Una Novena Poderosa y Efectiva a San José

Para la religión Católica desde mucho antes de la muerte de Cristo ya creían en el gran San José, ya que al pedir por su ayuda y compasión, este concedía peticiones a sus devotos para resolver cualquier problema, por esto, sus fieles seguidores le dedican una Novena Poderosa y muy efectiva para pedir favores a San José.

novena a san josé

Novena a San José

Esta Novena fue creada por la misma iglesia Católica para poder celebrar al gran San José quien fue esposo de la virgen María, por el temor que tenía a Dios supo en seguir el misterio que le confiaron. Este era un hombre muy justo y fiel, por lo que Dios le otorgó su confianza y le asignó la tarea de ser el padre de Jesús.

La celebración a San José se realiza el día 19 de marzo de cada año por lo que siempre la novena se realiza entre los días del 10 al 18 de marzo de cada año, siendo el principal objetivo que posee la novena poder pedir por la intervención de San José para que nos pueda iluminar en cada paso de nuestras vidas, alejarnos de lo malo y de las personas malignas, así como ayudarnos a conseguir pareja en la cual podamos confiar y construir nuestra vida dándole gracias en cada momento por lo concedido.

Al comenzar la novena se debe seguir un orden específico para ser realizada de manera adecuada y así tener presente a San José en cada día, dicha novena se debe desarrollar de la siguiente manera:

Oración Inicial

Al comenzar con la novena a San José lo primero que se debe realizar es una pequeña oración, la cual se debe hacer los nueve días junto a la oración correspondiente de ese día, con esta oración abriremos el ciclo de oraciones del día y se invocará a San José para que este pueda escuchar nuestras peticiones, por lo que dicha oración a realizar es:

“San José tú  que eres el Padre de Jesús y Esposo de María. Obispo y Guardián de la Santa Iglesia, a quien el Padre Eterno entregó el trono a cuidar, mandar y proteger en la tierra de la Sagrada Familia; resguárdanos también a nosotros, que incumbimos, como fieles católicos, a la santa familia de tu Hijo que es la Iglesia, y consíguenos las riquezas necesarias de esta vida, y sobre todo las ayudas espirituales para la vida eterna.

Consíguenos principalmente estas tres gracias, la de no realizar jamás ningún pecado letal, primordialmente contra la castidad; la de un sincero amor y devoción a Jesús y María, y la de una buena muerte, absorbiendo bien los últimos Sacramentos. Además concédenos la gracia especial que te solicitamos cada uno en esta novena. Amén”

novena a san josé

Oración Final

Esta oración se debe realizar después de las oraciones correspondientes de cada día, ya que con esta cerraremos el ciclo de oraciones del día, de tal manera la oración a realizar es:

“Oh guardián y padre de vírgenes, San José a cuya fiel custodia fueron encargadas la misma simplicidad de Cristo Jesús y la Virgen de las vírgenes María; por estos dos amadísimas fianzas Jesús y María, te solicitud e imploro me alcances (decir la petición), que resguardado yo de toda corrupción, sirva siempre santísimamente con alma limpia, corazón puro y cuerpo casto a Jesús y a María. Amén.”

Primer Día

El primer día se debe realizar la siguiente oración con mucha fe, ya que en esta pediremos por nuestra fortaleza así como por la de nuestros allegados, junto a ello se debe encender una vela de color blanco para abrirle el camino a San José:

“Oh amado Jesús así como confortaste a tu padre amado en las preocupaciones e inseguridades que tuvo, dudando si abandonar a tu Santísima Madre su esposa la virgen María, así te rogamos modestamente por mediación de San José nos otorgues mucha sensatez y acierto en todos los casos inciertos y angustias de nuestra vida, para que siempre atinemos con tu beatísima voluntad. Amén”

Segundo Día

Para el segundo día se debe realizar una oración principalmente para pedir apoyo para nuestra vida y que podamos obtener paciencia, paz y tranquilidad en momentos difíciles, dicha oración a realizar es:

“Jesús mío, así como alzaste a tu padre en la escasez y orfandad de Belén, con tu comienzo, y con los cantos de los Ángeles y obsequios de los pastores, así también te rogamos humildemente por mediación de San José, que nos concedas llevar con aguante nuestra penuria y abandono en esta vida, y que ilusiones a nuestro espíritu con tu aspecto y tu gracia, y la ilusión de la gloria. Amén”

novena a san josé

Tercer Día

Al llegar al tercer día del novenario se debe realizar la siguiente oración a primera hora de la mañana junto a una vela de color blanco para demostrar la devoción a San José:

“Mi Señor Jesús, así como calmantes  a tu padre en el agudo misterio de la Circuncisión, tomando de él, el dulce nombre de Jesús, así te imploramos modestamente, por intervención de San José, nos confieras articular siempre con amor y respeto tu santísimo nombre, cargarlo en el corazón, honrarlo en la vida, y actuar con obras y palabras que tú fuiste nuestro Salvador y Jesús. Amén”

Cuarto Día

El cuarto día de la novena a San José se debe hacer una oración de petición  para que nos apoye con su gracia y así podamos ser sus servidores desde el momento en que nos conceda la petición que solicitemos, la oración de este día es la siguiente:

“Oh mi humilde Jesús, así como fortaleciste a tu padre de aquella pena que le causó la predicción de Simeón, descubriendo el innumerable coro de los Santos, así te invocamos recatadamente, por intervención de San José que nos dispenses la gracia de ser de aquellos para quienes tú sirves, no de ruina, sino de recuperación, y que pertenezcamos fielmente a tu gracia para que marchemos a tu gloria. Amén”

Quinto Día

En el quinto día de la novena se debe tener una estampa o figura de San José para que nos pueda escuchar a la hora de solicitar nuestra petición, dicha petición de debe realizar con la siguiente  oración:

“Jesús mío, así como tu padre te llevó de Belén a Egipto para liberarte del dictador Herodes, así te instamos, por mediación de San José, que nos rescates de los que pretenden perjudicar nuestras almas o nuestros cuerpos, nos des fortificación y protección en nuestras persecuciones, y en medio del exilio de esta vida nos resguardes hasta que volemos a la patria. Amén”

novena a san josé

Sexto Día

Ya en el sexto día se debe realizar la siguiente oración, pidiendo a San José que nos conceda nuestra petición. La oración para este día es la siguiente:

“Mi hermoso Jesús así como te mantuvo tu padre en Nazaret, y en cambio tú le recompensaste con tu santísima compañía tantos años, con tu sistema y tu dulce diálogo, así te suplicamos, por recomendación de San José nos otorgues el apoyo espiritual de tu gracia, y de tu santa comunión, y que seamos santos modestos, como tú en Nazaret. Amén”

Séptimo Día

En el séptimo día de la novena a San José se debe realizar esta oración al comenzar el día:

“Oh Señor, así como por seguir la energía de tu padre celestial accediste que tu padre en la tierra sufriese el violentísimo dolor de perderte por tres días, así te rogamos sencillamente, por conciliación de San José, que antes de querer derramar todas las cosas y amargar a cualquier amigo, que renunciar de hacer tu voluntad; que jamás te perdamos a ti por el abandono letal, o que si por desdicha te perdiésemos te encontremos mediante una buena manifestación. Amén”

Octavo Día

Al encontrarnos en el octavo día la persona deberá realizar la siguiente oración a modo de meditación para poder sentir la paz y la misericordia del santo mientras le pedimos con fe lo que necesitamos de él:

“Jesús celestial, que en la hora de su muerte confortaste a tu único padre, presenciando junto con tu Madre su esposa a su última angustia, te oramos por  San José, que nos atribuyas una muerte parecida a la suya concurrido de tu misericordia, de tu Santísima Madre y del mismo memorable Patriarca defensor de los desahuciados, enunciando al morir vuestros santísimos nombres, Jesús, María y José. Amén”

Noveno Día

Llegado el noveno día de la novena a San José es recomendable colocarle una vela blanca junto a un vaso de agua para que pueda ver el camino de nuestro corazón y poder encontrar la bondad que tenemos, al colocarle estas dos ofrendas se debe realizar la siguiente oración:

“Oh perfecto Jesús, así como has escogido por medio de tu Vicario en la tierra a tu padre para guardián de tu Santa Iglesia Católica, así te aclamamos por San José, nos adjudiques el que seamos efectivos y francos católicos, que intervengamos sin error la fe católica, que vivamos sin miedo una vida digna de la fe que ejercemos, y que jamás logren los enemigos ni aterrarnos con seguimientos, ni con trampas seducirnos y retiramos de la única e indiscutible religión que es la Católica. Amén”

Al finaliza la novena es indispensable poder cerrar el ciclo de rezos con la siguiente oración, para que así nuestras peticiones sean escuchadas y San José nos pueda conceder lo que le pedimos:

“Oh Dios amado que con inexplicable destino te accediste a escoger al santo José por Esposo de tu Madre Santísima; otorgarnos que, pues le adoremos como guardián en la tierra, y alcancemos a poseer como defensor en los cielos. Dios  tú que vives y reinas en los siglos de los siglos. Amén”

Oración a San José

La oración a San José se realiza siempre a primera hora de la mañana para que cuando salgamos de nuestra casa él nos acompañe y proteja en cada paso que demos, para esto la oración a realizar es:

“Oh mi guardián San José, cuya defensa es tan grande, tan fuerte y tan inmediata ante el trono de Dios, a ti entrego todos mis propósitos y aspiraciones.

Auxíliame, San José, con tu eficaz mediación, a lograr todas las consagraciones espirituales por intervención de tu Hijo adoptivo, Jesucristo Nuestro Señor, de modo que, al descansar, aquí en la tierra, a tu dominio celestial, Te deposite mi gratitud y respeto.

Oh mi San José, jamás me canso de observarte con Jesús dormido en tus brazos. No me atrevo a aproximarme cuando Él reposa junto a tu corazón. Abrázale en mi nombre, besa por mí su fino rostro y solicítale que me devuelva ese beso cuando yo emane mi último suspiro.

¡San José, patrono de las almas que parten, suplica por mí! Amén.”

¿Quién fue San José?

Este hombre además de ser el esposo de María, la madre de Jesús, también era un descendiente directo de David, José vivió en el pueblo de Nazaret mientras realizaba la carpintería como su profesión, dicho hombre murió mucho antes de que su hijo Jesús comenzara una vida pública.

En el año 1870 a José lo proclamaron como patrón de la Iglesia Universal, de los carpinteros y moribundos, ya que dentro del cristianismo San José era tomado como una persona con grandes virtudes, honestidad, amor y una fe inquebrantable a Dios.

La vida de San José fue plasmada en los evangelios de San Mateo y San Lucas por el hecho de ser descendientes del Rey David. José al momento de casarse con María no tenía conocimiento de que ella se encontraba embarazada, sin embargo por ser un hombre bondadoso no denunció el secreto.

A José se le presentó un Ángel que le reveló que el hijo que tenía María en su vientre había sido concebido por obra del Espíritu Santo. Al nacer Jesús en la ciudad de Belén, San José tomó a su esposa y a su hijo para llevarlos a salvo a Egipto, ya que un ángel le había dicho que si se quedaban en Belén el rey de Judea Herodes el Grande mataría al niño Jesús.

Ya al pasar treinta años Herodes fallece por lo que San José pudo regresar a su ciudad pero sin su familia, ya que tenía temor por el sucesor de Herodes, con el paso de los días este llevo a María y Jesús hacia Nazaret de Galilea para establecerse y así no ser vistos por quienes querían muerto al pequeño niño. Al tener una vida plena en la ciudad de Nazaret este comenzó a ser carpintero y crear un culto entre las pequeñas comunidades cristianas para venerar a Dios.

En la actualidad San José es venerado todos los primeros de mayo de cada año, luego de que el papa Pio XII para el año 1955 lo proclamará, esto sucedió  después de pasar cien años de que lo reconocieran como patrono de la iglesia universal en el año 1870.

Si te interesa saber un poco más sobre San José, dale clic al siguiente video:

En caso de que quieras leer otros artículos, te recomendamos los siguientes:

Misterios del Rosario

Novena al Espíritu Santo

Novena a la Sangre de Cristo


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.