Cuentos de Ema Wolf: Los mejores y más populares

Llenos de mucho humor, son los cuentos de Ema Wolf. Siendo que esta escritora famosa se ha dedicado a deleitar a los niños, con sus divertidos e instructivos cuentos, los cuales son no solamente son para el público infantil.  Continúa leyendo y lo comprobarás.

cuentos-de-Ema-Wolf 2

Los cuentos de Ema Wolf

La escritora especialista en cuentos Ema Wolf, nació el 4 de mayo del año de 1948. En Buenos Aires, Argentina. Estudió en escuela media en la Capital, y fue allí, en la Universidad Nacional de Buenos Aires, donde recibió la licenciatura en Lenguas y Literaturas Modernas.

Luego entonces para el año de 1974, procede a realizar una serie de investigaciones, las cuales se referían a la estética del kitsch correspondiente a la narrativa de tipo popular, al igual también en los medios masivos de comunicación. Siendo que dicho trabajo fue para el Instituto de Licenciatura Argentina mediante la Facultad de Filosofía y letras. Te invitamos a entrar al siguiente enlace que trata sobre los Cuentos y poemas de la autora María Elena Walsh

cuentos-de-Ema-Wolf 3

Filotea

El cuento de Filotea nos habla de una manera muy sutil, de su principal personaje el cual resulta ser una hoja. Y de las implicaciones que para ella tiene el hecho de tener que desprenderse de la rama a la cual pertenece. Siendo que se arma de mucho valor y una serie de herramientas, para poder despegarse de su rama y lanzarse hacia el vacío.

El rey que no quería bañarse

En el caso del cuento de El rey que no quería bañarse, contado por una esponja. La que se encuentra enterada de los pormenores a la hora del baño. Cuenta que los reyes en el pasado acostumbraban ir a las guerras.

Igualmente cuenta la esponja, que el rey llegaba en unas condiciones físicas agotadas. Que se encontraba completamente cansado, extenuado. Y que su espada se encontraba llena de sangre del enemigo.

Luego entonces la que era su esposa, quien se identifica como la reina Inés, sin perder tiempo le va a preparar un rico baño con agua caliente, para que se refresque y limpie su cuerpo de tantos años de lucha.

Sin embargo, al momento de meterse en la bañera, el rey se negó de una manera rotunda a bañarse. Así que todos los presentes que pertenecían a corte se abismaron ante tal actitud.

Baño forzado

Trataron de forzarlo a la bañarse, pero debieron soltarlo finalmente, puesto que el escándalo no era normal. Luego llegala duquesa, hermana del rey, cuyo nombre es Flora, y le increpó a qué era lo que le temía. Entonces les dijo que extrañaba sus vivencias y sus compañeros de las batallas. Le parecía ridículo el hecho de sumergirse en una bañera. Comenzaron entonces a pensar en la forma de solucionar ese problema. Así que el chambelán, tuvo una idea.

Ejército de juguete

Le realizaron un ejército de juguetes que era igualitos a su batallón, pero en tamaño miniatura. Con todos los detalles. En fin, todas aquellas cosas con las cuales el rey tuvo contacto en  batalla. Y procedieron a meterlo todo dentro de la bañera.

Fue entonces cuando el rey Vigildo se fascino y si se metió en la bañera, y se puso a jugar con todo su ejército de juguete. Y entonces fue contado por la esponja que ahora no había manera de que el rey saliera de la bañera. Y que fue de este hecho que quedó la costumbre para siempre, de colocar los juguetes a los niños a la hora del baño.

Una Artista

Es es otros de los cuentos Ema Wolf, donde nos relata que la nieta del personaje principal, es la abuela de nombre Eugenia. La abuela es amante de las artes en general. Descubrió que sabía pintar bien lo que le otorgó mucha felicidad.

Así que se compró materiales para hacer sus cuadros.  Escogió a las frutas. Comenzaría entonces pintando el motivo de “naturaleza muerta”. En el otoño comenzó pintando unas manzanas y unas peras. Siendo que su obra le fue festejada por toda la familia. Luego esto le sirvió para que se entusiasmara más en seguir realizando sus obras de arte.

