La oración para niños: Este artículo trata sobre lo importante que es instruir a los niños en la oración. Ya que por medio de la oración los pequeñines desde muy temprana edad establecen una comunión íntima con Dios, la cual se verá reflejada en sus vidas y en la relación con su entorno familiar.

la-oración-por-los-niños 2

La Oración para Niños

El hábito de orar es una actividad que debemos adquirir desde que somos niños. En los niños el aprender a orar y además que se vuelva una costumbre, es muy sencillo para ellos. Igualmente de sencillo es la labor de enseñarlos y guiarlos en la oración. Particularmente, porque en su inocencia se les hace muy fácil hablar con Dios, no sienten ningún temor en hacerlo.

No obstante al adulto le toca la responsabilidad de enseñarles la importancia de la oración. De igual forma a guiarlos, a indicarles los pasos claves. A fin de que logren una madurez espiritual a través de la oración. La madurez espiritual conducirá al niño a mantener la comunión con Dios y a perseverar en él cuando ya sea una persona adulta. Esta comunión intima, es fundamental para una vida espiritual, con una fe sólida, madura centrada en la total dependencia y confianza en Dios.

La Enseñanza

Cuando se inicia la enseñanza de la oración para niños, nos podremos percatar que ellos las conducirán un repertorio de puras peticiones. No obstante, a medida que se van adentrando al mundo espiritual, van descubriendo otros motivos de porque orar. Por ejemplo, conocen que es el perdón lo que los lleva a perdonar y pedir perdón durante la oración. De igual forma descubren lo importante que es para Dios el agradecimiento. Por lo que incluyen el dar gracias en la oración o simplemente oran en señal de gratitud y alabanza a Dios.

Todo este proceso de enseñanza en la oración para niños es realmente gratificante. Sobre todo cuando vemos su crecimiento y madurez espiritual.  Tengamos entonces en alta estima la práctica de orar con los más pequeños de la casa. Igualmente reconozcamos el poder de la oración y su importancia. Debido a que través de ella establecemos un contacto personal con Dios, que se refleja en nuestra relación con los demás.

¿Cuál es su Propósito?

El propósito de enseñar a los niños a orar lo podemos ver en la palabra de Dios, en Lucas 11:1-4. Este vendría a ser el fundamento bíblico para nosotros instruir a los pequeñines en el hábito de orar. En ese proceso debemos llevarlos a:

  • Entender que Dios desea mantener una relación personal con ellos y está a la espera de que lo busquen
  • Mostrarles que la oración es la única vía para comunicarnos con Dios
  • Habituarlos a hablar con Dios en todo momento

Otros versículos que fundamentan la labor de enseñar la oración para niños, son Mateo 19:14 y Proverbios 22:6

19:14 Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos, (RVR 1960)

22:6 Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él, (RVR 1960)

la-oración-por-los-niños 4

¿Qué es la Oración para Niños?

Muchas personas aun en la adultez les llega un momento en que se detienen y claman diciendo: -¡Señor es que no sé cómo orar!-. En la inocencia de los niños, para ellos, orar es hablar con papá Dios, así de simple. Ahora bien, esto no quiere decir que sintamos vergüenza al compararnos con los niños, ¡No! Porque, incluso los discípulos de Jesús llegaron a expresarle: -Señor, ¡enséñanos a orar! Y Jesús les mostró la oración más completa y sencilla para dirigirnos a nuestro Padre celestial, el Padre Nuestro. Jesús nos enseña con esa oración los cincos puntos clave que a Dios le agradan en una oración:

  • Alabar y adorar a Dios
  • Confesar nuestros pecados, perdonar y pedir perdón
  • Agradecer a Dios
  • Interceder por las necesidades de otros
  • Pedir a Dios por nuestras necesidades con súplica y ruego

Si nos damos cuenta lo inocentes niños están en lo correcto, la oración es el canal para comunicarnos con Dios. Pero al igual que Jesús enseño a sus discípulos a orar, los adultos deben enseñar e instruir a los niños en la oración. Explicarle que hablar con Dios no es solo pedir lo que ellos quieran, también es alabar, agradecer, interceder perdonar y pedir perdón.

La Oración para Niños – Indicarles los Cinco Puntos Claves 

En general y frecuentemente los niños se imaginan que la oración es hablar con papá Dios y recitarles toda una lista de pedidos de lo que ellos en ese momento desean tener. Pero nosotros como adultos tenemos la responsabilidad de hacer que los niños conozcan las otras necesidades que deben acompañar a la oración.

