Cómo cuidar un gato

cómo cuidar un gato

Gato de menos de un año, adaptado a una manipulación de sus extremidades.

¿Estás pensando en tener un felino como mascota y no sabes cómo cuidar un gato?, a pesar de las creencias que hay sobre ellos, son animales sociables y cariñosos. Esto dependerá de cómo se críen y su periodo de adaptación. Antes de nada, decirte que no son como los perros. De hecho, tienen un carácter un tanto especial y son un poco más independientes.

Antes de tomar la decisión de darle un hogar a un gato es importante que te informes sobre cómo cuidar a un gato. Si quieres saber más sobre el tema aquí te vamos a darte pequeños tips de cómo hacerlo.

Gatito exótico

Gatito exótico

Es normal que el gato esté un poco desorientado los primeros días después de llegar a su nuevo hogar, ya que todo es nuevo para él. Si lo comparamos con un perro son un poco más asustadizos y suelen desconfiar un poco al principio. Pero esto no debe de frenarte a la hora de acoger un gato ya que con paciencia, la atención y el cuidado necesario conseguirás que se sienta cómodo y se adapte a su nuevo hogar.

Si adoptas un gato que vive en la calle o ha sido traumatizado, una sugerencia es usar un difusor de feromonas para ayudar al gato a sentirse seguro y reducir el estrés.

Para darle la bienvenida conviene proporcionarle un lugar donde establecerse, ciertos alimentos y muchas muestras de amor, y eso sí, sin estresarlo demasiado. A continuación, te diremos cómo cuidar un gato desde su recibimiento en casa.

Pack básico para cuidar un gato. ¿Qué te hace falta?

Elementos básicos para cuidar un gato: cama, comederos y comida, arenero, rascador y juguetes

Elementos básicos para cuidar un gato: cama, comederos y comida, arenero, rascador y juguetes.

Te hacemos una lista de todo lo que necesitarás para que a tu gato le resulte más fácil instalarse en su nuevo hogar:

  • Comida seca y humeda
  • Un lugar donde dormir (cama, iglú…)
  • Cabina de Higiene
  • Cuencos para la comida y el agua (si son de acero inoxidable mejor)
  • Transportín
  • Entretenimiento (juguetes, rascador…)
  • Juguetes (reloj, con sonidos…)
  • Collar (no te olvides que sean con cierre especial para gatos)
  • Chuches para gatos
  • Hierba gatera
  • Higiene (cepillos aptos para su pelaje, champú si fuera necesario, cortauñas, productos dentales, malta)

Consejos de cómo cuidar a un gato

Prepara la casa para recibir a tu gato

Cómo darlle un espacio seguro y barato a tu gato

Las cajas de cartón son una opción barata para darle un espacio a tu gato donde se sienta seguro.

Los gatos son animales inquietos, verás como tu gato olisqueará por todos los rincones de la casa. Como son animales exploradores es recomendable que tomes ciertas precauciones como cerrar balcones, puertas y ventanas o buscando alternativas como mallas o algún tipo de barrera para evitar saltos y caídas.

Otro peligro que encontrarán los gatos al deambular por casa son los productos tóxicos que pueden estar a su alcance por descuidos, ten especialmente cuidado con plantas venenosas como la flor de pascua, laurel, rododendro, amarilis, pesticidas, medicamentos, entre otros.

También debes tener cuidado y vigilar al gato cuando esté cerca de una fuente de calor como una estufa, el horno o vitrocerámica. Es más habitual de lo que parece que sean atendidos gatos en clínicas veterinarias por quemaduras en almohadillas al subirse en la vitrocerámica.

En cuanto a los muebles y decoración del hogar, en especial los adornos frágiles y quebradizos, asegúrate de protegerlo cuando esté al alcance, porque podría pasar y romperlo sin darte cuenta. Un consejo útil es que cada vez que se suba en los muebles lo bajes sin decirle nada, ni premiarlo con caricias. Puede que lo vuelva a intentar pero cuando lo hagas varias veces desistirá de repetirlo.

