¿Estas recién casado o pronto contraerás matrimonio? Atesora estos consejos para matrimonios cristianos, que le ayudan a construir una relación de pareja con la sabiduría y el amor de Dios.

consejos-para-matrimonios2

Consejos para matrimonios cristianos

Como hombres y mujeres de Cristo debemos entender el principal objetivo del matrimonio que no es otro sino ser una unidad perfecta, que se complementen y amen de todo corazón.

Cuando una pareja decide casarse, no solo realiza un acto de celebración pública donde manifiesta su amor hacia el otro. Sino que está haciendo un pacto delante de Jehová con su pareja que debe ser eterno. Este pacto debe respetarse, valorarse y por ningún motivo quebrantarse. Debemos tener siempre presente que mayor es El que está en nosotros que el que está en el mundo.

Comenzar una vida matrimonial trae consigo enormes bendiciones, alegrías, amor y bonitos recuerdos. Sin embargo también pueden venir con ellos pruebas y situaciones que como pareja deben solucionar.

Es por eso que hoy te daremos algunos consejos para matrimonios cristianos que te serán de mucha ayuda para esta nueva etapa en la relación.

El centro es Cristo

El primer consejo para matrimonios cristianos que hoy compartiremos con cada uno de ustedes es que Jesucristo debe ser el centro de su relación.

¿Qué significa esto? Significa que vivirán una vida conforme a lo establecido en la palabra de del Dios de Israel. El temor de Jehová estará presente en sus vidas en todo momento. Reconocer la voluntad del Señor Jesucristo en sus vidas y vivir en gozo, hará que las promesas del Altísimo inunden su hogar.

En un mundo lleno de tinieblas tener la esperanza y Luz de Cristo, no tienen ninguna comparación. Recordemos que una vida plena es la que Jesucristo nos puede dar y lo mejor es que es para toda la eternidad.

consejos-para-matrimonios-cristianos3

Crecer espiritualmente de la mano, aprendiendo cada día más acerca de los misterios de la palabra de Dios, tener y valorar una vida tomados de la mano del Todopoderoso, marcará una diferencia notable en su matrimonio.

Decidir que el centro de la relación sea Cristo, es reconocer que apartados de Él nada podemos hacer y que necesitamos su fortaleza y consejo para mantener una vida en armonía. Además que al momento de decidir expandir la familia, nuestros hijos entenderán el valor de tener a Jesucristo en sus vidas, entregando así sus vidas y corazones a la voluntad del Señor.

Romanos 8: 9-10

Más vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.

10 Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, más el espíritu vive a causa de la justicia.

El amor

El amor es el sentimiento más puro y real que pueda llegar a sentir cualquier ser humano. No hay un sentimiento que supere al amor, ya que este es no es condicionado, es profundo y se manifiesta de diferentes maneras. La mejor manera de representar el amor es el mismo Dios y Creador, quien sin dudarlo por un segundo entrego a su único Hijo por amor a nosotros. El Señor Jesús nos ama tanto que diariamente, de día y de noche, intercede ante el Padre Celestial por cada uno de nosotros.

1 Juan 4:8

El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

El amor entre una pareja debe ser diario, demostrar al otro lo mucho que le importas, es mantener la armonía dentro de la relación.

Si sabes que tu pareja tuvo un día difícil sorpréndala con una salida o una charla sin distracciones en la sala. Una cita romántica o un viaje sorpresa donde ambos puedan disfrutar, mantendrá viva la llama dentro del matrimonio.

No permitan ninguno de los dos acostarse molesto con el otro por alguna situación. Creen el hábito de que si hubo una discusión, antes de dormir resolver el tema en cuestión. Elegir un día en la semana para saber cómo se siente el otro, si hubo algo que lo incomodará o qué es lo que más disfruto, permitirá resolver temas a tiempo.Este consejo para matrimonios cristianos representa una de las bases fundamentales dela relación.

consejos-para-matrimonios-cristianos

También puedes dejarle mensajes sorpresas con frases para que con palabras puedas expresar lo que tu esposo o esposa te hace sentir. A través del siguiente link encontrarás hermosas Frases de amor cristianas

La comunicación

El hombre y la mujer tienen características, cromosomas, hormonas, formas de pensar y de sentir completamente diferentes. Esto es una realidad que no solo la encontramos en la Biblia cuando Jehová creo al hombre y a la mujer. Sino que hasta la misma ciencia da veracidad de esto.

