¿Cómo alimentar a un gato bebé recién nacido?

Muchas veces nos vemos involucrados en situaciones que no sabemos cómo enfrentar, tal es el hecho de como alimentar a un gato bebé, sobre todo cuando no tiene madre, que se le puede dar y que no, todo esto lo encontrarás a lo largo de este artículo, no te lo pierdas.

como alimentar a un gato bebe

¿Cómo alimentar a un gatito recién nacido?

Estos hermosos animales al nacer deben permanecer junto a su madre quien es la que los alimentará, esto debe ser así por al menos un periodo de uno a dos meses y medio de vida, sin embargo, hay ocasiones en las cuales esto no sucede de esta manera por diversas circunstancias, la madre murió, alguien los separó o ella misma se fue y ahora estos Gatitos bebes están bajo tu cuidado.

Es importante destacar que para un buen crecimiento y una salud óptima de los gatos la leche de la madre en conjunto con el calostro son esenciales y no deberían suplantarse. Cuando esto se torna imposible por alguno de los motivos ya mencionados es importante saber cómo alimentar a un gato bebe cuando ha quedado huérfano.

Su desarrollo y bienestar se verán turbados al ser rechazados por su madre o al ser separados por medio de una obra humana, pero hay ocasiones en las que se torna imposible y es necesario nutrirlo para salvarlo de una muerte segura.

Por eso siempre es necesario que quienes decidan adoptarlo tengan claro que esto generará ciertos sacrificios con los cuales deben comprometerse,  deberán tomar el papel que la madre dejo y más aún si el gato tiene pocas semanas, ya que ese momento es el más delicado y al cual hay que dedicarle más, lee hasta el final para saber todos los cuidados.

¿Qué comen?

La primera interrogante que hay que solventar es en cuanto a que es lo que se les puede dar de comer y que debe evitarse, sobre todo cuando la leche de la madre está ausente y hay que suplantarla lo antes posible y generarle los nutrientes necesarios para su bienestar.

como alimentar a un gato bebe

Por naturaleza, al igual que ocurre en los humanos, la madre empieza a generar la leche una vez que finaliza el parto, por eso es que cuando nacen estos empiezan inmediatamente a comer, por medio de este “calostro” recibirán proteínas y fortalecerán su sistema inmunológico, luego de esto esa leche se formará más madura. Por medio de esta leche los gato tendrán todas las necesidades alimenticias cubiertas, evitando deshidratación.

Debido a eso cuando la gata da a luz los dueños deben estar atentos a que cada uno de las crías de esta camada esté alimentándose de la madre de forma correcta, ya que siempre hay uno que puede quedarse por fuera porque sus hermanos no lo dejan llevar a la teta de la madre.

Por lo tanto, el problema no reside cuando la madre está presente, ya que lo único que necesitan es su leche, realmente el inconveniente se genera cuando esta no está, tal y como se verá a continuación.

¿Cómo alimentar gatitos recién nacidos huérfanos?

Si la madre está ausente es cuando inicia la acción de quienes adoptaron a estos recién nacidos, siendo una labor con cierto grado de complejidad pero que te llenará el corazón de entusiasmo al salvarle la vida a estos seres inofensivos y darles otra oportunidad que les fue negada.

Además si está a tu alcance lo primero que se debe hacer antes de iniciar con la alimentación y cuidado general de estos animales es acudir a un veterinario, puesto que él estudiará el caso en particular y te dará los mejores consejos para ese caso, sabrá el estado de salud de cada uno y sabrá que fórmula utilizar.

Sigue las recomendaciones que te ha dado el veterinario, pero si no pudiste hacer uso de esa herramienta, acude entonces a una tienda de venta de productos animales y adquiere una leche artificial para alimentar gatos, la cual se explica con mayor detalle en los próximos segmentos.

Pero además de alimentarlos también debes estar pendiente de otros cuidados, por ejemplo la temperatura en la que se están desenvolviendo, son unos seres indefenso que aún no se valen por sí mismos, por lo que no deben ser sometidos a bajas temperaturas ni a muy altas, por lo que si vives en un lugar con temperaturas extremas, busca la forma de nivelarla en ellos.

De pocas semanas

Si has adoptado a un gato o a una camada completa que te has conseguido al salir de tu hogar y consideras que apenas tienen pocos días o incluso unas pocas semanas, debes ocuparte de su alimentación lo antes posible, ya que entre menos tiempo tengan de nacidos más aún son vulnerables a enfermedades, infecciones y se pueden enfrentar a la muerte.