Por lo tanto, al llegar el invierno, entonces se cambio para pitar cítricos. Y se dedicó a pintar cuanto cítrico se le antojó, de todos los tipos, grandes o pequeños. Total, necesitaba es que fueran de la temporada.

Pintura de frutas de la casa

Después continúa la nieta contando, que al momento que estaba finalizando octubre, sus pinturas tenían todo lo que se cosechaba en la casa. Pues se encargó de pintarlo todo. Siendo que iba rotando la fruta. Expuso sus obras a sus parientes. Al llegar noviembre quiso pintar nísperos. De los que tenía el vecino. Don Cosme. La abuela incursionó en el terreno del vecino a buscar los nísperos. Y fue descubierta con las manos en la masa por el vecino.

Retirarse del lugar

Sin embargo, él se fue hacia su casa y la abuela finalmente regreso hasta la casa, de paso que se encontraba molesta debido a que el vecino la había descubierto. Habrase visto. Luego entonces de una manera rápida comenzó a realizar su pintura de los nísperos. Y solamente pintó un puñado, puesto que la frutera la terminó de llevar con nos carozos que eran brillantes.

Para la nieta pensó que se iba a quedar así, pero al siguiente día el vecino llamó al papá. Y le contó todo lo que había sucedido.  Asimismo, le dijo que debería vigilarla y que resultaba ser más bien un mal ejemplo para los nietos. Luego cuando llegó el papá se encontraba muy molestó. Hizo que le regalara el cuadro de los nísperos al vecino.

La abuela que roba

Ahora resultó ser que entonces la abuela le agarro gusto a esto, y resulta que comenzó a visitar otras quintas que se encontraban en los alrededores. Y procedió a sacar las frutas maduras, que eran bien escogidas por ella. En todo momento lo hacía en el nombre de su arte. Y de paso que era a plena luz del día sin tener el menor cuidado de ser vista. Dejando inclusive las huellas de sus pantuflas.

Así es que lo vecinos comienzan a quejarse a gritos. Lo que si resultaba raro es que cada vez se llevaba de las matas más de lo que ponía para hacer la pintura.

De vuelta por los higos

Dado que llego el mes de febrero ahora va por lo higos. Inclusive hasta fabricó un artefacto que le sirviera para cortar los higos desde la parte alta. Lo mismo fue una vara a la que le agregó una tijera que le serviría para cortar los higos, y que la acciona un piolín. Inclusive hasta se encontró una escalera alta pues la media. Siendo que inclusive le pidió a escalera al mismo dueño de los hijos. El cual se encuentra horrorizado.

cuentos de Ema Wolf

Lupertius se enoja los jueves

En este caso el personaje de nombre Lupertius, que tenía su lugar de residencia en un sitio llamado Banfield. Se trataba de un hombre el cual todos los días tenía un comportamiento muy normal. Además, mostraba mucha cortesía a sus vecinos. Sin embargo, resulta de los días jueves su humor cambiaba de una manera radical, siendo que entonces se producía en el un enojo muy grande.

Así que entonces la historia se trata de lo siguiente:

Resulta que los días miércoles en la noche, transmitían por la tele, una película que la prima de Lupertius, no se la perdía. Luego entonces, hasta el gato se quedaba viendo dicha película. Pero tenía pesadillas, y hasta se estrujaba en la cama. así que lo sacaba al patio, y él despertaba al canario.

El despertar de la prima Elvira

Así es como entonces con tanto ruido, siempre despertaban a la prima de nombre Elvira, que se paraba y tomaba su chancla en la mano, pues ella creía que siempre se trataba de algunos ladrones, y encendía la luz.

Bueno pues resulta que esa luz, terminaba despabilando al vecino. Que aprovechaba para dirigirse hacia la cocina y comerse una cucharada de dulce de leche. Sin embargo, la heladera, también producía un gran ruido, que despertaba al perro, que se llamaba Fido, y comenzaba a ladrar.

