En este artículo te presentamos la Novena a Santa Marta, la cual puedes realizar con mucha humildad y con la confianza que mediará para que sean atendidas todas tus súplicas, por cuanto en ella se destacan, las más hermosas virtudes sagradas y su convicción como seguidora del Mesías, fiel acompañante de la Dolorosa Madre Santísima, testigo de la resurrección y de las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo. Continúa leyendo porque es muy poderosa y milagrosa esta Novena.

NOVENA A SANTA MARTA

Novena a Santa Marta

Cuando tengas una imperiosa necesidad que agobia tu existir o el de los tuyos, ofrécele una novena a Santa Marta, acudiendo a su intercesión como fiel devota y seguidora del salvador.  Se trata de una serie de oraciones que se realizan durante nueve días seguidos, para alcanzar una gracia.

Oraciones para Todos los Días

Las palabras diarias que se pronuncian durante la novena a Santa Marta, comprenden un acto de arrepentimiento, realizar una plegaria de inicio, luego se ofrece una oración a la fiel seguidora del Señor y unas suplicas; seguido de las evocación de los hermosísimos gozos. Después, se realiza la lectura correspondiente del día y se culmina con la oración final.

Por la señal de la Santa Cruz…

Acto de Contrición

Lo primero que se hace para prepararte espiritualmente, es demostrar el más sincero y profundo arrepentimiento por las faltas cometidas de los preceptos sagrados dejados por el Señor, expresando lo siguiente:

Mi señor, Omnipresente, que siempre te tengo en mi alma, que nos salvaste a mí y a la humanidad, porque eres poderoso y te adoro más que nada, es una carga para mi espíritu haberte insultado, y no amarte; ofrezco mi vida, acciones y todo mi trabajo, con la plena confianza que me perdonarás y me darás la gracia de hacer cambios para continuar en tu santo servicio hasta el fin de mi vida.

Pido perdón mi amadísimo Señor, que por todo el dolor de tu madre sagrada y tu devota sierva Santa Marta, no pretendo volver a pecar con tu favor y ayuda. Amén.

NOVENA A SANTA MARTA

Oración Inicial para Todos los Días

Durante los nueves días que dura esta novena a Santa Marta, se ora inicialmente solicitando que te de confortamiento en tus preocupaciones y a su vez, resaltar las extraordinarias cualidades sagradas y para que siempre te guíe por el camino del bien.

Altísimo mi Señor, que llenaste a Santa Marta con tantas virtudes, que conociendo a tu hijo, el verdadero Mesías, practicando fielmente con alegría sus enseñanzas celestiales, llegó en poco tiempo a la santidad superior; te ruego, Señor, por los méritos del mismo Jesús, nuestro redentor y, por intercesión de la santa gloriosa, concédenos la ayuda que necesitamos para tener éxito en complacerte en todas las acciones de esta vida y luego disfrutar eternamente de tu presencia en la gloria que ahora merece realizar la gracia que pedimos en esta novena. Amén.

(Haga su petición…)

Rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

Oración a Santa Marta

A continuación, te presentamos una maravillosa oración a nuestra santa amada para que interceda por ti ante tus peticiones, la cual dice:

Santa Marta, tú que eras una mujer piadosa y estimada por Jesús, ya que eras sensible, virtuosa, humilde y honesta, que en tu propia casa lo recibiste y mostraste tu misericordia, esto consoló tu tristeza cuando tu hermano murió y lloraste amargamente pidiéndole al Señor el milagro de su resurrección después de tres días de su muerte y ante toda la gente asombrada así fue. Santa amada, te pido con todo mi ser que escuches mis súplicas y remedia mi aflicción. Amén.

Súplicas a Santa Marta

En esta parte de la novena, se le hace un rezo general suplicando su acompañamiento para que sean resueltas tus peticiones para vivir en armonía divina, diciendo las siguientes palabras:

NOVENA A SANTA MARTA

Omnipotente, padre de la bondad que has derramado tu inmensa gracia en la vida de la santa, quien personalmente reconoció a tu hijo querido como el verdadero Mesías, para quien fue su fiel devota y se humilló ante él, nuestro salvador; esta novena a Santa Marta, la hago con gran entusiasmo por su intercesión ante el Señor, para que me otorgue la ayuda de su misericordia de purificación, para lograr la solvencia de todos mis pecados  y demás necesidades (hacer la solicitud), en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor mío, que le dijiste a la santa que, es necesario servirte fervientemente, pero en su servicio la paz del corazón jamás debe perderse. Entonces divino salvador de nuestras almas, que nosotros a imitación de tu amada seguidora, aprovechemos esta maravillosa enseñanza para servirte con un amor completo.

