Las madres recurren a las oraciones ya que es la manera  más poderosa  que existe para crear  cambios determinantes  en las acciones y actitudes de los hijos. Aprenda cómo realizar una oración por lo niños, para que Dios le dé la sabiduría que necesita para corregirlos e instruirlos con amor.

Oración -por- los -niños 2

Oración por los niños

Para comenzar debemos escudriñar la Palabra de Dios para que ver que nos enseña. En el libro de los Proverbios, nos insta a formar a nuestros hijos con temor a Dios y en obediencia.

 Proverbios 22:6

Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

La crianza de un niño en la Palabra, nos evita muchos problemas. Un niño o un joven con temor a Dios difícilmente puede ser malcriado, pues cumplirá el mandato del Señor en honrar a su padres.

Efesios 6:2-4

2 “Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra”.

Te invitamos,  si estás pasando por una situación como esta, hacer la siguiente oración:

Padre en el nombre de Jesús, hoy me pongo delante de tu presencia para adorarte y alabar tu Nombre.

Recurro Señor en esta hora a ti para que perdones mis pecados y los de mi familia.

Lávanos en esta hora con la Sangre del Cordero de Dios.

Hoy, mi Señor clamo por mi hijo, que está malcriado, contestón, rebelde.

Te pido que me des la sabiduría y el entendimiento para corregirlo.

Bajo tu dirección sé que lo haré con sabiduría

En el nombre de Jesús.

Un niño malcriado

Podemos ver en las familias cristianas algunos hijos que son malcriados y es allí donde el poder de la oración toma cuerpo. Cuando oramos por un hijo,  por un sobrino, por un nieto, entre otros, es la manera más poderosa en que se puede luchar en contra de las artimañas de Satanás.

Oración -por- los -niños 3

Por lo general, existen diversos patrones o hábitos de conductas, que el niño va copiando mientras crece como resultado de la perversidad, como por ejemplo: la desobediencia, falta de respeto a los padres.  Veamos algunos rasgos.

Rasgos de un niño malcriado

Algunas conductas de los niños nos indican que están siendo malcriados. A continuación te haremos referencia a algunos de ellos:

No colabora en casa

Toda familia debe distribuir las tareas del hogar, pues es la forma de fomentar la unión familiar. Estos niños se niegan a colaborar en estas tareas, no recogen su cuarto, no limpian, entre otros.

Ataques de irritabilidad

Frecuentemente muestran ataques de soberbia, rabietas o como popularmente le decimos rabietas. No se detienen si están en casa o en público. Este es uno de los rasgos más evidentes de que es un niño malcriado.

Falta al respeto en público

Cuando están en la calle, en un centro comercial, de visita en otra casa, en la iglesia, estos niños suelen gritarles a los padres, inclusive llegan a pegarles. Cuando esto es consciente es otro rasgo de que este niño necesita corrección. Tal como lo advierte la Palabra de Dios.

Proverbios 29:15

“La vara y la reprensión dan sabiduría, pero el niño consentido avergüenza a su madre”.

Desobediencia

Estos niños suelen desobedecer las instrucciones que les dan sus padres o tutores. Como sus padres debemos hacer respetar nuestra autoridad. No debe ocurrir que jamás que como sus padres debemos rogarles para que cumplan con sus obligaciones y tareas.

Insatisfacción

Este tipo de niños nunca están satisfecho con lo que los padres le han dado. Siempre van a desear lo que los demás tienen, sin importarles el sacrificio que han hecho sus padres para darle lo que pueden.

Así como estos rasgos, podemos observar algunos otros. Si este es el caso de tu hijo o de algún ser amado, como cristianos debemos interceder para que Dios nos de la dirección.

 

Oración -por- los- niños 4

¿Qué hacer?

Ahora bien,  esta malcriadez proviene de la maldad que hay en nuestro corazón.  Es  la consecuencia de la indisciplina en los niños y jóvenes, por lo tanto, se debe orar en todo momento, unas horas,  algunos minutos y segundo por tus hijos, por los del mundo y verás la mano de Dios manifestarse  en sus vidas.

Nuestro amado y misericordioso Señor,  es el único con el poder para  guiar, cambiar y  alinear por la senda correcta, así que debemos  tener mucha fe y confianza en Él.  Por esta razón,  al orar todas las noches se debe pedir por cada aspecto que desees mejorar en tus hijos, ya que Dios siempre está atento a escuchar  todas  las súplicas, para demostrar que siempre puede  hacer cumplir su promesa, él desea  ver fortalecida tu seguridad, confianza y  sobre todo la fe, plena en él.