De igual forma debemos hacerles ver que la oración no es solo una comunicación de nosotros hacia Dios. Sino que también él se comunica con nosotros; una forma sencilla de hacerles ver esto con un ejemplo, es el teléfono. Con el teléfono nos comunicamos con alguien que está a distancia, a esa persona no la podemos ver pero si la podemos escuchar.

A dios lo podemos escuchar cuando él nos cumple las peticiones, cuando nos salva de algún peligro, cuando nos sana, cuando leemos su palabra, y de muchas otras formas. Hagámosle ver entonces durante la enseñanza que en la oración Dios también nos habla, solo que tenemos que aprender a escucharlo.

Para aprender y llegar a escuchar a Dios es necesario que dispongamos parte de nuestro tiempo para orar. No importa cuánto tiempo sea, pero que sea con toda nuestra atención, pensamiento y corazón. Para ello indiquémosles a los niños que busquen un lugar en casa donde ellos se puedan sentir cómodos sin que nadie los interrumpa. Ese lugar será el destinado para orar y hablar con Dios.

Para enseñarles a los niños los cinco puntos claves de la oración, podemos utilizar como lectura Mateo 6:9-15, donde Jesús nos enseña el Padre Nuestro.

Adorar a Dios

La adoración a Dios es acercarnos con respeto, honra, humildad, es la introducción a lo que queremos hablar con papá Dios. En la adoración mostramos nuestro amor de corazón a Dios. Mateo 6:9-10 (RVR 1960):

9 … Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre 10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

El Agradecimiento

Debemos agradecer a Dios por todo, por lo que nos ha dado y por lo que no tenemos. Porque si no lo tenemos es que Dios sabe que no lo necesitamos. Recordemos que el suple nuestras necesidades. En el agradecimiento, reconocemos nuestra dependencia con Dios. Mateo 6:11 (RVR 1960):

11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy

La Confesión

La confesión es un punto muy importante, porque representa el arrepentimiento. Como humanos que somos nos podemos equivocar e incluso pecar. Pero si nos arrepentimos de corazón, el Señor en su infinita misericordia nos perdona todo. Enseñemos en este punto a los niños que confiesen todo lo que han hecho, delante de Dios y pedir su perdón en una actitud de arrepentimiento. Mateo 6:12 (RVR 1960):

12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores

Indicarles así mismo que si Dios muestra esa misericordia infinita con nosotros que nos equivocamos. Nosotros debemos seguir el ejemplo de perdonar a los otros y no guardar rencor por lo que nos hagan o hayan hecho.

Interceder 

La intercesión es orar por nosotros mismos así como por los demás. Se le puede pedir a Dios por otras personas, sean familia, amigos, maestros, etc. pero también se puede pedir en conjunto, es decir por la iglesia, comunidad, país o por el mundo entero. El motivo de la intercesión puede ser por enfermedad, alguna necesidad, algún problema u otra cosa que este padeciendo alguien a quien conocemos, o incluso si no lo conocemos también. Mateo 6:13 (RVR 1960):

13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal…

Súplica y Ruego

Debemos pedir a Dios con ruego y suplica que nos proteja, cuide y nos ayude en todo momento en nuestras vidas. Él es nuestro auxilio y oportuno socorro en todo tiempo. Mateo 6:13 (RVR 1960):

13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén

La oración para Niños – Indicarles su Importancia

Una vez enseñado a los niños los puntos clave de la oración, ellos podrán apreciar mejor lo importante que es orar. Porque además de hablar con Dios y pedir por nosotros, también podemos interceder por la personas que queremos. Nosotros como personas no estamos ajenos a sentir el dolor que puedan estar pasando otras personas, aún más sin son cercanas, como papá, mamá, algún otro familiar o amigos. Además la oración nos hace crecer espiritualmente, aviva la comunicación con Dios para escucharlo mejor.

Una forma de hacerles ver la importancia de la oración a los niños, es a través de la palabra de Dios. A continuación algunos versículos que sirven en el contexto de que la oración es importante porque:

  • Nos da la paz y cuidado de Dios, Filipenses 4:6-7 (NVI):

6 No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús

  • Dios nos abre su corazón y nos lleva a conocer sus misterios, Jeremías 33:3 (NVI):

3 “Clama a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes”

  • Al orar estamos en su presencia, Mateo 18:20 (NVI):

20 Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos»

  • Abre los cielos para recibir la recompensa y bendiciones que Dios tiene para nosotros, Mateo 6:6 (NVI)