Es importante que tengamos esto presente y no asumir que el otro entiende cómo me estoy sintiendo, qué necesito y que me gustaría. Si tomamos como referencia la unidad que existe en la Trinidad, que es perfecta y sublime podemos estar de acuerdo que en ella existe:

  • Amor
  • Comunicación

El Padre, el Hijo y el Espíritu se aman profundamente. El Señor Jesús establece el amor a Dios y al prójimo, como el más importante mandamiento. Por amor Jehová entregó a su Hijo en la cruz a morir por nosotros y por amor nos dejan al Espíritu Santo para que sea nuestro Consolador, hasta la segunda venida de Jesús.

Ahora bien, abordemos la comunicación como consejo para matrimonios cristianos. La Trinidad, cuando estaban creando al mundo, se comunicaron entre sí para que está fuera hecha.

Génesis 2:18

18 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.

Jesucristo durante su ministerio nos enseñó que mantenía una comunicación constante con el Padre a través de oraciones. Nos exhorto a entrar en oración y pedir para que nos fuese dado.

consejos-para-matrimonios-cristianos

Es importante que la comunicación entre pareja sea transparente y constante. Así como le expresas lo mucho que amas a tu pareja, es importante que le digas lo que no te agrada sin herir con las palabras. Tengan conversaciones de calidad durante el día, donde todos tus sentidos se encuentren en ese momento.

Vida de Oración

Los cristianos deben tener como primer lugar a Jesucristo por sobre todas las cosas. Una vida de oración, es una vida en comunión con el Padre Celestial. Como esposos cristianos debemos tener nuestros momentos íntimos de oración pero también un momento donde ambos presenten sus peticiones al Señor

Mateo 15:19-20

19 Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.

20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Antes de comenzar a orar, deben colocarse ambos de acuerdo acerca de las peticiones que presentarán a Dios y en ese mismo momento cuando se dispongan a abrir su corazón ante el Todopoderoso, su presencia estará allí con ustedes. Este es un consejo para matrimonios cristianos que deben mantenerse presente en sus corazones.

Fidelidad

Como ya lo hemos comentado en este artículo, el matrimonio es un pacto que hicimos con nuestra pareja y que el Señor lo sello con su santidad. El adulterio es de los pecados más abominables que repudia el Señor.

Lo encontramos en el Antiguo Testamento cuando Jehová de los ejércitos estable los mandamientos y exhorta a su pueblo a no cometer adulterio. Esto no es solo un consejo para matrimonios cristianos, esto es un deber que tenemos que cumplir con todo nuestro ser.

La mujer y el hombre con el que hoy empiezas a compartir tú vida, es la persona ideal que Dios quiso para ti. Si viven una vida de matrimonio de respeto, amor y bajo la bendición del Señor, su gozo será completo.

consejos-para-matrimonios-cristianos

No se dejen engañar ninguno de los dos, no hay placer que este mundo nos ofrezca que realmente nos llene de gozo y paz como solo el Señor Jesús no los puede dar.

 El matrimonio a los ojos de Dios es un pacto inquebrantable que hizo un hombre y una mujer y que es sellado por Dios. El matrimonio es un pacto que Jehová estableció de fidelidad y lealtad. Es un compromiso que adquiere la pareja para toda la vida.

Hebreos 13:4

Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.

Tal y como no los enseña el Altísimo a través de su palabra, ni con el ojo codicies a otra mujer u hombre que no sea tu pareja. Es mejor quedarse sin un miembro del cuerpo pero poder deleitarse eternamente en la presencia del Todopoderoso, que desechar un cuerpo entero en el infierno.

Una sola unidad

Este es un consejo para matrimonios cristianos vital para el éxito de la relación. Tanto el hombre como la mujer tienen seres queridos que desean de todo corazón la prosperidad en el matrimonio.