Y con gran espíritu interior y que santifiquemos todas nuestras ocupaciones externas, para asegurar la salvación que es lo único que nos interesa, así lo esperamos conseguir por los ruegos de Santa Marta concédeme las peticiones que hago en esta novena si es para mi bien y eterna bienaventuranza. Amén.

Gozos a Santa Marta

A continuación, se presentan los gozos que se le dedican como devoción en esta novena a Santa Marta, que constituyen una práctica religiosa para exaltar su santidad.

Oh, maravillosa Santa Marta, media por mí en este favor que pido. Tú que tuviste una familia pudiente y decidiste servir al Mesías voluntariamente y con mucha humildad, dedicando tu vida a él con amor.

NOVENA A SANTA MARTA

Oh encantadora Santa Marta, tú que eres expresión amorosa y muy oficiosa cuando se hospedó mi Señor, el divino salvador. Oh gloriosa Santa Marta que le lloraste a Jesucristo amado, por la muerte de tu hermano Lázaro al que luego resucito.

Oh gloriosa Santa Marta, con tu misericordia divina proteges la existencia de todos los creyentes que en los valles de dolores imploran ya tu fervor. Oh gloriosa santa, hoy te llamamos angustiados tanto de noche como de día, al que ves afligido le das la cura pronto para el dolor.

Oh grandiosa Santa Marta, santa amada ante el dios de la bondad, todos lo que necesitan claridad al descansar de sus labores, en casas de desolación ya no hay techo ni hay amor. Oh gloriosa Santa Marta, que fuiste seguidora de las huellas de la cruz y en la vía más tortuosa distes consuelo, cuando estuviste con la madre dolorosa que las espinas le atravesaban su corazón.

Oración Final para Todos los Días

Una vez que se han pronunciado las palabras y oraciones de cada uno de los días, se debe hacer una oración final para la novena a Santa Marta, la cual es muy fácil de recitar y de aprender. A continuación, te enseñamos lo que debes decir en este magnifica plegaria:

Santa amada, ejemplo de castidad y paciencia, y demás virtudes cristianas, tú que estuviste presente en las tantas ocasiones cuando el Mesías pronunciaba sus extraordinarias palabras divinas, realizó muchos milagros, así como en los lamentables últimos momentos de nuestro redentor Jesús, aceptamos humildemente tu patrocinio y protección.

Te pedimos sinceramente con toda el alma, con la fe viva y ferviente que despierta y promueve en nuestros corazones, la sabia y vivificante doctrina de nuestro salvador, que nos alcanza la tranquilidad de la conciencia, causada por el cumplimiento de mis obligaciones morales y religiosas, así como para la felicidad y la prosperidad en nuestro hogar.

Amorosísima santa, sentí que tu presencia estaba conmigo en esta novena, muchas gracias por escucharme. Tengo fe en que me ayudarás con lo que te pido, porque todos los devotos que se acercan a ti para recibir cualquier favor si lo hace con fervor tendrán respuesta, gracias amable Marta.

Amada santa intercede ante el Señor, por la felicidad y la prosperidad de todos los seres que amamos, que logremos la paz y la armonía que la sociedad exige para su bienestar y que los creyentes de los mandatos divinos que, a través de Moisés, se revelaron al pueblo elegido para nuestro bien, logremos la gloria eterna reservada para los sosegados y humildes de corazón. Amén.

Que el grandioso Corazón de Jesús sea amado y bendecido en todo momento y en todo lugar. Y cada vez, sean más los devotos a ti, mi querida santa.

Rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

Lectura Propia para Cada Día

Una vez que hayas terminado cada una de las oraciones preparatorias que te enseñamos anteriormente, debes continuar recitando las palabras o lecturas que corresponden a cada día de la novena a Santa Marta en la que nos encontramos.