6 Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará

Enseñar a los Niños la Forma Cómo Debemos Presentarnos ante Dios

Enseñar a nuestros niños la forma cómo debemos presentarnos ante Dios al momento de orar; es sumamente importante. Cuando hablamos de presentación no es solamente en nuestra forma física y espiritual. Sino también en el nombre de quien hacemos nuestra oración o suplica. La palabra de Dios nos enseña que nadie llega al Padre sino es por su hijo Jesús, Juan 14:6 (DHH)

6 Jesús le contestó: —Yo soy el camino, la verdad y la vida. Solamente por mí se puede llegar al Padre

Esta palabra de dios nos indica que al orar lo debemos hacer en el nombre de Jesús. Entonces al presentarnos delante de Dios a orar, sea cual sea el motivo, o por quien vayamos a pedir. Siempre debemos hacerlo en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.  Juan 14:13 (NVI):

13 Cualquier cosa que ustedes pidan en mi nombre, yo la haré; así será glorificado el Padre en el Hijo.

En cuanto a nuestra disposición para orar se debe hacer en actitud de reverencia, humildad y respeto por nuestro Señor y Padre celestial. Además de

  • Hablar en todo momento con la verdad, sin ocultar nada que se haya hecho
  • Presentarnos con un Corazón humilde
  • Dispuestos a pedir según sea la voluntad de Dios. Es decir sea cual sea su respuesta a nuestra oración que puede ser un sí, un no o en el tiempo perfecto de Dios será hecho.

Oración para Niños – Ideas para Enseñarlos a Orar

En este apartado queremos compartir con ustedes algunas sugerencias de ideas para enseñar a los niños la costumbre de orar. Algunas de estas ideas pueden ser:

  • Si es usted docente de aula de niños, inicie y termine la clase con una oración. Haga que los niños participen también de la oración, indicando a un niño en cada clase a guiar la oración. En la oración haga ver lo relevante de dar gracias a Dios por la clase que se va a recibir y al final por la oportunidad que haberla recibido.
  • En el caso de los padres y madres de niños, oren en familia todos juntos antes de ir a la cama a dormir. Una forma de hacer participar a los niños en estos momentos de oración, es hacer que cada miembro de gracias por una, dos y hasta cinco cosas que les haya sucedido durante el día. Si hacen esto regularmente se volverá una costumbre en el niño dar gracias a Dios antes de dormir.
  • Dediquen un tiempo en el día o en la semana para leer la palabra junto con los niños. Esta es una forma que aprendan a escuchar la voz de Dios. Enseñe a los niños la alabanza que hay en los salmos para Dios.
  • Durante las lecturas de la palabra junto con los niños, aproveche de leerles las promesas que tiene Dios para todos nosotros. De esta forma ellos aprenden a pedir en oración a Dios con la palabra.
  • Pueden establecer un versículo de la semana para meditar en él durante ese tiempo; y conversar sobre él camino a la escuela o de regreso a casa. Poco a poco los versículos se van haciendo rhema en sus vidas.

Seguidamente se muestran algunos métodos para hacer comprender a los niños ciertos conceptos de la oración.

Comprendiendo que Orar es Hablar con Dios

Reunidos en familia asigne a cada miembro un tema en específico. Así como color, dulce, comida, etc. Seguidamente asigne una pregunta en general para todos los temas dados. Una pregunta podría ser, “¿Cuál es tu ______ favorito, y por qué te gusta?”. Cada miembro anotara en un papel la pregunta agregándole en el espacio en blanco el tema asignado. Al mismo tiempo escribirá la respuesta.

Una vez todos lo hagan, indique a un miembro de la familia que comparta la respuesta con el grupo. A otro miembro que lo comparta en voz baja con otro. Pida además que un tercer miembro lo haga en silencio. Si aún hay más miembros que cada uno escoja la forma de compartir su respuesta: en voz alta, en voz baja o en silencio. Finalizado el ejercicio explique a los niños, que de esta misma forma nos podemos comunicar con Dios. Le podemos hablar en voz baja, alta o en silencio. Dios de las tres formas nos escuchara. Finalmente haga entonces que expresen su respuesta a Dios. Ejemplo

“Dios: Mi color favorito es el Verde, porque me recuerda la naturaleza, gracias por crearla para mí”

Así como el color verde, dígale que lo puede hacer con cualquier cosa, y hablar con Dios en la forma que más le guste o se sienta cómodo. A Dios siempre le agradará.