Cuentos de Ema Wolf

Siendo que la señora de la parte alta subía a la terraza, y procedía a la elección de una maceta que además se encontrara llena. Al encontrarla, entonces procedía a tirarla hacia el patio que le correspondía al acomodador, teniendo como esperanza la de asestársela al perro.

La mujer del acomodador del cine

Ahora con todo ese ruido, la mujer del acomodador se dirigía hacia el patio. Gritaba que estaban bombardeando su casa, le robaba su dulce de leche que tenía en la heladera. Y entonces procedía a llamar a la policía.

Al llegar la policía comenzaba a realizar sus procedimientos de rutina, y lo primero eran los interrogatorios. Así que se los hacían a todos los vecinos con el fin de hacer las averiguaciones, acerca de quién sería el autor de tales hechos.

Luego al momento de llegar a la casa de Elvira, resulta que se encontraban justamente al lado del teléfono, un papel en donde estaba anotada la dirección del primo de ella, el cual tenía por nombre Lupertius que fue sospechoso.

El detective vendedor

Por lo tanto el detective, llegaba hasta la casa del sospechoso y procedía a tocar el timbre cuando abría Lupertius, entonces él policía disfrazado, hacía toda su parafernalia de la venta, pero le decía que primero le realizaría una pequeña encuesta.

Es el caso que en ningún momento se negaba Lupertuis, y le solicitaba que hiciera las preguntas. Ahora bien, el detective le preguntaba si acaso él tenía la costumbre de arrojar algunas macetas hacia los patios de los vecinos. Claro la respuesta fue la verdad, que no. Después le infiere, que si acaso robaba dulce de leche en las horas de la madrugada. A lo que le responde que por quién lo está tomando.

La lista de sospechoso a Lupertius

De esa forma el detective, terminaba tachando de la lista correspondiente de los sospechosos a Lupertius, y se retiraba pues ya no tenía más nada que hacer. Cabe señalar que esto ocurría de esta forma todas las veces. Pero lo que sucedía finalmente era que el personaje Lupertius, quedaba super enojado.

cuentos de Ema Wolf

De los cuentos de Ema Wolf: La Nona Insulina

Se habla aquí de una persona, que era bastante mayor cuando todo este cuento comenzó, siendo el personaje de nombre la nona Insulina, es decir la abuela Insulina, pero que a medida que iba transcurriendo el tiempo resulta que la misma se iba alisando.

Es así como sus manos se fueron poniendo cada vez más firmes, y que su espalda ya no estaba encorvada. Inclusive se notaba como se estuviera más alta. Igualmente, sus dientes se fueron afianzando nuevamente y ya tenía necesidad de utilizar el bastón.

Fue cuando entonces, comenzó de nuevo usar sus tacones altos más que las pantuflas. Y siguió transcurriendo el tiempo, y en unos años nació entonces el que era su último nieto, es decir el menor, y luego llegó el primero que era el mayor.

Llegó su jubilación como maestra de piano. En muy poco tiempo faltaban veinte años para casarse con Beto Fregolini. Mientras estaba criando de sus dos hijos. Siendo que le daban más trabajo.

Su futuro esposo

Luego entonces fue cuando conoció al que sería su esposo Beto. Quien la llevó a bailar un día sábado de carnaval. El lugar fue la Sociedad de Fomento de Carapachay. Siendo que de pronto se encontró asistiendo a las fiestas, pero en la compañía de su madre.

Continúa el tiempo pasando y llega a los doce años de edad, donde cursó su séptimo grado y además estrenó un par de zoquetes nuevos, lo que no abandonaría más. Lloró sin parar al llegar a la escuela. Y se le pico la primera muela por comer caramelos

Así llegó a la edad de trece meses, cuando se dio su primer golpe al momento de comenzar a caminar. Así pasó entonces a gatear, en ese tiempo le ofrecía su chupete a todo el mundo. Llegó a la edad de bebé durmiendo en el Moises.

Ahora ya la nona insulina comenzó despierta cada cuatro horas por su tetero. Y llegó una mañana de septiembre, cuando a horas muy tempranas, dio su primer llanto. Le dieron una palmada en su cola y luego de esto nació.

 

Ahora te invito a pasearte por:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.