fbpx
Tras su actuación en los Oscars 2020, Eminem cuenta en una entrevista a Variety que volvería al cine si se encontrase con un guión interesante que le sedujera.
Eminem en un fotograma de 8 millas, su única película.

Eminem en un fotograma de 8 millas, su única película.

Coincidiendo con su actuación en los Oscars 2020 del domingo, el rapero Eminem ha concedido una entrevista esta semana a Variety en la que ha aclarado un malentendido que duraba ya 17 años. Eminem no fue a los Oscars de 2003 porque pensaba que no iba a ganar el premio. Y no sólo eso: Eminem también habló de su posible futuro en el mundo del cine.

¿Tiene Eminem películas a la vista?

La mayoría de los medios han puesto el foco en las explicaciones de Eminem sobre su no asistencia a la gala de los Oscars de 2002. Básicamente Eminem tenía mejores cosas que hacer, como cuidar a su hija. Además, aclara que ni se le pasó por la cabeza que fuese a ganarlo y que, además, a su “yo joven” le daba la sensación de que un show como ése no le entendería (lo ha dicho con esas palabras: “no me entenderían”.

“Cuando me enteré de que lo había ganado sentí que era una locura. Para mí eso demuestra que que el show y el premio son reales; cuando no te presentas y aun así lo ganas”

Eminem sobre los Oscars.

Dejando de un lado la más que cuestionable autenticidad de los Oscars, en Postposmo queremos poner el acento en una pregunta (y respuesta) mucho más interesantes y centradas no ya en el pasado sino en el futuro.

VARIETY: Mucha gente se pregutna si tiene otra película en mente. ¿Estás interesado en hacer más interpretación?

EMINEM: Um… no voy a decir que no, porque si me llega el guión adecuado y es algo que encaja con mi agenda es posible que me atreva a meterme de nuevo.

VARIETY: ¿Disfrutaste rodando 8 Mile?

EMINEM: Sí y no (se ríe). Había muchas cosas que no… había mucho trabajo, y al ser mi primera película en realidad yo no me esperaba aquello. Y es duro cuando tienes que estar en la agenda de otra persona, teniendo en cuenta el modo en que yo trabajo. Pero sí, estoy sin duda contento de haberlo hecho, y hubo momentos que fueron muy divertidos, lo único que pasa es que era, en general, demasiado.

 

La película de boxeo de Eminem

Todos conocemos la maravillosa 8 Millas y poco queda por decir sobre la película y que no haya sido dicho ya. Tras el monumental éxito de público y (sorprendentemente) también de crítica, muchos medios dieron por hecho que el matrimonio entre Eminem y el cine había venido para quedarse. De hecho, este futuro se materializó incluso en una película que, si bien Eminem nunca protagonizó, estuvo a punto. A puntísimo.

Titulada originalmente Southpaw (Redención en España), este estreno de 2015 protagonizado por Jake Gyllenhaal estuvo originalmente escrito para Eminem. Aunque cuenta la historia de un boxeador, toda ella está formada por paralelismos entre la vida de su protagonista y el pasado de Marshall Mathers antes de hacerse famoso. El de Detroit participa en dos canciones de su banda sonora (Phenomenal, cuyo vídeo con John Malkovich es un cortometraje, y Kings never die junto a Gwen Stefani).

Dreamworks compró el guión en 2010 con Eminem en mente (recordemos que 8 Millas se estrenó en 2002). Para cuando la productora quiso poner en marcha el proyecto, Dreamworks se encontró con que Eminem había cambiado de idea: se encontraba inmerso en la promoción de Recovery, el segundo disco que lanzaba después de su más larga etapa de descanso (y en la que casi muere por sobredosis).

La semana de Eminem en Hollywood

A sus 47 años de edad y más de 20 de carrera, Eminem demostró la semana pasada estar más en forma que nunca. Días después de protagonizar una extrañísima aparición pública (en la que Em homenajeó a 50 Cent en el paseo de la Fama de Hollywood), Slim Shady dio la campanada en la gala de los Oscar 2020. Su actuación era la única que no figuraba en ningún listado. Fue una aparición con la que nadie contaba y que ha dejado un larguísimo y resonante eco. De lejos, el asunto más comentado, de los asuntos extra cinematográficos, claro. Que nadie le toque el trono a Parásitos.

La visita de Eminem al teatro Dolby de Los Ángeles dejó momentos entrañables como el de su reencuentro con su amigo Elton John. También, el de un extraño abrazo y conversación de Eminem con Salma Hayek. En otros. Por mucho que Billie Eilish pusiera caras raras (normal, en la época del primer estrellato de Eminem ella ni había nacido), a veces es necesario que sucedan estos acontecimientos; que los reyes regresen de sus retiros para poner orden y recordar al resto de los mortales cómo funcionan aquí las cosas. A recordarles que los reyes nunca mueren.

¿Se atreverá Eminem a hacer lo mismo, esta vez en el mundo del cine?

 

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Cerrar menú