¿Qué es la akadama?

bonsai japonés

¿Te gusta el mundo de los bonsáis? Pues bien, seguro que no conoces la palabra akadama. Está suele ser una duda muy habitual entre los amantes de los bonsáis. En la mayoría de los casos se desconoce por completo para qué se utiliza el akadama. Sin embargo, esta es una duda que te vamos a ayudar a despejar en este post.

Aunque solo ves tierra o suelo sobre el que las plantas se sustentan en este tipo de pequeñas rocas, es mucho más importante de lo que puedes pensar para su posterior desarrollo y vida. En especial si estamos hablando de bonsáis. Si no sabes: qué tierra es la mejor para tu planta, no sabes los diferentes tipo de sustratos que existen, a continuación te lo contamos aquí.

Definición de akadama

La akadama es un sustrato para el suelo de la planta que se utiliza en especial para los bonsáis. Puedes usarlo de forma solitaria o bien realizando diferentes mezclas con otros sustratos. Al igual que puede pasar con otros sustratos para tierras, la akadama es bastante rara de encontrar, ya que solo se puede adquirir en Japón. Es por ello que sea bastante caro.

Una de las principales características de la akadama es su color rojizo cuando está seca y marrón cuando se humedece. Por este motivo, puedes encontrar suelos de bonsáis con rocas de aspecto duro, pero este tipo de sustrato ayuda a que el suelo del bonsái sea más poroso. Este tipo de sustrato ayuda a que la ventilación y la oxigenación de las raíces del bonsai sean óptimas mejorando la capacidad de mantener la humedad de este pequeño árbol, evitando que se encharque.

Debido al pH de la akadama es perfecto para utilizar realizar mezclas de sustrato para plantas acidófilas.

Lo bueno de este sustrato, es que también puede tener una vida útil de varios años y debido a su precio merece la pena la inversión.

El desgaste de la akadama se debe sobre todo al tipo de climatología, en dónde vive el bonsái.

tierra de akadama

¿Qué uso se le da a la akadama?

Si ya has comprendido lo que significa la akadama, ahora vamos a ofrecerte unos trucos para que puedas usarlo con tus pequeños bonsáis, aunque también puedes usar este tipo de sustrato para otras plantas que tengas en casa.

Indicador de riego de la planta

Si no sabes muy bien cada cuánto regar tus plantas, con la akadama lo puedes tener más fácil. Basta simplemente con observar la coloración del sustrato porque sabrás en qué momento debes regar. De esta forma, evitarás el encharcamiento de las plantas que pueden provocar que el bonsái muera antes. Es importante que contemples el estado del bonsái cada vez que lo vayas a regar, ya que una maceta no es más que un contenedor y no tiene bastante capacidad para evacuar el agua como pasaría en el suelo de tierra normal.

En este punto, nos gustaría aclarar, que muchas veces las plantas mueren porque al quedar encharcadas las raíces se pudren y la planta no vive por este motivo.

Complementa los sustratos para bonsái con el akadama

Los suelos del bonsái no son una mente un único sustrato. Puedes realizar varias mezclas y hacer que el bienestar de tu planta sea mejor si lo mezclas con akadama y otros pequeños sustratos. Esto hará que tanto el suelo como las ramas del bonsai se fortalezcan además de que favorezcan la oxigenación de sus raíces.

Especial para plantas acidófilas

Muchas veces las plantas deben de crecer en un entorno que no es el suyo. Por este motivo, la akadama puede servir para facilitar el desarrollo de la planta.

patio en Japón de bonsáis

¿Qué otros usos le puedes dar a la akadama?

Se puede usar la akdama para el cultivo de bonsái en especial, aunque se pueden usar como un sustrato neutro para otras plantas.

¿Se pueden usar otros sustratos alternativos para el bonsái que no sea akadama?

Si estabas pensando en usar una alternativa a la akdama, la puedes encontrar de forma simple sí consigues un sustrato básico, que sea de origen volcánico. Lo puedes encontrar en tejas o ladrillos, por ejemplo. Además, estos compuestos tienen una generosa base de arcilla. La arcilla es un buen sustrato para ayudar a mantener la humedad del suelo del bonsái.

¿Cómo hacer un sustrato para bonsái?

Los componentes más importantes para el bonsái son la akdama, la roca de origen volcánica, la grava fina o la madera orgánica entre otros.

Puedes crear tu propia base de sustrato con los componentes que hemos mencionado anteriormente, ya que puede ser muy interesante para alargar la vida de tu pequeño árbol. Ten cn cuenta que los bonsáis son muy caros, aunque son fáciles de mantener.

Conclusión

Si estabas pensando en comprar un bonsái o ya tienes uno, usar akadama puede ser una opción perfecta para aquellas personas que quieren alargar la vida de esta pequeña planta.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.