Sin embargo, debemos tener muy presente que cuando decidimos entrar nuestra vida a otra persona a través del casamiento, estamos en la formación de una nueva familia.

consejos-para-matrimonios-cristianos

Las cosas que aprendimos a la medida de los años las podemos aplicar en esta nueva vida pero no podemos permitir que intervengan a tal punto que no podamos tomar nuestras propias decisiones como pareja.

Génesis 2:24

24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

Recibir y buscar consejo de nuestros padres, familiares y amigos es perfectamente aceptable y debemos ser agradecidos por ellos. Solo que debemos hacerles entender que es un nuevo hogar y familia que tendrá una dinámica que les funcione a ustedes como matrimonio.

Rol del hombre como consejo para matrimonios cristianos

El hombre es la cabeza de la familia, el líder, quien sustenta a su familia, provee y cuida en todo momento y a toda hora. Este debe cuidar a su esposa como la piedra preciosa que es y darle las atenciones necesarias, para que ella se sienta valorada y amada.

Recuerden que las mujeres son totalmente diferentes a los hombres y es necesario hacer cosas que a lo mejor no son de relevancia para el hombre pero para la mujer son de gran importancia.

Efesios 5:23

23 porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.

Tal como Jesucristo ama, cuida y valora a su iglesia, asimismo debe hacer el hombre con su esposa.

Rol de la mujer como consejo para matrimonios cristianos

La mujer por su parte fue creada con el fin de ser la ayuda idónea para el hombre. Debemos apoyar a nuestros esposos y ser esa compañera fiel que le brinda palabras de aliento cuando este lo necesite.

El esposo al ser la cabeza de la familia, la mujer está en la obligación a estar sujeta a él. Como cristianos entenderán que esto no se refiere a que el hombre obligará a su mujer a realizar actividades que no correspondan a la voluntad de Cristo. Tampoco la maltratará y explotará por ser su ayuda idónea.

consejos-para-matrimonios-cristianos

Cristo establece el matrimonio como su relación con su iglesia y es así como debe ser la dinámica de la pareja. Llena de misericordia, perdón, amor, gozo, comunicación, protección y más.

Efesios 5:28-29

28 Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.

29 Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,

No al divorcio

Otro de los consejos para matrimonios cristianos que hoy deseamos compartir con ustedes, es que por ningún motivo piensen que el divorcio es la solución. La vida en pareja, como cualquier relación personal o laboral, no siempre es color de rosa.

El Señor Jesús no nos engañó sobre esto. Él claramente nos dijo que el que desee seguirlo debe tomar su cruz y caminar junto a sus pies. Si reflexionamos un poco acerca de esta frase y nos trasladamos a ese momento, entendemos que el camino que recorrió con la cruz en su espalda, no fue nada fácil.

También deben considerar que el plan inicial de nuestro Creador fue crear al hombre y la mujer para que labrasen la tierra, se reprodujeran y que tuvieran una unidad en Él. ¿Qué paso después de esto? El enemigo se introdujo en sus mentes para destruir el plan del Señor.

Hoy en día esto no ha cambiado. Si vemos las estadísticas de divorcio o simplemente analizando la situación de nuestros conocidos, estaremos de acuerdo que año tras año, este va en aumento.

Jesucristo estableció una posición firme en relación al divorcio, dejando claro que este no fue el plan inicial del Padre Celestial, por lo que como cristianos no debemos tomar en cuenta esta opción.

Mateo 19:6-8

Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.

Le dijeron: ¿Por qué, pues, mandó Moisés dar carta de divorcio, y repudiarla?

Él les dijo: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así.

Ante cualquier problema conversen dejando un lado los sentimientos y tratando de reconocer el punto del otro. Si la circunstancia es mayor y sienten que solos no pueden resolver esta situación, acudan a su pastor o anciano de la iglesia que los ayude.

Palabras de amor y no de odio

Las palabras tienen el poder para construir o destruir y por eso debemos cuidar muy bien lo que decimos, no solo a nuestra pareja sino a todos los que nos rodean, incluso a nosotros mismos. Si queremos hacer alguna crítica a nuestra pareja que sea constructiva y basa en el amor.

