El Celo de un Gato: ¿Cuánto dura? Comportamiento y más

No es sencillo convivir con una gata cuando esta se encuentra en temporada de celo, sin embargo, hoy en día existe una forma de poder lidiar con este inconveniente, la esterilización puede ayudarte a ti y a tu felina. La duración de este ciclo de apareamiento va a ser muy diferente para las hembras y para los machos. A continuación, te vamos a enseñar cuánto tiempo dura el celo de un gato y los compararemos al celo del macho.

¿Qué es el celo en gatos?

Los gatos son considerados como de los animales domésticos más fogosos, es por este motivo que se recomiendo a las personas que, si deciden tener una gata de mascota, deberás estar preparados para atravesar esta difícil etapa, las felinas pueden mostrarse mucho más cariñosas de lo normal y además comenzarán a ser extremadamente ruidosas emitiendo maullidos intensos y muy molestos.

Este momento en la vida del felino se considera el adecuado para el apareamiento entre los gatos, es cuando la hembra finalmente se encuentra dispuesta a aceptar a un gato macho para procrear. A diferencia de la hembra, una de las Características de los Gatos machos es que  no necesitan estar en celo para poder aparearse, sin embargo, también pasan por este período.

Las gatas comenzarán con su primer ciclo al momento de llegar a su edad optima, que en la vida humana se podría describir como “pubertad”, esto ocurre cuando esta llega a los 6 o 9 meses de vida.

¿Qué es y cuáno dura el celo en un gato?

Celo de las gatas hembras

El estado de celo de las hembras suele ser mucho más complejo que el de los machos. Este se presenta en temporadas específicas del año, es allí cuando dejan que el macho se aparee con ellas, es decir que ellas no se aparearan en cualquier momento del año, solo será cuando estén en celo.

El primer celo de una gata puede aparecer alrededor de los 6 y 9 meses de nacida, y suelen tener su último celo cerca de los 12 años. Las felinas que son pertenecientes a las razas de tamaño más reducido o miniatura, entraran en celo mucho más temprano que las que son grandes o de tamaño gigante, estas últimas puede tener presencia de su primer celo incluso pasado el año de vida.

Las gatas, a diferencia de las perras, no presentan solamente un celo estacional, sino que pueden mostrar presencia del mismo varias veces en una sola época del año, esto se debe a que las felinas son poliéstricas estacionales, esto indica que ellas pueden contar con varios celos debido a que el mismo se ve afectado por la presencia y duración de la claridad del día, esto significa que durante las épocas cálidas, donde el sol permanece más tiempo visible, es cuando suelen entrar en celo las felinas. Por este motivo no hay una respuesta clara cuando las personas se preguntan cuántos celos tiene una gata.

¿Cómo es el celo de una gata?

¿Cada cuánto tiempo entran en celo las gatas? 

Durante la época de apareamiento, el celo puede hacer presencia de manera más consecutiva y mostrarse cada dos o tres semanas. No obstante, esto no es algo que se dé de manera reglamentaria, es por ello que no existe forma de calcular de manera exacta la frecuencia con la que aparecerá o el tiempo que durará, esto es a causa de que son muchos los factores que se ven involucrados en este proceso, Algunos de ellos son:

  • La raza del animal forma parte fundamental para determinar tentativamente la frecuencia con la que puede aparecer el celo, pues a cada raza le afecta de manera diferente su peso y la condición de los genes de la misma
  • Otros de los factores influyentes son las épocas calidad y con mayor luz del año, es por eso que se ve con mayor frecuencia a gatas en celo cuando es verano o primavera.
  • Las felinas pueden tener un celo “provocado” cuando se ven cerca de una o varias gatas que se encuentren en este estado reproductivo, esto a causa de las feromonas que se segregan durante el celo. También pueden alcanzarlo cuando hay machos merodeando cerca de su casa o territorio.

¿Cada cuánto tiempo tiene celo una gata?

Fases del celo en las gatas 

Cuando tienes gatas es necesario que conozcas cuáles son las etapas del celo, esto ayudará a que sepas cuáles son los momentos indicados para aparearse, pues que el celo se encuentre presente, no significa que el tiempo sea ideal para que ella copule.

