Pólipos nasales, ¿qué son y cómo se tratan?

LL pólipos nasales

¿Qué son los pólipos nasales?, ¿por qué salen?, ¿qué consecuencias pueden traer.

Veamos en detenimiento en qué consisten los pólipos nasales y qué podemo hacer.

¿Qué es la poliposis nasal?

La poliposis nasal se podría definir como una enfermedad crónica de la mucosa nasal cuyas causas aún no se conocen del todo. Se asocia muy a menudo a enfermedades alérgicas, a intolerancias a algunos fármacos como el ácido acetilsalicílico o la penicilina y derivados y a alteraciones inmunitarias.

Hablamos de una patología inflamatoria crónica que afecta a toda la zona nariz-seno, caracterizada por un engrosamiento difuso o circunscrito de la mucosa nasal con obstrucción respiratoria y síntomas predominantemente mecánicos (dificultad para respirar por la nariz, disminución del olfato, dolor de cabeza).

Sin embargo, no debemos olvidar que la nariz, representa el «filtro» de todo el sistema respiratorio, juega un papel fundamental en el mantenimiento del «bienestar» de las vías respiratorias inferiores (tráquea, bronquios y pulmones) por lo que la presencia de poliposis nasal determina una serie de problemas que involucran a todos los distritos del sistema (sinusitis, bronquitis, asma).

¿Cuáles son las causas del problema?

La causa hay que buscarla en la inmunoflogosis, es decir, en la hipersensibilidad de las mucosas nasales en respuesta a estímulos específicos (alergias) o a «agresiones» de tipo químico, farmacológico, térmico, o a predisposiciones genéticas.

Según las últimasinvestigaciones, una anomalía en el metabolismo del ácido araquidónico (contenido en muchos alimentos) jugaría un papel importante en la patogenia de la poliposis nasal. Los pacientes afectados por la enfermedad deben evitar la ingesta de frutos secos, salmón, ostras, caviar y todos los aceites de semillas. El único aceite permitido es el aceite de oliva (incluso cuando se cocinan alimentos). También se supone que los pólipos nasales son el resultado final de un proceso inflamatorio de la mucosa nasal secundario a alteraciones en el sistema inmunológico.

La vía patogénica es aún prácticamente desconocida, tanto que el pólipo no representa la enfermedad, sino el “síntoma” más evidente de la misma.

¿Es posible prevenir la aparición de pólipos nasales? ¿Existen remedios que no sean quirúrgicos?

La prevención básica a menudo se complica por causas que no se pueden eliminar, como las condiciones ambientales o sensibilidades no específicas. Por tanto, sólo se pueden realizar terapias sintomáticas con tratamientos de cortisona o antihistamínicos que permitan mantener bajo control la patología, sin llegar nunca, por desgracia, a una solución definitiva.

Si por el contrario el origen es de carácter alérgico específico (ácaros, pólenes, mohos), se puede actuar directamente sobre la causa, mediante inmunoterapia, o bien una vacuna específica para desensibilizar al paciente.

¿Cuándo se opta por hacer una intervención quirúrgica?

Cuando la poliposis ha creado una obstrucción tan importante como para determinar un estadio inflamatorio crónico con formas bacterianas y complicaciones más o menos relevantes que van desde síntomas nasales (hiposmia o anosmia, cefalea, otitis) hasta síntomas broncopulmonares (asma y bronquitis obstructiva crónica).

En estas etapas, de hecho, las complicaciones a largo plazo son muy frecuentes. El estancamiento de las secreciones patológicas tiende a descender posteriormente e invadir las vías respiratorias inferiores – tráquea, bronquios y pulmones – provocando formas rino-bronquiales de diversa afectación clínica. Los casos severos también puede conducir a formas de bronquitis obstructiva crónica.

En estas situaciones se hace necesario prever una «recuperación» quirúrgica de las fosas nasales y senos paranasales, extirpando los pólipos y recreando así una correcta circulación de aire capaz de prevenir fenómenos bacterianos crónicos.

¿En qué consiste la intervención quirúrgica de pólipos nasales?

Para definirla se utiliza un acrónimo en inglés, FESS (Functional Endoscopic Sinus Surgery), es decir, cirugía endoscópica funcional de los senos paranasales. Que sea funcional significa en este caso que se debe tratar de causar el menor daño posible, sin alterar la estructura endonasal, ya que el epitelio de la mucosa nasal es muy delicado y su completa recuperación es fundamental para el bienestar del paciente.

Para proceder a la extracción se sigue un protocolo diagnóstico que consiste en la recogida de datos anamnésticos y en la realización de estudios clínico-instrumentales, análisis de sangre, pruebas de alergia, TAC y citología nasal, es decir, el examen celular de las mucosas y las membranas nasales. Todo para evaluar mejor la patología.

Antes de la operación también es necesario clasificar el estadio de la poliposis mediante una endoscopia, para evaluar el compromiso que pesa sobre las fosas nasales.

¿Es una intervención muy invasiva?

Entrando en los méritos del tratamiento quirúrgico, hoy en día está bastante estandarizado, y las nuevas tecnologías permiten minimizar la invasividad y las consecuencias. En la práctica se utilizan instrumentos microquirúrgicos, ópticas endoscópicas asociadas a equipos particulares capaces de aspirar el pólipo y eliminarlo.

poliposis

¿La intervención ayuda a solucionar el problema?

Desgraciadamente estamos hablando de una patología recidivante, por lo que muchas veces es necesario intervenir varias veces. Sin embargo, un abordaje como el que se utiliza hoy en día, encaminado a mantener las estructuras lo más intactas posible, limitando la formación de cicatrices, permite un abordaje quirúrgico más sencillo en caso de recidiva, redescubriendo una morfología y arquitectura nasal correctas.

¿Cómo es el curso postoperatorio? ¿Cuáles son los tiempos de recuperación?

Con este nuevo abordaje «endoscópico funcional», los tiempos de recuperación se han reducido significativamente. Además, en la fase postoperatoria podemos aprovechar la acción de los productos de acción local.

En este sentido, para acelerar los tiempos de recuperación es muy importante el papel que juega el ácido hialurónico de alto peso molecular, de 9 mg, con efectos de tipo cicatrizante que conducen a una reparación real de la mucosa y una rápida recuperación de los daños causados ​​por la intervención.

El paciente suele ser dado de alta en muy poco tiempo, incluso después de sólo una noche de hospitalización. Pero es importante que siga un seguimiento continuo (controles posteriores) que prevé durante unos 20 días una serie de medicamentos ambulatorios para la limpieza de las fosas nasales y eliminación de cualquier costra y secreciones.

¿Cuál es el papel del ácido hialurónico en caso de pólipos nasales?

El uso de ácido hialurónico al 0,3% mejora significativamente el manejo de la fase de recuperación. Tenemos protocolos de estudio en curso con el uso tanto de soluciones de nebulización nasal como de soluciones salinas simples isotónicas o hipertónicas.

Es de gran ayuda en la reducción de la formación de costras, en la aceleración de la cicatrización y en definitiva en la reducción de los tiempos de cicatrización. En concreto, se utilizan lavados nasales en los primeros días posteriores a la operación, y luego administraciones diarias en aerosol durante unos 20 días.

Aparte del aspecto temporal, las ventajas que se obtienen con el uso del ácido hialurónico son principalmente de carácter cualitativo.  Los pacientes están dando una respuesta subjetiva de elevado bienestar al uso de esta sustancia en curso postoperatorio.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.