Oración para después de comulgar

crsitiana rezando después de recibir el cuerpo de cristo

Me gustaría compartir contigo las oraciones que puedes usar después de comulgar. Ya que  es importante sentir a Dios después de cada comulgación. Por este motivo, muchas personas no saben cómo pueden orar después de este momento tan importante en el cual se recibe el cuerpo de Cristo.

Si quieres saber una oración para después de comulgar, a continuación, te propongo algunas que son fáciles de recordar.

¿Qué es una oración para después de comulgar?

Una oración para después de comulgar es aquella que puede orarse después de recibir el cuerpo de Cristo. No estás recibiendo un simple pedacito de pan. Cuando comulgas en la misa, estarás siendo parte de un sagrario vivo, ya que Jesús Cristo vive dentro de ti.

Al ser un sagrario vivo, debes de comportarte a la altura de las circunstancias. Tienes que honrar el nombre del señor y sentirte amado por Dios. Ya que cada pensamiento, acción o palabra que digas reflejará tu ser como cristiano.

Cuando comulgas y regresas a la banca de la Iglesia en la cual estabas orando, debes de pensar en ese momento y no distraerte. Es Jesús quien mora en tu alma en ese momento.

mujer recibiendo el cuerpo de cristo

Oraciones para después de comulgar más usadas en el Cristianismo

A continuación, te indico las oraciones que puedes usar después de recibir el Santo Cuerpo de Cristo.

Alma de Cristo

Recibe el cuerpo de Cristo con la oración del alma:

Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
¡Oh, buen Jesús!, óyeme.
Dentro de tus llagas, escóndeme.
No permitas que me aparte de Ti.
Del enemigo, defiéndeme.
En la hora de mi muerte, llámame.
Y mándame ir a Ti.
Para que con tus santos te alabe.
Por los siglos de los siglos. Amén.

 

hombre en misa esperando a recibir la comunión

Sagrado corazón

A continuación, te dejo la oración de Sagrado Corazón:

Corazón Sacratísimo de Jesús!
Yo te ofrezco por medio del Corazón Inmaculado de María
y de toda la corte celestial,
y en unión de todos los méritos
de tu Vida, Pasión y Muerte,
todos mis pensamientos, palabras y obras;

mis penas y sufrimientos,
mi cuerpo y mi alma.
Te lo ofrezco para darte,
según mis fuerzas,
el honor que Tú mereces,
en agradecimiento del amor que me tienes,
de todos los beneficios que me has concedido
y me piensas conceder,
para repararte de las blasfemias
y de tantas ofensas como recibes;

por el pronto advenimiento de tu reinado,
y en sufragio de las benditas ánimas del purgatorio.
Para mí, finalmente,
no te pido otra recompensa
que el servirte con fidelidad,
y el cumplimiento en mí
de las promesas a los consagrados
a tu Sagrado Corazón.

Perdóname los pecados que haya cometido,
ayúdame en adelante
a tener una vida de buen cristiano,
y alcánzame en la hora de la muerte
la gracia de la perseverancia final.
-Amén.

monja atendiendo la misa de los domingos

A Jesús crucificado

Esta hermosa oración es poco conocida, espero que te guste porque es muy fácil de recordar:

Mírame, ¡Oh mi amado y buen Jesús!, postrado en tu presencia: te ruego, con el mayor fervor, imprimas en mi corazón vivos sentimientos de fe, esperanza, caridad, verdadero dolor de mis pecados y firmísimo propósito de jamás ofenderte; mientras que yo, con el mayor afecto y compasión de que soy capaz, voy considerando y contemplando tus cinco llagas, teniendo presente lo que de Ti, ¡Oh buen Jesús!, dijo el profeta David: «Han taladrado mis manos y mis pies y se pueden contar todos mis huesos».

Otras oraciones más conocidas

También puedes rezar un simple Padre Nuestro, Ave María o Gloria si te sientes más cómodo.

¿Cuál es tu oración favorita?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.