Lo que les encanta son las cuerdas, las cuerdas y las cuerdas… lo que puede resultar una escena simpática pueden convertirse en un gran accidente. Es bastante común que se intervengan gatos por cuerpo extraño, es decir, porque se hayan comido un hilo, cuerda o gomillas del pelo. Por tanto, no dejes que jueguen con este tipo de elementos sin tu supervisión.

Si hay niños en casa hay que enseñarles a respetarlo. A pesar de su gran paciencia, no tolera los tirones de cola, el miedo o la falta de moderación. Un pequeño consejo es que acostumbres a los niños a que se acerquen al gato cuidadosamente, sin guitar. Y acostumbrar al gato a los niños premiándolo con caricias y chuches, para que haga una buena asociación a los niños.

Por último, si ya tienes otras mascotas en tu casa, debes prestar especial atención a todos los animales que puedan ser presa de los gatos: pájaros, peces o pequeños roedores. No olvides que son depredadores naturales, por lo que debes proteger el hábitat de los pequeños animales y mantenerlos siempre separados de los felinos.

Una vez que hayas eliminado todos los posibles «peligros» que pueda encontrar tu gato, es necesario cuidar su salud. Escoge una zona de la casa para que duerma y juegue, y otra para colocar su arenero, donde siempre podrá satisfacer sus necesidades.

Cama

Los gatos duermen una media de 12 horas al día.

Los gatos duermen una media de 12 horas al día.

Algo que debes preparar es su cama, un lugar tranquilo y seguro para descansar, lejos de corrientes de aire, más o menos silencioso y de fácil acceso. Si en algo se caracterizan los gatos es porque son unos dormilones. Por lo tanto, proporciónale una cama para dormir de calidad. Aunque no se sabe porqué pero los gatos son grandes amantes de las cajas de cartón, así que otra alternativa es una caja de cartón con una manta o un cojín dentro, para que se adapte a la casa.

La arena

Otro elemento básico que tu gato necesita desde el principio es una caja de arena para defecar y orinar. Hay diferentes tipos de arena para gatos. Los gatos son muy meticulosos con la higiene y la humedad, por lo tanto, te aconsejamos que uses arena sin olor y aglomerante de forma que esta se mantenga lo más seca posible. Una vez que elijas la que más te conviene, deberás extenderla en el fondo del cajón hasta que absorba suficiente orina y para que tu gato pueda excavar para esconder los excrementos. Coloca el arenero en un lugar tranquilo al que pueda acceder fácilmente, Puedes usar el cuarto de baño si vives en un piso o si tienes opción a ponérselo en un lavadero o patio si vives en una casa.

El arenero

areneros para gatos

Mantener la arena seca y limpia, es fundamental para evitar infecciones y cambios de comportamiento en nuestros gatos.

Los gatos tienen muchas personalidades y son muy exigentes. Por tanto, debes probar si tu gato prefiere un arenero básico, un arenero tapado o semitapado. También hay cajas de arena automáticas para propietarios que tienen poco tiempo. Si decides utilizar un arenero tapado, te aconsejamos que lo emplees primero solo con la parte de abajo para que se vaya adaptando poco a poco. Al cabo de unas dos semanas, prueba a ponerle la tapadera, pero que no coincide con la limpieza de la arena. De este modo, asociará que ese es el lugar donde tiene que hacer sus necesidades. Lo recomendable veterinariamente es que por cada gato haya dos areneros. Pero como entendemos que no es posible, intenta que sea un arenero amplio. En el caso de que tengas varios gatos sí tendrás que tener más de un arenero.

Higiene

Los gatos son animales muy limpios. A partir de los tres meses son capaces de realizar las tareas de higiene diaria. Dado que se lavan directamente con la lengua, podemos ayudarlos a evitar que se formen bolas de pelo no deseadas, cepillándoles semanalmente en el caso de gatos de pelo corto y dos veces por semana en los de pelo largo. Además de darle una alimentación adecuada.

