Semblanzas de La Diosa Rea y Sus Atributos

Descubre la interesante historia de la Diosa Rea, responsable de traer al mundo a los Dioses que con el pasar de los años se convertirían en el corazón de la religión Griega. Fue hija de Urano y Gea y la madre de importantes dioses como Poseidón y Zeus. Aprende más de su culto y atributos.

DIOSA REA

Diosa Rea

En nuestro artículo de hoy podrás aprender más acerca de la historia, culto y atributos de la Diosa Rea, considerada como una de las deidades más importantes dentro de la mitología griega. Hija de Urano y Gea, tuvo cinco hermanos y seis hermanas. En la mitología griega se le identifica con la luna, así como también con el cisne.

La Diosa Rea es la titánide hermana y esposa de Crono, además de ser la madre de Deméter, Hades, Hera Hestia, Poseidón y Zeus. Si bien es cierto que la mayoría de los griegos clásicos la consideraban como la madre de los dioses olímpicos, no la reconocían como una diosa olímpica.

Historia de la Diosa Rea

En esta parte de nuestro artículo estaremos conociendo brevemente la historia de la Diosa Rea. Lo primero que podemos destacar acerca de su vida tiene que ver con su entorno familiar. Esta diosa tuvo un total de seis hermanos titanes, entre ellos Océano, Crío, Ceo, Hiperión, Jápeto y Crono.

Rea también formó parte de una familia integrada por cinco hermanas titánides, entre quienes se encontraban Tea, Temis, Tetis, Febe y Mnemósine. Luego de que su hermano Crono procediera a destronar a su padre, la Diosa Rea decide unirse con él para tomar el control absoluto, hasta convertirse en los reyes de los dioses.

Se trató de una época conocida como la Edad Dorada. Fue llamada así debido a que para ese momento todas las personas se caracterizaban por ser honestas y leales, es decir que actuaban de la manera más correcta ante la sociedad, sin necesidad de recurrir a leyes o reglamentos especiales. Era una época realmente dorada.

De la relación con su hermano Crono nacieron un total de seis hijos, quienes llevaron por nombre Hestia, Hera, Poseidón, Hades y Zeus. Crono iba devorando a cada uno de ellos conforme iban naciendo, ya que existía una profecía por parte de sus padres Urano y Gea en la que se aseguraba que Crono sería destronado por uno de sus hijos, tal y como el propio Crono lo había hecho con su padre.

DIOSA REA

Para tratar de impedir la materialización de esa profecía, Crono se acostumbró a devorar a cada uno de sus hijos a medida que éstos iban naciendo. Conociendo todo ese escenario, la Diosa Rea se vio en la obligación de organizar un plan: Decide huir a la isla de Creta y refugiarse en ese lugar para dar a luz a su hijo Zeus.

El objetivo de la Diosa Rea era esconderse en un lugar lejano y solo para evitar que su hermano y esposo Crono procediera a devorar a su hijo Zeus, quien sería el encargado de darle una lección a su padre y derrocarlo como lo reseñaba la profecía. El plan organizado por la Diosa Rea también consistía en engañar a Crono.

Apenas dio a luz le hizo entrega de una piedra envuelta en mantas para hacerle creer que dentro de esas mantas se encontraba el cuerpo del nuevo hijo Zeus. Crono se comió lo que había dentro sin pensar que se trataba de un engaño por parte de su esposa. Creyó que también había devorado a Zeus, tal y como había hecho con sus demás hijos.

Transcurrieron varios años y Zeus alcanzó su madurez, convirtiéndose en un hombre fuerte y con mucha gallardía. Se armó de toda su fuerza para luchar en contra de su padre Crono, a quien le abrió el abdomen para rescatar a cada uno de sus hermanos anteriormente devorados.

Los hermanos de Zeus salieron en un orden inverso al que había nacido, el menor ya no era el menor, ahora era el mayor. De esa manera se desató la titanomaquia, una rebelión que provoca la guerra entre los titanes y los dioses del olimpo. La Diosa Rea no dudo en ningún momento en apoyar a sus hijos y no a su esposo.

La actitud de la Diosa Rea le sirvió para que sus hijos le perdonarán el haber permitido que Crono se los devorara sin compasión. Los hijos de Rea al final pudieron salir victoriosos de la batalla y derrocar a Cromo tal y como había sido profetizado por Gea y Urano.

Rea: Diosa de la fertilidad femenina, la maternidad y la generación

La Diosa Rea está considerada como la reina de la fertilidad femenina, la maternidad y la generación. El nombre de esta deidad de la mitología griega significa “flujo” y “facilidad”. Siendo la esposa de Cronos representaba el flujo eterno del tiempo y las generaciones; Y como la gran Madre, el “flujo” se veía reflejado en la sangre menstrual, las aguas de nacimiento y la leche.

