¿Cuáles son las Partes de la Semilla?, Funciones y más

Hoy vamos a conocer sobre las partes de la semilla y sus funciones. Algo que debemos tener en cuenta es que, las semillas, son totalmente indispensable para que una planta pueda desarrollarse y crecer. Mientras exista una semilla, existirá una planta viable que, con las condiciones adecuadas terminará por germinarse.

¿Origen de la semilla?

Las semillas, son el resultado de milenios de evolución. Desde hace muchos años, las plantas han tenido que recorrer un largo y difícil camino, específicamente, llevan unos 299 millones de años realizando esta trayectoria, desde la Era Pérmica.

Fue durante ese período que comenzaron a nacer, los que ahora se conocen como las plantas “modernas”, pues antes de ellas, solo existían las que se reproducían por medio de las esporas, un ejemplo de ello son los hongos y los helechos, sin embargo, ahora venían los nuevos vegetales que, poseían un órganos mucho más avanzado y que dentro de sí se encontraba un verdadero tesoro; el embrión vegetal.

¿Cuáles son las partes de la semilla y sus funciones?

La semilla y sus partes deben de contar con una función específica la cual es indispensable para el desarrollo de la misma. Vamos a conocer cada una de estas partes y las funciones que las mismas deben cumplir para que una semilla pueda desarrollarse y finalmente crecer como planta:

Embrión 

Como el mimo nombre hace referencia, el embrión es la nueva planta que crecerá pero que, en ese estado o etapa, aún se encuentra siendo contenida dentro de la semilla. Esta pequeña planta posee un tamaño bastante reducido y en ese momento se encuentra “dormida”, sin embargo, debemos conocer que la misma está compuesta por:

  • Radícula: esta parte posee la primera raíz que poseerá el embrión antes de su desarrollo. Cuando comienza el geminado, de la radícula, comenzarán a crecer otras raíces secundarias y algunos pelillos los cuales cumplirán con la tarea de mejorar la absorción de los nutrientes necesarios para la alimentación de la planta.
  • Plúmula: esta parte del embrión es la yema que se encuentra colocada de forma opuesta a la radícula.
  • Hipocotilo: es el espacio que se observa entre la plúmula y la radícula. Cuando la germinación comienza a hacerse presente, el hipocotilo pasa a ser el tallo de la planta.
  • Cotiledón: este componente que se encuentra en el embrión, será el que forme la primera o las dos primeras hojas de la planta que comenzará con el desarrollo. Las plantas pueden clasificarse según e número de cotiledones que tenga una semilla en el germinado de la planta. Esta clasificación se separa en monocotiledóneas y dicotiledóneas.

Partes de la semilla y el embrión

Endospermo 

Conocida también con el nombre de “albumen”, el endospermo es lo que la semilla mantiene reservado de su alimento, por lo general, el mimo está contenido de almidón.

Epispermo 

Es la cubierta que protege a la semilla de la inclemencia del clima, ya sea del frío, del calor o de los fuertes vientos. Cuando hablamos de las gimnospermas, las mismas, poseen una capa la cual se conoce como testa. No obstante, en el caso de las angiospermas, la misma en vez de una capa posee dos, la segunda es llamada tegumen y se encuentra localizada por debajo de la capa testa.

Cubierta 

La cubierta o tegumento, se trata de una capa considerada como una envoltura, la cual cumple la función de proteger el centro de la semilla y además realiza un intercambio de agua con el medio ambiente exterior.

Micrópilo 

Esta una de las partes más importantes de la semilla durante la fecundación de la misma. Además de esta función, el micrópilo también se encarga de dejar que agua ingrese a la semilla cuando la misma se encuentra es estado de germinación.

¿Qué es la germinación de la semilla?

Una semilla comienza a entrar en estado de germinación cuando se cumplen con las condiciones adecuadas, cuando existe una seguridad para que, la posible planta, pueda comenzar a desarrollarse y sobrevivir. Antes de que esto ocurra, la semilla se mantendrá en estado de reposo, de esta forma, esperará hasta el momento idóneo para comenzar a germinarse. Los requisitos necesarios para que la germinación comience, son el tener una temperatura y una humedad adecuada, la luz no es imprescindible.

Partes de la semilla y su germinación

SI deseas conocer Cómo crece una planta, te recomendamos que hagas germinar unas semillas en un frasco trasparente, de esa forma, podrás conocer cada una de sus etapas.

Condiciones para el geminado 

Los factores que intervienen en el proceso de germinación de una semilla pueden ser: extrínsecos, si los mismos son parte del medio ambiente natural; o intrínsecos, cuando estos forman parte de la misma estructura de la semilla.

