¿Por qué Plutón ya no es un Planeta? Conócelo Aquí

Desde el 24 de Agosto de 2006, Plutón descendió de su categoría de planeta de nuestro sistema solar y se convirtió en un planeta enano, dejando de ser el noveno de los cuerpos celestes. ¿Porqué Plutón no es un planeta? Para explicar esto mejor, le invitamos a leer este articulo y enterarse de lo que le ocurrió a Plutón.

porque-pluton-no-es-un-planeta-1

Planeta X

Tenemos que llegar hasta mediados del siglo XIX, momento en que el astrónomo Urbain Le Verrier logró predecir la ubicación del planeta Neptuno, partiendo de unas irregularidades y perturbaciones que pudieron observarse en el planeta Urano. En un lapso posterior, los científicos infirieron como conclusión que la razón de las perturbaciones observadas podía ser la existencia de otro planeta que estuviera ejerciendo cierta influencia en la órbita de Urano y lo bautizaron con el nombre de Planeta X.

Percival Lowell 1904

Casi al final del siglo XIX, el científico Percival Lowell creó, en el año 1894, el Observatorio Lowell, en Flagstaff, Arizona. Lowell era, además de un filántropo y astrónomo aficionado, una persona sumamente reflexiva y organizada. Debido a esos rasgos especialmente metódicos de su forma de ser, sin cansarse ni rendirse, pudo llegar a  descubrir el planeta Plutón. Pero, lamentablemente, falleció sin saber que lo había descubierto.

El método para descubrir planetas

La metodología que se utiliza para poder describir cuerpos celestes como el bautizado Planeta X u otros objetos que se trasladan en el interior tomando en cuenta Cómo se Formó el Sistema Solar, es muy fácil de seguir, sólo se requiere tener mucha paciencia y constancia. Es sencillo aprender que los cuerpos celestes que hacen su movimiento orbital entorno a nuestra estrella, el Sol, deben tener un movimiento aparente si los comparamos con las estrellas que están en el fondo del universo.

Por esa razón, si logramos efectuar fotografías espaciadas, esto es, separadas por un lapso de tiempo determinado, dirigiendo el objetivo hacia el mismo campo de Estrellas del fondo del universo, se podrá ver en ellas que las estrella se mantendrán fijas, mientras que los cuerpos celestes que tienen una trayectoria orbital alrededor del Sol, razón por la cual se encuentran más allegados a nosotros, deben moverse y ese movimiento sería perceptible entre fotografía y fotografía.

Es este método, con mucha paciencia, ha permitido que en una secuencia de fotografías tomadas entre ciertos lapsos de tiempo, se hayan descubierto muchos cuerpos celestes, como es el caso de Eris.

Microscopio de Parpadeo

Pero, el método es aún más refinado, porque no basta con tener las fotografías, sino que las mismas se comparan en un instrumento que ha sido denominado microscopio de parpadeo. Por medio de este artefacto se pueden observar dos imágenes de forma alternativa y se pueden encontrar modificaciones muy sutiles. Fue utilizando este método que, el 18 de Febrero de 1930 Clyde William Tombaugh logró descubrir la existencia del planeta Plutón.

porque-plutón-no-es-un-planeta-2

El Volumen de Plutón

El volumen de la masa de Plutón ha sido objeto de revisión, prácticamente desde que fue descubierto. Las primeras estimaciones se hicieron considerando las fluctuaciones y perturbaciones observadas en Urano y Neptuno, llegando a decirse en 1931, que Plutón tenía un volumen parecido al de la Tierra.

Luego, en el año 1948, una nueva estimación la redujo al mismo tamaño que la de Marte. En 1975, Dale Cruikshank, Carl Pilcher y David Morrison, científicos de la Universidad de Hawaii, pudieron calcular por primera vez su albedo y encontraron que coincidía con el del hielo de metano, concluyendo que Plutón tenía que ser bastante luminoso y que no podría tener más del 1% de la masa de la Tierra.