  1. Proestro: es cuando la gata comienza con sus señales, comienzan con sus mimos constantes y con sus maullidos ruidosos, sin embargo, el celo no se encuentra totalmente presente
  2. Estro o celo: la durabilidad de esta etapa puede variar, aunque lo más común es que sea de unos 5 u 8 días. Este es el momento cuando la gata se encuentra dispuesta a aparearse y es cuando puede ser fecundada. SI no deseas que tu gata tenga crías, este es el momento donde más cuidado de ella debes tener.
  3. Diestro o metaestro: es aquí cuando la hembra deja que los machos se acerquen a ella de manera natural y es cuando inicia el proceso gestacional de hacer quedado en cinta. También puede que sea el momento donde comienzan los embarazos ficticios o psicológicos
  4. Anestro: se llama así al momento en que la hembra no se encuentra activa sexualmente, esto puede tener un periodo de duración de entre 50 y 95 días. Aparecerá mucho antes si la gata no queda preñada.

Cuánto tiempo dura las faces del celo de un gato?

¿Cuánto dura el celo de una gata? 

Muchas personas se preguntan ¿cuánto dura el celo de una gata? Este período puede durar alrededor de 5 o 7 días y repetirse cada dos semanas de ser necesario. La durabilidad como tal dependerá del cuerpo y las hormonas del animal y variará según la raza y la disposición climática.

El celo en gatos machos

El celo de los machos es muy diferente al de las hembras, la primera vez que se presenta puede ser cuando el animal tiene entre 8 y 12 meses, y puede concluir cuando alcanzan los 7 años. A diferencia de las hembras, en los machos no existen etapas para su celo pues estos se encuentran disponibles en cualquier época del año, solo necesitan oler o escuchar a una gata en celo para comenzar a entrar en el mismo.

No obstante, debemos saber que, si bien ellos pueden aparearse durante todo el año, su época más óptima es, al igual que las gatas, durante el verano y la primavera. Esto quiere decir que el clima influye de manera general en la época de apareamiento de los gatos. Aunque si un macho encuentra a una hembra en celo en los días de invierno, podrá aparearse sin problemas.

¿Cuánto dura el celo de un gato macho? 

La durabilidad del celo en el macho dependerá de cuantas hembras en celo se encuentren a su alrededor. Si el gato se encuentra rodeado de manera continua por hembras en este estado, el mismo presentará un celo constante. En cambio, si se trata de un gato de interior, su celo durará lo mismo que el de la gata con la que se aparee.

Síntomas de una gata en celo

Las gatas cuando entran en celo no muestran la presencia de sangre como lo hacen las caninas. Saber si una gata está en celo es muy sencillo, comenzarán a maullar de manera ensordecedora, sus maullidos se asemejarán a los gritos de los infantes humanos. Además de ello es probable que te toque aprender Cómo Ahuyentar Gatos ya que seguramente muchos machos estarán alrededor de tu casa si es que los hay.

Otro de los síntomas que podrás notar es que la misma comienza a frotar su cuerpo con todo tipo de superficie y se vuelven mucho más mimosas de lo normal. Cuando acaricias a una gata en celo, su cuerpo tiende a adoptar una posición de cópula, su espalda se arquea y su cola se mueve a un lado. Existen gatas que pueden intentar salir de casa en busca de un macho que se aparee con ella.

Recuerda, que, si tienes una gata, y no deseas que el mismo tenga crías o se aparee, lo más recomendable es que los castres o esterilices antes de su primer celo, pues esto extenderá su calidad de vida y los ayudará ser mucho más saludables ya que se evitarán tumores mamarios, enfermedades y esos incómodos momentos que tiene un dueño cuando sus gatos entran en celo.

Olvídate de las creencias populares que dicen que castrar o esterilizar es malo. O de aquel absurdo dicho que dice que, si “castras” a un macho le estás quitando su “masculinidad”, pues los animales no piensan en ello, tú como dueño deberás tomar la decisión de hacer lo que sea más conveniente y saludable para tu mascota. No te dejes guíar por falsos rumores infundidos por personas que no conocen sobre el tema. Si tienes dudas, consulta con tu veterinario más cercano o de confianza.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.