La Flor de Cera es una hermosa y extravagante planta que por lo general es utilizada para decorar interiores, como espacios dentro del hogar, oficinas y galerías. Descubre todo sobre la Planta de Cera o Parra de Cera, correspondiente a la familia de las Apocynaceae.

flor de cera aspecto

Origen de la Flor de Cera

Estas pequeñas flores de color rosado y blanco, con un detalle de rojo en el centro, puede durar mucho tiempo, incluso años, posee hojas perdurables y sustanciosas de un color verde muy oscuro, y la Flor de cera también es llamada Hoya Carnosa o Flor de Porcelana. El nombre de la clase se le colocó en honor al botánico Thomas Hoy.

La Flor de cera necesita pocos cuidados para crecer sana, los principales tipos son: Hoya Linearis, Hoya Purpureofusca, Hoya Carnosa, Hoya Bella, Hoya Australis y Hoya Globulosa. Todas estas son provenientes de Australia,  Asia, India, Borneo, Malasia, Java, Filipinas y China.

Características de la Flor de cera

Estos arbustos son nudosos y son un tipo de Plantas trepadoras rastreras, que poseen tallos muy flacos, sus flores tienen una estructura acolchada en forma de una estrella y su apariencia es cerosa, de allí proviene el nombre, además sus flores poseen un agradable aroma, esta planta por lo general florece entre la época de primavera y verano.

Son plantas muy hermosas y además son fáciles de cuidar, aunque a primera vista dan la impresión de ser muy frágiles, pero la realidad es otra, ya que son plantas muy rústicas y  pueden ser sembradas incluso en climas soleados, secos y cálidos como el del Mediterráneo, donde pueden sembrarse en el exterior.

Tienen una increíble resistencia a las temporadas de sequía, pueden llegar a medir entre 40 y 50 centímetros de altura y diámetro, tienen muchas flores y son fáciles de encontrar en centros de jardinería, sin embargo, en sus lugares de hábitat natural pueden llegar a tener una longitud de 6 metros de altura.

La planta de Flor de cera posee hojas que son ovales o elípticas, y que miden 3-5 centímetros de ancho por 3,5-13 centímetros de largo, tienen un tallo que las une con el resto de la planta, de 1 a 1,5 centímetros de largo. Sus flores pueden medir de 1,5 a 2 centímetros  de diámetro y están conformadas por cinco pétalos.

flor de cera origen

Esta es una planta mayormente de temperaturas cálidas, y aunque esté ubicada en el interior de la casa, se debe constatar que la temperatura se encuentre entre los 15° y los 25°, así como asegurarse de que la luz del sol es adecuada para su formación, ya que los rayos del mismo le ayudarán a florecer durante la época de primavera.

Sin embargo, estas tampoco deben estar continuamente debajo del sol, pues recibirlo directamente por largo tiempo puede causarle daños, tampoco resiste corrientes de aire directa, por esa  razón es mejor tenerlas en lugares de poca sombra y que preferiblemente sea cerrado.

La Flor de cera es una planta muy fácil de conseguir en diferentes tiendas de plantas, estas no suelen ser muy costosas en las regiones donde habitan naturalmente, pero el precio puede variar según su tamaño o medidas.

Cuidados de la Flor de cera

Los cuidados requeridos por las flores de cera son muy sencillo, solo se debe cumplir una serie de pasos y recomendaciones para que estas se puedan convertir en hermosas plantas:

  • Iluminación: Esta planta debe estar en un sitio con muy buena iluminación, pero sin recibir de forma directa los rayos del sol, ya que esto podría causarle daño.
  • Temperatura: La Flor de cera no soporta el frío, por lo tanto, no puede permanecer en temperaturas menores a los 10° C. Para estas plantas, lo mejor es que sean sembradas en lugares que posean un clima cálido.

  • Suelo: El suelo indicado para estas es aquel que tiene un sustrato que sea una mezcla de hojas y tierra de urce, además, deben tener una tierra con buen drenaje. Esta planta no resiste el encharcamiento, de modo que hay que evitar que las tierras que se compacten y se humedezca en exceso.
  • Trasplante: Deben ser trasplantadas al momento que ya no entren en la maceta, esto se debe realizar durante las épocas de primavera, después de que las heladas hayan pasado, sin embargo, se debe considerar que estas plantas no toleran muy bien los trasplantes, por esa razón se deben realizar en la menor medida posible. El trasplante debe ser realizado cuando su crecimiento sea lento, hay que cambiarla de maceta aproximadamente cada 2-3 años.
  • Riego: La flor de cera no requiere un riego continuo, pues sus flores sustanciosas pueden soportar durante mucho tiempo sin ser regadas, por esta razón esta planta debe ser regada de forma abundante durante el verano aproximadamente unas 2 o 3 veces por semanas, y durante el resto del año cada 10 días, no se debe regar con mucha cantidad agua ni con mucha frecuencia
  • Poda: La poda de esta planta debe ser realizada sin cortar los pedúnculos de las flores marchitas debido a que este es el origen de las flores que saldrán en la siguiente temporada.
  • Abono: Deben ser abonadas con fertilizante mineral y abonos líquidos que se pueden conseguir fácilmente en viveros aproximadamente, proceso que se debe hacer cada 15 días en primavera-verano y una vez al mes en las épocas de otoño, momento en el que es mejor que sea abono orgánico. Cabe destacar que estas no deben ser abonadas durante el  invierno.
  • Ubicación: Estas plantas deben permanecer dentro del hogar, en una habitación con mucha luz, en caso de que se encuentre en una área con una temperatura cálida, se puede tener en el exterior, preferiblemente con poca sombra.

flor de cera cuidados

¿Cómo plantar Flor de Cera?