Luego se pudo comprobar que el albedo de Plutón es de  entre 1,4 a 1,9 veces el de la Tierra, probablemente ese sea uno de los estudios que empezó el cuestionamiento de porqué Plutón no es un planeta

El descubridor de Plutón

Clyde W. Tombaugh en 1930 era un joven investigador, al que le fue encomendada la asignación de tratar de encontrar el cuerpo celeste que había sido bautizado como el Planeta X. Para poder llevar a cabo la tarea que le asignaron, tuvo a su mano un astrógrafo de 13 pulgadas, con el que se podían efectuar fotografías de la misma sección de los cielos pero con varios días de intervalo. Posteriormente, analizaba las imágenes obtenidas por medio del microscopio de parpadeo.

De esa forma, Tombaugh pudo hacer un experimento de comparación entre sus fotografías y las imágenes que había obtenido Lowell y pudo concluir que Lowell ya había logrado obtener imágenes de Plutón.

Los primeros días planetarios de Plutón

Los días en los que Plutón era considerado un planeta, aún son recordados con afecto. Muchas décadas fue muy estimador por tratarse del planeta con menor tamaño en nuestro sistema solar y también, el que se encontraba más lejos del sol. Su tamaño es sólo la mitad del ancho de una nación como los Estados Unidos de América y está situado en una zona muy alejada del sistema solar que ha recibido el nombre de Cinturón de Kuiper, siendo necesario valerse de un telescopio para poder observarlo.

Otra de las razones por las cuales se le tenía mucho aprecio era que se trataba del único planeta que había sido descubierto por un observatorio situado en los Estados Unidos.

Su descubrimiento data del año 1930, cuando el astrónomo Clyde Tombaugh, en el Observatorio Lowell de Arizona, que recibió ese nombre en honor al respetado astrónomo estadounidense Percival Lowell, quien lo fundó, aunque este científico creía que los marcianos cavaron los canales encontrados en la superficie de Plutón. Aunque Tombaugh llegó a la conclusión de que el verdadero descubridor había sido Lowell.

Su enorme distancia hasta el Sol y a la Tierra, junto con su pequeño tamaño, le impide que pueda brillar más allá de la escala de magnitud 13,8 cuando se encuentra en la mejor posición de su perihelio, razón por la que sólo puede ser observado por medio de telescopios, a partir de los 200 mm de abertura, fotográficamente o con cámara CCD. Otro argumento de Porqué Plutón no es un planeta.

Incluso en esos buenos momentos se nos aparece como astro puntual que tiene un aspecto estelar, de un amarillo desgastado, sin características especiales o distintivas, aunque su diámetro aparente es inferior a 0,1 segundos de arco. Se tuvo que esperar hasta el año 2015, momento en el cual la sonda espacial New Horizons, en su trayectoria pasó sobre Plutón y se les permitió a los científicos apreciar por primera vez de manera nítida su verdadero aspecto.

El nombre de Plutón

Por supuesto que el descubrimiento de un nuevo planeta dentro de nuestro sistema solar fue una gran noticia, que recorrió el mundo entero a gran velocidad y todos los astrónomos y aficionados comenzaron a enviar propuestas de nombres al observatorio Lowell, entre las que se encontraba Plutón.

porque-plutón-no-es-un-planeta-3

El 14 de Marzo de 1930, Falconer Madan, quien se desempeñaba en el puesto de bibliotecario en la biblioteca Bodleian de la Universidad de Oxford, le refirió a su nieta Venetia Burney sobre el hallazgo y la joven sugirió el nombre de Plutón, que era en la mitología romana el dios del inframundo.

La historia detrás del nombre de Plutón también es famosa.

Fue propuesto por una niña de 11 años, Venetia Burney, que vivía en Inglaterra, y estaba interesada en la mitología romana y tuvo la idea bautizar a este nuevo planeta que era helado, con el nombre del intrigante dios del inframundo. Su abuelo le llevó la sugerencia a un miembro de la Royal Astronomical Society del Reino Unido, quién la hizo llegar hasta sus colegas estadounidenses en el Observatorio Lowell.

El planeta recién descubierto, cuya órbita se extiende a más allá de los 4.828 millones de kilómetros del sol, sería conocido también como el Rey del Cinturón de Kuiper.