NOVENA A SANTA MARTA

Día Primero

Santa patrona y protectora nuestra, favorecida con las virtudes conforme a las enseñanzas de Jesús, y que aceptaste quedar virgen para ser esposa solamente de nuestro Señor, al cual serviste con esmero, renunciaste a las vanidades del mundo y te dedicaste a la soledad del retiro, con lo que llegaste en muy breve a la perfección evangélica; te suplico santa admirable, que por los auxilios de tu meditación vivamos todos con pureza y castidad en el alma y el cuerpo, para que así, nos hagamos dignos de la eterna bienaventuranza.

Te ruego seas intermediaria ante el Omnipresente, para que me otorgue el favor que solicito, si es para convenimiento y provecho de mi alma, y si no, tú como abogada mía endereza y rectifica mis pensamientos a mayor servicio del Supremo divino, y que unido al amor que siento por Jesús seremos fieles servidores de tu ejemplo, para la gloria de Altísimo. Amén.

Día Segundo

Amada Santa Marta, que al mismo tiempo que hacías pública ejemplar tu virtud, padecía tu corazón las mayores aflicciones y penas al ver que tu hermana mostraba vanidad mundana, y que por fin oyendo con amabilidad al hijo de del Omnipotente, los clamores y ruegos que Lázaro dirigió incesantemente a su merced por su salvación, se convirtió y te llenó de gozo y alegría inexplicables. Comunica piadosa santa, nuestros ruegos al Señor a favor de todos los pecadores.

Santa patrona y protectora nuestra, que seguiste al Nazareno, con tanta bondad y amor, asimismo quiero que colmes mi vida de amor divino por el Supremo, para realizar las tareas que nos ha encomendado y predicar su palabra en cualquier parte en el que me encuentre.

Te ruego hermosa santa que intercedas ante el Omnipresente, para que la maravillosa doctrina cumpla las enseñanzas para mi vida espiritual, ilumíname que mi servicio para el Señor nunca se pierda y aprendamos de su incondicional y sus enseñanzas.

También imploro santa mía, que intercedas, para que la majestad divina me conceda el favor particular que solicito si se ajusta al bien de mi alma, y si no como abogada mía endereza mis peticiones al mayor servicio del Todopoderoso logrando una conformidad meritoria con su santísima voluntad. Amén.

Día Tercero

Hermosa Santa Marta, que le dijiste al Señor en tu casa, que si hubiese llegado antes no estuviera sepultado tu pariente Lázaro, pero que confiabas que él lo podría resucitar, y así recompensó tu confianza amorosa al devolverle la vida. Te ruego pues dichosa santa que puedas moldearnos y disponer de todas nuestras penas ante el Altísimo, con fe, confianza y pureza, para que remedien nuestras necesidades.

También imploro santa mía, que intercedas, para que el Supremo me conceda el favor particular que solicito si es apropiado para el bien de mi alma, y si no como abogada mía rectifica mis peticiones al mayor servicio del Todopoderoso logrando una conformidad meritoria con su santísima voluntad. Amén.

Día Cuarto

Amada santa, que seguiste de cerca los pasos del Mesías, durante todo el trayecto de su pasión, sintiendo y lloraste amargamente todos los tormentos y duras e indignantes afrentas hasta verlo morir clavado en la cruz. Te suplico, oh dulce Santa, que a través de ti podamos alcanzar las gracias celestiales que debemos lograr para seguir con confianza los caminos del divino maestro y nuestro espíritu se afiance en la contemplación de su pasión dolorosa, para que de este modo consigamos algún día celebrar junto a él su gloria eterna.

También te suplico santa mía, que intercedas, para que el Omnipotente me conceda el favor particular que solicito, si es por el bien de mi alma, y si no como abogada mía rectifica mis peticiones al servicio más elevado del Altísimo, logrando una conformidad meritoria con su santísima voluntad. Amén.

https://www.youtube.com/watch?v=CgC16x6QTZo

Día Quinto

Santa seguidora del Mesías, que luego que los piadosos seguidores bajaron de la cruz al adorable cuerpo del salvador, y después de haber presenciado y acompañado con tus tristes lamentos y llantos el insondable dolor de la madre santísima al ver a su divino hijo muerto, la sangre derramada y desfigurado, en sus amorosos brazos, concurriste con María Magdalena y otras piadosas personas, a rendir a aquel sagrado cadáver los últimos honores, dándole decente sepultura con la mayor veneración.

