¿Cómo cuidar una bunganvilla en maceta?

buganvilla con fondo negro

La buganvilla es una planta que se puede cultivar en macetas, pero ¿cómo se debe cuidar?

Veamos en esta completa guía cuáles son las necesidades de la planta originaria de Sudamérica, aprendamos cuándo regarla, dónde colocarla, cómo trasplantarla y cómo podarla correctamente.

En climas tropicales es de hoja perenne, pero en regiones como el Mediterráneo muda sus hojas principalmente durante el invierno. La buganvilla es una planta resistente y puede crecer fácilmente en una maceta en nuestro balcón.

Si seguimos unos pasos básicos, probablemente sobrevivan varios años (al menos diez), floreciendo y llenando nuestro balcón de colores vivos.

Cosas a las que debemos prestar mucha atención:

La especie de buganvilla definirá el lugar donde tenemos que colocarla

Cuando visitemos una tienda o vivero para comprar nuestra planta de buganvilla, probablemente tendremos que elegir entre varias especies. Hay variedades enanas y adultas.

Si nos interesa tener en nuestro balcón una planta que no supere el metro y medio de altura, optaremos por una variedad enana. Sin embargo, la mayoría de la gente selecciona variedades que pueden alcanzar hasta los diez metros de altura. La buganvilla es una planta fuertemente trepadora. Sus espinas permiten que la planta alcance grandes alturas, generalmente aprovechando otro árbol o arbusto (a menudo una conífera – Leyland).

Otras personas prefieren colocar una buganvilla en una maceta en el balcón, dejándola «caer» deliberadamente a la planta de abajo, creando una cascada de colores. Los más atrevidos colocan dos macetas de buganvillas a cada lado de la puerta de la entrada principal o del patio, formando un colorido arco.

Buganvilla en el techo de una casa con piscina

¿Dónde debemos colocar la buganvilla realmente?

La buganvilla en maceta debe colocarse en el lugar adecuado para evitar que tenga algún problema. La planta necesita calor y humedad, por lo que recomendamos colocarla en una zona bien iluminada y soleada. De hecho, no florecerá si se coloca en una zona demasiado sombreada.

Como es una planta que sufre mucho el frío, es necesario protegerla de las heladas invernales. Si notas que la buganvilla pierde sus hojas en invierno, no te preocupes porque es normal. Lo esencial es, en efecto, evitar que pierda las ramas y que no sufra heladas en las raíces. Durante los meses de invierno es recomendable taparla y llevar el jarrón o maceta a un lugar resguardado. Lo mejor que se puede hacer en invierno sería llevarla al interior.

Trasplante

Ni que decir tiene que si elegimos una buganvilla de tamaño natural, tendremos que trasplantarla a una maceta lo suficientemente grande desde el principio y colocarla en un lugar orientado al sur. En cualquier caso, la buganvilla requiere una exposición directa a la luz solar durante al menos 6 horas al día. De lo contrario, las flores serán de mala calidad.

Tras adquirir nuestra buganvilla, lo primero que debemos hacer es trasplantarla a una maceta más grande, idealmente de terracota. A diferencia del plástico, este material poroso ayuda a reducir el exceso de humedad del suelo que daña a nuestras plantas. Independientemente del material, debemos abrir agujeros en el fondo de la maceta para permitir que el exceso de agua se escurra rápidamente. Para reducir el riesgo de pudrición de la raíz.

El trasplante de la planta debe hacerse en primavera, preferiblemente inmediatamente después del final del invierno. La operación de trasplante se realiza todos los años para permitir que la buganvilla florezca. Para hacerlo correctamente, se debe seguir el siguiente  procedimiento:

  1. Mojar ligeramente el suelo de la planta.
  2. Extraer la planta con cuidado de no romper las raíces.
  3. Retirar la tierra que se pueda desprender fácilmente, también con cuidado.
  4. Introducir la bola de tierra y raíces en una maceta nueva junto con la planta.
  5. Rellenar los huecos en la maceta nueva con tierra fresca para macetas.

Si la buganvilla es grande, solo recomendamos refrescar la tierra, no trasplantarla. Para ello debes retirar las primeras capas de tierra y añadir tierra nueva fresca.

Buganvilla lila

¿Qué sustrato les va mejor a las buganvillas?

La tierra ideal para las buganvillas es una mezcla de tierra para macetas y piedras. Se podría decir que es el mejor suelo para que haya un drenaje correcto. También es bueno añadir un sustrato de arena. Hay quien dice que la turba le va bien para mantener la humedad pero lo cierto es que mejor que usemos otro tipo de tierras.

Debemos evitar usar suelo rico en turba, ya que la turba retiene la humedad en exceso. En su lugar, elegimos un sustrato (tierra) con buenas características de drenaje y lo mezclamos con arena de río y perlita.

Requerimientos de agua de la buganvilla – Riego de la buganvilla

Que se pudra la raíz es la causa más común de muerte de las buganvillas. Debemos tener cuidado y evitar los riegos excesivos, sobre todo cuando las plantas están creciendo en macetas. El riego excesivo promoverá temporalmente la producción de brotes y hojas a expensas de la floración, sin embargo, y probablemente llevará a que se pudra la raíz y a la muerte de la planta.

