Existen muchas especies a las que se les llama petirrojo, como el mirlo primavera u otras aves que como su nombre lo indica tienen el pecho rojo o naranja. Sin embargo, el petirrojo europeo será el protagonista de esta entrada para conocer su aspecto, su comportamiento, cómo se alimenta, cómo se reproduce, entre otras cosas.

cómo es el petirrojo europeo

Petirrojo europeo

Comúnmente se conoce a la erithacus rubecula como petirrojo o petirrojo europeo, de cualquier forma pertenece a la familia Muscicapidae y al orden Passeriformes (el orden que abarca más especies de aves que los demás, más de la mitad), es llamado petirrojo europeo porque su distribución a abarcado todo el continente europeo y es ahí donde se mantiene por todo el año. Sí viaja pero se mantiene en el norte de Europa y si se aleja un poco más de casa es para ir al noroeste del continente africano.

Esta especie es asociada al dios del trueno de la mitología nórdica: Thor, por ser un ave sagrada para esta deidad. Esto lo sumerge en una simbología dentro de la cultura británica que lo hace ser protagonista de cuentos y cantos que son escuchados por los niños. Eso en la antigüedad, aproximadamente desde la mitad del sigo 19 para acá esta ave es relacionada con la Navidad y puede verse su imagen en muchas tarjetas, postales y productos navideños que son enviados o utilizados en la época.

Esta relación con esta época de fiestas se debe a que los carteros de Inglaterra, Escocia y Gales (toda Gran Bretaña) que llevaban las cartas a su destino utilizaban un uniforme que tenía ojo en sus chaquetas, el petirrojo comenzó a aparecer en las tarjetas como emblema de los carteros que eran llamados «Robins». Para 2015 esta ave fue declarada como ave nacional aunque solo se trata de oficializar una votación que lo había propuesto como ave nacional años atrás.

Incluso en otros cuentos religiosos esta ave tiene presencia siendo relacionado con la compasión después de que se creyera que cantaba al oído de Jesús cuando éste se encontraba crucificado, en ese momento esta ave solo tenía en su cuerpo tonos marrones pero su pecho se volvió rojo por la sangre de Cristo que lo manchó. Otro cuento habla de que su pecho es de ese color por el fuego que lo quemó mientras llevaba agua a las almas que se encontraban en el purgatorio.

petirrojo europeo alimentación

Además de eso también representa la esperanza así como la paloma representa la paz, pero toda esta simbología y tradición en torno al ave no ha impedido que sea cazada y comida, muchas personas que lo han hecho indican que su cae es tierna y la asemejan con la del pizón que es agradable al paladar.

Su presencia cultural no solo se queda ahí, varias instituciones y organizaciones utilizan la imagen de esta ave para representar sus clubes y mantienen los colores rojos y blancos para hacer juego. En el deporte hay varias organizaciones que lo tomaron como emblema porque esta ave también es símbolo de agilidad. También ha sido inspiración para poetas y ha aparecido en sus obras.

En Bélgica la organización de protección de aves LRBPO lo tiene como parte de su logotipo y en Francia fue utilizado para el sello postal. Esta ave desde que fue mencionada por primera vez en 1758 ha formado parte de las tradiciones de varios países de Europa. Anteriormente el género al que pertenece incluía a otras aves que también son llamadas petirrojos pero sus diferencias los separaron en géneros y familias distintas.

Para crear su nombre el petirrojo hembra y el macho fueron analizados y su pecho naranja hizo que se les llamara petirrojo. Sin embargo, esta ave cuando era mantenida en cautiverio era llamada por nombres humanos como Robin, Robinet, Robert y Ruddock. En la literatura no era llamado petirrojo europeo sino petirrojo inglés y también se hacía menciones de otros como petirrojo francés, italiano, español o alemán que eran aves que tenían otros colores.

Realmente ha sido llamado de varias formas pero el petirrojo siempre ha sido algo común en las denominaciones, así como el género Erithacus al que pertenece junto con el Ruiseñor y otras especies.

Subespecies

En cuanto a las subespecies de esta ave se han descubierto nueve de ellas en diferentes lugares del continente:

  • Erithacus rubecula balcanicus: Esta subespecie fue vista en la península de los Balcanes y se mantiene todo el año en Turquía occidental.
  • Erithacus rubecula hyrcanus: Se mantienen en el norte de Irán y también han sido vistos en el sur del Cáucaso, estos petirrojos tienen gran tamaño y son un poco diferentes de las otras subespecies a mencionar.
  • Erithacus rubecula melophilus: Las islas británicas son el hogar de este tipo de petirrojos y también en el norte de Europa específicamente en Escandinavia.
  • Erithacus rubecula rubecula: Se encuentra en Marruecos (en el noroeste), en la región de Azores, en las islas Madeira y Canarias, en cuanto a las islas donde habita todo el años se encuentran: El Hierra, la Palma y la Gomera. Esta es la especie principal o nominal.
  • Erithacus rubecula superbus: Puede ser encontrada en Tenerife (isla de Canarias).
  • Erithacus rubecula marionaie: Fue vista por primera vez en las islas de la Gran Canaria y actualmente sigue habitando ahí.
  • Erithacus rubecula tataricus: En el continente asiático se pueden ver petirrojos de gran tamaño y muchos colores pertenecientes a esta subespecie, específicamente en Siberia Occidental.
  • Erithacus rubecula valens: Volviendo a Europa en una de sus penínsulas llamada Crimea se encuentran numerables petirrojos valens que también son grandes como los tataricus y los hyrcanus.
  • Erithacus rubecula witherbyi: Finalmente los petirrojos witherbyi que tienen alas más pequeñas que las demás subespecies, pueden ser vistos en el sur de España y en otros lugares como Marruecos, Argelia, Cerdeña, África (al noroeste), entre otros.

subespecies del petirrrojo europeo

Todos ellos se mantienen en poblaciones relativamente pequeñas y por los lugares en los que son vistos se denominan de una forma u otra. Aunque algunos son significativamente más grandes que otros todos tienen en común el pecho en tonos rojos o naranjas.

Se ha indicado que otras especies de aves también son llamadas petirrojos, una de ellas es el petirrojo americano que se denomina Turdus migratorius. Ellos se distinguen en su tamaño pero su pecho naranja los asemeja tanto que científicos los relacionan demasiado. Los petirrojos americanos viven en el Reino Unido y otros petirrojos como los zorzales de Turdus viven en Sudamérica y América Central. De cualquier forma aunque se parezcan mucho no son consideradas subespecies realmente.

Petirrojo de las Canarias

De las subespecies mencionadas la marionae y la superbus son las que más se diferencian de las demás (además del petirrojo hyrcanus), estas dos subespecies se distinguen mucho de las otras siete porque ellas tienen un borde blanco alrededor de su ojo, el color rojo o naranja de su pecho tiene mucha más intensidad que la de otras subespecies y el rojo de esa zona es separado por el marrón del resto de su cuerpo con una línea gris, además de eso tienen blanco en la parte de su vientre y es muy llamativo.

Estas aves como se indicó se encuentran en Tenerife y Gran Canarias, ahí se han mantenido por muchos 2 millones de años aproximadamente y al comienzo de ese tiempo ya eran distintos de los demás petirrojos europeos, esta diferenciación de su aspecto se atribuye a su migración a estas islas. Incluso entre las dos subespecies se busca identificar cuál de ellas es mucho más distinta de las demás.

Los petirrojos marionae y superbus son considerablemente más grandes que los llamados Erithacus rubecula witherbyi, pero los de Gran Canaria tienen las alas un poco más cortas que las que se ubican en Tenerige y mucho más jóvenes que ellas.

El petirrojo y los campos electromagnéticos

Algo bastante peculiar de esta especie de aves es su instinto que parece permitirles sentir el campo magnético del planeta, otras aves también tienen ese instinto o como es llamado «brújula interna» que permite que sobrevivan en la noche, sobre todo aquellas que migran en estos momentos del día. Los petirrojos son una de esas aves migratorias nocturnas aunque son consideradas como diurnas, por eso es de mucha utilidad esa sensibilidad al campo magnético y su visión.

Cuando se encuentran cerca de campos electromagnéticos suelen desorientarse, un ejemplo de ellos son los que emiten los equipos de radio y de vigilancia. Se han realizado varios experimentos para observar el comportamiento en torno a la orientación de estas aves cuando están en jaulas cerca del suelo o lejos de él.

Características

La cabeza, la cara y el pecho de estas aves es anaranjado más que rojo, cuando son jóvenes no tienen el pecho realmente naranja sino que son marrones y tienen algunas plumas naranjas o rojas, en el vientre tienen un color blanco llamativo y sus patas son marrones, su pico al igual que sus ojos son negros. Algunas características son:

  • Su cuerpo es redondo y tiene patas largas, ojos negros y gris azulado en el cuello, espala y parte baja del pecho.
  • Pesa entre 16 y 22 gramos y mide entre 12,5 y 14.0 centímetros por lo que es un ave pequeña.
  • Algunos pueden ser marrones y blanco con manchas naranja pero estas pueden desaparecer con el tiempo.

Comportamiento

El petirrojo es un ave considerada diurna aunque suele migrar solo de noche y cazar en las noche donde la luz de la luna o de aparatos eléctricos le permita ver mucho mejor. En el día están también activos pero en estos dos aspectos es considerada también nocturna, en la caza contra otras aves ellos gozan de más cautela que otros pájaros pequeños y no parecen temer a animales como los jabalís y otras especies que buscan sus alimentos en la tierra.