Nuestras palabras y nuestra actitud puede ser determinante en nuestra relación. Nunca hablemos en base a la emoción que podamos estar sintiendo en ese momento y menos si es de ira o enojo. Es preferible apartarnos, clamar a Dios para que nos de paz y luego calmadamente hablar acerca de las cosas que nos hicieron molestar o incomodar.

Proverbios 21:19

19 Mejor es morar en tierra desierta
Que con la mujer rencillosa e iracunda.

Tiempo de calidad como consejos para matrimonios cristianos

El tiempo de calidad que le damos a nuestra pareja es tan importante como el tiempo que le dedicamos a Dios. Es un tiempo donde en nuestra mente, en nuestro corazón y en todo nuestro ser, está solo nuestro compañero o compañera.

Algunas veces nos encontramos en una reunión familiar o con un amigo pero nuestra mente se encuentra en otro lado. Esto no es tiempo de calidad. Es colocar todos nuestros sentidos en ese espacio de tiempo.

Estos espacios de tiempo se pueden establecer entre ambas partes, ya sea una hora, media hora o tres horas al día, lo importante es entender que es un tiempo de calidad y único a nuestra pareja. Es el momento ideal para conocer el siguiente paso que desean hacer como pareja, algún proyecto especial o planificar un viaje para las vacaciones. Es un tiempo solo para la relación, no debe existir otro tema que no sea el de la relación y como seguir trabajando en ella para fortalecerla y hacerla crecer.

Decisión y confianza como consejos para matrimonios cristianos

Cuando decidimos casarnos, estamos totalmente comprometidos con amar a la otra persona. Ya el amor no se encuentra sujeto bajo la emoción, que lo vuelve muy frágil, ya que un día podemos sentir estar muy enamorados y al día siguiente nos molestamos por algo y simplemente, el amor no está.

Si el amor pasa a ser una decisión, se vuelve firme y estable. Es como cuando decidimos amar a Cristo. Fue nuestra decisión seguirlo, hacer su voluntad, vivir bajo sus normas y confesarlo como Señor y Salvador. Así mismo es en el matrimonio.

Esta decisión debe ser diaria, trabajar en ella todos los días y tenerla presente en cada momento.

Si ambos están de acuerdo sobre decidir amarse y todo lo que viene con esta palabra (respeto, admiración, valor, alegría), se genera en ambos la confianza necesaria para saber que para el otro, somos su prioridad.

Saber que la relación es de sumo valor para ambos y que Jesucristo se encuentra en el centro de nuestras vidas, sabemos que nada ni nadie podrán separarnos. La certeza de saber que la otra persona quiere estar con nosotros, es lo que verdaderamente es importante y lo que da confianza en ambos.

Todas las relaciones son diferentes

Tener un ejemplo de matrimonio como referencia está muy bien. A lo largo de la vida, hemos tenido diferentes ejemplos a seguir, que se convierten en personas que admiramos y nos ayudan hacer mejores en cualquier ámbito de la vida.

Un ejemplo real de esto es que todos los cristianos somos seguidores de Jesucristo. Buscamos cada día parecernos más a Él y anhelamos con todo nuestro ser, tener una vida espiritual como la que nuestro Señor Jesús nos enseñó. Lo que si debemos tener muy claro, es que nuestro matrimonio es completamente diferente al de cualquier otro en el planeta Tierra.

Primero, somos personas completamente diferentes. El Señor Jesús cuando nos creó nos hizo únicos y no hay otro que se nos parezca interiormente.

Segundo, el propósito que Jesucristo tiene con nuestra relación es únicamente de nuestra relación. No hay dos propósitos iguales en el mismo lugar, con las mismas personas y a la misma hora. El Señor los llamo a unirse por alguna razón en específico.

Tercero y último, las circunstancias que rodean nuestra relación, las actividades diarias que realizamos, la manera de manejar nuestro matrimonio, son completamente diferente al matrimonio que admiramos y tenemos como ejemplo.

Ese matrimonio que tienen como referencia también tiene sus propias luchas, debilidades y victorias en Cristo Jesús. Por eso, por nada del mundo se comparen con otro.

Respeto

El respeto al igual que el amor es la base para que la comunicación sea efectiva. Debemos respetar no solo de palabras a nuestra palabra sino en toda actividad que realice dentro y fuera del hogar. También como cristianos debemos respetar la familia de nuestra pareja y amistades.