Te suplico poderosa noble santa, nos alcances del Señor la gracia de que sentimos mucho dolor y arrepentimiento de nuestros pecados, aceptamos acompañar a Jesús y María digna y espiritualmente en sus dolores, para alabar y bendecir después sus misericordias en la patria celestial.

También te imploro santa mía, que intercedas, para que el Omnipotente me conceda el favor particular que solicito, si es por el bien de mi alma, y si no como abogada mía rectifica mis peticiones al servicio más elevado del Altísimo, logrando una conformidad meritoria con su santísima voluntad. Amén.

Día Sexto

Amada seguidora del Mesías, Santa mía, que después de sepultado nuestro redentor no te apartaste de su madre en su dolor, sino que la acompañaste en su soledad y aliviando cuanto era posible su tristeza y amargura, te mostraste más cercana a ella. Te suplico santa amable que por ser tan allegada a la reina celestial, llévale mi petición y con su amor divino atienda nuestro favor, para que amparados en su soberana protección, logremos la gloria eterna.

Querida santa, por la admirable perfección que has demostrado en tu humildad, te pedimos que medies por nosotros ante nuestro Señor, para que nos conceda tu virtud, que necesitamos en circunstancias difíciles, esperamos que, por tu coraje en esta gracia, un día podamos disfrutar la felicidad eterna, y también pedimos que logremos el respeto del Supremo, así como su amor, realicemos buenas obras y oraciones, y que cada día tengamos más paciencia y la sabiduría.

También te suplico santa mía, que intercedas, para que el Omnipotente me conceda el favor particular que solicito, si es por el bien de mi alma, y si no como abogada mía rectifica mis peticiones al servicio más elevado del Altísimo, logrando una conformidad meritoria con su santísima voluntad. Amén.

Día Séptimo

Santa patrona y protectora nuestra, que tuviste la gran dicha de estar entre las primeras personas que vieron al Señor después de su triunfante resurrección, y recibieron sus instrucciones antes de que subiera los cielos, y que en ningún momento te apartaste del lado de la madre santísima, y que recibiste del Espíritu Santo los dones en el Cenáculo. Te suplico amada santa, que por tu mediación nos hagamos dignos de la consoladora presencia de Jesús en nuestras almas, para que de sus abundantes gracias merezcamos alabarlo por toda la eternidad.

Te ruego seas intermediaria ante el Omnipresente, para que me otorgue el favor que solicito, si es para convenimiento y provecho de mi alma, y si no, tú como abogada mía endereza y rectifica mis pensamientos a mayor servicio del Supremo divino, y que unido al amor que siento por Jesús seremos fieles servidores de tu ejemplo, para la gloria de Altísimo. Amén.

Día Octavo

Santa Marta, patrona y protectora nuestra, que fuiste perseguida por los judíos, desterrada y enviada con otros fieles en un barco sin timón ni velas para que perecieran juntos, al estar expuestos al arbitrio y furia de los vientos y las olas del mar, pareciéndoles el mejor medio de deshacerse de una familia cuya presencia no podían sufrir, porque Lázaro era un milagro visible y un testimonio elocuente de la divinidad sagrada; pero fueron salvados por la intervención del Señor y llegaste a Marsella, donde anunciaste la fe de Jesucristo, convirtiendo a muchos y obrando grande maravillas.

Amable patrona, Santa Marta, que con tanto afecto has servido al Mesías y a la madre santísima y que ahora está en el cielo, pídeles que nos concedan la gracia de vivir bendecidos y que antes de que lleguen nuestras últimas lágrimas en esta vida, podamos manifestar un dolor perfecto por nuestros pecados y un amor sincero inmenso por el Supremo para estar de acuerdo con voluntad.

Te imploramos nos alcances la petición ante el Señor con constancia y firmeza, y que nos ayudes a aceptar las persecuciones, burlas y desprecio sin que dejemos de alabar y bendecir al Supremo. Amén.

Día Noveno

Amadísima Santa Marta, que movida por las grandes angustias de un poblado francés, por la presencia de un monstruoso dragón, al cual venciste armada con la santa cruz y agua bendita, lo arrastraste con el ceñidor y lo llevaste a la ciudad donde le dieron muerte.