La Votación y sus razones

Con todas las propuestas llegadas, en el Observatorio Lowell tuvo que realizarse una votación para que se escogiera entre Minerva, Cronos y Plutón. Finalmente el nombre Plutón obtuvo todos los votos, entre otras razones, porque las dos primeras letras del nombre (PL) coincidían con las iniciales de su fundador, el señor Percival Lowell. Por esa razón también, el símbolo de este planeta es un P y una L.

Plutón como planeta enano y la definición de la UAI

Pero el 24 de Agosto de 2006, la Unión Astronómica Internacional hizo una redefinición del concepto de lo que debe entenderse por un Planeta. Ello llevó a considerar porqué Plutón no es un planeta. A partir de ese momento, para que un objeto celeste pueda ser calificado como un planeta, tiene que cumplir los siguientes requisitos:

porque-plutón-no-es-un-planeta-4

Tratarse de un cuerpo celeste que se encuentre en movimiento orbital alrededor del Sol.

Tener suficiente masa para que la fuerza gravitatoria que emana de él supere la fuerza de un cuerpo rígido de forma que llegue a adoptar un equilibrio hidrostático, con forma de esfera.

Tiene que haber logrado barrer de objetos las adyacencias de su órbita.

Resulta que Plutón cumple todos los requisitos, excepto el tercero, razón por la cual cayó de su posición de noveno planeta del sistema solar, a ser considerado hoy dentro de la categoría de los Planetas Enanos.

¿Cómo se ve Plutón?

La misión de la sonda espacial New Horizons tardó alrededor de 9 años y tuvo que recorrer más de 3.000 millones de kilómetros para poder llegar hasta Plutón, en dónde recogió datos fundamentales, información y muchas imágenes, que según los científicos iban a explicar porqué Plutón no es un planeta.

En imágenes de alta resolución, que pudieron ser tomadas por la sonda espacial New Horizons de la NASA se puede observar que la superficie de Plutón disfruta de una notable gama de colores sutiles. Estas nuevas imágenes de Plutón han dejado estupefactos a los investigadores planetarios porque ha podido fotografiarse la atmósfera del pequeño mundo, retroiluminada por el sol.

Cuando la Nasa logró publicar las imágenes más claras que se habían obtenido hasta el momento de la superficie de Plutón, se pudo observar que exhibían una costa montañosa de lo que se conoce con el nombre de Sputnik Planum, pudiendo ser vistas de manera muy hermosa las montañas que lo bordean.

Cráteres

También fue posible observar que Plutón tenía muchos cráteres, en particular uno que tiene unos 250 kilómetros de ancho, mostrándose también señales de que la erosión y en sistema de fallas que pueden ser de origen geológico ha logrado detallar la superficie de Plutón convirtiéndola en tierras rugosas y baldías.

Se ha podido descubrir que el satélite más grande de Plutón es la luna Charón, que ha podido ser fotografiada gracias a los contrastes azules, rojos e infrarrojos de los equipos de la sonda New Horizons, el 14 de julio de 2015, pudiendo constarse cuáles son sus características, que son muy distintas de las que muestra la superficie del planeta.

Superficie

Otra de las características de Plutón que pudo ser observada en las imágenes tomadas por la sonda espacial New Horizons es la variedad de texturas que presente su superficie, incluyendo lo que ha sido llamado por la NASA montañas que han sido moldeadas con texturas muy extrañas. Normalmente las denominan a estas montañas de manera informal como Tártaro Dorsa.

También ha sido posible observar en esas imágenes que Plutón cuenta con grandes llanuras glaciales, que han recibido el apodo de Sputnik Planum. Al respecto, los investigadores han dicho que lo que en las fotografías aparece como montañas, en realidad podrían ser inmensos conjuntos de agua congelada, que se encuentran suspendidos encima de nitrógeno congelado.

Estas son algunas de las conclusiones a las que se ha llegado luego de examinar las imágenes tomadas cuando la sonda pasó más cerca de la superficie de Plutón, a unos 80.467 km de la misma, el 14 de julio de 2015.

Lo cierto es que ha sido posible conjeturar que existe mucha variedad en la superficie de este planeta. Llanuras, montañas, cráteres y lo que aparentemente podrían ser unas dunas. Los detalles más pequeños en las imágenes tienen una anchura de aproximadamente 0.8 kilómetros. También se ha concluido que el área de los cráteres es antigua, aunque la zona de los llanos planos congelados es de reciente data, según los científicos.