Dar valor y considerar todas estas cosas dentro de la relación crea un ambiente de armonía y comunión, no solo dentro de la relación, sino en toda actividad social donde deban interactuar con la familia, compañeros de trabajo o amistades del otro. Este es otro de los consejos para matrimonios cristianos que debe estar siempre presente en nuestra relación.

1 Pedro 2:17

17 Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey.

Perdonar como consejos para matrimonios cristianos

Primero debemos establecer y estar de acuerdo que somos seres humanos imperfectos y que diariamente cometemos errores que muchas veces son sin intención.

Nuestra vida como hijos de Dios no es perfecta aunque damos todo de nosotros para agradar a Dios cometemos errores que ni siquiera nos damos cuenta y no son de nuestro conocimiento. Una mala palabra o una mirada hiriente para otra persona, puede ser uno de los pecados que cometemos. Sin embargo, Dios diariamente a través de su gran amor y misericordia nos perdona constantemente y olvida nuestro pecado.

Hago esta introducción porque a veces somos realmente duros al momento de perdonar, incluso más duros que el mismo Creador Todopoderoso único Juez del universo y todo cuanto hay en él.

Proverbios 17:9

El que cubre la falta busca amistad;
Mas el que la divulga, aparta al amigo.

Si tú esposo o esposa hizo algo verdaderamente hiriente debes perdonar y dejar atrás la ofensa. Esto, al igual que el amor, es una decisión que diariamente debemos afirmar. No es fácil y el enemigo tampoco nos hará sencilla la tarea de olvidar. Sin embargo, todo lo podemos en Cristo que nos fortalece y al trabajar todos los días en el perdonar, lograremos dejar atrás la ofensa y cree que el amor crecerá y se fortalecerá aún más.

El matrimonio

Para colocar en marcha estos consejos para matrimonios cristianos es importante entender a la luz de la Biblia qué es verdaderamente el matrimonio y con qué fin Dios lo creó. Tener este conocimiento nos ayudará a valorar, respetar y asumir la responsabilidad que este trae consigo.

El matrimonio es la unidad entre un hombre y una mujer para formar así una sola carne. Esta se manifiesta a través de una ceremonia civil y eclesiástica para manifestar ante el mundo esta unidad. El acto más importante y de mayor significado que tiene esta celebración son las promesas que ambos hacen ante Dios.

Propósito del matrimonio

El propósito principal del matrimonio, es que a través de esta unidad y con las acciones que hagamos dentro del mismo, glorificar el nombre de nuestro Señor Jesús. Como ya lo hemos desarrollado dentro de los consejos para matrimonios cristianos, el matrimonio debe ser igual a la relación que tiene el Señor Jesús con su Iglesia.

También es el vínculo que cumple con el mandato del Señor de procrearnos y poblar la Tierra. Solo dentro del matrimonio están permitido las relaciones sexuales. Entendamos que cuando un hombre y una mujer se unen, se vuelven una sola carne, es por eso la importancia y santidad de este acto que complementa a la pareja de amor.

Obediencia bíblica

El matrimonio debe ser un lugar donde la pareja pueda disfrutar, protegerse y que sea de crecimiento personal y espiritual para ambos. Un hogar saludable, es un lugar donde da placer vivir y reencontrarse.

Para que podamos tener este gozo y esta paz, es necesario que nuestro Señor Jesucristo sea el centro de la relación y de nuestro hogar. Es importante que todo lo que hagamos dentro y fuera de ella, sea para honrar a nuestro Dios.

Recordemos que el matrimonio es un equipo donde ambos se complementan, ambos son importantes para Dios y agradables para Él.

Eclesiastés 4:9-11

Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.

10 Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante.

11 También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; más ¿cómo se calentará uno solo?

Solución de problemas en la relación

Las dificultades que tengamos como parejas, dependiendo de cómo las afrontemos, nos ayudarán a crecer y fortalecernos en el amor o distanciarnos y endurecer nuestro corazón.

Claro está que como cristianos un corazón endurecido es un corazón apartado del Señor y que esto no representa la voluntad de Dios.