Comprendiendo que nos Hace Orar a Dios

Cuando hablamos con Dios a través de la oración son muchos los motivos o temas a los que nos podemos referir. Podemos hacer una oración para dar gracias, también podemos hacer una oración para alabarlo, reconociendo su grandeza. Pero además, también podemos hablar con Dios para confesarle nuestros errores o algo malo que hayamos hecho. En fin son muchas las cosas que podemos comunicarle a Dios. Una forma práctica de enseñar esto a los niños es en una hoja dibujar una tabla y en la primera fila colocar:

– Quién es Dios – Gracias – Perdón – Por otros – Por mí

Indique a los niños que en las filas de abajo conformen una oración colocando en cada columna lo que quieran pedir. Ejemplo:

  • Quien es Dios: Nuestro Padre celestial, Creador de todas las cosas
  • Gracias: Por mi familia, por el alimento, porque estoy sano
  • Perdón: Por golpear a un amiguito, por mi desobediencia, por decir una mentira
  • Por otros: por mi abuelita enferma, por el dolor de cabeza de mi madre, por mi perrito enfermo
  • Por mí: Ayúdame a estudiar para salir bien en el examen, ayúdame a no sentir miedo, cuídame de todo mal

Con la tabla llena comiencen juntos a recitar varias oraciones que puedan surgir de ella. Por ejemplo:

¨Dios Padre celestial, te doy gracias por mi familia. Perdóname porque fui desobediente con mi mamá, en esta ocasión te pido ayudes a sanar a mi abuelita que está enferma, ten cuidado de ella. También te suplico me ayudes a no sentir temor, cuídame de todo mal. Todo te lo pido en el nombre de Jesús tu hijo amado, gracias Dios amén y amén”

Así los niños comprenden que no existe una sola forma de orar, o leer una oración pre establecida. Pueden hacerlo según la necesidad del momento.

Comprendiendo que Orar no es solo Hablar

En los ejercicios anteriores los niños ya aprendieron que orar es una forma de hablar con Dios. También aprendieron que son muchas las cosas que le podemos expresar a Dios. Ahora toca que ellos aprendan que el hablar con Dios no es un monologo, donde solo nosotros hablamos. Dios también nos habla solo que debemos ejercitarnos en el silencio para poder escuchar su voz.

Esta parte quizás sea la más compleja de enseñar ya que solo no lo podemos hacer. Para este punto necesitamos la ayuda de Dios a través del espíritu santo. Es nuestro momento de pedir en intercesión para que Dios abra los oídos espirituales de nuestros niños. Para que puedan escuchar atentamente lo que dice Dios dice a través de su palabra.

Junto con nuestras oraciones les podemos enseñar a nuestros niños que Dios habla a través de sus servidores, en una predica dominical o en las clases bíblicas. Si ellos han estado orando por algo o por alguien pídales estén atentos a lo que digan en el servicio o en la clase bíblica y que encuentren la respuesta de Dios durante esas dispensaciones.

Cuando se esté en esta parte de la enseñanza de la oración para niños, es bueno ponerlos a dibujar, esto ayuda a despertar su parte creativa. De igual forma, ayuda escuchar música de alabanza y sobre todo leer la palabra de Dios en voz alta. No hay una mejor forma o más directa de escuchar lo que Dios dice, sino es leyendo su palabra. Recordemos además lo que está escrito en Romanos 10:17 (RVR 1960)

17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

En cuanto a esto explíqueles a los niños que a veces Dios no nos habla directamente, pero que siempre lo puede hacer a través de su Palabra.

La Oración para Niños en un Diario de Oración

Una forma bastante practica para que los niños practiquen en sus oraciones con lo aprendido anteriormente, es a través de un diario de oración. Intenta hacerlo junto a los niños con papel en blanco y colores. Cada hoja por separado será un día de la semana, y en él se puede indicar por quien orar específicamente. Esto los ayudara en hacer de la oración una costumbre habitual y agradable en sus vidas. Manteniendo además la intimidad y comunicación con nuestro Padre celestial. No existe nada más gratificante que un niño en los caminos de Dios.

Cuando los hijos son un poco rebeldes a la ora de obedecer, esto puede perjudicar el enseñar la oración para niños. Te invitamos a leer el artículo Frases para los hijos rebeldes para que obedezcan. Estas frases te ayudaran a que tus hijos cambien su actitud con amor, y no con reprimendas inútiles. Descubre también en los siguientes articulos:

-¿Cuáles son las 3573 promesas de la Biblia para mí? En la Biblia Dios nos anuncia el plan de salvación y las bendiciones que tiene para su pueblo.

--Dones de Espíritu Santo: ¿Cuáles son y cómo usarlos?, todos ellos son regalos eternos que nos envía Dios para sobrellevar la vida terrenal y los recibimos cuando tomamos la decisión de que Cristo entre a nuestras vidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here