El perro del hortelano ¡Comedia de Lope de Vega!

La obra titulada El perro del hortelano es una comedia enmarcada dentro del subgénero teatral del siglo de Oro español, que nace a partir de una expresión lingüística propia de España. Fue plasmada por el literario Lope de Vega. Vale la pena entretenerse con este tipo de lectura.

El-perro-del-hortelano-1

Resumen de El perro del hortelano

El perro del hortelano, es una obra graciosa, clasificada dentro de la comedia palatina, que es un subgénero teatral perteneciente del Siglo de Oro español. Es una comedia del literario Lope de Vega, publicada en el año 1618 en Madrid.

Muchos se preguntarán de dónde viene ese título El perro del hortelano. Sencillamente proviene de una expresión lingüística “Ser como el perro del hortelano, que no come ni deja comer”, además a ésto prosigue con sus expresiones coloquiales, siendo que el perro es un animal especialmente carnívoro, que no le agrada comer vegetales de la cosecha de su amo, pero tampoco permite que los demás animales los traguen.

A partir de esta frase es que se inicia la obra, traduciendo a una condesa de nombre Diana, que no puede amar a Teodoro, pero tampoco permite que sea amado por cualquier otra mujer. De igual manera les recomendamos leer El caballero de Olmedo

La comedia

El perro del hortelano, se inicia una vez que Teodoro y Marcela se encuentran plácidamente platicando en la terraza del majestuoso castillo, propiedad de la condesa Diana, en Miranda Nápoles. Mientras tanto, Tristán se encarga de custodiar la entrada de la puerta del castillo. En una de esas observa que se aproxima Fabio, entonces entre Teodoro y Tristán lanzan a Fabio quien rueda aparatosamente por las escaleras, y los dos se escapan.

La condesa sospechando que ha ingresado alguien, se acerca hasta el lugar. De inmediato procede a reunir a todo personal doméstico, y hace preguntas de lo que está sucediendo, a lo que Aranda le responde que entre Teodoro y Marcela hay un amorío; una vez que Diana le hace la pregunta a Marcela, le contesta que es cierto, pero, para no hacer quedar mal a Teodoro y a ella, argumenta que ya han conversado de contraer matrimonio.

La condesa Diana, aprueba los amores y deciden que contraigan nupcias, aunque la verdad es que ella está perdida de amor por Teodoro y siente fuertes celos de Marcela. Diana aprovecha el momento para redactar una misiva de amor, haciéndose pasar como una amiga, y se la entrega a Teodoro, rogándole de una vez que responda.

El-perro-del-hortelano-2

El sirviente, a verse que tiene grandes probabilidades con la condesa, rehúsa a Marcela, quien por vengarse de él se une a Fabio. En el trayecto de escasos días, la condesa igual se da el lujo de rechazar a Teodoro, mientras que recibe a sus flamantes enamorados: el conde Federico y el marqués don Ricardo, con el fin de elegir a quien sería su esposo.

Teodoro, se siente iracundo por el hecho de rechazar a Diana sin ninguna causa, pretende regresar con Marcela, quien también lo rechaza alegando que es tarde porque está unida a Fabio. Sin embargo, ambos terminan reconciliándose, al tanto que la condesa Diana lo está vigilando. Diana vuelve a estar atacada por los celos, y conversa sola aparte con Teodoro, y le asoma de su amor hacia él, (lo que se siente avergonzada, debido a que él no es de la clase aristócrata y es un deshonor para su boga).

Una vez que concluye la plática, Teodoro, conversa con Marcela para anunciarle que Diana aprueba su matrimonio con Fabio, por lo que se debe de llevar a cabo. Marcela conoce que él no ama a la condesa, que sólo la ama a ella.

A escasos días, Diana no acepta y rechaza al marqués Ricardo, mientras que Teodoro conversa con Diana para pedirle que no le dé falsas expectativas, y vuelve con Marcela, eso era lo que la condesa quería evitar.

Pero, Ricardo y Federico, se dan cuenta de los sentimientos y de lo enamorada que estaba la condesa de Teodoro, y el hecho que no pertenece a la nobleza, le piden a Tristán que lo asesine, y que luego negocien el pago.

Pero, ocurre que éste va y se lo dice absolutamente todo a su amo, mientras que idean la manera de cómo ayudarlo. Preparan un plan que se trata de visitar al conde Ludovico, quien perdió hace mucho tiempo a su hijo de nombre Teodoro, y de hacer pasar a Teodoro como su propio hijo, para lograr simular que pertenece a la aristocracia y conseguir contraer matrimonio con la condesa.