Al colocar la apreciada vida de  tus hijos, en las manos perfectas de Jesús, no quedará ninguna duda de las cosas maravillosas y extraordinarias que nunca hayas imaginado serán derramadas en nuestros hijos. Al consagrar cada paso que den nuestros hijos, cada ruta que sigan, nuestro Padre amoroso y celestial será su escudo y con la preciada sangre de Cristo serán sellados.

Escudriñemos las Escrituras para saber que nos insta el Señor hacer con nuestros hijos:

La Palabra de Dios nos insta a corregir a nuestros hijos. Esto significa sancionarlos ante una de estas conductas inapropiadas. Pero aclara que mientras haya esperanza; esto quiere decir antes de que nuestro hijo se extravíe por completo.

Proverbios 19:18

«Corrige a tu hijo en tanto hay esperanza».

El Señor nos advierte que la disciplina ante estos casos es una de las maneras de corregir a nuestros hijos. Sin embargo, la oración de intercesión por ellos no debe faltar.

Proverbios 23:13-14

“No rehúses corregir al muchacho; Porque si lo castigas con vara, no morirá. Lo castigarás con vara, Y librarás su alma del Seol”

Dios y nuestras oraciones

Dios siempre es fiel e incondicional, y lo que pretendas  ver en tus herederos lo verás, siempre y cuando te consagres  a servirle, y dárselos en sus  majestuosas alas para que Él forje su  perfecta voluntad con tus descendientes.

oracion-por-los-niños 5

Aquí  les dejo una oración maravillosa para  los niños  rebeldes en nombre de Jesucristo:

Señor, en nombre de Jesucristo, que dio la vida por todos nosotros, elevo mi voz hacia ti hoy.

Intercede para que todo mal se aleje del corazón de mi hijo, para que toda influencia negativa que lo pueda haber llevado a ir contra ti y contra sus padres, salga de él, así  como tú expulsaste al maligno del reino de los cielos, expulsa toda maldad del corazón de mi hijo.

Te ruego que los saques de la situación en la que están hoy, sácalos de los malos caminos y que encausen sus fuerzas por buenas causas, por ti y por lo divino.
Enséñales el camino por el que deben andar, ter ruego que te manifiestes en ellos, y te sirvan, con amor y obediencia.

Clamamos y suplicamos por el bienestar y la salvación de… (Decir los nombres del o los hijos) Dios nuestro: cautiva ahora a todos mis hijos,
cautívalos, manifiéstate a ellos, en el nombre de Jesús.

Bendícelos y bendíceme para siempre estar en ti.

Por los siglos de los siglos.Amén.

Se podrían sugerir   diversos  motivos por los cuales  debemos elevar una oraración por los niños, a continuación te proporcionamos  varios argumentos por las que todo grupo de oración o iglesia debería interceder:

  • Por resguardarla  integridad  mental y física.
  • Asimismo, por la abundancia del Espíritu en su vida.
  • Además, orar por un futuro próximo colmado  de recursos económicos para su  buen desarrollo en todos los aspectos de su vida.
  • Por una gran  familia temerosa de Dios que lo pueda enseñar en los caminos del evangelio.
  • Igualmente, para entregar completamente su vida a los pies de Cristo.
  • Asimismo, por el progreso,  los dones y ministerios que Dios decida concederle.
  • Para que en su momento pueda descubrir el propósito de  Dios para su vida y se encamine sabiamente y lo cumpla.
  • Finalmente, por sabiduría para que pueda discernir entre lo correcto y lo incorrecto

La oración por un niño  siempre será muy importante y se  traduce en la fe que puedas tener por nuestro Señor, por eso,  es el tiempo de confiar   nuevamente y tener muy claro  que Dios es más grande que  todo aquello que causa  tu preocupación.

Se puede poner  a prueba a Dios y dejar en sus manos cualquier situación, y en menos de lo que pienses, Él sabrá el preciso momento en que todo se colocara  a tu favor, Dios es muy bueno y  su misericordia es infinita y además  es para todo sus hijos. Así que  nunca dejemos de hacer oración por los niños y confiemos en dejar  aun lado el miedo; ya que Dios  nos ha proporcionado un espíritu de valentía, un espíritu lleno de paz y amor. Luego de tratar el tema de la oración por los niños malcriados, te recomendamos a ver el siguiente enlace Santa Cena Evangélica. Igualmente, te brindamos la oportunidad de ver el siguiente material audiovisual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here