Como primer consejo tienen que tener presente que el problema que puedas a travesar con tu pareja, no es un problema único que ha vivido y superado alguien más. Muchas personas piensan que solo a ellos les está ocurriendo esa circunstancia, sin pensar por un momento que sí hay personas que pasaron por esas cosas y que lograron dejar atrás todo.

Esto se debe a que el verdadero y genuino perdón es uno de los fundamentos de su relación y que han podido dejar atrás de todo corazón, ese problema que para otros determina el fin de la relación.

Hay actitudes que tienen nuestra pareja que no le damos mayor importancia y simplemente decimos: no importa, él o ella es así. Cada granito de arena suma y con cada uno de ellos podremos hacer una gran montaña de arena que puede llegar a convertirse, en una montaña difícil de cruzar.

Es por eso que no importa lo pequeño que sea, si hay algo que no te hace sentir del todo bien con tu pareja, convérsalo desde el amor. Ninguna relación se quiebra de la noche a la mañana. Todo esto ocurre a través del tiempo con problemas que no se resolvieron a tiempo. Por eso, la comunicación como ya lo vimos es de vital importancia.

Tu esposo y tu esposa fueron criados de maneras diferentes. A lo mejor existan similitudes por el hecho de ser cristianos pero hay cosas que para una familia era importante y para la otra simplemente es algo que no requiere tanta importancia.

Por eso tenemos que tener cuidado con las interpretaciones que hagamos ante ciertas cosas. Hablemos de un ejemplo para entender bien esto.

A lo mejor en la crianza que tuvo tu esposo, era de suma importancia, comunicarse con su familia y avisar si llego a su trabajo, si va a salir con un grupo de amigos o si se encuentra bien. En la familia de tu esposa, esto no era realmente importante, con un solo mensaje era suficiente.

Cuando se unen en matrimonio, él  se comunica en todo momento con su esposa porque esto es importante para él, en cambio ella no ve la necesidad de estar notificando en cada momento, los pasos que va dando.

Esto necesariamente se debe conversar y ambas partes deben comprender que para uno es importante y el otro no. Ante esto, llegar a un acuerdo que resulte cómodo y fácil de cumplir por ambos.

Versículos de la Biblia como consejos para matrimonios cristianos

Desde el Antiguo Testamento hasta el Nuevo Testamento el Padre Celestial nos revela el valor e importancia de que tiene el matrimonio y la familia dentro del mundo Espiritual.

Por eso te invitamos a que leas y reflexiones acerca de estos pasajes que no solo te ayudarán en tu relación, sino que son consejos para matrimonios cristianos dados desde lo alto por nuestro propio Señor y Salvador.

Proverbios 18:22

22 El que haya esposa halla el bien,
Y alcanza la benevolencia de Jehová.

El hombre que encuentre a su compañera eterna, es un hombre que encontró a su ayuda idónea, su complemento, la mujer que lo apoyará y dará ánimo. Encontró el favor del Señor, porque Dios nos creó con el fin de que vivamos una vida de paz, amor y de abundancia. Él mismo al ver al hombre solo dijo que no era bueno y por eso crea a su compañera.

Colosenses 3:18-19

18 Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor.

19 Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.

La exhortación es que la mujer reconozca el liderazgo del hombre en el hogar y respetarlo como tal. Dios lo creó con ese fin y esa es su misión dentro del núcleo familiar. No podemos desobedecer ni ser rebeldes ante esta verdad.

Por su lado, el esposo debe amar a su mujer y no tratarla con despreció, arrogancia o altivez. Su trato hacia ella debe ser dócil y delicado y así encontrará no solo el amor de su mujer sino el favor de Jesucristo.

Proverbios 31:10

10 Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?
Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.

La mujer virtuosa es aquella que honra a su esposo, es consejera, ejemplo a seguir para otras jóvenes cristianas, prudente, temerosa del Señor, buena administradora, sabia, no es vanidosa, ama su esposo y lo respeta.

Es importante que como mujeres reflexionemos sobre estas cosas, porque es la mujer ideal para todo hombre cristiano.