Lo planeado se consuma, Tristán va donde el conde Ludovico, se inventó semejante historia. El conde se siente contento al mirar de nuevo a su aparente hijo en el condado de Belfor. Teodoro, recibe la visita de su supuesto padre, lo que deja asombrados a todos.

Teodoro al pertenecer a la realeza, se hace posible que contraiga matrimonio con Diana, lo que se consolida, y se van con su “padre”, luego de que Teodoro rehúsa en definitiva a Marcela, quien se ve obligada a unirse en matrimonio con Fabio.

Interpretaciones

El catedrático de literatura española, Marc Vitse, hispanista francés, estima a la obra que puede leerse como una comedia de privanza, que traduce  drama, pero, ésta causa risa. Siendo que el personaje del secretario, se manifiesta a un evento como propio de César Borgia, noble político valenciano, y se acomoda a los acontecimientos de igual forma que a un príncipe a los cambios de la Fortuna, de hecho hace propia la célebre expresión de César Borgia: «O César, o nada«.

Entonces, en el caso que nos ocupa El perro de hortelano, el asunto del amor se debe calificar igualmente que Diana representa algo sencillo para lograr el condado de Belflor.

Personajes que intervienen

Ahora vamos a proceder a hablar acerca de los personajes que participan en la obra. Lope de Vega, por lo general personificaba a sus personajes para que formen parte de la alta sociedad, tomando en cuenta a los personajes que pertenecen a la aristocracia como son la condesa Diana, el marqués Ricardo, el conde Federico  y el conde Ludovico, mientras que los plebeyos son los demás personajes.

A continuación comenzamos a mencionar los protagonistas involucrados en la famosa comedia.

Diana, condesa de Belflor o dama

Es una dama fría y calculadora, de sentimiento malévolo, egoísta y temerosa e inepta para demostrar sus emociones y sentimientos.

Teodoro

Es quien trabaja como secretario o servil de Diana, es de personalidad indecisa, pero se aprovecha del prójimo. Se beneficia de las mujeres para lograr sus objetivos.

Tristán

Es un hombre de carácter alegre y gracioso, prudente y reservado, pero con gran habilidad, es el mejor amigo de Teodoro, así como su doméstico. Prepara un fantástico plan para apoyar y beneficiar la existencia de Teodoro, contraer matrimonio con la condesa Diana.

Fabio

El doméstico de Diana

Marcela

Dama al servicio de la condesa Diana, y novia de Teodoro, que se separan y vuelven sus amoríos, motivado a los cambios presentados por la condesa Diana.

Ricardo

Es uno de los marqués se siente amor por la condesa Diana, sin embargo, él descubre que Diana desea entregar su amor a Teodoro, por lo que Ricardo resuelve pedirle a una persona que lo asesine, sin embargo, sus deseos y el plan fallan.

Federico

Otro de los condes que pretendían conquistar el amor de la condesa Diana.

Ludovico

Es el conde que perdió (por desaparición) a su único hijo, cuando era un niño, y que es con facilidad burlado por Tristán, porque éste simula ser un hombre de negocio griego, que compró a un esclavo de nombre Teodoro, que aparentemente es su hijo, sin embargo todo es una farsa, para que Teodoro el personaje, se transformará en hijo de un conde, y consiguiera contraer nupcias con la condesa Diana.

Anarda

Otra doméstica de la condesa Diana

Octavio

Es el que trabaja como mayordomo en el castillo de la condesa Diana.

Celio

Otro de los criados

Representaciones destacadas

Esta atractiva comedia conocida como El perro de hortelano, goza variadas representaciones, tales como:

1618: Su debut en Madrid

1806: Coliseo de la Cruz, Madrid

1808: Teatro de los Caños del Peral, Madrid. Interpretaciones de: Manuela Carmona, Juan Carretero, María Dolores Pinto, Josefa Virg, Antonio Ortigas, Mariano Querol, Antonio Soto.

1931: Teatro Español, Madrid. Interpretaciones: María Guerrero López, Fernando Díaz de Mendoza y Guerrero.

1962: Teatro Español, Madrid. Compañía de Teatro Español, bajo la dirección de Cayetano Luca de Tena. Arte escenográfico de: Emilio Burgos. Interpretaciones de: Carmen Bernardos, Armando Calvo, Miguel Ángel, Mary Paz Ballesteros, Maite Blasco, Jacinto Martín.

1966: Televisión Española. Estudios 1 y 2. Bajo la dirección de: Pedro Amalio López. Interpretación: Mercedes Barranco, Fernando Delgado, Julia Trujillo, Irene Daina, Concha Leza.

Adaptaciones cinematográficas

En el año 1977, con arreglos cinematográficos por  Yan Frid.

En el año 1996, con producciones fílmicas por Pilar Miró.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.