Satélites

No sólo se pudo fotografiar a Charón, sino que también pudieron obtenerse imágenes de Caronte, que es el satélite más grande que orbita a Plutón, encontrando que el área del polo norte de Caronte es extremadamente oscura y tiene una cadena de simas más profunda que el Gran Cañón, en Colorado.

Otra revelación de las fotografías tomadas por la sonda espacial New Horizons es que Plutón tiene una formación que presenta el aspecto de un corazón, y ha sido bautizada transitoriamente con el nombre de Tombaugh Regio, en donde se observa una gran zona de llanos sin cráteres que pareciera datar de, apenas, 100 millones de años de antigüedad. Igualmente represento una enorme sorpresa para los científicos observar que cerca de la línea ecuatorial de Plutón existe una joven cadena montañosa.

Gracias a que se pudo realizar un análisis de espectros mediante el aparato Ralph de la New Horizons, se ha podido establecer que en Plutón hay una gran cantidad de hielo de metano, aunque con grandes disparidades desde un lugar a otro de la superficie congelada de Plutón.

Y luego hubo ocho

El camino se torció para Plutón en el año 2006, cuando la IAU redefinió el concepto y las características que debe tener un cuerpo celeste para ser considerado como un planeta y la razón por la cual Plutón no cumplió los requisitos es que su Órbita se superpone a la del planeta Neptuno.

Por ello, la IAU lo reclasificó como un planeta enano, pero también lo bautizó como un objeto transneptuniano, lo cual fue considerado como despectivo y trajo consigo la ira de los fans de los planetas pequeños y de internet en general.

Inicio del Debate

Para muchos fanáticos del espacio, porqué Plutón no es un planeta, o la degradación de la cual fue objeto Plutón los tomó por sorpresa. Pero en los círculos científicos del mundo académico astronómico, fue un debate que se inició tan sólo a pocas décadas de haber sido descubierto el planeta enano.

Ya en el 1992, los astrónomos del personal del observatorio de la Universidad de Hawái, en Mauna Kea, descubrieron la existencia de un pequeño cuerpo celeste helado ubicado un poco más alejado de la órbita de Neptuno. Recibió el nombre de Objeto del Cinturón de Kuiper 1992 QBI, y su descubrimiento tuvo como consecuencia que se pensara si Plutón pudiera ser tan sólo uno de los múltiples objetos similares a planetas que se encuentran en el Cinturón de Kuiper, esto es, porqué Plutón no es un planeta.

Pero el golpe demoledor tuvo lugar en el año de 2003, cuando el profesor del Instituto de Tecnología de California, Mike Brown, logró descubrir a Eris, un planeta enano que en realidad posee un poco más de masa que Plutón. Debido a ello, los científicos y astrónomos empezaron a especular que era posible que existieran más de estos pequeños cuerpos celestes orbitando en el espacio, porqué Plutón no es un planeta individualmente considerado.

Debido a su descubrimiento, al señor Brown se le conoce hoy como el hombre que mató a Plutón, debido a que, en vez de reconocer la condición de planeta a Eris y a todos los cuerpos celestes más grandes que Plutón, la IAU llegó a la decisión de desclasificar a Plutón como planeta y convertirlo en planetoide o planeta enano.

New Horizons relanza el viejo debate

Pero con la información que se obtuvo gracias a las imágenes y experimentos realizados por la sonda espacial New Horizons, la discusión sobre la reclasificación de Plutón continúa. Una de las conclusiones a las que se pudo llegar en el año 2015, debido a los resultados de las investigaciones hechas en la NASA, es que se pudo revelar que Plutón tiene mayor volumen del que los científicos pensaban en principio, aunque apoye la tesis de porqué Plutón no es un planeta.

También la NASA llegó a la conclusión de que, según la información que ha podido ser recopilada, por la sonda New Horizons, Plutón y sus satélites son mucho más complejos de lo que habría podido imaginarse, todo lo cual hizo que en los mundos científicos, académicos y profanos se especulara si Plutón podría recuperar su categoría de planeta.