Dentro de la mitología griega, la Diosa Rea fue además considerada como una diosa de la facilidad y el bienestar. Por ser una diosa que representaba la naturaleza y la fecundidad, se le habían sido entregados el roble, el león y el pino. Entre sus principales ayudantes destacaban los Curetes, coribantes y las ninfas hijas de Melissa.

Estos ayudantes de la Diosa Rea fueron los encargados de brindarle la protección al Dios Zeus para que éste no fuese descubierto por su padre mientras se formaba como un hombre fuerte y guerrero.

Cultos

Más allá de su popularidad e influencia dentro de la mitología griega, la verdad es que la Diosa Rea no contaba con un culto extendido en comparación a otras importantes deidades de la época. De acuerdo a la historia, esta diosa no contaba con un culto específico poderoso, incluso ninguna actividad estaba bajo con control absoluto.

En una de las pocas zonas donde se le rendía culto a la Diosa Rea era en la isla de Creta, lugar donde dio a luz a su hijo Zeus y donde lo escondió por muchos años para evitar que su padre Crono se lo devorara. En la isla se lo entregó a los coribantes y confiando en que le darían el cuidado requerido, se convirtió en un templo divino de adoración.

DIOSA REA

Cada uno de estos coribantes se esforzó por velar por la seguridad y el bienestar de Zeus, convirtiéndose prácticamente en sus guardianes personales. Además llegaron a ser los fieles sacerdotes seguidores de la diosa Rea. Poco a poco se fueron crearon nuevos actos de rendición de culto hacia la diosa Rea.

Una manera de rendir adoración a la Diosa Rea era por medio de cantos estridentes y bailes rítmicos, acompañado de pandereta, choques de escudos y címbalos. En poco tiempo la diosa se convirtió en un centro de culto en ese territorio.

Atributos, asistentes y curiosidades

La diosa Rea estaba considerada como la diosa de la naturaleza y la fecundidad y por ese motivo le fueron otorgados el león, el roble y el pino. Si hablamos de sus ayudantes no podemos dejar de mencionar a los Curetes y las ninfas hijas de Meliseo, quienes se convirtieron en los principales ayudantes de la diosa Rea, especialmente en el cuidado y protección del niño Zeus.

El principal centro de culto de la diosa Rea fue Creta y en el arte se le representó como una mujer madura entronizada con un tambor y una corona adornada con torres, en un carro tirado por dos leones. También es importante mencionar algunas curiosidades que giran entorno a la historia de esta deidad de la mitología griega.

  • ¿Sabías que uno de los satélites medianos helados del quinto planeta del Sistema Solar, Saturno, se llama Rea al igual que uno de los montes de Venus?

“Los cráteres de la superficie de la luna Rea tienen nombres de dioses creadores o celestes de diversas mitologías”.

  • El asteroide 65 se llama Cibeles y el 2736 Ops, nombre que también lleva una de las coronas de Venus.

Representación en la literatura antigua

La Diosa Rea aparece representada en muchas de las obras pertenecientes a la literatura antigua. Un claro ejemplo de ello es Homero, donde Rea es la madre de los dioses, aunque no la madre universal como Cibeles, la Gran Madre Frigia con la que se identificó tiempo después.

En Argonáuticas de Apolonio de Rodas, la mezcla entre Rea y la Cibeles Frigia es completa. El vidente Mopso le expresa a Jasón en Argonáuticas:

“Pues gracias a ella están bien probados los vientos y el mar, y toda la tierra en sus cimientos, y la morada nevada del Olimpo; A ella incluso, cuando asciende de los montes al cielo anchuroso le cede su puesto el mismísimo Zeus Cronida, y lo mismo también los demás Inmortales felices veneran a esta diosa terrible…»

Aunque ciertamente la Diosa Rea no se considera realmente una Diosa, sino más bien una titánide, su popularidad e influencia es indudable. Recordemos que una titánide es el título que se le entrega a la primera generación de los dioses después del destrono de Urano. La Diosa Rea es representada casi siempre de la misma manera:

Sentada, en su carruaje o en un trono por ser la primera Reina de los Diosas. Uno de los símbolos que casi siempre le acompañaba es el león, el cual por lo general va a su derecha. Por ese símbolo es que se le identifica como la diosa de las bestias. Entre otro de sus principales símbolos se encuentra la luna y el cisne.

También podrían interesarte los siguientes artículos: 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.