Ten en cuenta que si tienen pocas semanas deberás usar un biberón o de no poseerlo utiliza una inyectadora para proveerle la leche maternizada, la cual podrás adquirirla ya lista para el consumo de los animales o el polvo la cual deberás preparar, en cualquiera de las dos vertientes tendrá la cantidad de nutrientes que estos necesitaran. Si deseas saber cuántas semanas tienen deberás acudir a un especialista que haga las respectivas evaluaciones y te dé información veraz.

Leche para gatos recién nacidos

Debido a la ausencia de la leche natural de las madres se debe suplantar por alguna que de los nutrientes que estos necesitan para su bienestar y desarrollo; por lo que la artificial cumple esa función y esta puedes comprarla en las avícolas u otras tiendas de ventas de productos para animales.

como alimentar a un gato bebe

Si no la consigues en esas tiendas, también podrás dirigirte a las clínicas veterinarias, estas suelen tener este tipo de productos; esta leche no suele ser tan eficiente como la que proporciona la madre directamente, sin embargo, es una muy buena opción que le garantiza sus nutrientes y por lo tanto su salud.

Cuando están recién nacidos será necesario que le proporciones desde 21 hasta un máximo de 26 kcal por cada cien gramos que tenga de peso corporal cada gato, es decir, que no a todos les debes dar la misma cantidad, sino que corresponderá según el peso que tengan.

Ritmo de distribución para alimentar gatitos

Otra de las grandes interrogantes con base en este tema es cada cuanto se debe alimentar a estos recién nacido gato, esta información es sumamente importante, puesto que no se le debe dar más de lo debido ni tampoco dejarlos con hambre, ya que en cualquiera de las dos vertientes podrías generarle daños irreversibles en su bienestar y desarrollo.

La cantidad de veces que puede ingerir leche un gato alrededor de un día puede variar, ya que si se observa a una manada de gatos que están con su madre estos tomarán leche de ella en varias ocasiones durante el transcurso del día pero en pocas cantidades, es decir, en sorbos pero al menos unas veinte veces.

Por lo que cuando la madre no está disponible es necesario que esto sea similar, o de forma regular, lo más recomendable es que la leche se distribuya con un rango entre ellas de seis horas por lo menos, de manera que así el estómago la procese y ellos tengan tiempo de hacer sus necesidades para volver a alimentarse.

como alimentar a un gato bebe

La leche deberás ofrecérsela a los gatos en cuatro ocasiones durante el día como mínimo o en ocho según la cantidad que les estés dando, habrá en ocasiones donde la consumirán toda y otras sencillamente no la querrán, pero lo que siempre debes respetar es el tiempo en el cual se lo están dando, es decir, no debes adelantar o atrasar su alimentación.

Algo que también deberás tener en cuenta es el hecho de que no lo debes despertar siempre, ya que si lo haces una y otra vez para alimentarlo podrás generarles estrés a los gatos.

Paso a paso de la alimentación

Quizás sigas teniendo dudas respecto a cómo debes llevar a cabo la alimentación de los gatos que acabas de rescatar, por lo que a continuación se detallará en gran medida los pasos que debes seguir:

Lo primero que debes tener en cuenta es que preferiblemente debes seleccionar un lugar para alimentarlos donde haya tranquilidad, silencio, que ellos se sientan cómodos para alimentarse, que no sean interrumpidos por el ruido de los carros o por los niños al jugar, de lo contrario puede que estos animales sufran de estrés, tengan mala digestión o deglución.

Cuando están recién nacidos o tienen pocas semanas, lo más recomendable es que se adopte la misma posición que cuando está la madre, es decir, en el vientre puedes colocas una almohada y la cabeza que quede elevada; normalmente ellos dejan de comer cuando se sienten saciados, pero intenta que siempre se respete la cantidad ya mencionada.

Luego de que dejen de comer hay que esperar unos minutos, posteriormente se deberá ayudar a las crías a que hagan sus necesidades, es decir, orinar o defecar, deberás frotar su zona ventral hasta que logren completar esta funcionalidad, no debes obviar este paso, porque resulta de gran importancia.

Cuando terminen deberás ubicarlos nuevamente en el lugar que les has designado para su descanso, recuerda que deben mantenerse calientes. Debes estar atento a cómo se comporta, ya que cuando está gimiendo mucho o maullando, significa que se ha alimentado más de lo que se debería.

