancia también se encuentra en la orina de los perros y puede estimularlo a repetir la equivocación.

Es importante utilizar guantes y mascarilla para proteger las áreas de la piel que puedan entrar en contacto con agentes indeseados.

Antes de comenzar a aplicar los productos de limpieza, coloca papel absorbente para retirar el exceso de orina y disminuir el riesgo de expandirlo o empapar las fibras con mayor intensidad.

Si se trata de heces, recógelas con papel y deséchalas por el inodoro para que no contaminen. Hay quienes lo colocan en bolsas plásticas o de papel, pero son opciones menos ecológicas que a largo plazo pueden causar un gran impacto ambiental.

Una vez hayas retirado la evidencia del error cometido por tu amigo, puedes asear el espacio normalmente con agua y jabón neutro (enzimático) para continuar colocando el respectivo repelente para perros.

Aseo antes de usar repelente para perros

Los mejores repelentes naturales para perros

Cuando hablamos de repelentes, automáticamente pensamos algo desagradable, una herramienta utilizada para ahuyentar.

En este sentido, al pensar en cómo hacer repelente para perros, debemos considerar aquellos olores que no les gustan, que les causan algún tipo de incomodidad y por ende no desean estar cerca.

Es por ello que los repelentes deben utilizarse con prudencia para no desmejorar la calidad de vida de nuestra mascota o peor aún exponer su salud con olores tóxicos. A continuación, los 6 repelentes para perros más recomendables para hacer en casa.

Vinagre blanco

El vinagre blanco es normalmente utilizado como desinfectante y, uno de los principales beneficios de su uso es que además de erradicar el mal olor, también elimina las manchas incluso si no son recientes.

Gracias a su fuerte olor, es un maravilloso ahuyentador de perros que orinan en lugares indebidos y resulta sencillo preparar una solución para rociar.

Comienza ubicando lo que necesitas:

1 botella de spray
2 tazas de vinagre blanco
2 tazas de agua tibia
4 cucharadas de bicarbonato de sodio

Simplemente mezcla todos ingredientes dentro de la botella de spray y rocía sobre las áreas vulnerables después de haberlas limpiado, deja que haga su efecto y si lo consideras necesario puedes repetir el procedimiento luego de 30 minutos.

Vinagre repelente para perros

Alcohol antiséptico

Una de las principales características del alcohol antiséptico es su capacidad de desinfectar heridas, gracias a sus poderosas propiedades antibacterianas puede además neutralizar malos olores.

Como ahuyentador de perros, ha dado muy buenos resultados, ya que su penetrante olor lo hace insoportable para el olfato de los caninos. Puedes colocarlo en un rociador con un poco de agua y esparcirlo en las áreas dónde no quieres que hagan sus necesidades, como pueden ser dentro de la casa, jardines o terrazas.

Es importante percatarse que por curiosidad el perro no vaya a lamer el alcohol porque terminaría con complicaciones en su sistema digestivo.

Limón

Definitivamente es uno de los repelentes más recomendados, se trate de razas de perros grandes, medianos o pequeños, el extraordinario olfato de estos animales los hace sensibles al olor cítrico del limón.

El agudo sentido que tienen los perros para detectar olores, es 40 veces mayor que el de las personas, por ello el aroma de esta fruta les resulta tan penetrante e incómodo a su nariz. Para preparar el ahuyentador de limón sólo requieres:

1 litro de zumo de limón
50 ml de agua
1 cucharada de bicarbonato

Revuelve los ingredientes en un envase, difumina sobre las zonas dónde pretendes evita que tu perro haga sus necesidades y repite la acción cuantas veces lo requiera.

Naranja, mandarina y otros cítricos

Sin lugar a dudas, el limón es una de las frutas con más concentración de ácido cítrico que conocemos. Sin embargo, podemos realizar un repelente para perros sustituyéndolo por cualquier otra fruta de su misma especie, tales como: la cidra, naranja, toronja, lima, pomelo, mandarina o clementina.

La proporción a utilizar para la mezcla es la misma que usamos con el limón, es decir: 1 litro de zumo, 50ml de agua y 1 cucharada de bicarbonato de sodio. Luego de realizar la limpieza del espacio, esparce el ahuyentador y espera los resultados, notando que tu mascota no se acerca. Si lo consideras necesario repite la acción 20 minutos después.

Repelente para perros el limón

Repelente para perros que orinan en el sofá y las alfombras

Muchas mascotas tienden a hacer sus necesidades con intención de marcar el área y cuando esto sucede en lugares con superficies de tela (sofás, camas o alfombras), no sólo se arraiga más fácil el desagradable olor, sino que además las manchan.