En general, la buganvilla es bastante tolerante a la sequía, incluso durante las altas temperaturas del verano. Esta planta es una de las plantas ornamentales que no necesitan ser regadas todos los días. Se deben regar cuando vemos (y palpamos con la mano) que la tierra de la maceta está seca. Es decir, en este caso es mejor pecar de menos que de más.

Fertilización y requerimientos nutricionales de la Buganvilla

Hay diferentes opiniones con respecto a la fertilización de la buganvilla. Es posible que una planta cultivada en un jardín prospere y produzca miles de flores sin fertilizante ni compost. Sin embargo, este fenómeno es el resultado de varias condiciones específicas.

La regla general es que la planta de buganvilla promedio necesita ayuda para crear nuevas flores y vegetación. Podemos añadir un fertilizante soluble en agua (7-7-7) al menos tres veces durante la temporada de crecimiento (primavera y verano). La dosis exacta de cada fertilizante la indica el fabricante en la etiqueta del producto. En la mayoría de los casos podemos añadir tres tapones a una regadera de 3 litros y regar al menos dos macetas con esta solución.

Sugerimos fertilizar cada dos o tres semanas. Para obtener los mejores resultados es necesario utilizar un abono orgánico para plantas con flores que sea rico en fósforo, potasio y nitrógeno. Alternativamente, también puede usar un fertilizante líquido para diluir en el agua utilizada para el riego.

buganvillas en la puerta de la calle

Poda de buganvillas

Con la poda podemos dar forma a nuestra buganvilla según como nos guste más tenerla. Por ejemplo, podemos dar una dirección precisa y estructura-morfología a la planta. Además, al eliminar las ramas viejas, secas y enfermas, la buganvilla producirá nuevos brotes y, en consecuencia, flores vigorosas. Normalmente, cuando la buganvilla crece en macetas en nuestro balcón, las plantas trepan por el esqueleto de la pérgola u otros soportes verticales y necesitan una poda mínima a principios de primavera para favorecer el crecimiento.

La poda de la buganvilla en maceta debe hacerse en febrero. Sin embargo, donde el clima es muy frío, la operación debe adelantarse hacia el final del otoño. Recordemos que en cualquier caso es necesario realizar una poda después de cada floración para asegurar que el llano pueda renovarse. 

A lo largo de la primavera y el verano, podemos eliminar todas las flores y brotes secos. Eso sí, antes de realizar una poda rigurosa es necesario esperar a que la planta entre en estado semidormido en otoño.

El raleo de flores es también una técnica esencial. La eliminación de flores pequeñas, inmaduras o defectuosas obliga a la planta a transferir los nutrientes disponibles a menos flores pero de mayor calidad.

Para podar correctamente, el procedimiento es el siguiente:

  1. Retirar todas las ramas muertas.
  2. Recortar las puntas de las ramas para que la buganvilla tenga un aspecto regular.
  3. Cortar las ramas más débiles e irregulares alrededor de un tercio de su longitud.
  4. Adelgazar el dosel de la planta.

Se deben usar tijeras de jardinería afiladas para podar la planta en maceta. Este aspecto es fundamental ya que un mal afilado provocaría daños en las ramas.

¿Qué ocurre en invierno?

Cuando empiecen a notarse los primeros días con temperaturas más frías podemos colocar la maceta o bien en una zona protegida semi-exterior o bien en un interior. En este último caso, no debemos colocar nunca nuestra buganvilla cerca de una fuente de calor (por ejemplo, un radiador).

Cambiar la maceta aproximadamente cada tres años

Empezamos con un bote relativamente pequeño (pero más grande que en el que lo compramos). Por ejemplo, la maceta que compramos en el vivero era de 9 litros y la trasplantamos a una maceta de 20 litros. Necesitamos trasplantar gradualmente la buganvilla en macetas más grandes, p. de la maceta de 20 litros (normalmente de 30 cm de profundidad) a una maceta de 30 litros (normalmente de 38-40 cm de profundidad) al cabo de tres años.

Al trasplantar a una maceta más grande, siempre debemos tener cuidado de no dañar las raíces, ya que la planta tardará mucho en recuperarse de este golpe.

Enfermedades y plagas de la buganvilla

La buganvilla es generalmente una planta bastante resistente y, por lo tanto, rara vez se ve afectada por insectos y enfermedades fúngicas. Sin embargo, puede ocurrir que haya ataques de pulgón.

Medidas de seguridad personal

El cuidado de la buganvilla puede ser un poco peligroso debido a las espinas bien escondidas bajo las numerosas flores. Si has decidido cultivar buganvillas en la terraza de tu balcón, deberías considerar comprar guantes especiales para protegerte de las espinas cuando manipules la planta.

El significado simbólico de la buganvilla cambia en diferentes partes del mundo, pero se dice que simboliza la bienvenida a los visitantes. Es una planta que necesita una atención mínima pero corresponde majestuosamente.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.