  • Factores Extrínsecos: agua, temperatura, oxígeno, semillas completas.
  • Factores Intrínsecos: semillas maduras, sin lesiones mecánicas y químicas, capacidad de entrar en estado de germinación.

Tipos de semillas y su clasificación

La clasificación de las semillas se puede hacer de diferente manera. Hoy vamos a conocer algunas de ellas, especialmente las que son más conocidas y utilizadas:

Según su origen 

Este tipo de clasificación se puede dividir en:

  • Semillas angiospermas: este tipo de semillas derivan de plantas también angiospermas, esto quiere decir que, las mismas poseen flores y que en el interior de sus diferentes Tipos de frutos, los mismos, poseen semillas.
  • Semillas gimnospermas: al igual que el anterior, este tipo de semillas provienen de plantas que también fueron gimnospermas. Cuando hablamos de estas semillas, debemos saber que las mismas, no se encuentra dentro de frutos, sino que, son visibles en conos o en piñas.

Según la situación de sus sustancias de reserva 

Todas las semillas de las plantas, poseen cierta cantidad de sustancias de reserva, las mismas, se clasifican dependiendo del lugar donde esta reserva se encuentre localizada:

  • Semillas endospermadas: en este caso, la reserva se encuentra ubicada en el endospermo. Este tipo de semilla son muy conocidas por ser fáciles de germinar y además, porque las mismas son ideales para el consumo y para ser usadas como base para la creación de otros tipos de productos.
  • Semillas exendospermadas: cuando hablamos de este tipo de semillas, encontramos que, el endospermo de las mismas ha sido absorbido en su totalidad por el embrión dentro de la semillas, siendo así, la sustancia de reserva, quedará guardada dentro de una especie de estructura que se crea en el mismo embrión.
  • Semillas perispermadas: en este caso, la reserva se realiza dentro de un tejido que conocemos con el nombre de perispermo. Aunque este tipo de semillas también poseen un endorpermo, el mino es considerablemente mucho más pequeño, razón por la cual, se creó el perispermo para ayudar con el almacenaje.

Según la presencia de Tejido Nutricio

En relación a los criterios obtenidos, esta clasificación se puede dividir en:

  • Con albúmen: este tipo de semilla poseen un tejido nutricio que no depende de los cotiledones embrionarios, un ejemplo de este tipo de semillas son: la del arroz, maíz y cebolla.
  • Sin albúmen: en este caso, contrario al anterior, el tejido nutricio, conocido como endospermo, se encuentra ubicado al mismo nivel que el embrión, un ejemplo del mismo son: el pallas, arveja y frijol.

Según el número de cotiledones 

Cuando hablamos de esta clasificación, se puede observar que existen semillas que pueden ser monocotiledóneas, estas se llaman de esta forma por tener solo un cotiledón, también están las semillas dicotiledóneas las cuales poseen dos cotiledones. Esto se determina según su estado de conservación.

Ahora bien, en este tipo de circunstancias, las semillas se clasifican en ortodoxas, cuando las mismas presenta una gran durabilidad y son bastante resistentes a las diferentes condiciones en la que se ven expuestas. Caso contrario ocurre con las semillas recalcitrantes, las cuales, no tiene una larga duración i son demasiado resistentes a las condiciones a las que son expuestas, en este tipo de casos, lo recomendable es que, este tipo de semillas se siembren apenas se obtienen, de lo contrario serán inservibles.

Según sus frutos

En este tipo de clasificación, se toman en cuenta los frutos que la planta dará, aunque, cabe destacar que, esta es una clasificación poco usada debido a que son es del todo específica. Sin embargo, podemos decir que, tenemos plantas con: semillas de granos, pseudocereales o las leguminosas.

Ejemplos de algunas plantas que contienen semillas

Tomando en cuenta lo que anteriormente se ha dicho sobre la clasificación de las plantas con semillas, vamos a conocer algunos ejemplos de las mismas:

  • Semillas de granos: semillas de avena o arroz.
  • Semillas de pseudocereales: semilla de amaranto.
  • Semillas de legumbres: semillas de lenteja, alfalfa o habichuelas.
  • Semillas de angiospermas: semillas de manzano, de aguacate o de tomate.
  • Semillas de gimnospermas: semillas de pino, abeto o ciprés.
  • Semillas endospermadas: semillas de trigo, de cebada o de maíz.
  • Semillas exoendospermadas: semillas de cacahuete o de nuez.
  • Semillas perispermadas: semillas de remolacha o pimienta.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.