A diferencia de los pisos o áreas verdes, limpiar el pipí o las heces de nuestro cachorro en la tela es mucho más tedioso y delicado. Es por ello que te mostramos los ahuyentadores caseros especialmente diseñados para resolver este tipo de inconvenientes:

Agua oxigenada

El agua oxigenada es conocida popularmente como un antiséptico, comúnmente utilizada para limpiar heridas. No obstante, su componente activo denominado peróxido de hidrógeno es ideal para repeler a los perros y que no tomen a sus muebles como un baño.

Repelente para perros que orinan los sofás

Aunque para los seres humanos el olor del agua oxigenada no resulta desagradable, para los caninos puede incluso generarle irritación en sus fosas nasales, por lo que debe usarse mezclada con una porción de agua.

Como repelente debes colocarla con un rociador en el espacio afectado y retirarlo con agua alrededor de media hora después.

Pimienta de Cayena

Se trata de una especie de ají picante, el cual tiene un fuerte olor y es altamente irritante. Como repelente puedes utilizarlo de dos formas:

Repelente para perros que orinan la alfombra

  1. La más recomendada, mezclar una cucharada de pimienta de cayena en polvo con agua en un envaso de spray y pulverizar levemente sobre los espacios que desees, tomando en cuenta que además de ahuyentar a los perros para que no hagan sus necesidades, también evitarás que los muerdan.
  2. Otra forma más radical de usarla es, restregar la pimienta molida directamente sobre la zona expuesta a tus mascotas que inevitablemente las alejará de inmediato. Utilizar esta fórmula como repelente casero puede significar una amenaza para el bienestar de tu perro, por lo que debes ser prudente en su dosificación. Del mismo modo, podrías terminar manchando (de rojo) tus preciados muebles.

Repelentes No recomendables

Entendemos lo desesperante que puede llegar a ser que tu perro ensucie ordinaria o extraordinariamente ciertos espacios o muebles de tu casa, que nada parecido tienen a un baño.

Sin embargo, además de ofrecerle un entrenamiento para que aprenda a ir al baño basado en refuerzo positivo, no podemos olvidar que son animales con instintos y necesidades diferentes a las nuestras y que inevitablemente pueden cometer errores en cualquier etapa de sus vidas.

De este modo, los repelentes son excelentes aliados que contribuyen a evitar que las mascotas ensucien en lugares inapropiados de nuestras casas o fuera de ellas, pero, esto no justifica incurrir en métodos que puedan perjudicar la salud de nuestras mascotas. En este sentido, nunca utilices los siguientes productos para ahuyentar a perros propios o ajenos:

Naftalina

Es un hidrocarburo sólido, con un olor muy peculiar, producto de la destilación del alquitrán. Se usa entre otras cosas para la fabricación de insecticidas. Por tanto resulta ser 100% tóxica y representa un veneno potencialmente mortal para tu perro, quien la puede ingerir accidentalmente.

El ají o Chile

Aunque no es fatal, significaría una tortura si entra en contacto con tu mascota, ya que es sumamente irritante y altera las mucosas por su alta concentración de capsaicinoides, elemento responsable de su gusto picante.

Productos con amoníaco y el cloro

Utilizar estos productos químicos como repelente es totalmente contraproducente, ya que el olor que expele el amoníaco puede fácilmente confundirse con el de la orina de tu perro y estimulará a que continúe utilizando los espacios rociados como baño y marcando su territorio por creer que existe un intruso en casa.

Consejos para evitar que tu perro orine o defeque en casa

Si bien los repelentes para perros son parte de una buena estrategia, antes de utilizarlos debes estar claro que existen diferentes factores o circunstancias que pueden llevar a un perro a orinar o defecar fuera del lugar de costumbre. Si, por ejemplo, mi perro tiene diarrea, debo mantenerlo en un espacio limitado porque no podrá controlar sus esfínteres (esto mientras el veterinario determina su tratamiento) e inevitablemente puede defecar en cualquier sitio.

Por este motivo, es necesario averiguar la razón por la cual tu mascota hace sus necesidades fuera de orden. Debes acudir al veterinario para descartar la existencia de una posible patología o situación emocional por la que esté atravesando tu perro, como: problemas en las vías urinarias, tumores, estrés, necesidad de marcar territorio, entre otras.

Otra variable a considerar antes de ocuparte en hacer repelentes, es validar que tu perro haya sido entrenado para respetar los espacios y utilizar oportunamente el baño indicado y, de no ser así comienza ya a educarlo!

Finalmente, si no es tu mascota quien afecta los espacios (básicamente jardines, pasillos o porches), comienza por discutir la solución con el dueño del animal, siempre atentos a no perjudicar la salud del perro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.