Sin embargo, el petirrojo europeo aunque es cauteloso también es extremadamente agresivo cuando se trata de una lucha territorial, pueden matar con ferocidad a los machos que deseen ocupar sus territorios. No solo para defender su hogar se vuelven agresivos, parece gustarlas atacar aves que son más pequeñas sin razón o a sí mismos cuando se ven en superficies que reflejan su imagen. Esto último se ha visto con frecuencia y es lo que ha producido que muchos de ellos mueran cuando son adultos.

En cuanto a su reacción frente a los humanos el petirrojo europeo no parece ser muy asustadizo y se le ha visto cómo ve con atención cuando hombres excavan la tierra, ellas para encontrar lombrices excavan también.

Es por eso que es relacionada con los jardineros por su trabajo en la tierra y entre esos trabajadores y estas aves también hay una relación tradicional. Además de eso los petirrojos se ven mucho en jardines (casi todos los de Europa de hecho) porque son sus lugares preferidos para encontrar su alimento, es entendible porque ahí se encuentran los gusanos de harina o las lombrices de tierra que forman parte de su dieta.

Suelen mantenerse casi todo el año en casa porque realmente no resisten las temperaturas muy bajas, por lo que son consideradas como aves caseras que se mantienen ahí para alimentarse y no morir, sabiendo que su mortalidad en grandes cantidades es producto de varios factores. Durante su estadía en casa se entretienen viendo a los jardineros arar la tierra, defendiendo agresivamente su territorio y buscando alimento para tener su reserva para el invierno.

No solo los petirrojos europeos machos son los que defienden con ferocidad su territorio, también las hembras se encargan de esto porque como son aves tan familiares no pueden estar mucho tiempo sin territorio. Otra causa de muerte es la falta de territorio, por lo que esto explica la agresividad y energía con la que defienden su hogar.

Cuando no se encuentran defendiendo su territorio suelen pasear por los jardines de las grandes ciudades y las pequeñas donde el invierno, en cambio durante el verano ellos suelen estar en los bosques, setos y en los lugares donde haya maleza densa. Sus lugares preferidos para dormir son las hiedras y los arbustos, aunque a veces arman sus nidos para pasar las noches cuando no están cazando. Hay ciertas ubicaciones de Europa donde estas aves se mantienen cerca de la presencia humana durante todo el año.

Sobre su esperanza de vida, hay un punto importante que es que durante su primer año en el mundo muchos de ellos mueren y por eso el promedio de vida es de 1 año y un poco más aproximadamente, sin embargo, en caso de que no mueran en ese tiempo ellos pueden alcanzar la edad de 19 años. Claramente deben mantenerse con un cuidado sobre los ambientes muy fríos porque no resisten las bajas temperaturas, además de eso otra causa de muerte es un parásito llamado «pulga de los páramos».

Alimentación

Se ha registrado que en las épocas de otoño e invierno estas aves suelen comer arañas y lombrices en mayor cantidad, así como trozos de frutas, semillas y bayas que las personas de Europa colocan al alcance de ellos. El resto del años ellos pueden comer gusanos de harina, semillas, nueves y comida que les dan los humanos, tales como las migas de pan, la mantequilla, la carne (muy grasosa), patatas, cacahuetes, pasas, insectos, avena, frutas y otras cosas. En general ellos suelen encontrar su alimento en el suelo.

Hábitat del pájaro petirrojo

Se ha mencionado anteriormente que el petirrojo europeo es una de las Aves que no vuelan por largos territorios para migrar todo el año, ellos habitan en gran partir del continente europeo desde Eurasia hasta Siberia Occidental, Argelia, Azores y Madeira. También habitan en Irlanda y ahí residen pero mayormente los que son machos, las hembras sí suelen viajar al sur cuando van a emigrar.

Los que viven en Escandinavia emigran a Europa occidental y a Gran Bretaña cuando se acerca el inverno, pero suelen migrar principalmente al norte de África cuando transcurre el mes de septiembre hasta abril. También suelen ir a Francia cuando es invierno. Se intentó que estas aves vivieran el Australia y ciudades de América del Norte, pero no sobrevivieron ninguna de las familias que fueron trasladadas.

Reproducción

Un petirrojo europeo macho puede mantenerse solo todo el invierno y el otoño, mantienen distancia de las hembras y ellas de ellos en esas épocas. La temporada de Reproducción en aves de esta especie inicia en marzo para los que habitan en Gran Bretaña o en Irlanda, cuando se mantienen en pareja ellos suelen buscar varios sitios para refugiarse y construir un nido. Ellos los construyen con hierba, hojas, plumas o musgo y los forran varias veces para que resista los cinco o seis huevos que ponen las hembras.

Estos huevos generalmente tienen un color blanco, beige o crema con manchas marrones y tonos rojos. De hecho cuando nacen tienen manchas marrones por todo su cuerpo y luego de que pasan tres meses comienzan a crecer sus plumas color naranja en la parte baja del mentón, hasta que esas plumas se extienden por todo el pecho y para cuando son adultos ya tienen su característico pecho rojo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here