Deuteronomio 24:5

5 Cuando alguno fuere recién casado, no saldrá a la guerra, ni en ninguna cosa se le ocupará; libre estará en su casa por un año, para alegrar a la mujer que tomó.

Entonces ¿debemos tomarnos un año al momento de casarnos y no hacer absolutamente nada? No, evidentemente esto no se ajusta a los tiempos de hoy en día. Lo que sí es importante que entendamos que durante nuestra luna de miel, debemos dedicarnos el uno al otro. No existen problemas, trabajo, circunstancias que nos hagan alejar de ese hermoso momento.

También fuera de la luna de miel en nuestros momentos de descanso, es para dedicarlos completamente a nuestra relación y hogar. No nos afanemos ni demos importancia a lo que realmente no es prioritario en nuestra vida. Tengamos presente que para todo hay un tiempo y una hora.

Cantares 4:7

Toda tú eres hermosa, amiga mía,
Y en ti no hay mancha.

Como mujeres somos muy críticas con nuestra apariencia y nuestra forma de ser. Debemos entender que somos una creación perfecta en Cristo Jesús, fuimos hechas a imagen y semejanza de Él. Los hombres por su parte deben recordarle a sus esposas todas sus cualidades y virtudes que hicieron que se enamoraran de ellas.

1 Pedro 3:7

Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

Este versículo revela el verdadero significado y propósito de valorar, respetar a la mujer y el verdadero significado que representa para Dios. El esposo que no cumpla con esto, sus oraciones no llegarán al Padre Celestial sin ningún impedimento. Tu hombre ten siempre presente en todos los aspectos de tu vida estos consejos para matrimonios cristianos que el mismo Señor Jesús te recomienda.

Es sorprendente saber cómo nuestras acciones pueden hacer una diferencia entre nuestra comunión con Dios. Saber que por ellas, el Señor simplemente decida no escucharnos hasta no cambiar nuestra manera de vivir, es una verdad muy fuerte que como cristianos nos afecta profundamente.

Oración para iniciar la vida de esposos

Como vimos dentro de los consejos para matrimonios cristianos está la vida de oración. Es por eso que te invito a que hagamos esta oración juntos para que el Señor Jesús guíe desde hoy y para siempre su matrimonio.

Padre celestial

Bendito sea Tú nombre Dios Omnipotente

Creador de todo lo que existe

¿Quién podrá compararse a ti?

Hoy venimos con un corazón abierto y sin aparentar

Agradecidos por tus bendiciones y misericordias que se renuevas cada mañana

Te alabamos porque nos has unido en santo matrimonio

A partir de ese día somos una sola carne como lo establece Tú santa Palabra

Gracias por traer a mi vida a mi ayuda idónea y a la cabeza de mi hogar

Sensibiliza nuestros sentidos a la voz de tu Santo Espíritu

Y sé Tú Señor quien nos guíe y direccione

Sabemos que tienes un propósito en nosotros y nuestra relación

Y hoy te decimos, estamos aquí para cumplir

Bendice cada día nuestro matrimonio

Haz crecer diariamente nuestro amor

Danos discernimiento y sabiduría para administrar nuestro hogar

No permitas que nuestros pies se aparten de Tu Santo camino

Aleja de nosotros todo ataque del enemigo

Cuyo objetivo sea el destruir lo que Tú uniste y formaste

Cubre con Tú poderosa Sangre nuestras vidas, nuestro matrimonio, nuestro hogar, trabajo, finanzas y salud.

Que se haga conforme Tú voluntad en nuestra relación

Gracias te damos Padre Celestial por elegirnos para formar una familia

Que con nuestras acciones glorifiquemos Tu santo Nombre y que nuestras oraciones siempre sean incienso de olor fragante en tu Trono Celestial.

Bendito seas por la eternidad

En el nombre de Jesús.

Amén

Espero que estos consejos para matrimonios cristianos sean de edificación, crecimiento y fortalecimiento en Cristo Jesús. No duden ni por un segundo de colocar a Dios como el centro de su vida. Permitan que a través de su Santo Espíritu sean transformados en su debilidad.

Para finalizar te comparto este audiovisual que también les brindará consejos para matrimonios cristianos que fortalecerán aún más esta unión sagrada y bendecida por el Espíritu Santo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here