Como norma general los gatos son unos animales bastante limpios por lo que no es necesario bañarlos mensualmente . En el caso de que tuvieras que limpiarlo porque se ha manchado de algo que persiste puedes emplear champú en seco, especial para gatos. O bien si no pudiera ser en seco, un champú específico para gatos. Tienes que tener en cuenta que hay que que eliminar bastante la humedad de su pelaje. Hasta que no esté completamente vacunado no es lo más apropiado bañarlo. El baño excesivo puede eliminar la película protectora de la piel y provocar dermatitis y problemas capilares. De hecho, si mantienes un buen cepillado de su pelo no será necesario bañarlo.

Rascadores

Cómo cuidar un gato

El uso de rascadores es fundamental en los gatos

Los gatos por naturaleza les encanta rascar. Este comportamiento tiene diferentes motivos:

  • Marcaje. Son animales por naturaleza territoriales, lo hacen mediante el rascado y/u orín. Aunque esto último si está esterilizado desde pequeño no suele darse.
    Juego. Aunque son adorables, son como pequeñas panteras y necesitan mantener un simulacro de caza y sitios por lo que trepar.
  • Afilado de uñas. Es importante habituarlo a cortarle las uñas, porque muchas veces con el mismo rascador se les suele “astillar”, es algo normal así que no te asustes si te encuentras uñitas de tu gato por el rascador.
  • Estirazarse. ¡Sí!, por muy raro que parezca utilizan los rascadores para estirazarse. Observa que después de una larga siesta tu gato irá al rascador.

Los rascadores es un elemento esencial en la vida de un gato casero. Por tanto, ubica los rascadores en sitios de casa donde suele haber más actividad, por ejemplo, en el salón. Deshazte del mito de que los gatos son solitarios, les gusta su espacio pero también interactuar con nosotros. Otro punto a favor de porqué ponerlo en el salón o en los sitios donde sueles hacer más vida en casa es porque así evitarás que le de por rascar muebles, cortinas o el sofá.
Puedes notar que al principio no lo use, ten paciencia. Para incentivar que lo use puedes usarlo como interacción con el juego mediante juguetes, haciendo que tenga que subir a “cazar” un juguete, también puedes usar feromonas en spray como Feliway.

Juguetes

Gatito  jugando

El juego en los gatos es fundamental para su desarrollo cognitivo y social.

Los gatos son animales muy curiosos e inquietos y necesitan jugar, así que proporciónales juguetes mientras están activos para ayudarlos a desarrollar instintos felinos como el acecho o la caza de presas.

Alimentación

Para que un gato crezca sano, su alimentación debe ser de calidad y en la cantidad adecuada según su tamaño y edad.
Lo óptimo es que le ofrezcas comida seca (pienso) y lata húmeda, o bien dieta Barf. Si te decantas por la dieta Barf hazlo siempre con una recomendación de un veterinario experto en nutrición, por ejemplo Adrián Conde. Una dieta Barf no bien calculada y controlada puede derivar en problemas fisiológicos importantes.

¿Por qué ofrecerle comida húmeda? Muy sencillo, los gatos a diferencia de los perros son estrictamente carnívoros, por lo que les resulta más fácil asimilar el agua de los alimentos que la que beben de por sí. Esto no exime de tenerle siempre agua fresca a su alcance. Además cuenta con una alta palatabilidad, lo que hará que tengas un gato que disfrute más de la comida y conseguirás evitar aversión hacia distintos tipos de comida.
Es importante que escojas una comida apta para su edad, de bebé necesitará comida más rica en calcio. Conforme crezca, y dependiendo de su grado de actividad, necesitará una comida más o menos calórica.

Por último, recuerda dejar una proporción de dinero destinada a gastos veterinarios para tu gato. Es fundamental para que goce de salud tener al día: el plan vacunacional, las desparasitaciones por ectoparásitos y endoparásitos y, al menos, una visita rutinaria anual al centro veterinario. Espero que os sirva de guía estos puntos de cómo cuidar un gato.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.