Incendio de sexta generación

incendio de sexta generación, qué es

La presencia de urbanización y población en los bosques, junto con el abandono de la gestión forestal y el cambio climático, es clave para entender lo que pasó en Málaga, en Sierra Bermeja, una zona de alto valor natural que ardió durante días. Esto ya pasó en España en los 90. Y es clave, para comprender los próximos incendios, se habla del concepto «Ventana al futuro«.

Aquí te explicamos qué es un incendio de sexta generación, y algunos ejemplos.

Incendio de sexta generación

incendio Sierra Bermeja

El incendio de Sierra Bermeja, en la provincia de Málaga, es único en el contexto en el que se produjo. Ha habido incendios denominados de sexta generación, como este en España, pero la proximidad de los pueblos y la urbanización hace que, combinado con el abandono de la gestión del medio natural y el impacto del cambio climático, se haya convertido en un fuego inusual.

El concepto de generación de incendios está relacionado con la relación entre el comportamiento del fuego y la estructura del paisaje. Dos cuestiones que interactúan en los incendios forestales, según el contexto, nos llevan a hablar de un tipo de incendio u otro.

¿Qué significa el incendio de sexta generación?

doñana

Desde mediados del siglo XX, con el éxodo rural y el abandono del uso agrícola, el fuego ha evolucionado. Pero, ¿Cuáles son las primeras cinco generaciones? A continuación te lo explicamos:

  • Primera generación: el incendio gana velocidad en áreas agrícolas sin cultivar.
  • Segunda generación: Luego, el abandono del bosque en crecimiento, que es consecuencia de lo anterior.
  • Tercera generación: la dicotomía del paisaje: áreas urbanas con alta concentración de áreas metropolitanas, por otro lado, campo vacío. De hecho existe la correlación de que según sea el tamaño de bosque, así será de grande el incendio.
  • Cuarta generación: son muy peligrosos, los tenemos en España desde hace muchos años, nada menos que en 1994, casi nadie habla de ellos. Urbanización y chalets en medio del campo
  • Quinta generación: La denominada quinta generación inicia la producción en California, en Australia, en territorios ya contaminados, urbanísticamente hablando, como Canarias o Valencia, donde ya no se distinguen los bosques de la urbanización. Son territorios de amplias hectáreas homogéneos. Y luego está el cambio climático, donde la atmósfera tiene un comportamiento muy inestable, y no se puede controlar ese fuego. Y además, la población que vive cercana a estos incendios. Pasa a ser un tema de protección civil más que de gestión forestal.

Si hay algo que comparte los incendios de cuarta y quinta generación, es un factor determinante como el tipo de urbanización de áreas boscosas “sin perímetro” que comenzó a construirse en la década de los 90. Se trata de incendios de «Interfaz urbano forestal».

El incendio de sexta generación: ¿Una entidad que tiene vida propia?

volatilidad

Y, llegados a este punto, vamos a hablar de lo que significa el incendio de sexta generación. Se trata de una nueva generación de incendios forestales que ya se han producido en la península desde hace 25 años. Especialmente en Cataluña, la comarca del Solsonès y partes del Bages y La Segarra. Esta es una nueva realidad que hay que tener en cuenta, como sucedió en la Sierra Bermeja de Málaga, el aumento del número de casas y edificios en zonas boscosas es un factor común en todos estos incendios.

Además, a medida que aumenta la temperatura, cambia el clima. El abandono de la gestión forestal es el tercer factor que hace que el fuego, que es una presencia natural en el ecosistema, sea irreversible y solo se calme en condiciones climáticas favorables.

En un incendio de estas características, no solo se pierde la capacidad de extinción, la altura de las llamas es de más de 3 metros, la temperatura es inaceptable, y el avión ya no resulta útil aquí, lo único que se puede hacer es cortafuegos, y quemar combustible para poner barreras para que cuando llegue no haya nada que quemar.

Se convierte en una batalla, cuando una región llega a la sexta generación de fuego, parece que el fuego acaba de convirtiéndose en una entidad con alma. En este punto, el fuego desarrolla su propia atmósfera. En ese momento, el incendio crea lo que llamamos un proceso convectivo, y ya da igual el viento, la topografía o la vegetación. Es un ciclón y va a desarrollar un proceso convectivo, que creará lo que se denomina nubes pirocúmulo.

El gran peligro del incendio de sexta generación

Si el pirocúmulo toca «techo», es decir, la parte estable de la atmósfera, podría volverse un incendio explosivo, y comenzar a llover fuego. Esto es lo que sucedió en California, y es muy peligroso. Desafortunadamente, no se puede luchar contra los incendios de sexta generación. Lo único que se puede hacer es desarrollar una estrategia defensiva, tratar de priorizar y defender lo que es más importante.

No se puede controlar el fuego. Lo único que se puede hacer es intentar dirigirlo a donde pueda hacer el menor daño, y esperar a que cambien las condiciones climáticas, porque solo así se puede apagar el fuego. La sexta generación está muy íntimamente relacionado con el abandono de la gestión y el cambio climático.

¿De dónde viene el concepto de incendios de sexta generación?

incendio sexta generación

Se propuso el modelo de las generaciones para explicar la evolución de los incendios desde la década de los 60, cuando comenzaron a surgir transformaciones los entornos rurales, y los incendios empezaron a ser más complejos e intensos. Se han tenido en cuenta otros elementos, como  zonas edificadas que son segundas residencias, urbanizaciones o incluso pueblos, que hacen más compleja las circunstancias. Son factores que dificultan las labores de extinción del incendio.

Ejemplos de incendios de sexta generación:

  • Pedrógão (Portugal), en 2017.
  • Las Peñuelas, Doñana (Huelva), en 2017.
  • Catalunya, en los 90.
  • Sierra Bermeja (Málaga), en 2021.

Estos casos ayudarán a hacer modelos matemáticos que ayuden a predecir como serán los incendios en 25 años. La clave de todo esto está en la unión del bosque y la ciudad, es decir, la densidad forestal se va envuelta con más edificaciones, y esto hace que las labores de extinción sean mucho más complicadas.

Además, no solo se trata de hacerle frente a la extinción del fuego, sino que también, hay que encargarse de desalojar y proteger urbanizaciones y los pueblos colindantes con el área incendiada.

¿Cómo evitar los incendios de sexta generación?

CÓMO EVITAR INCENDIOS DE SEXTA GENERACIÓN

Puesto que a día de hoy cada vez son más las zonas urbanas cercas de masas forestales, y que ya no podemos «deconstruir». Las medidas de prevención serían:

  • Crear un paisaje más diverso. Es decir, no emplear reforestación solo de pinar, sino incluir otras especies autóctonas y que simulen más la sucesión natural. Con esto nos referimos a incluir especies arbustivas propias del lugar, por ejemplo, en el caso de Andalucía, lavanda, romero, jarales, retamas, entre otras.
  • Evitar que la zona urbana esté incluida o continua con la masa forestal. Esto se evita haciendo cortafuegos, es decir zonas que no contengan vegetación y que limiten las zonas, para que el fuego no tenga combustible.
  • Habilitar zonas para los servicios de urgencias. A pesar de que actualmente en las evaluaciones de impacto recogen que tiene que haber fácil acceso para los servicios de urgencias (camiones de bomberos, ambulancias) no siempre el acceso es bueno. De hecho, este ha sido uno de los peores contratiempos que han habido en los incendios de sexta generación.

Espero que te haya sido útil esta información sobre el incendio de sexta generación.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.