Después te retiraste a un desierto con muchas doncellas que habías convertido y edificaste un monasterio donde viviste hasta el final, como ángeles y castas esposas del salvador; el cual queriendo premiar tus virtudes te reveló el día de tu dichosa muerte, como también el que tu hermana Magdalena gozaba ya en el cielo de su gloria. Luego ante la llegada de la hora de tu descanso eterno en el Señor, exhortaste a tus tristes compañeras para que fueran perseverantes.

También te imploro santa mía, que intercedas, para que el Omnipotente me conceda el favor particular que solicito, si es por el bien de mi alma, y si no como abogada mía rectifica mis peticiones al servicio más elevado del Altísimo, logrando una conformidad meritoria con su santísima voluntad. Amén.

Oración a Santa Marta en una Necesidad

Los creyentes acuden a Santa Marta, para que medie por la resolución de algunas necesidades básicas asociadas al propio sustento, búsqueda de trabajo o mejoras salariales, para el amor, por la salud y otros asuntos que te pudieran estar causando desajustes en tu visa. Se recomienda dar las gracias de antemano desde lo más profundo de tu ser, por la gran ayuda que recibirás, se recomienda que le dedique esta plegaria por tres días.

Amada santa amable, seguidora del salvador, me cobijo bajo a tu amparo y protección, entregándome a ti, para que me ayudes en mi tribulación, y como retribución de mi cariño y agradecimiento, te ofrezco propagar tu devoción.

Confórtame en mis penas y aflicciones, te pido la inmensa felicidad que sentiste cuando recibiste al salvador del mundo en tu hogar en Betania, intercede por mí y por toda mi familia, para que siempre mantengamos a nuestro Señor en los corazones, viviendo en su gracia y detestando todas las ofensas contra él, para que se cubran nuestras necesidades y, especialmente, esta que ahora me afecta (haga la solicitud).

Te suplico que me ayudes a superar todos los inconvenientes con la valentía con la que has derrotado al dragón, que se rinde a tus pies, por el poder de la cruz y cúbreme de tu gracia para que nada me falte en mi hogar ni en lo material ni en lo espiritual, bríndame todo lo que necesito, para mi bien y el de los míos. Amén.

Rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

Plegaria a Santa Marta (Solo los días Martes)

Esta hermosa oración se recomienda realizarla durante 9 días martes continuos, como otra versión de la novena tradicional a Santa Marta, siendo también una plegaria muy poderosa, que puedes hacer con mucha fe, ofreciendo una vela verde o roja, y repartiendo copias de las mismas, para propagar su devoción. Comienza haciendo la señal de cruz y seguidamente recitas diciendo:

Santa mía, mi amparo y protectora, en prueba de mi fe y cariño hacia ti, te doy esta luz que en tu honor encenderé todos los días martes. Consuélame en mis penas por la infinita dicha que tuviste al hospedar en tu casa al Mesías, intercede por mí y mi familia, para que siempre amemos al Altísimo y sean satisfechas nuestras necesidades. Yo te suplico tengas misericordia infinita al favor que te pido (aquí se hace la petición) y te ruego Santa Marta que venzas mis dificultades, como derrotaste al dragón que tienes a tus pies. Amén.

Que el gran Corazón de Jesús sea amado y bendecido en todo momento y en todo lugar.

Rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

Además, puedes culminar con las siguientes hermosas palabras:

Intercede por mi amada santa y en muestra de mi devoción por ti propagaré esta historia y el milagro de renovación que harás en mi vida, para que muchas personas más quieran servirte y honrarte. Nunca te apartaré de mí, quiero que seas mi escudo, mi guía y luz, para que siempre siga en el camino correcto de las enseñanzas sagradas y me mantendré firme en oración contigo para así tener un lazo inquebrantable para salvar nuevas almas y llevarlas a los pies de Cristo, en el nombre poderoso del Señor. Amén.

Algunos Datos sobre Santa Marta

La santa es venerada por sus creyentes muy especialmente durante los días martes, así como también los 29 de cada mes y todos los 29 de julio. Es patrona de los casos imposibles, de los que prestan servicios de hospedajes, amas de casa y de las hermanas de la caridad, generalmente se representa con una cruz y un dragón a sus pies.

Esperamos te haya gustado este artículo de la Poderosa y Milagrosa Novena a Santa Marta. Te recomendamos los siguientes temas:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here