Opiniones de Científicos Planetarios

Inclusive, un investigador de la talla de Alan Stern manifestó su disconformidad con la decisión adoptada por la IAU, afirmando que la razón por la cual Plutón fue degradado de su condición de planeta, es decir, el motivo porqué Plutón no es un planeta, era por su gran distancia hacia el Sol.

Llegó más allá, cuando afirmó que de poder hacerse un análisis de imágenes de la Tierra situada en una posición hipotética igual o parecida a la de Plutón, respecto al Sol, la Tierra también quedaría excluida del sistema solar.

En el año 2014, el Centro Harvard-Smithsoniano de Astrofísica también tuvo participación en la controversia. Luego de una reunión de expertos en relación con la definición de planeta, permitieron a la audiencia votar, y, como era de esperar, los asistentes dieron su apoyo al planeta Plutón, en contra de la teoría de porqué Plutón no es un planeta.

De otra parte, en el Instituto Espacial de la Universidad Central de la Florida, se comenzó una nueva investigación que tiene como base el argumento de que la degradación de Plutón a planeta enano por la IAU no podía ser considerada como válida.

En un comunicado el científico planetario Philip Metzger  opinó que el concepto de la IAU, en teoría, debería estar orientado hacia un objetivo esencial, que es la ciencia planetaria, pero el concepto de planeta  que existe es uno que nadie usa en sus investigaciones. Esto lo dijo en razón de que Metzger y su equipo hicieron un análisis de más de 200 años de investigación y sólo encontraron un estudio que utilizó el concepto estándar de limpieza de órbita que la IAU usó para degradar a Plutón.

Esto lo llevó a afirmar también que la nueva definición de la IAU es descuidada, agregando luego Metzger que la IAU no explicó lo que quisieron decir en su tercer requisito, esto es, qué es lo que significa despejar su órbita. Afirmó el científico que si se toma ese requisito de manera literal, entonces no existirían Planetas del Sistema Solar, porque ningún planeta realiza la función de despejar su órbita.

Demasiado genial para la escuela

Desde el momento en que Plutón descendió de su categoría de planeta, esto es, desde que se explicó porqué Plutón no es un planeta, empezaron las dificultades y los problemas, no sólo en el ámbito científico. De hecho nadie estaba preparado para el impacto que esa degradación causó.

En el ámbito académico causó un gran revuelo, y no nos referimos a las teorías y experimentos científicos, sino a algo más básico, porque en primer lugar provocó una ola de reimpresiones de libros de texto de las ciencias, en los que se explica a los estudiantes de este nuevo milenio que Plutón es un planeta enano.

Sin embargo, se ha demostrado que Plutón es el no planeta más interesante para aprender de la composición planetaria, hablando literalmente.

Se ha demostrado, gracias al viaje de la sonda New Horizons, que Plutón cuenta con una extensa capa de hielo, dunas que son hechas de hielo sólido de metano y picos y montañas cubiertas de nieve de metano, pero debido a su composición la nieve es roja (en lugar de ser de un color blanco esponjoso). Otro descubrimiento impactante es que Plutón tiene el glaciar más grande conocido del sistema solar.

De hecho, Plutón tiene unas temperaturas frías tan extremas, que son de alrededor de 204,4 grados Celsius bajo cero, y esa temperatura desciende aún más en la misma medida en que su órbita lo lleva a estar más alejado del sol, es decir, en su afelio. En líneas generales, Plutón se encuentra tan alejado del Sol que la luz de un día en Plutón se parece a la que proyecta una luna llena de noche en la Tierra.

Si lo observamos desde la superficie de Plutón, el Sol sencillamente nos parecerá una brillante estrella. Puede ser que la razón de que los científicos y los aficionados sigan intrigados por el cambio de categorización de Plutón 14 años después sea su innegable frialdad.

El científico planetario Alan Stern sostuvo en un comunicado emitido por la NASA que la recién descubierta complejidad del sistema de Plutón, desde su composición geológica hasta su sistema de lunas y atmósfera siempre se ha encontrado aún más allá de nuestros más salvajes sueños, ello, según este científico, debería bastar para echar a atrás la teoría de porqué Plutón no es un planeta. Y culminó diciendo que en todos los lugares a los que se ha podido recurrir encontramos que hay nuevos misterios.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.