Destete de los gatos cachorros

Una vez que haya transcurrido las primeras cuatro semanas de haber nacido se inicia con el procedimiento del destete, es decir, cuando se separa a las crías de la teta de la madre, sin embargo, se dan casos en los que este proceso se da antes de esas semanas y otros se tardan un poco más.

Incluso dentro de la misma camada habrá algunos que se destetan antes que otros, por lo que no debes angustiarte, por lo contrario, deberás respetar el tiempo de cada uno.

Debes saber que una vez que esto sucede deberás empezar a colocar comida especial para estos animales la cual debe estar húmeda, en un rango entre dos y tres ocasiones a lo largo del día; cuando observes que estos muestran interés por el alimento deberás empezar a colocarles agua, la cual deberás estar cambiando y mantenerla limpia.

Con el transcurso del tiempo esa comida húmeda ya no será necesaria, sino que deberá suplantarse por pienso seco especiales para cachorros, el cual podrás conseguirlo en cualquier tienda para animales de tu localidad.

No olvides nunca que este proceso siempre deberá ser adaptado a cada gato de la manada, es decir, que ninguno actuará de la misma forma, por lo que deberás estar atento de cada uno de los cambios para que así no les causes daños a ninguno.

Cuidados de los gatitos

Pero no solo su alimentación en lo importante, también debe haber otros factores que se acoplen a un bienestar general y estos gatos puedan desarrollarse adecuadamente. Debes tener presente que cuando están recién nacidos estos no podrán regular su temperatura corporal por si mismos por lo que debes darles cobijo donde estén calientes.

Puede ser una cesta o una caja según tengas la disponibilidad, en la cual deberás colocar toallas o sabanas viejas que los mantengan calientes, pero debajo de esto deberá haber una esterilla térmica que se colocará a veinte grados centígrados, si vives en una zona donde las temperaturas son muy bajas entonces agrega una sábana por encima de ellos y así evitarás tener a un Gato llorando.

La humedad también es un factor importante para los recién nacidos, por lo que podrías colocar uno vasos o frascos con agua cerca del lugar que has escogido para que descansen así la mucosa y la respiración se mantendrá adecuadamente.

Control de peso

Llevar un control del peso de cada uno de los gatos que han nacido es muy importante y uno de los factores que debes tomar en cuenta, por lo que colocarles nombres e identificarlos rápidamente es algo que haría de esta labor algo más sencillo.

Los especialistas establecen que si estos al nacer posee un peso inferior al normal entonces puede ser representación de una afección que afecta a los recién nacidos y que muchas veces puede ser grave, incluso a través de diversos estudios se ha comprobado que la muerte en gatos recién nacidos está sumamente relacionado con el peso que tenían.

Esto puede ocurrir debido a una mala alimentación que tuvo la madre a lo largo del periodo de gestación; los gatos que poseen bajo peso poseen un metabolismo más elevado y además sus necesidades de energías son más elevadas que la del resto.

Debido a ese factor están más vulnerables a sufrir de hipoglucemia; por lo tanto, la mayor recomendación es que todos los días peses a cada uno de los gatos y los lleves anotados en algún lugar de tu preferencia, diferéncialos entre ellos para que te sea más sencillo llevar el registro adecuado.

Para esto debes estar consiente que lo más normal es que cuando nazcan el peso debe rondar entre los noventa y los ciento diez gramos, lo cual deberá ir en aumento cada día, de quince en quince gramos aproximadamente. Cuando haya pasado dos semanas entonces ya el gato debe haber duplicado su peso de nacimiento.

Luego de esas dos primeras semanas entonces el peso que aumentará semanalmente será de unos cincuenta gramos incluso habrá algunos que alcanzará los cien gramos semanalmente; si baja unos diez gramos no te preocupes, pero si es más elevado que esa cantidad ya debes tomar precauciones.

Una tabla por semana es la siguiente:

  • Nacimiento: 90 – 110 gramos
  • 1ª semana: 140 – 200 gramos
  • 2ª semana: 180 – 300 gramos
  • 3ª semana: 250 – 380 gramos
  • 4ª semana: 260 – 440 gramos
  • 5ª semana: 280 – 530 gramos
  • 6ª semana: 320 – 600 gramos
  • 7ª semana: 350 – 700 gramos
  • 8ª semana: 400 – 800 gramos


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.