El cultivo de la Flor de cera se puede relacionar directamente con su reproducción, ya que estas se pueden multiplicar por esquejes o por acodo, a continuación señalaremos cómo procede para cada uno de estos casos:

Esquejes

  1. Durante la época de primavera se deben cortar todos tallos de los extremos que contengan de 2 o 3 nudos, esto se debe hacer por debajo de uno de los nudos, que es el lugar justo de donde surge la protuberancia de las hojas, luego se debe proceder a impregnar la base con hormonas de enraizamiento en polvo.
  2. Seguidamente, se deben  plantar en una maceta que contenga una buena cantidad de tierra con turba y perlita mezclada en partes iguales, sustancia que se le regará inmediatamente.
  3. Por último, se debe cortar una botella plástica y la parte interior se coloca cubriendo la maceta.
  4. Para cerciorarse de que todo está funcionando de forma correcta, se debe quitar el tapón siempre que se pueda para que tome aire, lo cual evitará que los hongos puedan presentarse, así pues entre un lapso determinado de  14 a 22 días el esqueje se convertirá en una nueva planta.

Acodo

  1. La técnica de acodo se debe realizar para que se forme una nueva planta, procedimiento que se debe hacer durante la época de primavera y hay que retirar un anillo de corteza a un tallo lignificado.
  2. Después hay que humectarlo con agua y se empapan con hormonas de enraizamiento en polvo.
  3. Por último, se debe cubrir con una bolsa de plástico rellena con turba negra mezclada con perlita al 50%, de forma que al final se parezca a un caramelo envuelto, siempre hay que humedecer el sustrato habitualmente, luego en el transcurso de un mes se tiene como resultado una bella flor de hoya.

Complicaciones en el Crecimiento

Hay muchos aspectos que pueden influir en el desarrollo de una flor de cera, de igual forma existen algunas complicaciones que se pueden presentar mediante el crecimiento de la misma, como parásitos no deseados, mal cuidado y otros aspectos que mencionamos a continuación.

Plagas

La Flor de cera por lo general es una planta muy fuerte; sin embargo, puede ser dañada por algunas plagas como las que mencionamos a continuación:

  • Pulgones: Los pulgones son parásitos de aproximadamente 0,5 centímetros, estos pueden ser de color verde, amarillo o marrón dependiendo del tipo que sea. Estos se depositan en las hojas, tallos y/o capullos de las flores para alimentarse de las células, sin embargo, se pueden controlar con trampas cromáticas.

  • Cochinillas: Estas suelen ser un poco algodonosas o bien parecidas al piojo de California, se depositan en cualquier parte de la planta, pero pueden ser eliminadas limpiando la Flor de cera con un pincel humedecido en alcohol.

Manchas oscuras en las hojas

Estas manchas pueden ser  puede ser causadas por quemaduras solares o por hongos. Por esta razón se deben mantener alejadas de la luz solar y colocarles fungicida sistémico, además no deben regarse mucho para que el problema no sea peor.

Hojas amarillas y puntas negras

  • Exceso de riego: Primeramente se deben recortar las partes dañadas y no regar mucho.
  • Sol directo: Estas deben estar protegida de los rayos del sol, siendo ubicadas en lugares con más sombra o en interiores
  • Falta de nitrógeno o de otros nutrientes: Deben ser abonadas durante las temporadas cálidas y así se puede ayudar a que se desarrollen adecuadamente.
  • Raíces demasiado frías: Si estas plantas se encuentran en un ambiente con climas muy fríos, es recomendable regarlas con agua templada durante la temporada de invierno.

Caída de capullos florales

  • Calor excesivo: Los capullos pueden caerse si la temperatura es mayor a los 30° C.
  • Trasladarla de sitio: Si esta planta se mueve del lugar donde está y el nuevo sitio posee distintas condiciones de luz, temperatura y Humedad, esto también puede ocasionar que se caigan sus capullos.
  • Corriente de aire frío: Estas plantas no resisten las corrientes de aire, por esta razón se deben mantener muy alejadas de ellas.
  • Sed: Si estas plantas no se riegan y su arena se reseca, también comenzarán a botar sus capullos.

No hay florecimiento

  • Falta de nutrientes: La flor de hoya debe recibir abono para poder crecer y también para florecer.
  • Falta de luz: Estas deben habitar en un lugar con poca sombra, sin embargo para que estas puedan florecer, deben recibir sol de forma directa entre 3 y 4 horas diarias, no más de allí pues los rayos podrían quemarla.
  • Humedad ambiental muy baja: Se debe rociar con agua sin cal, todos los días al atardecer de ser necesario, a fin de tener la humedad adecuada.
  • Maceta demasiado grande: estas florecen mucho mejor, con más fuerza y abundancia si se les coloca en una maceta que no sea tan grande, sino que sea más bien adecuada a su crecimiento.

Usos de la Flor de Cera

Las plantas de Flor de cera son perfectas para la decoración de hogares, galerías, oficinas, entre otros, son plantas que pueden ser sembradas perfectamente en maceta, donde no crecen mucho y son muy bellas. También pueden sembrarse en el suelo del jardín, estas plantas pueden crecer muchísimo e incluso pueden colocarse en lugares donde estén solas o mezcladas con especies parecidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here